All Activity

This stream auto-updates   

  1. Earlier
  2. EL HOMBRE IDEAL Conferencia del Maestro a la Clase Oculta de Jóvenes, dada en Marzo 7, 1930 en Sofía, Izgrev Como alumnos de la Gran escuela de la Vida deben estudiar la música tal como existe en la Naturaleza. Cuando descubran la música de la naturaleza, aprenderán aquellas escalas naturales, creativas, a través de las cuales el mundo es creado. Las condiciones de todos los seres vivos cambian de acuerdo a las escalas naturales, es decir, musicalmente. Tan pronto como la escala cambia, el estado cambia también. Conociendo esto, a través de la música pueden influenciar sus pensamientos y sentimientos, elevándose. Frecuentemente la gente pierde el tono básico de su vida, y por consecuencia, producen disonancia en su estado interior. Si están nerviosos, indispuestos, irritados, comiencen a cantar suavemente – de palabra o mentalmente – hasta que cambien su estado. La música, el canto ayudan al desarrollo de los talentos del hombre. Todos los grandes hombres y genios, que han pasado por grandes sufrimientos y pruebas han sido musicales. Tuvieron unas frentes regulares, altas, bien desarrolladas. En tanto no comiencen a pensar idealmente, en tanto no lleven en sí mismos la imagen del hombre ideal, no pueden lograr nada. No busquen la imagen del hombre ideal fuera de ustedes. Él está en el interior de todos, pero tiene que manifestarse exteriormente. Si el hombre ideal no está en sí mismos, ¿cómo pueden saber lo que es bueno o no; qué es moral y qué es inmoral? ¿Cuáles son las características distintivas del hombre ideal? Intenten describir las características distintivas del hombre ideal no como le presentan los poetas, los pintores, sino como ustedes lo perciben. Si necesitan hablar de las cualidades de la vela ideal, lo harán enseguida. Sin embargo, del hombre ideal – será difícil pronunciarse. Una vela de buena calidad arde sin humo, no se derrite rápidamente, no chorrea, no se interrumpe; la llama de la vela tiene que ser clara, brillante y limpia. ¿Qué cualidades de la vela ideal también son cualidades del hombre ideal? El hombre ideal brilla como una vela. La capacidad de brillar – la causa, reside en que presta atención a todo sin fijarse en los defectos. Los defectos de la gente arrojan una sombra en su conciencia y la empañan. Los defectos en la Naturaleza no existen. Ellos están en el pensamiento del hombre. Si logra echarlos fuera de su pensamiento, el hombre será puro y luminoso. Por tanto, si desean acercarse a la imagen del hombre ideal, no guarden en su mente y conciencia los defectos de la gente. Lo menos que se fijen en los defectos de la gente, estarán más cerca de la imagen del hombre ideal. Lo más que pongan su atención a los defectos de la gente, más se alejarán de la imagen del hombre ideal. Lo más que agobien su conciencia, más se desviarán del Camino del hombre ideal. Imaginen que tienen dos cables a través de los cuales dejan fluir una corriente eléctrica. El cable de arriba es de metal, el cual es buen conductor de la electricidad por lo que se calienta mucho y brilla. El segundo cable es menos conductor de electricidad. Consecuentemente, se calienta menos y no ilumina; éste conserva el color oscuro que tenía al principio. Por tanto, la luminosidad del cable depende de su habilidad para conducir fácilmente la corriente eléctrica. El cable inferior, siendo débil electroconductivamente, permanece oscuro. Los mismo se refiere del hombre bueno y del malo. Un hombre bueno es aquel que es un buen conductor de las energías de los mundos superiores: el hombre bueno es blanco y brillante. El mal hombre es un mal conductor de las energías de los mundos superiores; es más oscuro y no brilla. En consecuencia, si alguien dice que es malo, esto significa que no es un buen conductor de las energías que vienen del espacio. ¿Qué debe hacer un hombre para manifestar lo bueno en sí mismo? Tiene que reemplazar el cable a través del cual las energías llegan – el mal conductor, y transformarlo en bueno. Cambiar el cable, significa cambiar su estado de malo en bueno. Ustedes podrán cambiar su estado hasta que encuentren un cable que suene en armonía con la escala dada por la Naturaleza. Esto significa encontrar un cable que sea un buen conductor de la Naturaleza. El cable brillante y blanco representa el principio Divino en el hombre, mientras que asignamos el cable oscuro y apagado a la naturaleza inferior del hombre. La naturaleza inferior del hombre necesita cultura, desarrollo hasta que las manifestaciones groseras – es decir, los groseros estados humanos – se vuelvan refinados. La gente contemporánea se pregunta: ¿Por qué vienen los sufrimientos? Muy simple – los sufrimientos representan el fuego por el cual el hombre se quema. ¿Hasta cuándo se quemará? – Hasta que se ilumine y se vuelva blanco. "¿Por qué tengo que sufrir?" – Para que puedas llegar a ser buen conductor. Lo más mal conductor que un hombre es, más grande es el deseo de la Naturaleza de hacerlo un buen conductor. Tan pronto como ella libere una corriente hacia el hombre, él empezará a brillar. El hombre sufre principalmente por dos razones: cuando no quiere ceder el paso a las fuerzas de la Naturaleza para que se manifiesten, y cuando la Naturaleza no le da lo que él desea. Ella le pone aquello que desea cerca de su boca, y tan pronto abre la boca para recibirlo, ella inmediatamente lo retira. El deseo de la Naturaleza no es hacer sufrir al hombre, sino hacerlo feliz. Él no puede ser feliz si no se vuelve un conductor de las energías de la Naturaleza. ¿Qué es la felicidad? Desde un punto de vista científico, la felicidad no es otra cosa que la elevación de la conciencia a nivel más elevado, a través del cual, el hombre sale de las viejas tradiciones e ideas de la Vida. No sólo la gente vive de acuerdo con sus tradiciones, sino los animales también. Por ejemplo: el lobo, tradicionalmente mata ovejas; la oveja tradicionalmente come pasto. Desde un punto de vista científico, pacer no es otra cosa que cortar pasto. La oveja corta el pasto y lo acumula en un lugar. Un día, cuando la oveja se convierte en hombre, ¿cómo manifestará su vieja tradición? El hombre no come pasto, pero de vez en vez, se inclina, toma un poco de pasto y continúa su camino. Este es un remanente de la tradición de la oveja. Algunas veces el hombre recoge flores y las huele. Este es un remanente del deseo de las aves de limpiar su pico en las flores. Para limpiar su pico, ellas recogen flores. A través de observarse y analizarse, el hombre puede comprender de dónde se originan algunas de sus acciones y tradiciones. El hombre tiene deseos a través de los cuales se manifiestan las tradiciones. Algunos de estos deseos el hombre los supera durante años. Algunos de los sufrimientos son naturales, otros – innaturales. Especialmente hoy día, algunas de las tradiciones naturales se han transformado en innaturales e inútiles. Tomará largo tiempo antes de que el lobo pierda el deseo de matar ovejas. Por tanto, recuerden: El hombre puede ser feliz, cuando en todos los casos en su vida ha sido un buen conductor. Si se da un caso en su vida, en que no ha sido un buen conductor, su felicidad desaparece. Para que preserve su felicidad, ante todo el hombre necesita saber cómo educar su cuerpo tanto como sus pensamientos y sentimientos. Esta es la tarea de la nueva educación. ¿Qué nuevos métodos ofrecen la sicología y la ética para la educación del hombre? Uno de los métodos de la nueva ética de la educación es la aplicación de la Pureza en un amplio sentido: la limpieza del cuerpo, de la mente y del corazón. El hombre necesita mantener la pureza de su cuerpo con el lavado frecuente, la transpiración, el cambio de ropa, el peinado de su pelo, etc. Después de aplicar la pureza en el cuerpo, el hombre comienza a pensar en la pureza de las emociones y pensamientos. Los sentimientos puros son aquellos que carecen de egoísmo alguno. Los sentimientos puros excluyen cualquier clase de interés propio. La nobleza en los sentimientos del hombre implica la presencia de oro orgánico en la sangre. El oro sostiene la condición de salud en el organismo. El menos oro hallado en la sangre del hombre, más está expuesto éste a los sufrimientos y las enfermedades. El oro es un buen conductor del calor y la electricidad. Por tanto, el oro orgánico en la sangre del hombre es un conductor de las energías de la Naturaleza. Conociendo el poder y el valor del oro, la gente lo desea, quieren ser ricos. Cada persona quiere portar un objeto de oro como adorno. Si uno no puede llevar una joya de oro, sería bueno para él llevar una moneda de oro en su bolsillo. El amor del hombre por el oro es una aspiración natural empotrada en él como un impulso interno por la nobleza. No hay en el mundo un solo hombre que no ame al oro. Así que, el oro es un elemento necesario en la educación del hombre. Sin embargo, esto no significa que uno deba gastar toda su vida adquiriendo oro. Una vez que ha adquirido la cantidad necesaria de oro, el hombre comienza a buscar otros elementos. El organismo humano necesita diferentes elementos y no sólo oro. Si el organismo adquiere sólo un elemento, el hombre llega a una uniformidad que mata. En general, uno tiene que guardarse de la uniformidad de la Vida. Cuando llega a la uniformidad, incluso el rico dará su riqueza. Cuando uno come de más, incluso la comida más agradable generará en él un estado penoso, como consecuencia, su estómago se negará a aceptar esta comida. El hombre necesita una comida variada. En el futuro, en su propia educación, el hombre tomará en consideración cuáles elementos introducir en su organismo. Él debe saber qué relación cuantitativa guardan entre sí estos elementos, para no tomar ninguno de ellos en mayor cantidad de la necesaria. Cuando se refiera al oro, sabrán que cada individuo debe tener a su disposición unos cuantos gramos de oro exterior e interior como una reserva inviolable. Quien quiera ser moralmente puro, debe tener una cierta cantidad de plata en sí mismo; la plata purifica al hombre, sin plata, el hombre no puede ser puro. El oro es portador de energías vitales en la Naturaleza, mientras que la plata purifica al hombre de sustancias inútiles en su organismo. El hierro fortalece al organismo. Los médicos prescriben a los anémicos gotas de hierro y papeletas. Sin embargo, si introduce en su organismo más hierro del necesario, el hombre empieza a volverse grosero. Cada elemento sirve a su propósito para el organismo humano si se usa en cierta cantidad. Si es introducido en una cantidad mayor que la precisada, causará daño. Cuando en el organismo humano aparece un excedente de ciertos elementos, de inmediato vienen los parásitos, los microbios, quienes se alimentan de este excedente. Así como los microbios y parásitos se alimentan de los excesos en el cuerpo físico del hombre, de igual manera, algunos pensamientos y sentimientos atacan la mente y el corazón del hombre, como los parásitos, y provocan cierto secamiento. Por tanto, algunos pensamientos y sentimientos secan al hombre, mientras que otros causan obesidad. Consecuentemente, para estar sano y desarrollarse normalmente, el hombre debe obtener un equilibrio interior entre las fuerzas de la materia de la cual está hecho su cuerpo, lo mismo que entre sus pensamientos y sentimientos. La música es uno de los medios para mantener este equilibrio. Aquél que sabe las leyes de la música natural puede detener la actividad destructiva de los parásitos en su organismo y mejorar su estado. Tan pronto como comience a cantar, dejarán de hacerle daño. Orfeo – éste maravilloso cantante, con su flauta dominó a las más fieras bestias. Fue pastor pero en el lugar donde pastaban sus ovejas había lobos, osos, tigres; él constantemente tocaba su flauta y cantaba para domarlas. Debido a que predicaba la enseñanza de Paz y Amor, no quería matar animales, sino tocaba y cantaba durante días enteros. Bajo la influencia de su canción, todos los animales comenzaban a jugar y se olvidaban de hacer daño, de atacar a sus ovejas. Si Orfeo con su canción consiguió domar bestias salvajes, ¿no podrán ustedes también, a través de la música y el canto, sobrellevar las dificultades y condiciones no favorables en sus Vidas? Podrán decir que es fácil hablar pero difícil de aplicar. Es fácil tocar, pero uno debe tocar de tal manera que se domen las bestias en sí mismo. Sin hacer esfuerzos, ustedes dicen que no pueden cantar y tocar, y de esta manera se ponen a sí mismos una barrera. Todos pueden cantar. Si la rana, que no es cantante, comienza a cantar cuando una serpiente agarra su patita, ¿cuánto más cantantes y músicos pueden llegar a ser ustedes? Si alguien es sentenciado a muerte, y para ser perdonado, debe cantar o hacer el bien, ¿no aprenderá a cantar y a hacer el bien? Ante la idea de ser perdonado, llegará a ser cantante, asimismo hará el bien. La Naturaleza impone grandes castigos sobre el hombre, pero muy poco se requiere de él para evitar el castigo. Mucha gente piensa que para que sus pecados le sean perdonados, necesitan hacer mucho bien o llegar a ser prominentes cantantes y músicos. Esto es en el mundo humano, pero en el mundo Divino no se requiere mucho del hombre. Es suficiente que él se encuentre con una de las escalas de la Naturaleza para comenzar a cantar. El verdadero canto implica pensar. Cuando un hombre piensa correctamente, puede cantar. Por tanto, una vez levantados por la mañana, comiencen a cantar – mentalmente o en voz alta – pero sin vacilación o duda en sí mismos. No digan que no pueden cantar. A través del canto, ustedes entran en el fundamento de la Vida. La Vida, en sí misma, es música y armonía. El hombre ha sido enviado del Cielo con música y canto, por tanto, la música no es ajena a su alma. Él está inmerso en música, y en su base, puede cantar y tocar. Él debe dar un paso atrás, regresar a su estado primordial de música y canto, de armonía y melodía, y de ahí, marchar hacia delante. Conociendo esto, tengan en mente la idea de que la Vida es música y canto. Todo en la Vida es bueno y armonioso. El Amor de Dios trae la Vida plena. * * * Centre OMRAAM Institut Solve et Coagula Reus www.omraam.es Equipo de traducción al español: Zornitza Gáneva - Bulgaria José de Jesús Saavedra Aceves - México Todos los participantes en los equipos de traducción trabajan voluntaria y gratuitamente. Agradeceremos cualquier tipo de ayuda, especialmente en la edición, publicación y distribución de las traducciones.
  3. LA PUREZA ABSOLUTA Conferencia por el Maestro de la Clase Oculta General dada el 21 de Agosto de 1929 en el Quinto lago del Rila La palabra pureza es entendida por toda la gente. Ella tiene un significado exterior y uno interior. Decimos "pureza exterior e interna". La limpieza exterior todos la entienden y perciben. Cuando hablamos de limpieza exterior de la casa, entendemos que la casa está enjalbegada en el exterior y en el interior, los pisos de las habitaciones – barridas y trapeadas, el polvo removido en todas partes. Cuando hablamos de limpieza exterior de alguna ropa, entendemos que la ropa, si es blanca, está bien lavada; si la ropa es negra, no tiene ninguna mancha en ella. Cuando hablamos de la pureza de la mantequilla, entendemos que está fresca, sin grumos y sin ningún olor. Por eso, toda cosa es pura, en tanto no esté añadida o mezclada con algunos elementos extraños. Esto demuestra que en la Naturaleza existen ciertos elementos, que producen impureza. ¿Qué es la impureza? – La impureza es el contraste de la pureza. Mientras uno vive, mientras está sano, se distingue por su pureza. Cuando el elemento de impureza comienza a entrar en la Vida, la muerte inmediatamente da un paso hacia delante. Cuanta más impureza se acumula, más profundamente la muerte penetra en la Vida. La muerte y la impureza están positivamente relacionadas. Por tanto, la impureza está relacionada con la muerte. Toda vez que esto es reconocido, la primera regla de la Vida es que uno purifique su pensamiento. Si purifica su pensamiento, obtendrá una clara y pura imagen de Dios. Dios no es una forma fuera de nosotros. Él es la fuente de la Vida. ¿Qué mejor tenemos, que la Vida? Cada deseo, cada alegría en nosotros es generada por este sentimiento interior de que existimos, de que vivimos. Cuando te levantas por la mañana, revitalizado y saludable, ves la salida del Sol, te alegras, porque tienes una pequeña idea de cierto trabajo diario. Esto es resultado de las primeros brotes del Árbol de la Vida. Alguien dice: "La Vida es dura: desde temprano por la mañana tenemos que pensar acerca de la comida, en qué comeremos, en cuánto ganaremos, etc." Digo: La cuestión de la comida es un elemento de lo físico, de la vida material. La comida física no es un elemento necesario para la vida espiritual de uno. Ser uno espiritual, no supone que debe comer mucho, ni que la comida cocinada deba ser muy sabrosa. Los condimentos que se añaden a la comida, son elementos ajenos. Si todos los seres Iluminados fueran a reunirse en un lugar, ¿qué comida les darían? – Una diferente. ¿Por qué? – Porque cada ser recibe el tipo de comida, que es necesaria para su desarrollo. Sin embargo, en todos los seres, en todos los organismos de la Tierra hay algo en común en la nutrición. Por ejemplo, cuando consideramos el agua, todos los seres vivos, sin diferencia, la usan. En un principio, los seres vivos recibieron su alimento del aire, después de eso – del agua, y finalmente – de la materia sólida. Así fue con el hombre también. Alguna vez, el hombre también se alimentó con luz. El hombre contemporáneo ha olvidado el arte de alimentarse con la luz; sólo sus ojos han conservado esa ciencia hasta hoy día. Si los ojos de una persona no se alimentan de luz durante largo tiempo, se atrofiarán. Consecuentemente, la primera tarea de uno, es formularse una clara imagen de Dios. Si se habla de Él, deben incluir en Su conciencia todos los seres – desde los más pequeños hasta los más grandes, quienes Él cuida por igual. No hay otro ser como Dios que sea mejor, más elevado, más magnánimo, más servicial, del Cuál fluya la Vida. La Vida del universo entero está oculta en Dios. Él no tiene igual a Sí mismo. El más pecador y el más ignorante cuando piensan en Dios, en alguna parte profunda sienten un estremecimiento interior. Si uno no comprende la esencia de este estremecimiento, pasará por y se irá de la Vida, sin entender qué es el Gran Inicio. Dirá: "Algo se movió dentro de mí, como si hubiera visto un oso". Sí, es agradable que uno vea un oso, pero debido a que el estremecimiento es fuerte, él se asusta y pierde el habla. Incluso el héroe más valiente es a menudo atemorizado por la mirada de una bella joven. Este héroe dice: "Vi una bella joven y saltó mi corazón". ¿Por qué saltó su corazón? – por la única razón, de que este héroe, no puede llevar el bien que le fue dado. Cada bien contiene dentro de sí un peligro. Muchos dicen: "¿Qué cosa es, temor?" – El temor muestra el límite, el lugar, donde el hombre se ha separado de Dios. Sin embargo, si uno llega al pensamiento correcto, puro, el temor se transforma en una fuerza racional. Aquel que piensa sabiamente no teme nada. Por esto, hasta que no se hayan formulado una clara noción de Dios, no podrán ennoblecerse, no podrán obtener verdadero conocimiento. Si no adquieren esta definida idea, todo lo que adquieran poco después lo perderán. Por ejemplo, pueden progresar durante cierto tiempo: llegar a ser eruditos, aprenderán artes, obtendrán riquezas, adquirirán fuerza, etc. Una vez que comiencen a envejecer, ustedes perderán gradualmente alguna de sus adquisiciones: hoy perderán sus conocimientos, mañana – sus artes, al tercer día – sus riquezas, al cuarto día – sus fuerzas. Al fin y al cabo se encontrarán en la misma situación de una persona, que ha perdido todas sus elevadas ideas, sin alguna inspiración para trabajar y dirán: "Me quedó sólo una idea". ¿Cuál es esta idea? – "Que fui una persona rica y ahora estoy completamente pobre". ¿Qué simboliza una persona con una idea semejante? Ahora, alguien dirá: "Si uno lo va a perder todo, entonces no debe pensar, sentir, actuar". Digo: si los pensamientos y sentimientos de la persona son incorrectos, estos crean preocupaciones, ansiedades, por los cuales uno envejece prematuramente. Nosotros hablamos de pensamientos sobrios, de sentimientos puros y nobles, que conectan al hombre a Dios e inspiran y dan alas a su actividad. Por ejemplo, los pensamientos son aprensivos, cuando estamos ansiosos por cómo pasaremos nuestra vida, si estaremos sanos, si tendremos suficientes recursos, etc. Pregunto: cuando el hijo del rey entra a la escuela, ¿tiene que pensar en quién lo mantendrá, cuánto dinero le enviará, quién le servirá, etc.? – Él no debe pensar en estas cuestiones. Una vez que se le ha enviado a la escuela, sólo se espera de él que estudie, su padre se preocupará del resto. Si el hijo es perezoso y no estudia, sufrirá las consecuencias de su pereza: graves desgracias caerán sobre su cabeza. Digo: ustedes son estos hijos del rey, enviados a la Tierra a estudiar. Den gracias a Dios por todo lo que tienen: luz, aire, agua y pan. ¿Qué más necesitan? – ¡Estudiar! Un día, a su regreso de este larga excursión en la Tierra, su Padre les preguntará: "¿Qué han aprendido hasta ahora?" Esto es lo que sus amistades les preguntarán también, una vez que se enteren que ustedes fueron a los Siete lagos del monte Rila. Les dirán que ustedes fueron el monte Damga, Jaramiata; les dirán que vieron los Siete lagos. Sin embargo, esto no es todo lo que ustedes pudieron haber visto y aprendido. Todos estos picos, todos estos lagos son símbolos. Es importante lo que leyeron del libro de la Naturaleza. ¿Cuántas páginas aprendieron y qué comprendieron de ellas? ¿Hay mucha diferencia si suben a un alto pico? ¿Para qué lo escalaron? – Para ver desde lejos quién pasa o qué lleva. ¿Es éste el sentido de ascender altos picos? Dirán que al monte Jaramiata los bandoleros subían para esperar ricos viajeros, a quienes ellos robaban. Las excursiones tienen un profundo sentido, y particularmente – ¡el ascenso de altos picos! Por lo tanto, cuando se habla de robar a la gente rica, tienen que saber lo que ellos simbolizan. Las personas ricas simbolizan las ideas ricas en el mundo. El bien, es el rico a quien tenemos que robar. El mal es un hombre pobre, que tenemos que dejar pasar y seguir. ¿Qué habremos de tomar del pobre? Las Escrituras dicen: "¡No te resistas al mal!" ¿Por qué? – Porque el mal es un hombre pobre por el que tendrás que pagar. Esta oración de las Escrituras es una importante fórmula económica. Por tanto, al mal, a la persona pobre, cédele el paso. Si no actúas de esta manera, si estorbas su paso en el camino, te mendigará dinero, ropa, zapatos y tú tendrás que darle todo lo que te pida. El mal es una persona pobre que cuenta con la compasión de otra gente. Aquél que entra en la escuela Divina a estudiar tiene que librarse de mendigar. Digo: si quieren comprender a Dios, deben ser puros. Está dicho: "Sólo aquellos con un corazón puro verán a Dios." Los sufrimientos, las dificultades, las desdichas llegarán. Ustedes están en el mar, y en él se levantan grandes tormentas. Estas tormentas afectarán al barco también; lo mecerán ora a un lado, ora al otro, pero deben reinar dentro la armonía interna, la paz interna. Si las olas marítimas entran al barco, incluso a través de la más pequeña rendija, éste ya está sometido a la destrucción y muerte. De igual manera entran los pensamientos negativos, impuros, de los que se deben guardar. ¿Qué hay de ustedes, no contaminan cuando viajan a través de la Naturaleza? ¡Cuántos sirvientes tienen que trabajar, después de su partida, hasta quitar sus suciedades! Alguna gente se considera puros, santos, pero dejan atrás sus suciedades: comen aquí y allá, dejan basuras por doquier. Hasta que se lleven sus suciedades consigo, todavía no son gente santa, ni pura. Si conservan la limpieza en el mundo físico, serán puros en el mundo mental y espiritual. Alguno me dirá que cree en Dios, que tiene un elevado ideal, mientras que no observa incluso la limpieza más elemental en el mundo físico. No, de todos se necesita la Pureza en todo aspecto: limpieza física, pureza mental y espiritual. Dicen: "Todo depende de nosotros". Depende de ustedes observar la Pureza Absoluta en toda su vida. La Vida, por sí misma, depende de Dios. Si quieren estar sanos y felices, dejen que cada sentimiento, cada pensamiento y cada acto suyo se impregnen con la idea de la Pureza. Sólo de esta manera ustedes tendrán la bendición de Dios. Ahora, todo lo que Dios les manda, lo estropean, pero con esto se exponen a la muerte indudable. Es tiempo de que el hombre renuncie a su mezquino orgullo. ¿Qué si alguien dijo algo malo de ustedes o los difamó? No se interesen en cosas negativas, ¡no las pasen a su mente! Deja que toda la gente no te respete, trabaja, prueba que eres una persona con dignidad, con respeto. Trabaja incesantemente durante diez años para desarrollar fuerza y resistencia en ti mismo, de modo que muestres a la gente que eres un hombre. Entra a un pueblo, levanta una gran piedra, de una tonelada de peso completo, asombrarás a todos los aldeanos. Cuando vean que muestras tanta fuerza, ellos mismos dirán: "¡No se metan en líos con esta persona! No debe uno hacer bromas con él. ¡Es un hombre fuerte!" Y si tú entras a un pueblo y no puedes levantar el más pequeño guijarro, tu mismo necesitas de favores elementales y encima de ello querrás que la gente te respete. Después de todo esto, dirás que conversas con Dios. Aquél que conversa con Dios, es un hombre fuerte, puede mover montañas de un lugar a otro. Si no puedes mover montañas no te engañes. Cada uno de los demás puede haber hablado contigo, pero Dios no. Cuando Dios habló a Moisés, él levantó su vara, golpeó la roca y de allí brotó el agua. Dios habló a Moisés y el maná descendió del Cielo. Dios habló a Moisés y él guió al pueblo judío cuarenta años enteros a través del desierto. Así pues, el hombre no puede darse de comer a sí mismo y dice que Dios conversa con él. Pregunto: "¿Cómo reconocerán cuándo Dios hable? ¿Van a aprenderlo de los libros? – No. Cada persona tiene una experiencia interior, específica, a través de la cual llega a reconocer la voz de Dios en sí mismo. Hay muchas maneras por los que se puede comprender a la Naturaleza, pero uno es el Camino por el que se puede entrar al mundo de la Verdad. La Verdad es el mundo más puro, en el que el Amor se manifiesta. La Verdad es la imagen más pura de Amor. ¿Qué es el Amor? – El más puro contenido de esta imagen. ¡La Verdad es la más elevada manifestación de Amor! La mayor Libertad se consigue a través de la Verdad. La mayor Luz se adquiere a través del Amor. En sentido oculto el Amor se sustituye por la Justicia. Si desean Calor, busquen la Justicia. Cuando la Justicia llega al mundo, ella eleva la temperatura. La Justicia es el más fuerte calor de Amor, y el Amor es la esencia de la Vida. Cuando se trata de la Vida, sepan que no hay nada más elevado que la Vida. Por tanto, el Amor, la Sabiduría, la Verdad, la Justicia son esferas, mundos, a través de los cuales la Vida se manifiesta. Por ahora, con la palabra Vida, se entiende la conciencia humana, en la que está oculto un constante, incesante anhelo de logros. Cuando decimos que vivimos, damos a entender una constante anhelo por algo que queremos lograr. Cuando nace un niño, instantáneamente la conciencia se despierta en él y comienza a desear, a querer algo del mundo objetivo. Cuando llegamos al mundo emocional, ahí también buscamos cierto objetivo. Cuando llegamos al mundo mental, queremos estudiar; ahí también buscamos un objetivo. En el mundo Espiritual y en el mundo Divino también existe vida. Por tanto, la Vida también se manifiesta en todas las esferas, en todos los mundos, pero en diferentes formas. Una cosa es importante: en cualquier forma que la Vida se manifieste, no puede funcionar sin la Pureza. Pregunto: ¿cómo puede conservarse esta Pureza? – A través del servicio a Dios. Cuando se hable de servicio, entendamos que uno puede servir sólo a Dios, sólo al Amor. Decimos: "Dios es Amor". Por tanto, se puede servir sólo al Amor. En lo que se refiere a la Vida, nosotros decimos: "Podemos incluso llegar a ser esclavos sólo para obtener Vida." Por tanto, tres cosas son importantes en la vida del hombre: servirás a Dios, te respetarás a ti mismo, amarás a tu prójimo. Amar a tu prójimo, significa descargarte del peso innecesario que llevas en tu espalda. Respetarte a ti mismo, significa comprender el significado de la Vida. Se respeta sólo a una persona bella, sabia, buena. Esto, uno lo ve primero en sí mismo, y luego en los demás. Si ven lo bueno, la inteligencia, la sabiduría en sí mismos, las verán en otra gente también. Esto significa: lo que ven en ustedes se refleja en los demás también. Tú respetas a la gente por la conciencia que tienes en ti mismo; amas a la gente por lo bello, lo alto, lo noble que ves en ti mismo. Si lo ves en ellos también ya los amas. ¿Por qué el padre ama a su hijo? – Por el respeto que tiene por sí mismo. Este respeto se transforma en amor por el hijo. ¿Qué es amor? – Verse a sí mismo en otros. ¿Qué es respeto? – Tener conciencia de su dignidad humana. ¿Qué es servir a Dios? – Tener conciencia de que todo viene de Dios y que Él no tiene igual. Si dices en tu interior que para Dios todo es posible, estarás preparado para todo. Puedes servir a Dios sólo con ideas. La palabra servicio, da a entender que todo lo que hagas en nombre de Dios es posible. Entonces alguien te preguntará: — ¿Puedes llevar en hombros la Tierra? — La llevo ahora mismo. — Entonces, ¿qué hay del sistema solar? — Lo llevo desde hace mucho tiempo. — Bien, ¿puedes llevar al universo? — Soy el señor del universo. Ahora, cualquiera con ideas mezquinas, dirá: "¡Qué raro!" ¿Cómo puede la gente atreverse a decir que llevan a la Tierra y al sistema Solar en hombros o que son los señores del universo? ¿Es posible esto? – Decir que eres señor del universo significa que has viajado a través de él de un extremo al otro. Para un hombre sabio la distancia entre su cabeza y sus pies representa al universo entero. Por tanto, cuando dice que es señor del universo entero, esto sugiere, que conoce su cuerpo de la cabeza a los pies. Así lleva al universo en sí mismo. El tiempo necesario para que extienda sus manos de la cabeza a sus pies, equivale al tiempo que necesitará para viajar por el universo de punta a punta. Es suficiente con que sólo mueva su mano y habrá cruzado instantáneamente el universo de un extremo a otro. Las cosas están distantes sólo cuando están alejadas del organismo común. Cuando están todas juntas en el organismo, están cerca. La palabra cercanía, significa la organización de todos los seres Iluminados en un todo. La desorganización es separación. Cuando dicen que alguien los ha insultado o hecho daño con algo, entonces también éste ser, que los ha insultado, está fuera del organismo común, mientras que ustedes están dentro, o que ambos están fuera de este organismo. Cuando ambos están en el organismo común, entre ustedes no puede existir discordia alguna. ¿Puede haber discordia alguna entre los dedos de las manos? ¿Importa si algunos dedos están en la izquierda u otros están en la mano derecha? Si algunos dedos están en la izquierda u otros en la mano derecha es indistinto; ellos pueden ayudarse uno al otro. Digo: mucha de la gente contemporánea ha alcanzado una cierta esfera en la Vida y ahí se ha detenido. Ellos tienen que dar un paso hacia delante, para entrar en la esfera de lo Nuevo, que ahora está llegando al mundo. Si caminan por el sendero viejo, lo mismo que antes les espera: morirán, los sacerdotes realizarán el servicio funerario, los discursos se darán sobre su tumba, diciendo que se graduó en tres universidades, que tenía grandes méritos en su patria. – Sí, éste hombre tiene méritos en su patria pero ante Dios, no. Que de veras no tiene méritos ante Dios nosotros lo vemos porque murió. Está escrito en las Escrituras: "Esta es vida eterna, para que yo Te conozca, único, verdadero Dios." A esta versículo yo le añado: esta es una Vida eterna, para conocer a Dios y a servirLe. Hay cierto peligro si la gente en su servicio se va a otro extremo, aburrirse y abandonar su trabajo. Es verdad que hay muchas razones, que pueden conducirles a tal situación. Sin embargo, si la gente tiene una correcta comprensión de la Vida, nada puede sacarlos de su camino; nada puede alterar su equilibrio. Tomaré un ejemplo de la vida del campo (porque está más cerca de la Naturaleza) y les explicaré por qué algunas veces la gente sale de los rieles de su vida. Un jovial campesino, muy trabajador, se levanta temprano cada mañana, antes del amanecer el Sol, para ponerle el yugo a sus bueyes e ir al campo a arar. Se ve que su carro está bien preparado, sus bueyes están arreglados, cepillados cuidadosamente. Él mismo – alegre, sonriente, canta para sí mismo algo en silencio, está aspirando a la Vida. Durante todo el día, hasta tarde al anochecer, trabaja y no se cansa, está contento. Vuelve a casa todavía alegre y sonriente, quita el yugo a los bueyes, les da comida, guarda su carro y espera con alegría el nuevo día para continuar de nuevo su trabajo. Así, los días pasan uno tras otro, sin advertencia siguen, hasta que un día él se encuentra con una bella chica y es cautivado por ella. Ya no quiere trabajar: sale tarde por la mañana y regresa temprano al anochecer. Abandona su carro, sus bueyes – no están arreglados, no se oye el canto, tampoco se ve la sonrisa en su rostro. Vaga aturdido de aquí para allá, dice: "Sufro bastante, ya no tengo ganas de trabajar. ¿Por qué me tocó este destino, esclavizando toda mi vida? Hasta ahora he trabajado, pero de ahora en adelante quiero gozar la vida." Se viste bien, se pone su calpác[1], enrolla un fajo nuevo alrededor de su cintura, coloca una flor en su saco y va al pueblo: pasea al azar por las calles, hasta que se detiene enfrente del jardín de la bella chica e igual que un soldado patrulla de un extremo a otro. Entonces, se detiene por un momento frente al jardín, quiere ver aquélla delincuente que está escondida en algún lugar entre los árboles. Su paciencia se agota, entra en el jardín, pero el jardinero está encerrado, él no está allí. Está sentado en el interior, sonriendo y observando lo que el joven está haciendo. ¿A quién semeja este delincuente? ¿Cuáles son sus grilletes? – El joven está interesado, quiere conocerlo todo. Es debido a él que el joven dejó su campo y sus bueyes. Este delincuente – la joven – está sentada en el interior, adornada con una coronilla en su cabeza y sonriendo. Actualmente, en el joven surge la idea de quitarle la flor a la chica. ¿Por qué quiere quitarle la flor? – Él quiere robarla, diciendo: "He trabajado hasta ahora, he arado el campo, pero nada ocurre por arar". Y así comienza él: hoy le quita una flor a la chica, mañana – otra y cuando le ha quitado 10 flores, también se lleva a la chica. Esta es la primera magia con que comienza el joven. Sabe que cuando la chica se adorna con una flor, ella infunde algo de ella misma en esta. Hoy, toma algo de ella, mañana toma algo, hasta que la chica va con él para que le devuelva sus flores, y se queda con él. Estas son las relaciones que existen en todas las manifestaciones de la Vida. Estos son los símbolos que nosotros traducimos al idioma humano. El joven se casa con la bella chica, pero ¿cuánto tiempo pueden ser felices con sus actuales conceptos de la Vida? Un año o dos pueden ser felices, pero después su felicidad desaparece. ¿Por qué? – Porque ni el joven ni la chica tienen Vida Eterna en ellos mismos. Mientras la mujer tenga algo de Divina en sí misma, su esposo puede amarla. Mientras el esposo tenga algo de Divino en sí mismo, su esposa puede amarlo. Una vez que pierdan lo Divino en ellos mismos, su amor uno por el otro desaparece. Dicho en otras palabras, mientras una persona sea pura, puede ser amada. Si un elemento de impureza entra en él, el amor hacia él gradualmente disminuye, hasta desaparecer por completo. Por tanto, la pérdida del amor llega como natural consecuencia de la impureza de Vida. Cuando la gente no les ama, sepan que la razón de esto son ustedes mismos. ¿A quién no le gusta bañarse en un manantial limpio? Sin embargo, si tú eres un charco o un pantano, ¿quién entrará a bañarse en ti? Cada uno quiere lavar en un manantial limpio su rostro, sus manos y sus pies, pero en un pantano – nadie quiere. Ahora, una vez que se comprende el significado de la Pureza en su más amplio sentido, ella debe ser colocada como fundamento de la vida física. ¿Por qué? – Porque la salud de una persona depende de su pureza interior y exterior. ¡Pureza de ideas es lo que se necesita de una persona! A este respecto, cuando decimos que una persona no debe ocuparse con los defectos de los demás, criticándolos, entendemos que no debe contaminar la Pureza de su vida y exponerse a la muerte. Ocuparse con los defectos de la gente es una contaminación, que destruye el organismo. ¿Qué ganarán con eso? – No sólo nada ganarán, sino que perderán todo lo que es bueno en ustedes. Por esto ¿por qué tienen que ocuparse con los pecados ajenos? Un proverbio Turco dice: "¡Deja al briago, no lo apoyes, déjalo caer y aprender!" El Búlgaro se embriaga más fácil que el turco. El turco en general es más sobrio. Cuando se embriaga, camina, cae, se levanta y se dice a sí mismo: "¡Vamos, sigue adelante Hassan! ¿Por qué bebiste tanto, qué tus piernas no te apoyan?" Se cae de nuevo – "¡Camina Hassan! ¿Por qué bebes tanto?" Así es como se habla a sí mismo y camina a casa. Cuando entra en su hogar, comienza a disculparse con su esposa por estar ebrio, porque de acuerdo a las leyes de Mahoma, no se le permite a uno embriagarse. El búlgaro, sin embargo, cuando se embriaga, primero que nada demostrará su arte de pelear. Algunas veces su esposa es fuerte también; cuando ella ve que su esposo es briago y se lanza para golpearla, ella le empuja y él cae al piso. Él se levanta y de nuevo se lanza hacia ella para golpearla. Después que ella le ha arrojado tres o cuatro veces al piso, él dice: "¿Qué quieres decir con esto?" – "Que has bebido demasiado." – "Pues, una persona tiene que gozar la vida un poco." Él cree que el vino es dado por Dios y que uno debe beber tanto como le plazca. Cuando se embriaga el turco considera que ha cometido pecado. Temprano por la mañana va a confesarse con el Imán. Digo: la embriaguez es impureza. La glotonería es impureza. La mal habladuría es impureza. La envidia y un número de otros vicios son impureza. Por tanto, desde un punto de vista puramente higiénico, la impureza tiene que ser arrojada afuera, si queremos ser libres. Si queremos llegar a ser eruditos, en el amplio sentido de la palabra, tenemos que ser puros. En sus experimentos el científico filtra las cosas hasta que los purifica por completo. Cuando hablemos de Pureza esta se refiere a las personas, que son asiduas en su trabajo sobre sí mismas. Se refiere a los que tienen una fuerte anhelo por la Pureza. El resto no entenderán lo que se les dijo y dirán: "Este trabajo es muy duro". Quienes siguen el camino correcto son requeridos para dar sólo un paso adelante y entrar al terreno de la Pureza. Después, se puede hablar a esa gente de cuestiones ideales. Mientras que una persona viva en la impureza, uno no puede hablarles de cosas ideales, porque ellas perderían su pureza. Hay ciertas esferas, en que la Pureza Absoluta reina. De ellas no se puede hablar, ni puede entrar el pie del humano. Si uno entra ahí, contaminaría y perturbaría todo. Ahí no está permitido absolutamente ningún desarreglo, absolutamente ninguna dislocación de las cosas. Ahí no tienen el derecho de mover un sólo guijarro. Cuando van a una de las fuentes sagradas de Vida Eterna, sumergen una taza en el agua y la beberán hasta el fondo. Ahí no está permitido derramar ni una sola gota de agua. ¿Qué hacen cuando van a los manantiales del mundo físico? – Se sirven toda una taza de agua, beben dos o tres tragos de ella, y el resto lo tiran. En el mundo Divino esto es absolutamente inadmisible. Cuando se le habla a la gente contemporánea de cosas sagradas, puras, se ríen. Ellos no tienen conciencia de lo importante que son las cosas sagradas. Una persona contemporánea, se hace serio, sólo en las más duras, en las más difíciles situaciones en su vida. Entonces comienza a pensar en Dios, en el otro mundo, y comienza a creer que hay algo más, que él no entiende. Cuando le cuelgan la soga, el sacerdote viene a leerle una oración, entonces se vuelve muy seria: mira, preguntándose si no vendrá ayuda de algún lado. Y si en este momento la dejan libre, siente enorme gratitud porque su vida le fue regalada. Entonces entiende qué cosa es la Vida. La cuerda con que la gente está colgada simboliza los malos pensamientos. Los enemigos, las enemistades de la gente son los causantes de que les pongan la soga. Les dan mal consejo hoy, mañana – otro, hasta que ustedes están colgados de la cuerda. Sean cuidadosos de no colgar de la cuerda como un santo, que fue engañado por el diablo. El santo vivía en el desierto, donde pasaba en ayuno y oración y en profunda contemplación. El diablo decidió tentarlo y decidió hacerlo rey. Él intentó un truco y otro, hasta que finalmente tuvo éxito en lograr su propósito. El santo realmente llegó a ser rey, pero, al poco tiempo llegó a la situación de ahorcarle. El diablo le dijo: "Confía en mi, yo te liberaré". Cuando colocaron la cuerda alrededor del cuello del santo, el diablo apareció de nuevo y le dijo: "Mira a lontananza verás allí una visión." El santo miró hacia el lugar, señalado por el diablo. — ¿Ves algo? — Veo un asno. — ¿No ves algo más? — Veo otro asno. — ¿No ves algo más también? — Veo un tercer asno. — ¿Cargan algo sobre sus lomos? — Sí, están cargados con sandalias. — Estas son las sandalias, que he roto hasta tener éxito en colocarte la cuerda. A quienquiera que siga los consejos del diablo, le espera la cuerda. Le pondrán la cuerda y luego le bajarán de allí. En la vida se observa un pequeño rastro de relaciones mentirosas. Estas son relaciones de la Impureza. Para evitar este tipo de vida, uno necesita ser exacto: cualquier cosa buena que piense, cualquier cosa que prometa debe cumplirla. En la Vida Divina, donde reina la Pureza Absoluta, no existe el olvido. Ahí todo sucede exactamente a tiempo. La precisión es una cualidad de la Vida pura. El que no vive en la Pureza él oscurece el horizonte de su Cielo, del modo que las nubes oscurecen al Sol. Por eso a menudo escuchan a cierta gente diciendo: "Estoy un poco triste". – Sí, tu Cielo está nublado. Si quieres tu Cielo que se aclare, tienes que aprender a servir a Dios, a respetarte a ti mismo y a amar a tu prójimo. Las mismas fórmulas aplicarás con respecto a ti mismo de la siguiente manera: servirás a tu espíritu, el cual te guía; respetarás tu alma, la cual contiene todo lo valioso en si misma; amarás tu cuerpo y a todas las criaturas, las cuales te sirven, por causa de la Gran Idea que vive en ti. Si se tratan a si mismos así, tendrán una clara imagen de Dios y entonces todo será posible para ustedes. Si no sirven a Dios, todo a su alrededor estará muerto. Si conocen a Dios, si tienen una clara imagen de Él, serán capaces de mover en la Naturaleza todas las rocas y éstas se volverán ligeras como plumas. De hecho, son pesadas y aterrorizantes para el que no sirve a Dios. Es suficiente para él ver que esas rocas están moviéndose, para que sus cabellos se ericen de horror. Para el que sirve a Dios, todo en el mundo está vivo y en movimiento. Él puede hacer un experimento y convencerse que todo en la Naturaleza está vivo. Si vemos muchos cuerpos inmóviles, esto sucede por única razón que podemos manifestar Vida hoy día, es decir, para nosotros vivir. Un día, cuando la gente concluya su evolución en la Tierra, todas las criaturas que están hoy día inmóviles, abandonarán este estado y ellas manifestarán Vida. Muchos quieren saber aun ahora qué sucederá con las rocas. Esta pregunta es fácil. Es importante qué sucederá con ustedes. Cuando obtengan la Vida Eterna, visitarán la Tierra de nuevo y entonces verán todos los cambios que habrán sucedido en ella. Si la conciencia de los humanos está constantemente despierta, serán conscientes de todos los cambios que tienen lugar en la Tierra. Actualmente, debido a esta interrupción de la conciencia la gente contemporánea espera todo de los científicos – ellos para que les expliquen todos los cambios geológicos que habían sucedido en el pasado en la Tierra. Esto está bien, pero es tiempo de que despierte la conciencia humana, activamente comience a trabajar su pensamiento. Por eso, nosotros recomendamos a toda la gente contemporánea la Pureza Absoluta. Esta idea por mucha gente es aún incomprensible. Esto depende de la situación en la que se hallen hoy día. Después de la Pureza viene la Santidad. Estas palabras son sinónimos. Después de la Santidad viene el Servicio. Si una persona es pura y santa, él no puede sin servir. Finalmente, después del Servicio viene el Amor. Si una persona no sabe cómo servir, él no puede amar. Si no sabe cómo amar, él no puede aprender. Y, si no sabe cómo aprender, nunca podrá obtener la Libertad. Estas posibilidades están estrechamente relacionadas una con otra. Quien inicie con la Pureza ha dado ya un paso adelante. Este es el camino natural, normal en la Vida. Alguien dice que ya envejeció, pero no ha vivido la vida lo suficiente. ¿Cuál es exactamente la esencia de la Vida? Supongan que alguien vive cien mil días en la Tierra, ¿qué es lo que él necesita durante este tiempo? Si come tres veces al día, necesita trescientas mil comidas. Si bebe agua cinco veces al día, y cada vaso contiene doscientos cincuenta gramos, esto significa que necesita ciento veinticinco mil kilogramos de agua. Y si lleva un traje cada día, necesitará cien mil trajes en total. Algunos científicos dicen que cada siete años una persona renueva completamente las células de su organismo; otros científicos dicen, que cada tres meses ocurre este cambio en el organismo. Por tanto, de acuerdo con algunos científicos una persona cambia su ropa cada siete años, y de acuerdo con otros científicos – cada tres meses, y de acuerdo conmigo – cada día. Un nuevo traje dura del alba a la puesta del Sol. Como ven, muchos gastos están asociados a una persona que vivió en la Tierra cien mil días. ¿Cómo puede una persona justificar sus gastos si no ha servido a Dios, si no se ha respetado a si misma y si no ha amado a su prójimo? Digo: aquellos, cuya conciencia está despierta, conserven en su interior la idea de la pureza de pensamiento. Que la Pureza permanezca en las mentes de toda la gente como una norma, como una medida, que puedan usar en todas las situaciones de la Vida. La Pureza es una varita mágica para cada persona consciente. Cuando se levanten por la mañana, levántense con la idea de la Pureza. Dejen que esta idea se vuelva tan querida de toda la gente, como la bella joven es deseada y amada, como una idea en la mente del joven. Y vemos cómo el joven la espera, la busca, va de a otro extremo del mundo por ella. Dejen que la idea de la Pureza sea la joven amada, a quien cada uno está buscando incluso al otro lado del mundo. ¡Dejen que la Pureza sea la amada de cada hombre! Una vez que la encuentre, que se detenga a distancia frente a su sagrada imagen sólo para estudiarla y contemplarla. Una vez que obtengan esta Pureza, ustedes estarán conectados al mundo Sublime, a la Causa Primaria. Sólo en este mundo hay constancia y perseverancia. Para ustedes son importantes las cosas constantes y perseverantes. Qué puede ser mejor que saber que hay un Ser sagaz en el mundo, Quién los ama siempre: cuando están dormidos o despiertos, y cuando están enfermos o sanos, y cuando son eruditos o ignorantes, y cuando son ricos o pobres. No hay nada mejor que saber que las actitudes de este Ser hacia ustedes son siempre las mismas. Si sirven a Dios todos los amarán. Alguien dice: "Quiero servir a Dios y no quiero casarme." Digo: si resuelves esta cuestión sin Dios serás una persona infeliz. Sin embargo, si te casas sin Dios, serás doblemente infeliz. Si no te casas pero te conectas con Dios, serás feliz. Si te casas con el consentimiento de Dios, y ambos están en conexión con Dios, serán doblemente felices. Esta idea, expresada a su idioma, significa lo siguiente: cada trabajo, cada idea concebida, en la que participa el Principio Divino, es pura, sagrada, sublime. Sólo entonces una persona puede estar contenta. ¿Cuál es el propósito de la unión? ¿Por qué dos almas se reúnen para vivir juntos? – Ellos llegan a ser dos polos a través de los cuales la Vida Divina se manifiesta. Cuando alguien dice que no quiere casarse, esto da a entender que la esfera en que él se está moviendo es impura. Cuando un viajero pasa por muchos manantiales y no bebe agua de ellos, esto muestra que estos están impuros. Si bebe aguda de ellos, están puros. Pregunto: ¿Se casarán, una vez que suban al Cielo? – No. Por tanto, el matrimonio es un cuestión que se deja de lado. Si hablamos del matrimonio, la primera idea, que se tiene que tener en mente es – que la persona se case con la Pureza. Esto es un matrimonio verdadero. Quienquiera que no se case con la Pureza es viudo. En este sentido, cuando alguien dice que no quiere casarse, se sentencia a si mismo a muerte. Casarse con la Pureza es un matrimonio en el sentido espiritual de la palabra. Quienquiera que se case en la Tierra en el sentido físico, él muere; si no se casa, no muere. En el mundo espiritual el proceso es al revés. Por tanto, la unión con la Pureza es una condición para la conservación de la Vida. La gente contemporánea debe liberar su conciencia de todas las imágenes impuras. Ellos tienen que crear en sí mismos ideas puras, imágenes puras de la joven, del joven, del matrimonio y del celibato, del Amor, de la Vida Eterna, de los hijos, etc. Una purificación interior básica aguarda a todos como en la Pascua. A todos los sucesos y fenómenos de la Vida den bellas explicaciones. Cuando me dicen que alguien está llorando, no me detengo en la persona que está llorando, sino que digo que está lloviendo afuera y que está regando las flores en el jardín de esta persona y ellos se alegran. Cuando se me dicen que alguien está feliz, entiendo que el Sol se ha mostrado para esta persona y las flores de su jardín están floreciendo y dando su fragancia. Si me dicen que alguien está golpeando a su esposa, entiendo que en este hogar están trillando trigo, para almacenarlo en el granero. Aspiren ustedes también a sustituir las malas imágenes con otras puras, simbólicas, de manera que conserven la pureza de su conciencia. Ahora, cuando se habla de Pureza, hay un peligro que pueden enfocar sólo en una de sus facetas, sólo en la limpieza exterior. Si un muchacho joven pero perezoso, que no quiere hacer ningún trabajo, se esfuerza sólo en la limpieza exterior, él pedirá a su padre cada día dinero para comprarse ropa nueva, zapatos, perfumes, diferentes peines y cepillos con el único propósito de atraer a las chicas. De esta manera, él se destruirá a si mismo y a su padre, pero no alcanzará su meta. Las chicas le verán vestido y limpio cada día, pero habrá algo más por lo que no les gustará. Ellas no verán en él a la verdadera persona. Sin ropa no se puede, pero los vestidos no hacen a la persona. La ropa buena tiene valor sólo cuando son vestidas por una persona sensata. El conocimiento, la fuerza simbolizan para el hombre impuro lo mismo que simboliza el adorno del cerdo con una campana. Digo: la primera condición necesaria para lograr la Vida Divina es la Pureza. Por ella las almas anhelan, por ella oran, por ella buscan. De un extremo al otro de las Escrituras se habla de nuevo acerca de la Pureza y también de la Santidad. Y así, ante la persona pura se presentan muchas oportunidades. Si uno no puede liberarse de su impureza, las oportunidades continúan cerradas ante él. Avance, luz, conocimiento, fuerza y libertad en el mundo físico dependen de la Pureza, y en el mundo espiritual – de la Santidad. En tanto más sagrados son los espíritus, más fuertes son. En el mundo Divino todo depende del Amor. Cuando descienden, trabajarán en las siguientes ideas: servicio, respeto, afecto; cuando ascienden adquirirán Pureza, Santidad y Amor. Hoy, todos estuvieron presentes en la comida de la Pureza, pero tendrán cuidado que ni una sola migaja caiga al piso. Reunirán todo el pan y lo darán a quienes encuentren. Alguien dice: "Que la gente abrace nuestras ideas, nuestro credo". Les pregunto: ¿Cuáles son sus ideas? – ¡Sean puros! ¿Cuál es su credo? – ¡La Pureza! Cada uno de ustedes debe distinguirse por un fuerte anhelo por la Pureza. Dediquémonos este día a la Pureza. Dirán: "¿Todo se oculta en la Pureza? – Este es el primer escalón en la escalera de la Vida Eterna. Cuando ascienden al segundo peldaño, leerán de nuevo "Pureza". Ella es un mundo amplio, inagotable. La palabra "pureza" en sí misma no es una palabra fuerte, pero la usamos a falta de una más fuerte que la sustituya. Esto es lo que cada buen muchacho de pueblo hace cuando quiere casarse: Busca, elige a la mejor, a la más bella novia y cuando no encuentra la que desea, toma a la mejor que hay en este pueblo. Le preguntan: "¿Por qué te casaste con esta chica? No había alguna mejor, alguna más bella?" – "Ella es la mejor de todas. Como no había una así como la quería, elegí a ésta. Y estoy contento con ella." Nosotros también por necesidad, usamos esta palabra sencilla, humilde "pureza" para expresar un mundo bello, magnífico. La palabra "pureza" en la Tierra no es muy bella, no es una palabra fuerte. Ella no es una princesa. Su padre no es rico, pero es un hombre respetable; su madre tampoco es rica, pero es una mujer trabajadora. Por esto, la Pureza es legítimamente nacida, de buenos padres. Para realizar la idea de Pureza, tiene que ser provista con condiciones favorables. Actualmente está en etapa de pequeña semilla, que tiene que ser plantada en el suelo, para que se desarrolle. Dejen que un par de gentes tomen algo de esta semilla y en grupos de dos, tres, cinco o diez trabajen en la idea de la Pureza. Sólo de este modo el mundo puede ser reformado. Muchos sostienen la idea que Dios puede hacerlo todo, que los ángeles le ayudan, etc. Puesto que Dios puede hacerlo todo, ustedes no tienen que trabajar. Esta es una idea falsa, de la cual tienen que cuidarse. Dios tiene su plan de acción. Él vendrá a la Tierra, pero ¿encontrará gente preparada para trabajar? Todos deben trabajar, evolucionar y perfeccionarse. ¿Saben cuál será la situación del que espera una vida feliz, pero que nada trabaja? Les daré un ejemplo para entiendan bien la situación de una persona que espera una buena vida, feliz, sin trabajar. Ésta, se parecerá a la joven que esperó a su amado durante muchos años para que él le diera una vida feliz, pero en el momento en que él llega, ella se postra enferma en cama durante tres años enteros. ¿Qué debe hacer él? – Partir o esperar a que ella se recupere. ¿Cuál sería su situación si ella se rompe la pierna mientras su amado le ofrece un paseo en automóvil por la ciudad? Para que ella dé un paseo en automóvil por la ciudad, las piernas de esta chica deben estar sanas. Toda persona que carece de virtudes está en la situación de la chica con las piernas rotas. ¡Las piernas de toda la gente deben estar sanas! Esto se logrará sólo cuando la gente cambie sus viejos puntos de vista e ideas. Ahora, cuando se revela una nueva idea a la gente, ellos se estremecen. A este respecto, ellos se asemejan a los niños pequeños de los viejos tiempos, cuyos profesores llegaban a la escuela con varas. Siempre que veían que su profesor traía la vara en su mano, sabían que seguía un castigo. Cuando el profesor llega ante los niños, ve que ellos han levantado polvo, pero no sabe quién es el verdadero culpable. Entonces, comienza en el orden debido: golpea a uno en la mano, al otro en la cabeza, le da una paliza a todos y se va. Sin embargo, los profesores actuales no llegan con una vara ante los niños. La educación contemporánea no se parece a la vieja; ahora, hay nuevos métodos y maneras de educar a los niños. Digo: cuando les revelo una nueva idea ante ustedes, temen debido al viejo hábito, piensan que yo traigo una vara en mi mano. No, yo llego sin vara, sin bastón. Este método no es recomendable, no es económico. Cuando el profesor entra a la clase con una vara, una gran cantidad de su energía va en esta. El profesor no debe entrar a la clase con una vara. Hoy día esta vara está sustituida con una pluma, con un lápiz. Esta es una varita mágica, que cada estudiante tiene que sostener en su mano, cuando el profesor enseñe. Por tanto, con esta varita mágica ustedes escribirán en su conciencia la idea de la Pureza Absoluta. Y cuando alguien les pregunte qué se les dijo en el Quinto Lago, dirán: "Ningún oído ha escuchado y ningún ojo ha visto lo que se nos dijo. Se nos habló de la cuestión de la higiene desde el punto de vista de la Pureza Absoluta". * * * Centre OMRAAM Institut Solve et Coagula Reus www.omraam.es Equipo de traducción al español: Zornitza Gáneva - Bulgaria José de Jesús Saavedra Aceves - México Todos los participantes en los equipos de traducción trabajan voluntaria y gratuitamente. Agradeceremos cualquier tipo de ayuda, especialmente en la edición, publicación y distribución de las traducciones.
  4. LA BRIZNITA Conferencia del Maestro PETAR DEUNOV Conferencia del Maestro, dada en Julio 13, 1925 en los Lagos del Musalá* Cada tallo que brota de la tierra verá los rayos del Sol. Pueden preguntar: ¿Por qué estamos sentados bajo la lluvia? – Este es un estudio de materias. Cuando el campo está sembrado, la lluvia es una bendición. Cuando el campo no está sembrado, la lluvia es una desgracia. Cuando el campo está sembrado y la lluvia cae en él, brotarán los granos. Cuando el campo no está sembrado y la lluvia cae, sólo cardos llegarán a crecer. Por tanto, cuando la bendición Divina llegue a sus vidas y no hayan plantado nada, las espinas y los cardos crecerán y las desgracias se sucederán una tras otra como la sombra sigue la rueda. No se engañen ustedes mismos. La vida no está en las manifestaciones externas. Lo exterior no trae lo Bueno. Es algo interno. El hombre debe ser bueno de corazón. Si un hombre no puede amar la Vida que Dios ha depositado en él, si no puede apreciar su alma y si la Pureza como esencia le es desconocida, ¿cómo puede entonces enseñarle a otros? Si no pueden lograr la Pureza en ustedes ¿cómo la transmitirán a los demás? Es extraño que la gente quiera saber mucho, volverse sabios, volverse geniales y asombrar al mundo. Dios le dio mente a toda la gente. ¿Por qué hay algunos que son sabios mientras que otros no lo son? Porque unos han cultivado su mente mientras que los otros no la han cultivado. A quien Dios le dio sabiduría y no la ha puesto a trabajar, anda sobre el camino ancho y resbaloso. Decimos de tal hombre, que no es sabio. Hemos venido a la Tierra a aprender. La Tierra es sagrada. ¡Esto necesita entenderse! La humanidad la ha profanado con su vida viciosa. Cuando la gente no entiende lo que la Tierra es, dicen: "La Tierra es impura, pecadora." Esto significa que atribuyen el pecado a la Tierra. Aún así, esta Tierra pecadora, sobre la cual se cometen todos los crímenes, todos los pecados, constantemente saca de sus entrañas algo valioso: trigo, manzanas, peras, patatas y otras. Todas las bendiciones que recibe de arriba, ella nos las da a nosotros. Más aún, muchos dicen: "esta Tierra pecadora" y escupen sobre ella. ¿Por qué? ¿De quién es la culpa? ¿Es culpa de la Tierra? No, el hombre no debe escupir. ¿Qué significa escupir? – Representa todo lo malo que el hombre ha acumulado en su mente y en su corazón. Es un fluido venenoso que se arroja al exterior. La escupida humana es venenosa, especialmente cuando uno está en un estado de irritación, de ira. ¿Por qué escalaron el Musalá? ¿Por qué fueron recibidos por truenos, lluvia, nieve? Este es el lenguaje del Cielo. Dios está diciendo: "Di a estas gentes que si cumplen Mi Voluntad, Yo derramaré todas Mis Bendiciones sobre ellos. Si caminaron contigo y subieron en lo alto, deben ser puros. Con sus enfermizos deseos, con sus enfermizos pensamientos, con su egoísmo, con sus pequeñeces, no pueden servirme." Hoy día, son mejor que la demás gente, pero comparados con los Ángeles que hacen la Voluntad de Dios, son débiles, no pueden servirle. Ustedes pueden ser demonios, o ángeles alados. Estas son las posibilidades para ustedes. Los ángeles son excelentes sirvientes. Ellos llevan la bendición Divina a través del mundo entero. ¡Es hermoso realizar los pequeños dones que Dios ha depositado en nuestras almas! Es hermoso hacer lo que Dios quiere de nosotros. Dirán: "¿Cómo te habla Dios." No importa cómo me hable Dios, pero han de saber que ya sea en un sentido directo, o figurado, estas son las palabras que Dios les está diciendo. Veo que entre ustedes empieza a nacer un noble celo. El celo es algo hermoso cuando es por algo bueno. Cuando este celo viene de un campo sembrado es una bendición. Pero cuando viene de un campo sin sembrar, trae graves sufrimientos. Muchos de ustedes han dejado sus virtudes sin manifestar, es decir, muchas de sus semillas no han brotado en su campo. Les hablo ahora sólo de las virtudes. En mi opinión sus defectos se deben a sus insuficientemente desarrolladas virtudes. En la vida todos estamos conectados de cierta manera, los pecados de uno son los pecados de todos; y las virtudes de uno son las virtudes de todos. ¿Qué es el pecado? – Los pecados ocurren como consecuencia de la contención de los bienes Divinos. El hombre siempre sirve como conductor de la Bondad Divina. Por consiguiente si un predicador no cumple su obligación, si no viene a tiempo, cuando Dios le llama, todos sufrirán, porque están conectados con su vida. Si no quiere hacer la Voluntad de Dios, se encontrará a alguien más que la cumpla. En Dios siempre hay otras posibilidades. ¡En el caso dado, tú que eres llamado a ser el portador de la bendición de Dios, abre tu corazón y tu alma para que la Bondad Divina pase a través de ti y llegue a toda la gente! Dios quiere que Su Bondad pase a todas las almas. ¡No pienses que eres un pequeño ser insuficientemente desarrollado, que no vales nada, que no puedes hacer grandes cosas! Esto es incomprensión de las cosas. Es verdad que no puedes hacer grandes cosas pero puedes hacer cosas pequeñas. Cumple con hacerlas, esto es suficiente. Debes decir: "¡Ahora abriré mi corazón, mi mente, para que llegue la bendición de Dios!" Esta es la Voluntad de Dios: que Su Bondad venga a nosotros del modo que vienen los rayos del Sol. ¿Piensan que si alguien clava los postigos de sus ventanas serán capaces de recibir los rayos del Sol? Si los postigos están clavados desde el exterior, yo los abriré. Si están clavados desde el interior, esto está mal. Algunos dicen que la gente no es buena. ¿Qué clase de filosofía hay en esto? Yo interpreto esto así: por miles de años la gente ha encerrado sus almas. En ellas han acumulado excesiva energía y si no pueden utilizarla sabiamente, se causan daño tanto como a los demás. ¿Qué tenemos que hacer? – Aprovecharemos esta energía y haremos buen uso de ella así como usamos los pinitos que ahora quemamos. Estos dirán: "Esta gente subió el Musalá. Les hemos ayudado, sacrificamos mucho, dimos la vida por ellos. Veamos qué harán ahora." Los pinitos serán testigos de su vida. Ahora son seres durmientes, pero un día cuando ustedes vean a Dios, los encontrarán y ellos hablarán. Recuerden – ellos son seres vivos. Ustedes piensan que los crímenes pueden ser escondidos. No, en la Naturaleza no hay nada escondido. Incluso las piedras dirán qué bien y mal han hecho. Ustedes piensan que la Naturaleza está muerta. Está viva. Todo lo que ven alrededor son seres durmientes. Cuando comiencen a hablar, dirán: "Hubo un tiempo en que nosotros, también, fuimos testarudos como ustedes pero ahora estamos aprendiendo la primera lección del silencio y la humildad." Desde hace millones de años el martillo Divino ha jugado con estas piedras pero aún no aprenden su lección. Ustedes dirán: "Nosotros no somos seres durmientes, estamos vivos." Ustedes, los que están vivos, ¿para qué fueron guiados al Musalá? – Para conocer a Dios. Él les habla desde más arriba, pero no entienden Su idioma. El idioma de Dios no es difícil pero ustedes no lo entienden. Él les está diciendo: "¡Tienen que amarse los unos a los otros!" – "¿Cómo debemos amarnos los unos a los otros, Señor?" Les preguntaré a ustedes: ¿Cómo deben amarse los unos a los otros? – "Perdonándose todos sus errores y ofensas." Esta es la mitad correcta. ¿Son capaces de perdonar a quien no se arrepiente? Ahora quiero interpretar sus palabras. ¿Qué le pasaría a un asno muerto si el Sol brilla sobre este todo el día? – Se descompondría y comenzaría a oler. ¿Qué le pasaría a un hombre muerto si lo conservamos durante mucho tiempo? Incluso si oramos por él, comenzará a oler. Tenemos que enterrar al muerto o llevarlo a cualquier lugar lejano para que se descomponga toda la materia y que se disperse en el espacio. Después de algún tiempo Dios reunirá esta materia y hará de ella un nuevo hombre. Algunas veces una persona viva, huele. Esto indica que en cierto sentido está muerto. ¿Qué debemos hacer con él? ¿Qué debemos hacer con nuestro amor por este hombre? – Si el asno está vivo le daremos algo de forraje y agua. Si está enfermo, lo curaremos. Tan pronto como sane rebuznará y el rebuzno del asno es una señal de que está sano y de que es capaz de trabajar. Pueden preguntarle: "¿Qué pasa? ¿Por qué rebuznas?" – "Ya puedes poner una carga sobre mi lomo." ¿Qué debes hacer con un hombre? Debes darle, también, lo que necesita. Hoy subimos al Musalá. Está bien, pero esto es sólo una hazaña externa. Algunos se regresaron. Esto indica que no en todos hay completa disposición. Si no sabemos cómo subir alto, aquellos que regresaron nos obstaculizarán. ¿Cómo puede un hombre obstaculizarnos? – Si quien sube el Musalá tiene muchas virtudes pero al mismo tiempo tiene un gran defecto, este paralizará su actividad hacia el bien así como su aspiración hacia Dios. Por lo tanto, este defecto tiene que ser transformado en una virtud de manera que no te obstaculices, ni a los demás. He dicho que un hombre puede tener algún defecto. Es verdad, pero ¿cuándo? – En tanto él se encuentre en la ley del desarrollo. Cuando llegue al estado de servidor de Dios tiene que ser perfecto, sin ningún defecto. Cuando hablo del servicio a Dios implico el sagrado momento del alma cuando avanzamos hacia Dios con toda nuestra Pureza y Perfección, con Pureza y Santidad en nuestros pensamientos, deseos y actos. Sólo en la Perfección de nuestro espíritu y en la Pureza de nuestra alma entendemos lo que Dios exige de nosotros en un momento dado. Les pregunto: ¿Cómo van a traer la nueva Enseñanza al mundo? – Sus almas deben estar abiertas. Si ustedes entran en el mundo con sus defectos, si tienen los mismos deseos que la gente del mundo, ¿qué bendición les van a llevar? Si predico la Palabra de Dios y espero ser pagado de modo que me vista con bellas ropas de acuerdo a la última moda ¿piensan que Dios estará complacido conmigo? ¿Piensan que de esta manera predico el Reino de Dios correctamente? Díganme: ¿Qué ama de casa, trabajando en su casa o yendo al campo se pone su vestido de novia? El ama de casa prudente va a trabajar con sus ropas viejas. Esto es lo correcto. Ella guarda sus ropas nuevas para ocasiones especiales. ¿Cuáles ocasiones? – Cuando va con Dios. Hemos de ir con Dios con nuestras ropas más bellas, más limpias, sin mancha alguna. Recuerden: cuando el campo está sembrado, la lluvia es una bendición. ¿Por qué está lloviendo hoy? – Porque el hombre tiene muchos defectos, es muy egoísta. ¿Es malo el hombre? – No, es bueno pero sólo para él mismo. Entonces, seamos buenos. ¿Con quién? – Si hemos de ser buenos consigo mismos, sean tales. Es importante ser buenos con respecto a Dios y para Él. El bien se manifiesta de tres maneras: el hombre puede ser bueno consigo mismo, puede ser bueno con su prójimo, pero lo ideal es ser bueno con respecto a Dios. El hombre ha aprendido el arte de ser bueno consigo mismo, también – a ser bueno con su prójimo, pero ahora tiene que estudiar el arte de ser bueno con respecto a Dios. Es lo más importante que se requiere de ustedes. Vean a la madre que cría a su hijo, para él, ¿no es buena? – Es buena. ¿No es buena con sus prójimos la abejita que viaja kilómetros de distancia alrededor colectando polen y preparando miel para éstas? – Es buena. Pero la abeja aún no ha aprendido, no ha entendido la gran ley de ser buena con Dios. Si tomas un poco de miel, inmediatamente te pica – ella no da nada por Dios. Ha arreglado todo perfectamente para sí misma, también ha arreglado y limpiado su casita, es trabajadora, pero no conoce la ley de que tiene ser buena con respecto a Dios. Nosotros, también, somos como las abejas. Somos muy buenos con nosotros mismos, con nuestros prójimos pero cuando viene Dios a pedirnos la más pequeña cosa, Le mostramos nuestro aguijón. Así que, a partir de ahora ustedes estudiarán la ley de ser buenos con respecto a Dios. Esta es la cosa más grande. Cuando aprendan y apliquen esta ley, su vida tendrá significado, la Naturaleza Viviente comenzará a hablarles y de todo esto sacarán una moraleja. Si estas piedras empiezan a hablar, ¿qué sucedería? – Se les erizaría el cabello de horror y este bello sitio no les cabría. ¿Saben qué terribles cosas verían y escucharían? ¡Todo sería un infierno para ustedes! Si estas montañas les narran su historia, Sofía entera no cabría. Aquí pueden ver dos gigantes, la gente del pasado, matándose unos a otros. ¿Qué aprenderían de ello? – Sólo se asustarían, nada más. Se necesitan miles de años antes de que estos héroes del pasado progresaran. Todo a su alrededor están los huesos de los héroes muertos, de dioses, han vivido del pasado. Ahora por miles y millones de años el Sol tendrá que brillar, muchas lluvias tendrán que caer de manera que los pecados de la gente se laven y aprendan la ley de servir a Dios. Ellos se han servido a sí mismos, también han servido a sus prójimos pero no han trabajado para Dios. Dicen: "¿Venimos de Dios, no es verdad?" Existe la venida de abajo, también existe la venida de arriba. – "¿Entonces qué debemos hacer? ¿No lo está diciendo la ciencia?" – Sí, hay una ciencia humana, pero de la que estoy hablando no es humana. Existe la ciencia de los santos, de los ángeles, pero también hay la ciencia de Dios. Dices, "Yo sé mucho." Me alegra que sepas, pero tu conocimiento es humano. ¿Has estudiado la ciencia de los santos? ¿Has aprendido la ciencia de los ángeles? La ciencia de los ángeles es para un lejano futuro. ¿Has aprendido la ciencia de Dios? Yo no comienzo con la ciencia angélica, no comienzo con la ciencia de los santos sino que comienzo desde arriba – con la ciencia de Dios. Este es uno de los más sensatos métodos con que distingue mi ciencia. Comienzo con la ciencia más difícil. La gente comienza con los números más pequeños. El maestro pregunta: — Ivancito, dime ¿cuánto es uno más uno? — Uno más uno es igual a dos. — ¿Dos más dos? — Cuatro. — ¿Tres más tres? — Seis. — ¿Tres por tres? — Nueve. Este es el camino fácil – el camino de la ciencia fácil. Hemos andado por miles de años en el camino fácil y por esta razón nada hemos logrado. El que anda por el camino fácil difícilmente consigue resultados. Para que el hombre comience con pequeñas magnitudes debe tener la mente de Dios. Sólo Dios puede trabajar con pequeñas magnitudes. Nosotros, los humanos, tenemos que trabajar con grandes magnitudes. Aclararé mi idea con el ejemplo siguiente: tomen a un niño que está llorando. Si le dan una manzanita, ¿parará de llorar? – No parará. Pero si le dan 10 kilos de manzanas, por más furioso que esté, para de llorar. Esta es la ciencia de la Vida Divina, la ciencia de la abundancia Divina. En esta ciencia los números hablan por sí mismos. Es suficiente llamar al número uno, vendrá y les dará una excelente lección. Cuando llame al número dos, vendrá y les dará otra lección. Así es como todos los números hablan. De ellos, entenderán el sentido de la ciencia Divina que mantiene al Cosmos entero en armonía. En esto consiste la grandeza de Dios: que Él se ocupa de nosotros – las pequeñas magnitudes, los infantes – y actúa sobre nosotros con su abundancia. Incluso antes de nuestra partida de Sofía, Dios dijo a Sus sirvientes, por nosotros: "Preparen el camino para estos niños pequeñitos, limpien todo alrededor y en lo alto, del Musalá, recíbanlos como invitados bienvenidos." Por esto aquí tenemos a la lluvia, a la nieve, al granizo. En la ciencia de Dios, la cual trabaja con las pequeñas magnitudes, no hay comida ni bebida. En la ciencia humana sucede lo opuesto: por todas partes hay comida y bebida. La gente es buena cuando come y bebe. Dicen que tenemos que perdonarnos. Es bueno para el hombre perdonar. Esta es la primera cosa. Es grande para el hombre perdonar. Dios se distingue justamente por esta cualidad, que Él es tolerante y comprensivo. Para ustedes es importante también amar como Dios ama y no como la gente ama. Si amas de la forma como aman los humanos, te corromperás. Si entran al mundo Divino con su amor humano, no lograrán nada. Por consecuencia, tan pronto como entres al mundo Divino amarás como Dios ama – estarás perdonando y trabajando sólo para Dios. Si el pensamiento de Dios está siempre en su mente, serán benditos. Cualquier cosa que hagan, siempre piensen en Dios. Si el pensamiento de que eres pecador cruza tu mente, di: "Sé que soy pecador, pero también sé algo más – que hay Uno en el mundo que me ama. Porque Dios me ama cumpliré Su Voluntad, Le serviré como es debido!" Si me preguntan por qué amo a Dios y por qué Le sirvo, responderé: "Porque Él, también, me ama." Al Amor con Amor se responde. Y el Amor se manifiesta a través del servicio y del trabajo. Si no Le amas no Le servirás. El Amor trabaja. Por lo tanto, el que está trabajando vive en el Amor. Al que no trabaja, es al que amamos. Dios trabaja desde arriba y nosotros – desde abajo. Pues, el más alto pico que ven desde aquí, es el Musalá. Trabajen conscientemente de manera que entiendan el Bien que está siendo depositado en ustedes. Si estudian la gran ciencia Divina, avanzarán en su desarrollo, aprenderán muchas cosas que les son necesarias y terminarán así como fue definido para cada uno desde el principio de su creación. ¿Cómo van a terminar si comienzan con la ciencia de los ángeles y de los santos? (el Maestro tomó una ramita de hierba) – Van a crecer arriba como esta ramita de hierba. Cada flor tiene un doble significado. Si tomo una flor y me adorno, esto muestra que vivo de acuerdo a la ciencia de los ángeles y de los santos. Si estudias esta ciencia llegarás a la ley del crecimiento, del desinterés y del auto-sacrificio. La briznita que tomé está contenta ahora porque se ha vuelto un objeto de instrucción para ustedes. Un día esta briznita de hierba los encontrará en presencia de Dios y dirá: "Testificaré por esta gente." ¿De qué será testigo? – De que han sido instruidos acerca de Dios y de la gran ciencia Divina. Esta briznita de hierba habla por sí sola. Por eso, ustedes abrirán sus corazones y los purificarán, se arrepentirán y corregirán cualquier pecado que hayan cometido. Abrirán el libro de su vida y revisarán detalladamente sus buenas y malas acciones. Tantos pecados como encuentren los corregirán. Si a pesar de sus esfuerzos, a pesar de su atención no tienen conciencia de algunos de sus pecados y no pueden corregirlos, nosotros los corregiremos. Algunas veces hasta el Maestro corrige los errores. No es importante quién los está corrigiendo. Si un estudiante corrige sus errores, hace muy bien. Si el Maestro los corrige, también está bien. Si un estudiante no ve lo suficientemente y no puede corregir su error, el Maestro lo corregirá. Siempre habrá alguien que corrija los errores. – "Pero yo tengo muchos defectos." – Está bien. Asume que estos defectos han sido permitidos por Dios. Por ejemplo, se ofenden fácilmente. ¿Por qué se ofenden? ¿Cuando regresen a Sofía qué llevarán consigo? – El deseo de corregir sus errores. Amaremos a nuestros hermanos así como Dios nos ama. Trabajaremos en el campo Divino y cavaremos una zanjita a través de la cual fluiremos la Bendición Divina para Sofía. Todo lo que piensen ya se ha proyectado. Todo lo que digan se hará realidad. Así es en la ciencia Divina. El flujo irá a Sofía pero el campo debe estar sembrado. ¿Quién abrirá los postigos de nuestras ventanas? – Esta mañana yo las abrí. No sólo abrí los postigos de sus ventanas sino que también abrí los techos de sus casas. Más aún, derrumbé sus gruesos muros. Cuando miren alrededor verán que ya no tienen postigos, ni muros, ni techos. ¡Esto es Luz! ¡Esto es Libertad! Quiero que protejan su Libertad, que no pongan su cabeza sobre un yugo y digan: "Señor, ¿Hasta cuándo voy a tener esta vida, esta carga, estos defectos, estas desgracias? ¿Para qué me dio a luz mi madre?" Ahora, recordarán al Musalá. Sabrán que aquí y en toda la Península Balcánica hay almas, encerradas por siglos, esperando su liberación. Ellas les causan daos. ¿Quién no quiere libertad? Dos personas se pelean, riñen. ¿Por qué? – Luchan por la libertad. Cuando se dan mutuamente una paliza, dicen: "¿Ahora sabes quién soy?" Algunas veces los espíritus que causan las discusiones vienen, les piden ayuda. No sabiendo cómo ayudarles ustedes comienzan a discutir y pelear entre sí. Esto indica que ustedes necesitan más Luz. Cuando vayan a algún lugar, comiencen abriendo los postigos de las ventanas, los techos y los muros de las casas. Hoy, les voy a dar a todos como recuerdo una briznita de hierba, una pequeña ramita. Les servirá como símbolo. Tan pequeña como es cuando la miren, díganse: "Tengo que estudiar la ley del crecimiento, la ley de los ángeles." Cada briznita de hierba lleva oculta en sí misma la fórmula: "La gran ciencia de la Vida es servir a Dios." Aquí, les doy a todos una briznita de hierba. ¿Deberíamos dar de ella a los otros? – Denles, pero prometerán servir a Dios. Sin embargo, ustedes tienen que aprender la ley "servir a Dios" como una importante ley y meditar en ella. Si no tienen esta idea consigo, por sí misma la hierba no tiene significado. Incluso si les diera una canasta llena de hierba. Y así, en la gran ciencia Divina el servicio a Dios les es requerido a todos. Si dicen que servirán a Dios, tienen que sembrar algo. Cuando tomen una hoja tiene que representar una imagen de la idea "Palabra Divina." Esta hierbita que sea una imagen, un símbolo de la idea "servir a Dios." Si ustedes traen esta hierba sin el contenido de estas palabras, será como un libro sagrado sin los contenidos de la Palabra. Cuando en esta están inscritas las Palabras Sagradas, será valiosa. Cuando en un futuro se sienten sobre el césped, tengan en mente la idea "servir a Dios". Ella les hablará de la ley del servicio. Entendiendo esta ley, tan pronto como se sienten en el césped, les dirá "bienvenidos". Esto significa que las ventanas y las azoteas de quien tenga esta hierbita, estarán abiertas. Quien se ocupe de estudiar la gran ciencia Divina debe tener el techo y las ventanas de su casa abiertas, el Sol le iluminará desde todos lados y la Tierra será su fundamento. Y así, a quien den algo de esta hierba, díganle estas palabras que les he dicho a ustedes. Ahora, que terminemos nuestro trabajo. A la luz de esta gran ciencia – la ciencia Divina, con la palabra "terminar" se entiende el inicio de otro, de un nuevo trabajo. Y cuando les digo: "vamos terminando este trabajo", quiero decir iniciar otro. Cuando terminamos un trabajo dado no descansaremos sino que iremos a cultivar el viñedo. Después de cultivarlo otro trabajo está aguardando. Un día iremos al viñedo a probar las uvas. Cuando terminemos el trabajo mundano, iniciaremos el gran trabajo de Dios. Dirán: "nos libramos del mundo." No hay necesidad de liberarnos. Tan pronto como trabajamos para Dios somos ciudadanos libres. Pero, si no creemos en esta ciencia, el mundo tendrá influencia sobre nosotros. Por lo tanto, si mantenemos el pensamiento de liberarnos del mundo, nos consideraremos débiles. La idea fundamental de esta idea es: "servir a Dios." Comenzaremos con la ciencia más difícil – la ciencia Divina, la cual nos ensenará todas las cosas por las cuales nuestra alma está anhelando y hacia lo cual nuestro espíritu se esfuerza por alcanzar. ¿Por qué hay obstáculos tan grandes en el mundo? ¿Dónde se hacen los puentes más fuertes? – Sobre los grandes ríos. ¿Por qué? – Porque sobre los puentes grandes se pasan cargas pesadas. Mientras más fuerte es el puente cargas más pesadas se transportan sobre este. Mientras más fuerte, sano e instruido sea un hombre, Dios le pondrá a un trabajo más duro y de más responsabilidad. Dices: "¡No me volveré un puente!" Si puedes llegar a ser un puente de Dios a la gente, y que los ángeles pasen sobre tu espalda, ¿es malo? Cada ángel que pase te dará una bendición. Llegaremos a ser puentes no para lo humano sino para lo Divino. Si llegamos a ser puentes para lo humano nos deformaríamos. Siendo puentes para lo Divino, renaceríamos. La palabra puente, implica un enlace, un anillo entre lo Divino y lo humano. Tengan en mente que sirven a Dios. Repítanse este pensamiento. Su conciencia debe estar presente en cada acción, por pequeña que sea, y saber que están sirviendo a Dios. No digan que no es fácil servir a Dios, que para esto se necesita grandes conocimientos. El que va a servir a Dios, puede carecer de conocimientos. Muy natural: cuando vas a un manantial, ¿llevas agua contigo? Cuando vas a un huerto con frutos, ¿llevas comida contigo? Pero si vas al desierto debes llevar agua contigo. La ciencia es alimento para la gente. Cuando digo que vamos con Dios, implico que no necesitamos ciencia. Por ciencia, quiero decir, ciencia Viva. Quiero significar que no necesitamos conocimientos humanos sino los conocimientos Divinos – conocimientos de la Naturaleza Viviente. Dices: "No quiero pan." Entiendo que no quieras pan ordinario preparado por la gente. Esto significa: que a partir de ahora querré pan de Dios, me alimentaré de Él. – "No quiero ciencia." – Entiendo que no quieras la ciencia mundana, ciencia humana, sino la Divina a la Luz de la cual te desarrollarás. Pensando así, llegarán a comprender lo grande y lo Divino en el mundo. Ahora, no les estoy diciendo que deben ser buenos, sino que cada quien debe ser como Dios lo ha creado. En el mundo humano cuando no quieres a alguien, no le das nada, le dejas hambriento, le echas. Así es como la ciencia mundana resuelve un problema. En el mundo Divino sucede lo opuesto: cuando no amas a alguien, le das más comida y le cuidas más, y cuando amas a alguien le das menos. Si en el Cielo nada se te da de comer, esto es un privilegio, dado a pocos. Si en la Tierra no te dan de comer, te quejas y le dices a todas partes "me han dejado hambriento, no me han dado comida, me han apartado". Si en el Cielo no te dan de comer, estarás alegre. Esto pasa rara vez, uno cada mil años. Este es un privilegio especial. ¿Cómo entenderán esta profunda ciencia Divina? – Al que no se le ha dado comida tiene todo en sí mismo, puede dar a los demás. Dice: "Sea dado a todos y lo que sobre al final es mío. Sean todos alimentados. Estoy feliz de que reciban la bendición Divina." Traducido a nuestro idioma, significa que tenemos que renunciar. ¿En qué tenemos que renunciar? – En las Escrituras está dicho: "Orad unos por otros." Oramos por quienes amaos, que Dios les envíe Su bendición. Oramos también por los que no amamos, y que Dios dé que esto o aquello les acontezca; siempre les enviamos una bendición. Por tanto, oramos por los que amamos, y por los que no amamos. Pero hay algunos que están en la mitad; los olvidamos. Deseo recordarles a los olvidados – oren por ellos. Tan pronto como sé, ustedes oran mucho. Su oración debe ser de todo corazón. ¡Debe haber absoluta sinceridad en su oración! ¡Así es como tienen que orar! Dicen: "Se necesita esfuerzo, luchar hasta lograr esta cosa." – Lucharán hasta el punto en que sus virtudes tomen la delantera. Digan: "Puedo servir a Dios todo el tiempo y bajo toda condición." Llegarás a ser verdadero sirviente cuando superes todos los obstáculos en tu vida. Nosotros, también, nos elevamos por encima de un gran obstáculo – hemos subido al Musalá lloviendo, nevando y granizando. Quien sabe de nuestra idea, se asombrará porqué partimos con semejante tiempo, en esta hora temprana, en oscuridad al Musalá. Dicen que somos temerarios. Pensamos de diferente manera sobre esta cuestión. Con buen tiempo cualquiera puede subir al Musalá. Subir con mal tiempo es importante. Si les preguntan que si era tan necesario subir al Musalá con semejante tiempo, digan: "Es una lección objetiva." Quiero que conserven en su mente esta excursión como una de las raras, memorables para ustedes. Si esta excursión permanece muerta en ustedes como recuerdo, como los monumentos en un cementerio, no han logrado nada. El algún monumento leen: "Aquí yace un joven héroe que participó en 25 batallas." No quiero semejantes monumentos e inscripciones. Los monumentos de nuestros héroes están vivos y no son de piedra . Cuando vamos con uno de nuestros héroes, decimos: "¡Sal y muestra tu heroísmo!" Quiero que ustedes también lleguen a ser monumentos vivos. Primero, quiero que se levanten; levantarse significa brotar, es decir, un proceso de crecimiento; después – volver a la vida y al final – resucitar. Cuando les guíe una vez más al Musalá, dirán: "Hemos aprendido cómo levantarnos y volver a la vida." Si les preguntan de qué clase son, contéstenles: "De aquellos que se han levantado." Como ven estamos rodeados por niebla. ¿Qué significa la niebla? – Cuando Moisés subió al Monte Sinaí, una nube cargada lo cubrió, se oían los truenos, pero ninguno veía lo que estaba sucediendo ahí. Era mejor así. Ahora, también, Dios esta diciendo: "El mundo exterior aún no está preparado para ver Mi rostro, ni lo que está sucediendo aquí." Por esta razón tenemos niebla cubriendo nuestro alrededor. Durante largo tiempo el arado debe trabajar sobre ustedes para que perciban la Luz Divina. Tal gran sacudida está llegando al mundo para que ninguno de sus techos quede sobre sus casas. ¿De qué techos se está hablando? – Estos son los grilletes, las cadenas de la gente. Cuando todos los techos se quiten, cuando los postigos de las ventanas hayan sido abiertos, entonces Dios vendrá y ustedes serán libres. ¿Hay algo malo en esto? ¡Las cadenas de sus manos y pies caerán! ¿Hay algo malo en que el caballo paste libremente en el bosque libre de cadenas y bridas? ¿Dónde buscar al caballo? – En el bosque. Cuando lo vea, le daré palmaditas en su lomo y le diré: "Soy feliz de que estés libre de las cadenas y bridas." Tan luego como paste me mirará, levantará su cabeza y continuará pastando de nuevo. Esto es un lenguaje. Estoy charlando con el caballo. Mediante el levantamiento de su cabeza el caballo quiere decirme: "¿Has estudiado la ciencia de los santos y de los ángeles? ¿Estás apacentado hierba como nosotros?" El buey dice lo mismo. Pregunto: ¿Por medio del estudio de la ciencia de los santos y de los ángeles saben ustedes por qué el caballo y el buey pastan hierba? Dicen que alguien mastica y rumia como buey. En mi opinión el hombre tiene que aprender a masticar y no tragar su comida. La masticación es símbolo de la Vida. Cuando vean un caballo en el bosque caminen hacia él, deténganse con respeto, palmeen su lomo, alcen su mirada hacia Dios y luego sigan su viaje. – "¿Qué será de nosotros?" – ¡Extraña interrogante, qué será de nosotros! – Lo Divino en ustedes se despertará y Dios comenzará a hablarles. Su alma se abrirá a lo Grande en el mundo y se regocijarán. Sólo así, llegarán a conocer a Dios. Sus oídos se abrirán para Su Palabra y sus mentes Le percibirán. Sólo así llegarán a ser hermanos y hermanas entre sí. No estoy hablando de la fraternidad de hermanos y hermanas actual que en cuatro generaciones será borrada sin dejar traza. Hablo de una fraternidad de hermanos y hermanas que nada pueda borrar. ¡Esto es fraternidad! También la amistad que nada puede borrar es verdadera amistad. ¡Que la bendición Divina sea sobre ustedes! ¡Que el Amor Divino esté con todos nosotros! ¡Que anden con este Amor durante el año entero! Ahora besan mi mano. ¿Por qué la besan? – Este es un acuerdo de que servirán a Dios. ¿Por qué se estrechan con la mano derecha? – Esto significa: cuando dos gentes racionales están juntas en algún lugar, pueden llevar a cabo cualquier cosa. – "Queremos tener esta conferencia." – Esto ya se hizo. Tan pronto como quieren algo se realiza. – "¿A quién debe dársele esta conferencia?" – A todos, los que se ocupen de la ciencia Divina. Dicho y hecho. La hierba, es decir, la ramita que les he dado no se pierde. Siempre les hablará. Tan pronto como la busquen desde el fondo de su corazón, la encontrarán. Sean activos, alegres, felices. Se espera que sirvan a Dios. Seamos humildes como los niños. No fue posible darles esta conferencia en el Musalá. Sus pies estaban fríos. Tan pronto como descendimos se dio esta conferencia. Lo bueno de ustedes es que tuvieron el valor de escalar con mal tiempo. Ya que fueron capaces de escalar el Musalá con semejante mal tiempo, esto indica que respecto de lo espiritual serán capaces de superar todas las dificultades e impedimentos. Su hazaña me alegra. Desde el punto de vista de la ley Divina el que da, siempre obtiene algo. Lo que decidan todo se realizará; es importante que su mente y su corazón estén abiertos. Decidimos subir hasta el pico y lo hicimos. Tan malo como estaba el tiempo, fuimos capaces de subir. Mientras más alto llegábamos, los truenos retrocedieron, disminuyendo gradualmente. Estaban diciendo: "¡Quienquiera que suba hasta arriba debe estar limpio como la nieve!" Ya en el pico hasta el Sol está brillando. Debemos subir hasta arriba una vez más para ver el Sol. Comúnmente la gente compite por la primacía, quién ocupe el primer lugar. Quien cumple la Voluntad de Dios es el primero. Quien no cumple la Voluntad de Dios es el último. Desde este punto de vista todos pueden ser los primeros. Cuando estábamos subiendo al pico algunos estaban temerosos de que pudieran enfermarse y regresaron atrás. Otros querían bajar a Chamkoria* temiendo permanecer más tiempo entre nosotros. Me preguntaron: "¿Regresamos o permanecemos aquí?" Debido a que honro la libertad, dije: "Ya que temen resfriarse es mejor que se vayan." Les pude haber dicho: "quédense aquí todos, mañana habrá conferencia." Debido a que no se los dije, se fueron. Actué de acuerdo a la ley de Libertad. En Dios, las decisiones opuestas no existen. Lo que Él promete sucede. Dios es el único Ser en cuyas palabras no existen las decisiones opuestas. Nunca es infiel a Sus promesas. Él no sabe "que no es posible". Si Dios no manifiesta Su misericordia es porque espera el momento cuando todos sean capaces de entenderle. Si Dios tolera a la gente, es debido a que espera, que despierten y entiendan porqué el mundo ha sido creado. Por ejemplo, ustedes no saben por qué la hierba fue creada. No es pecado que no lo sepan. Hoy, he abierto para ustedes una página del libro Divino, pero ¿cuántas más quedan? Hasta ahora, no sabían por qué los bueyes y los caballos pastan hierba. ¿Qué filósofo se los diría? Dirán: "¡Qué bueno sería que pudiéramos estar siempre con Usted!" En ningún momento dejé de estar en ustedes. Como pueden ver el tiempo comienza a mejorar. El tiempo sonríe y ustedes se alegran. Cuando están alegres, el tiempo también, se alegra. Cuando lloran, el tiempo está sombrío y llorando. Muchos se quejan de que nadie les ama. Hay un Ser que los ama – es Dios. Cuando dicen que nadie les ama quiere decir que no han encontrado al Uno que los ama. Tan pronto como Su Luz viene y colma su alma se vuelven alegres y gozosos. Ahora, es importante para ustedes que aprendan completamente todo lo que han escuchado. Aquí están las cosas más importantes, son las siguientes: día luminoso, día alegre, día Divino. Cuando el día está alegre siempre es el día Divino. Cuando tienen un día Divino, todos los días llegan a ser como este. Algunos se quejan de tener los pies mojados. ¿Qué quiere decir tener los pies mojados? – Lo Divino no puede obtenerse a menos que se mojen los pies de la gente. Los pies mojados representan las condiciones no favorables de la Vida. Tienes deseo de lograr algo pero un número de obstáculos llegan – estos son los pies mojados. Decides construir una casa pero no tienes dinero; esto es un obstáculo. Cuando comencemos a vivir en armonía con Dios tendremos mejores hogares que los actuales. Construiremos hogares de acuerdo a nuestras necesidades. Tendremos tanta Luz, como necesitemos. Frecuentemente se desaniman y dicen: "Estamos viejos". ¿Qué significa la vejez? – Cuando un hombre pierde su fe envejece. Cuando pierde el significado de su vida, su anhelo de Dios, un hombre envejece. Cuando el niño está alegre porque su madre lo saca afuera, es bueno. Ustedes están alegres hoy y deben estar alegres. ¿Por qué? – La alegría es semejante salida. Y así, aquellos de ustedes que subieron el Musalá, hicieron bien. También, los que no subieron, hicieron bien. Al final de los finales todos bajaremos. – "¡Qué hermoso sería quedarnos aquí!" – Aquí, quiere decir con Dios y con Dios siempre estamos. * * * Centre OMRAAM Institut Solve et Coagula Reus www.omraam.es Equipo de traducción al español: Zornitza Gáneva - Bulgaria José de Jesús Saavedra Aceves - México Todos los participantes en los equipos de traducción trabajan voluntaria y gratuitamente. Agradeceremos cualquier tipo de ayuda, especialmente en la edición, publicación y distribución de las traducciones.
  5. EL CORAZÓN SENSATO Conferencia del Maestro PETAR DEUNOV Una conferencia del Maestro frente a la clase oculta General, Abril 2, 1924 Sofía Cada trabajo o cada empresa en el mundo no tienen que pesar sobre un fundamento vacilante sino sobre un fundamento firme. Bajo las palabras fundamento firme, entiendo el fundamento que no cambia, que permanece igual en todas las condiciones. Este fundamento está vivo. Supongan ahora que como viven en la Tierra, su fundamento es firme. Así, ustedes cuentan con su personalidad. Pero, ¿después de su muerte en qué fundamento pondrán su vida? Por lo tanto, la Tierra no es una base real, en la que un hombre pueda pisar. Entonces ¿cuál es la base real? – A la base real le llamamos "el sensato corazón humano." No me refiero al corazón racional del hombre actual, sino al corazón sensato del hombre Divino. El Apóstol Pablo dice: El hombre físico no puede entender las cosas espirituales porque estas se entienden espiritualmente. Ustedes tienen que ubicar la nueva dirección de su vida en su sensato corazón. En este corazón sensato funciona o actúa el Espíritu Santo. Y en las acciones de este corazón sensato no hay error alguno. Cuando un hombre actúa de acuerdo con él no comete error alguno, todos los errores son inmediatamente resueltos. Los errores en el mundo vienen de la mente objetiva del hombre. Esta es la mente actual, con la que el hombre piensa. Te llega una buena idea, comienzas a pensar cómo ponerla en práctica y pierdes la oportunidad. Frecuentemente decimos que si un hombre entra al agua puede ahogarse. Debe saber nadar o debe aprender a nadar. Pregunto, ¿en qué escuela, el patito que sabe nadar apenas salido del cascarón, ha aprendido el arte de la natación? Aprendió este arte hace miles de años. Porque, en el interior de la mente humana, hay un elemento Divino. Le llamamos, Espíritu Santo, el cual actúa sensatamente, sin error alguno. Y cuando escuchamos esta voz interior (la llamo "corazón sensato"), nuestros pensamientos difieren de los ordinarios. Ustedes pueden hacer un sencillo experimento. Si piensan con su cabeza, tienen que pensar durante largo tiempo; tienen que investigar un año, dos, tres, cinco, diez y más sobre cierta cuestión hasta que lleguen a algunas conclusiones. Por ejemplo, ahora pregúntense cómo estará el tiempo el lunes. Nuestra mente comienza a pensar y dice: "será bueno." Bien, ya lo comprobarán. Después pregúntense si el tiempo estará absolutamente claro o medio claro, si estará sólo nublado o lluvioso, etc. Se harán la pregunta claramente en su mente. En estos experimentos, notarán que de lo que la mente dice, difícilmente el uno por ciento se hace realidad. Es una sugestión que habrá buen tiempo. Pero, si ustedes le preguntan a su corazón sensato qué tiempo hará el lunes, se los dirá con absoluta precisión. En estos conceptos, no hay razonamientos. Una vez que empiezan a razonar, lo Divino comienza ya a perder su valor. Si piensan con su corazón sensato, sentirán de un modo agradable bajo su boca del estómago y entonces cada uno podrá decir: "El tiempo será así y asá." Pregúntense ustedes mismos, por ejemplo, cómo van a pasar este año de su vida – bien o no. Si contestan con su mente, les dará los más estupendos proyectos o en algún otro momento les dará proyectos pesimistas. Pero, si se preguntan con su corazón sensato, este les dará una respuesta positiva. No sólo les dará una respuesta positiva sino les señalará si van a pasar dificultades y simultáneamente les dará la dirección correcta por la que las sortearán de manera más favorable. Ahora, en este corazón sensato también se encuentran los buenos hábitos. Cada hombre tiene buenos hábitos. En algunas personas, los buenos hábitos aparecen más temprano, y en otros – más tarde. Un estímulo, la buena idea de hacer el bien a alguien te llega; pasas por un camino, ves a una pobre viuda; metes la mano en el bolsillo pero inmediatamente comienzas a filosofar, te dices: "tengo dinero pero hoy lo necesito; vamos, haré ese bien algún otro día." Si piensas así, ya cometiste el primer error. No pasará mucho tiempo y pagarás una cuota diez veces mayor por no haber llevado a cabo estos buenos sentimientos Divinos. Consecuentemente, debemos obedecer siempre a la voz Divina en nosotros. Cuando este Divino sentimiento habla en nosotros, esta es una prueba en nuestra vida. Dios nos examina. ¡Tenemos que obedecerle por completo! ¡Una vez que escuches lo Divino, hazlo! Para hacer ese bien, no tienes que dar toda tu fortuna; es un pequeño servicio. Un niño se cayó en la calle, se rompió la pierna; ¿qué te cuesta levantarlo, llevarlo a tu casa y ayudarle? Perderás sólo una media hora. Dices: "tengo un importante trabajo." Toda la infelicidad en nuestra vida está en que no escuchamos nuestras buenas intenciones y buenos hábitos, que tenemos dentro de nuestro corazón. Nos detenemos ante un número de consideraciones filosóficas y pensando y diciendo que debemos arreglar nuestras vidas. La primera ilusión es que pensamos y queremos arreglar nuestras vidas solas. Nuestra Vida, de acuerdo a este corazón sensato, está resuelta. Todas las condiciones, en que debemos vivir, toda la gente que debemos encontrar y quienes deben tener una influencia sobre nosotros, todo está predeterminado. Y será como se determinó. El Cielo entero trabaja en nosotros en esta dirección. Nosotros no vivimos en el mundo, pero Dios sí. Consecuentemente, cada buena obra es una manifestación de Dios en nosotros. Y cuando vamos en contra de un buen pensamiento Divino, creamos nuestra infelicidad en el mundo. Con estos buenos hábitos que tenemos, no se les pide que carguen con todo el peso del mundo. Les he dicho otras veces que cada buena idea está conectada a otros miles de buenos pensamientos. Ahora, no piensen que si no llevan a cabo una buena idea, Dios no preverá esto. Él ha previsto todo, pero ustedes pierden las oportunidades. Con cada buena idea irrealizada ustedes se degradan a sí mismos, se hunden y con esto su Vida se vuelve más difícil. Cada vez que dejan de realizar cualquier clase de buena idea, siempre se degradan, el ambiente se vuelve duro y duro, hasta que su voluntad se paraliza. Se vuelven juguete del destino, es decir, de las circunstancias exteriores. Estas circunstancias se manifiestan por la única razón de que no escuchamos el corazón sensato. ¿Cómo reconocemos cuándo el corazón sensato actúa en nosotros? – Cuando este corazón sensato actúa en nosotros, en nuestra alma tiene lugar cierta expansión. Cuando haces el más pequeño bien, sientes una satisfacción interna en ti como si hubieses conquistado el mundo entero. Todos ustedes tienen que cuidarse de lo siguiente: cuando hagan el más pequeño bien, no lo expresen exteriormente. Si lo expresan exteriormente, se obstaculizan a sí mismos. Porque cuando haces un bien ya tienes la venia de Dios y estás alegre. Con esto no te enalteces a ti mismo, sino que Dios ya te ha enaltecido. Digamos que un hombre se ahoga en el agua y que lo salvas; después de que lo sacas del agua, no esperes que te pague. Vete, deja que él te busque. Si después de hacer un bien, escribes en los periódicos que salvaste de la muerte a esta y a esa persona, ese bien está medio perdido. La fuerza moral del discípulo que sigue la Divina enseñanza radica en que tiene absoluta fe en Dios. Podemos no saber dónde está el Cielo, podemos no saber dónde vive Dios, qué tan lejos está Él de nosotros, pero tenemos que sentir a Dios. Un predicador inglés dice: "No sé dónde está el Cielo, pero una vez que comienzo a orar a Dios, secretamente en mi alma, siento actuar al Espíritu Santo." Así, Dios lo escucha, inmediatamente. Y esto es lo importante, que en cuanto volvemos nuestro espíritu hacia Dios, Él nos escucha. El profeta dijo acertadamente que Dios no vive en el Cielo sino en los corazones de la gente humilde. ¿Quién es la gente humilde? – La gente del corazón sensato, digo yo. Si todos ustedes siguen su corazón sensato, todas las disputas que a veces aparecen entre ustedes, desaparecerán. Por ejemplo, ustedes tienen malos hábitos, a veces no tienen paciencia; todo esto se debe a que su mente filosofa que les han ofendido. ¿En qué consiste la dignidad del hombre? – La dignidad de un hombre consiste en cumplir la Voluntad de Dios, en la aplicación de las virtudes más pequeñas. Habrás podido ganar una de las mayores batallas, levantar a un pueblo entero, pero si un día tu corazón dice que ates el zapato de un anciano y no lo cumples, todo lo hecho cae hasta el fondo. Atar el zapato de un anciano vale más que la victoria en una batalla. Ahora les daré un ejemplo de aquellos dos ermitaños que vivieron durante veinte años en el desierto donde constantemente oraban a Dios. Un día uno de los ermitaños vio que su amigo al pasar cerca por cierto lugar, dio un salto y comenzó a correr. Se preguntaba qué había visto el hombre, por qué se había atemorizado y comenzado a correr. Fue al lugar y vio un montón de oro. Se dijo a sí mismo: "¡Qué tonto es este hombre, huyó del oro!" Sacó el oro, lo tomó y se fue a Alejandría donde construyó una gran posada, ayudó a los pobres, gastó todo sin dejar nada para él. Regresó al desierto y le pidió a Dios que le dijera si estaba contento con él. Un ángel se le apareció y le dijo que todas sus bondades no valían tanto como el salto de su hermano. Consecuentemente, si tomamos todo eso, lo que puede hacer nuestra mente objetiva actual desde el momento de nuestra niñez hasta el momento cuando partamos al otro mundo y pesarlo, todo eso no puede pesar tanto como una buena obra del corazón sensato. En alguna parte de la Biblia está dicho: David pensó en su corazón. De esta manera, él pensaba con su corazón sensato. Eso es lo que se les pide a todos ustedes ahora. En la segunda etapa de su Vida, se les pide tener apropiadas relaciones humanas, es decir, saber cuáles deben ser sus acciones entre los demás. Por ejemplo, quieres hacerle una observación a alguien; hazla, pero hazla con Amor, como te la harías tú mismo. Cuándo te haces una observación, ¿cómo actúas? ¿Te condenas a tí mismo severamente? Suavizas las condiciones, ¿no es verdad? ¿Por qué no actuar con los demás, como lo hacemos con nosotros mismos? Consecuentemente, debemos presentar la Verdad con Amor. Cuando corregimos los errores de cualquier hermano, debemos corregirlos con Amor, de manera que sienta que hacemos esto con Amor y no que nos alegra alguna equivocación suya. La primera cosa que ahora falta en la gente, es la nobleza. Por ejemplo, en esta Escuela a veces se quejan por las sillas. Algunos me preguntan: "¿No tenemos derecho de escuchar al frente?" Pregunto: ¿quién es más noble? – ¿quien se sienta al frente o quien se sienta atrás? Si puedes abrir tu boca y decir una palabra amorosa, cumplir la Voluntad de Dios, ¡siéntate en la primera silla! Si eres quien puede decir la palabra más grosera, ¡siéntate atrás! Incluso si te llaman al frente, diles: "Hermanos, no soy para la primera silla. Me sentaré atrás y gradualmente llegaré hasta las primeras sillas." Ustedes dicen: "¡Sentémonos al frente!" Seré feliz si se sientan al frente pero tienen que saber que doy un significado a estas primeras filas. Estas tienen que ser las filas del Amor Divino, de manera que a quienquiera que los encuentre, le emitan esa bondad, esa ternura, esa fuerza para ayudarles. Ahora me van a decir: "Sí, pero estos son nuestros rasgos hereditarios." Esa es una mentira, los rasgos hereditarios son una invención suya. El bien, los buenos hábitos, el corazón noble en ustedes, han sido puestos por Dios desde que los creó, desde que salieron de Dios. Consecuentemente, en cada caso particular, tenemos tantas posibilidades de ser buenos, como de ser malos. Ya he dicho qué es el mal. El mal siempre proviene del rechazo a hacer el bien. El mal es un bien no realizado. Supongamos ahora que dos estudiantes riñen, se insultan de algún modo; eso es muy natural. ¿Cómo van a allanar este insulto? Si uno de ellos se dice a sí mismo: "espera, actuaré conforme a mi corazón sensato" y el otro se dice en sí mismo "yo actuaré también conforme a mi corazón sensato" Una vez que ambos actúen así, en seguida su disputa se allanará. ¿Qué hay en ustedes que los divide? ¿Qué hay en este mundo que divide? ¿No es mejor tener Amor Divino? Aquello, que puede dar fuerza a nuestra mente, aquello, que puede dar fuerza a nuestro corazón, aquello, que puede dar fuerza a nuestra voluntad, Aquello, es Dios, Quien Se confinó a Sí mismo para vivir en nosotros. Existe Un Dios en el mundo, que Se confinó a sí mismo por nosotros. Esa es la más grande gloria de Dios. Si tú olvidas este sacrificio, que Dios ha hecho – entrar en el corazón humano, creas las condiciones para la muerte. De ahí proviene la muerte. Morimos y resucitamos cada día. Si comenzando esta noche deciden ser fieles a esta gran ley de la manifestación Divina, ¿tienen idea qué cambio tendrá lugar en ustedes? Si obedecen esta ley Divina, no importa qué clase de persona se encuentren en el camino, incluso la peor, cuando se detengan y le miren, Dios les sonreirá a través de él. Dirán: "¡Le he reconocido!" En la gente mala, Dios está oculto profundamente. Esta gente es mala porque no viven bien. Cuando los caminos de un país están dañados, ¿quién es culpable – los caminos o la gente? La gente no repara los caminos. De esta manera, en las condiciones actuales de Vida, con nuestra desobediencia a esta gran ley interna, hemos alcanzado una situación tal que el mundo Cristiano contemporáneo entero sufre. Así que, ¡se les pide moderación de modales! Un señor dijo, que en los rostros de los que aquí estudian brilla la muerte. No, yo no sé si la muerte puede brillar, pero lo que sé es que nuestros rostros no deben respirar muerte, sino que deben respirar Vida. Ahora, cuando hablo del corazón sensato, deben saber que para que evolucione este, los sufrimientos tienen que tocarlos profundamente. Una persona tiene que ser sacudida desde lo profundo de su alma. No son necesarios los afectos que sólo tocan su superficie, así como algunas olas tocan sólo algunos diez metros de la superficie del mar. Ustedes necesitan un cambio radical. Precisamos tener el carácter de Abraham. Abraham no tenía hijos. Bajo la orden de la ley de los judíos, uno de sus sirvientes o uno de los hijos de sus esclavos tenían que heredarle. Pero, Dios le dijo que le daría un heredero. ¿Quién era el heredero de Abraham? – Isaac. Su padre y su madre tuvieron una brillante idea. Dios le dijo a Abraham: "Sacrificarás a tu hijo." Si hubieran estado en lugar de Abraham, ¿hubieran dicho: "Hágase la voluntad de Dios"? Él tomó a su hijo, puso algunos maderos en su espalda y fue exactamente al lugar donde se le había dicho que hiciera el sacrificio. Hasta el último momento estuvo a prueba. Cuando alzó el cuchillo, Dios le dijo: "He visto que eres un hombre de obediencia por eso no sacrificarás a tu hijo." ¡Esta es una cualidad alabada de Abraham! Con esto él mostró que estaba listo a sacrificar incluso lo más valioso que tenía. Por esto Abraham es llamado amigo de Dios. Yo le llamo padre de los creyentes porque fue un hombre de absoluta fe, un hombre absolutamente sin duda. Por supuesto, ustedes aplicarán esta Enseñanza – cada uno dependiendo de cuál sea su lugar en la Vida. Probarán a Dios y Él los probará. Los probará como a Abraham, los probará como a los Apóstoles, los probará como a los profetas. Todos van a pasar por el Fuego, siete veces pasarán por el Fuego. Cuando les digo que todos van a pasar por el Fuego, les da miedo. ¡Se debe pasar siete veces por el fuego Divino! Esa es la mayor bendición. Ese es el sagrado Fuego del Amor, que purificará sus mentes y corazones para entender lo bueno en Dios y cómo deben realizarlo. Jamás deben precipitarse. Cualquier cosa que hagan, no se den prisa. Alguno de ustedes es comerciante, se enreda en sus cuentas, no tiene dinero; va a casa, se quiebra la cabeza – se desespera. ¡No se quiebren la cabeza! Cuando vayan a casa, tomen asiento, dirijan su mente hacia Dios, hacia su corazón sensato, escuchen lo que se les dirá que hagan en dicho caso. Siempre recibirán una respuesta. Usted es una madre, tiene una hija desobediente; no le grite, no le pida que haga esto o aquello, sino vaya a su corazón sensato y pregúntele qué hacer. Uno, dos, tres, cuatro días podrán pasar – la mejor respuesta a qué hacer llegará. Eres un profesor, eres sirviente en alguna parte, eres un estudiante; no importa cuál sea el puesto que desempeñes no te apresures. Les daré un ejemplo, el cual les mostrará que los que tienen fe siempre se salvan. Algunos doscientos cincuenta – trescientos oficiales fueron sentenciados por los bolcheviques a la pena de muerte. Fueron con uno y le preguntaron: "¿Crees en Dios?" – "No, no creo." Le dispararon, lo mataron. Fueron con un segundo, tercero, cuarto y siempre les preguntaban: "¿Crees en Dios?" – "No, no creo." Finalmente, le preguntaron a uno de ellos: "Bueno, ¿crees en Dios?" – "¡Sí, creo!" y se persignó. Finalmente habían encontrado a uno que creía en Dios. – "Vamos, sal de aquí, no mereces la muerte." Le dejaron en libertad. ¿Por qué? – Dios le susurró a quien los mataba: "¡Deja a éste, él es Mío!" Ese hombre cree en su corazón sensato, escucha su voz interior. Puedo darles muchos ejemplos a propósito de los consejos del corazón sensato, pero estos ejemplos tienen fuerza en su aplicación. ¡Sé qué difícil es para un hombre aplicar una regla! Cuando un hombre se enoja, inmediatamente vienen la duda, la vacilación. Pueden dudar de cualquier cosa en el mundo, pero de Dios – ¡nunca! Prepárense al sacrificio por ese gran Amor – por Dios, que voluntariamente se limitó (a sí mismo), y ¡vino a vivir en nosotros! ¡Prepárense en dado caso a sacrificar todo por Él! Eso hizo a Cristo excepcional. He venido a hacer la voluntad de Aquél Que me envió, dijo Cristo. Finalmente, cuando le dijeron que tendría que llevar la cruz de los sufrimientos, dijo: "Haré todo lo que mi Padre me ha dicho." Cristo tenía el conocimiento, también tenía la fuerza. Él dijo: "¿No puedo pedirle a una o dos legiones de ángeles que vengan y me liberen? Sí puedo, pero no lo haré. Prefiero la deshonra, el sufrimiento, la tortura, mas todo será para el bien de Mis hermanos." ¡Esta es la voluntad Divina! ¿Dónde está el Amor Divino? – En la obediencia. Un día vendrá cuando no haya sufrimientos. Cristo no será más crucificado en el mundo. ¿Por qué? – Porque, no habrá árbol en el cual puedan crucificar a Cristo. Para Cristo, que hoy día vive en los corazones de 500 millones de personas, para Él no hay un árbol lo suficientemente grande, en donde crucificarlo a Él. Él es suficientemente poderoso, y Su poder se desarrollará aún más. Nosotros también podemos disponer de su poder. Por eso Cristo dice: Cualquier cosa que pidiereis en Mi nombre, será para vosotros. ¿En nombre de quién? – En nombre del Divino Amor, en nombre de este corazón sensato, dentro de nosotros. Si tienes un corazón sensato, Cristo puede venir y vivir en él. Les digo las cosas, pero no podemos imponerles las reglas. Quiero una cosa de ustedes: que compitan en darse mutuo respeto uno al otro. Eso es lo principal. Tienen suficiente filosofía, incluso como para ser profesores. Pueden dar conferencias, pueden dar moralidad a la gente, pueden interpretar el Evangelio también, pero necesitan la práctica. La cosa más difícil es la puesta en práctica y ésta se les pide a todos. Quienquiera que practique, entrará en la segunda fase. Quienquiera que escuche al corazón sensato, este ya podrá hablarle. Pueden confiar en los buenos hábitos. Deben saber que todos ustedes tienen buenos hábitos. Les demostraré que los tienen, de la siguiente manera: si los insulto, me mostrarán lo que tengo que hacer. Me dirán: "Usted tiene que ser un poco más suave." Mientras me des lecciones de moral, entonces tienes un buen hábito, sabes cómo actuar. Mientras me des lecciones de moral, entonces distingues los buenos hábitos. ¿Por qué no puedes tú también actuar de igual modo? Todos sabemos cómo debemos actuar. ¡¿Si lo sabemos por qué no lo podemos poner en práctica?! ¡Podemos ponernos manos a la obra! Así que, todos sin excepción pueden practicar. Dios se limitó a sí mismo y vive en nosotros. ¡Si dos mil años después de Cristo decimos que no podemos vivir una vida pura, cristiana, esto es una vergüenza para nosotros! Los escuché antes de la conferencia: un hermano, dijo: "¡Hermanos, recemos!" Me gustaría que sólo uno rezara, no todos. Uno de ustedes hará todo el trabajo. ¿Cuántos maquinistas necesitan un tren? – Uno. Si todos se vuelven maquinistas, habrá una riña. Un solo maquinista es necesario; él se subirá a la máquina, el resto se sentará en los compartimientos y el trabajo se pondrá en marcha. Este buen corazón se pondrá en marcha, esta palanca honrará la gran ley Divina y el resto permanecerá en los compartimientos en silencio y calmadamente. Ustedes dirán: "Pero puede cometer un error." La historia que conocemos desde hace miles de años dice que todos aquellos que fueron guiados por su corazón sensato actuaron razonablemente. Ellos nunca han creado ninguna catástrofe. Por eso el salmista dice: Fui joven y envejecí pero no vi al virtuoso mendigar. No he visto a un hombre con un corazón sensato mendigar, caer en el escarnio. Si alguna vez los virtuosos estuvieron sujetos al escarnio fue debido a la sencilla razón de ayudar a sus hermanos. Así que, ahora ustedes apelarán a los buenos hábitos que tienen, a su corazón razonable. Y después de eso apelarán a Cristo, a ese Cristo viviente a quien llamo Hijo del Amor. El Único Maestro en el mundo. Conocemos Su nombre, el cual es Cristo, pero Él tiene un Nombre sagrado que no nos atrevemos a pronunciar. Cuando me dirijo a Él, yo digo: "¡Dios, en tu Nombre, con el cual Tú eres conocido arriba en el Cielo, hágase Tú Voluntad!" ¡Compitan en respeto! Esto es algo necesario para el búlgaro. Entre todos los eslavos, los búlgaros son los más rudos. Deben confesárselo, no hay insulto alguno aquí. No es malo ser rudos pero es necesario contenerse. Para apaciguarse competirán en el Amor Divino. Ese Amor los pacificará. Entonces, como el mejillón, harán con su rudeza una perla. Comenzarán primero tratándose mejor. Constantemente escucho a algunos de ustedes diciendo: "El Maestro es más benevolente hacia algunos, hacia otros – no." Ustedes piensan en lo físico. No podemos ser benevolentes del rostro hacia afuera. El Amor Divino actúa igual hacia toda la gente. Actúa igual hacia toda la gente pero no toda la gente muestra de la misma manera el Amor Divino. Consecuentemente, sus almas difieren en que algunas están más preparadas y por eso Dios se manifiesta más fuerte hacia ellos. Sin embargo todos deben saber que tienen la misma oportunidad. La forma como Dios actúa hacia un ángel, es como Dios actúa hacia un hombre, es como actúa también hacia una planta, es como actúa también hacia la última de las piedritas – sin ninguna diferencia. No estoy hablando acerca de lo externo, del mundo físico; hablo acerca de las piedras vivas, las plantas vivas, porque en el Cielo ambas, plantas y piedras hablan y están vivas. Así que, todos ustedes tienen que manifestar sus buenos hábitos! También me gustaría que la rudeza, las riñas desaparecieran de entre ustedes. Eso viola al Amor Divino. Toda la gente se queja, dicen: "Necesitamos Amor." ¡Bueno, el Amor está entre ustedes, sólo manifiéstenlo! ¿Quien se equivoca si ustedes tienen una llave cerrada y el agua no puede fluir por ella? ¿Están equivocados ustedes o el agua? Abran la llave y su corazón sensato inmediatamente proyectará estas fuentes hacia fuera. El primer rasgo entre ambos, los jóvenes y los ancianos, es competir en respetarse. Los estudiantes que no pueden respetarse entre sí, tampoco pueden respetar a su Maestro. Los estudiantes que no viven bien entre sí, tampoco respetan a su Maestro. Dios dice que no está contento con aquellos que no Lo escuchan. Los corazones de todos deben estar listos para realizar la Voluntad Divina. Todos tienen que realizar la Voluntad Divina con Amor y Su reino vendrá. Entonces todos nos regocijaremos. Podemos hacerlo empezando esta noche. No, esta noche es un día. Podemos volver la noche en día. Ahora, quiero dejar en su mente el siguiente pensamiento: cada quien decidirá por sí mismo cómo relacionarse con los demás, en lugar de cómo los demás se relacionarán con él. Esa es la cuestión principal. Ustedes comienzan al revés. No, cada uno de ustedes, desde su punto de vista resolverá cómo se relacionará con los otros y si Dios está contento con su trato. Yo no digo que Dios no está contento, porque si digo que Él no está contento, estaría juzgando. Ustedes pueden corregir todos sus errores. Esta noche Dios tomará todos nuestros pecados y los arrojará detrás de Su espalda. Esto sucederá instantáneamente. Entonces una nueva naturaleza aparecerá, un nuevo nacimiento del hombre, una nueva elevación del espíritu humano nacerá. El nuevo hombre nacido estará libre de sus tormentos, estará alegre y dichoso. Esto puede suceder esta misma noche. Ustedes pueden resolver esta cuestión esta misma noche. Aquellos que están preparados no lo pospongan. Mientras que a los que no están preparados, su tiempo llegará. Aquellos que estén preparados, podrán instantáneamente resolver esta cuestión. El Dios de Amor no es un Dios de muertos sino un Dios de vivos. * * * Equipo de traducción al español: Zornitza Gáneva - Bulgaria José de Jesús Saavedra Aceves – México Todos los participantes en los equipos de traducción trabajan voluntaria y gratuitamente. Agradeceremos cualquier tipo de ayuda, especialmente en la edición, publicación y distribución de las traducciones. Para mayor información, por favor, contáctanos: wb_translation_team@mail Centre OMRAAM Institut Solve et Coagula Reus www.omraam.es
  6. LAS PIEDRAS PRECIOSAS 17 conferencia del Maestro Beinsá Dunó Durante el Curso Oculto Especial Dada en Junio 21, 1922 en Sofía La oración secreta Los ensayos en el tema ‘Las piedras preciosas’ fueron leídos. Escribiendo sobre este tema, se han enfocado más en el lado exterior de las piedras preciosas. Considerar la cuestión sólo exteriormente, equivale a tomar algún alimento en su estómago sin disposición hacia él o sin la sensación de hambre. Así que, el principal impulso, el principal estímulo durante la comida está en el placer que uno siente al masticar, cuando uno se echa comida el estómago acepta la comida. Si algunos sentimientos de agrado, de disposición a cierto alimento no son despertados, uno no tiene deseo de comer. El hombre no obtendrá ningunos resultados si recibe alimento sin disposición hacia este. Hablando de las piedras preciosas queremos decir - la mente del hombre, porque sólo la persona inteligente puede hablar sobre este tema. Sólo el hombre de una elevada inteligencia, noble y virtuosa, puede hablar acerca de las piedras preciosas y puede distinguir entre una piedra preciosa de otra. Me gustaría que se enfocaran en las 12 principales piedras preciosas e hicieran un pequeño experimento con ellas. El experimento es el siguiente: Cuando tengan cualquier problema de carácter físico, cardíaco o mental, comenzarán a imaginar mentalmente las 12 piedras preciosas en su mente. Comiencen con la más común y vayan a la mejor y más costosa paulatinamente, observando con cuál piedra su malestar desaparecerá. Conforme vayan recorriendo estas piedras en su mente, al mismo tiempo se irán conectando con las virtudes que cada una de ellas emana. En este caso, cualquier piedra puede actuar favorablemente sobre el hombre y puede cambiar su estado. La virtud no está expresada por el color. Si una doncella está sonrosada, con mejillas sonrojadas, esto no es una muestra de que tiene amor. Si la doncella se pinta los labios o se pone un vestido rosa, esto aún no significa amor. Si a alguien le gusta el color azul, esto aún no significa que él lleva la verdad en sí mismo. Si pensáis que el amor de alguien por cierto color indica que él lleva en sí mismo la virtud asociada a este color, cometerán unos grandes errores. Un color es sólo la pasiva expresión de una virtud dada, mas debe pasar a través de los centros o focos de la mente antes de llegar a ser una virtud activa. Se requiere una transformación de la virtud. Cada color tiene cierto valor y lo vale sólo después de pasar por la mente humana y ser concentrada en cierto centro. Para entender el sentido y el significado de las piedras preciosas, deben estudiarlas. Nada se adquiere fácilmente. Trabajo, esfuerzo y labor son requeridos a todos. Imaginen que un día les ataca la apatía, la pereza, que no quieren estudiar, que están listos para renunciar a sus creencias y deciden ir por el camino ancho. Otro día, viven dudas, vacilaciones si están en el camino recto o no. Al tercer día, experimentan cierto número de emociones negativas como la envidia, odio, miedo interior, etc. Comienzan a buscar la causa de estos estados pero no pueden encontrarla. No hace falta buscar la causa de estos estados, sino pasen las piedras preciosas por su mente y observen qué resultados obtienen. Algunas veces su experimento tendrá éxito, algunas veces fallará, pero esto no debe desanimarlos. Continúen con este experimento hasta que finalmente obtengan algunos resultados. Después de que obtengan algunos resultados, entonces les hablaré acerca de las leyes que actúan a través de las piedras preciosas. En el pasado, las piedras preciosas eran piedras sencillas, ordinarias, pero después de algún tiempo, sufrieron alguna transformación llegando hasta el estado en que las vemos en el presente. Por ejemplo, el diamante fue una vez carbón ordinario, pero a través de una serie de procesos a lo largo de los siglos, cambió hasta este más elevado estado, se transformó de una forma inferior a la suprema. Era negro como carbón, y como diamante llegó a ser incoloro, con la habilidad de refractar los rayos del Sol. La ciencia oculta que estudian ahora utiliza las piedras preciosas como un método de transformación de problemas en los que se pueden meter frecuentemente. Las piedras preciosas pueden servirles como punto de apoyo en la vida que viven en el mundo material. Los experimentos que les doy, no deberán ocupar todo su tiempo, sino sólo el que no saben cómo utilizar. Semejante pequeño experimento está colocando una semilla en la tierra. Mis experimentos son pequeños para invertir en su tiempo libre. Siendo pequeños, serán agradables e incitarán una serie de buenos pensamientos y sentimientos de respeto al mundo material en que viven y que deben conocer bien. Centre OMRAAM Institut Solve et Coagula Reus
  7. LAS TRES VIDAS Pronunciada en Febrero 24, 1922, Viernes, a las 7-9h, Sofía (Silencio) (Esta noche habrá una reunión cuáquera. Todos guardarán silencio hasta que reciban inspiración.) Los he llamado esta noche para preguntarles cómo usar nuestro tiempo libre. No el tiempo que ya ocupan, sino el tiempo que está libre. El tiempo libre destruye la vida. Un buen fabricante de queso al hacerlo, debe hacer el queso con burbujas, que haya espacio vacío en él, para que sea considerado un buen maestro de queso. Deseo que piensen un poco sobre un método de trabajo – cómo se debe trabajar. ¿Cuál es el mejor método de trabajo para los viejos? Porque de acuerdo al pensamiento moderno, la gente dice: “El viejo debe descansar.” Allí está el mayor mal. Dicen: “Es joven, que juegue.” ¿Pues, quién va a trabajar? El viejo debe descansar, el joven jugar, y los que están en la edad media, entre los 30 y 33 años ellos trabajarán. Así pues, tenemos a los de 33 años para que trabajen, los jóvenes para que salten y los viejos para que descansen. Deben hacer un programa de reuniones, cada domingo por la tarde, y votar sobre esto democráticamente. La primera cosa, que entre ustedes noto, que hay una gran desarmonía, la cual se debe a su sagrado egoísmo. Como veo las cosas, hay tres tipos de vidas en el mundo. Una la llamo materialista. Semejante hombre quiere poseer ovejas, ganado, vacas, gallinas, casas, campos y cuando todos comienzan a cantar, él dice: “¡Cuesta vivir la vida!” Pero, después de veinte años, sirviendo a todos, dice: “Son muy grandes estos cuidados, estoy cansado, debo cambiar un poco mi vida.” Comienza a venderlos poco a poco, porque quiere vivir para sí mismo. Esto es la segunda fase del sagrado egoísmo. Los niños, la esposa, quienes no saben los motivos provocadores del padre, que actúa de esta manera, dicen: “¿Qué piensa hacer nuestro padre? ¿Después de vender todo qué será de nosotros?” El sagrado egoísmo también existe en la religión y en la vida espiritual. Allí dicen: “Concentrémonos en nosotros mismos.” Con lo que hemos ganado podemos vivir un poco, de la manera como nosotros comprendemos la vida opulenta. La tercera vida, la verdadera vida, es la que llamo Divina. Es el abandono del sagrado egoísmo y la vida del completo, perfecto Amor de Dios, en el que el corazón y la mente humana pueden desarrollarse completamente. Y nosotros al encontrarnos con alguien, nuestros intereses no coinciden, él piensa de una manera, yo de otra. De acuerdo al primer tipo de vida pensamos en qué tiene quién, diferenciamos, en el segundo caso también diferenciamos, pero cuando comenzamos a servir a Dios, allí no hay diferenciación alguna, allí hay sólo un método. Ahora según a esta ley, algunos dicen: “Cuando Dios diga.” Pues bien, habréis notado cómo, por la mañana, cuando la madre llega y le dice a su hijo, “Levántate querido, ya salió el Sol.” Él le contesta: “Un ratito más.” Y consideramos esto como una filosofía. ¡No! ¡Esto para nada es una filosofía! Ahora viene la pregunta: ¿Ya nos dijo Dios: “Levántate”? Ya lo dijo. Alguien dice: “Cuando el espíritu venga.” ¿Pueden decir que el espíritu no ha llegado hasta ahora? Ha estado yendo y viniendo muchas veces. Ahora, puede venir de nuevo, tocar a la puerta e irse de nuevo. Esta es cuestión de los ancianos, no de los jóvenes: los jóvenes tienen tiempo. En la época de hoy día, nosotros solucionamos los apuros de la vida, las dificultades. Debemos reconciliar todas las contradicciones, debemos acabar lo que aún no hemos terminado. Existen dos opiniones en esta dirección. Los animales se reúnen para ayudarse. Los lobos también se reúnen durante el invierno, pero sólo en caso especial, para atacar un rebaño. La pregunta es: ¿Podemos ahora, cualquiera que sean las condiciones, cualquiera que sean las dificultades entre las que nos encontramos, podemos vencerlas, permanecer por encima de ellas? Ahora desde un mero punto de vista cristiano, digo: “Es posible”. No teóricamente cómo se puede, sino prácticamente, el asunto es muy distinto. He allí qué fue lo que trajo este pensamiento: uno de nuestros amigos, de los más entusiastas, tenía un elevada opinión de mí, que yo podía hacer cualquier cosa. ¡Conceptos mentirosos! Él estaba neurasténico, llamó a los doctores y le aconsejaron permanecer acostado en cama durante cuarenta y cinco días. Con semejantes creencias nada se hace. Estas son una ilusión. Si tu fe en Dios no puede ayudarte, si en el último caso, el conocimiento que tienes, no te ayuda, entonces ¿para qué nos sirve? Pues el deseo de trabajar debe nacer en nosotros, trabajar de acuerdo con las leyes de la Naturaleza viviente, estar en armonía con Dios. No tengo nada en contra de un doctor que viene y trabaja de acuerdo a estas leyes. ¡Bienvenido! Si una vena truena, un doctor viene, la sutura. Pero si has comido rábano sin masticarlo, un doctor viene y te aplica una inyección, pregunto: ¿Habrá reconocido semejante doctor la enfermedad? ¡Yo digo que es necesario un laxante, nada más! Los trozos de rábano deben ser expulsados del organismo, que no les molesten. Muchos de ustedes han ingerido trozos sin masticar como estos y lo denominan: “La Nueva enseñanza.” ¡No! Esta no es la Nueva enseñanza, ni siquiera es la enseñanza Divina. Si tuvieran la enseñanza Divina, ya serían santos. El corazón de un joven enamorado es generoso y él está inspirado. Ambos están inspirados, ¿en qué difieren? – Ellos entienden de la misma manera. ¡La presente enseñanza es la enseñanza del sagrado egoísmo! Quiero que no se auto-engañen. Si desean obtener resultados, no deben equivocarse en sus conceptos, deben saber dónde comienza la Nueva enseñanza. En ella hay una apertura, una transformación de la conciencia: un cambio se establece justo como cuando una oruga llega a ser mariposa. Su estancamiento no se debe sólo a ustedes, también hay otras razones. Hay almas atrasadas en el entero mundo de hoy día, millones de almas atrasadas en la Tierra, que han salido de la evolución humana, son incapaces de utilizar las fuerzas de la Naturaleza, son mendigos, pero son muy astutos y mañosos y toman ventaja de todas las debilidades de la gente. Los hay de todo tipo entre ellos. Cuando llegan, explotan alguna de sus debilidades. Por ejemplo, si ven que uno es vanaglorioso y desea llegar a ser un hombre célebre, primer ministro de Bulgaria, comenzarán a sugerirle que tiene un talento y que puede llegar a serlo, introducir las más severas leyes, pero lo empujan por este camino y él se crea miles de problemas. Y ellos le dicen entonces: Basta, ya estás cansado, retrocede, que vengan otros, ve los resultados. Pero cuando los otros vienen, empiezan a perseguirle, le toman, le juzgan y le ponen en la prisión. ¿Por qué? ¿Qué ha ganado? – Nada. También en la religión notamos también las mismas debilidades. Te dirán: “En las ciencias ocultas existen tales y cuales fuerzas, lo que digas lo harás, entonces empezarás a presumir. Todo esto es la pura invención de estos espíritus. Si piensan profundamente, encontrarán que esto es una ilusión, no es Divino. Ahora quiero que ustedes distingan. Ahora, yo no voy a hablar como un clarividente. Por el color de sus rostros veo que se encuentran bajo la influencia de estos espíritus. Algunas veces llegan a despertarse y dicen: “Mi mente está confundida.” Dicen también: “Dios, ¿qué no ves?” No, son ustedes los que deben ver. Hoy día estamos en una época en que debemos protegernos contra las influencias ajenas. Y todas las incomprensiones que existen entre nosotros, se deben a ellas. No estoy juzgando a nadie. No ha habido ni una discusión racional entre vosotros, para considerarlo racionalmente. Ustedes deben decir: “Ve y dile a tu hermano que el camino que ha tomado, no es bueno.” Y tú se lo dirás. Pero estos espíritus aconsejan distinto. Dicen: “¿Lo miras?, es un hipócrita.” Si es un hipócrita, la hipocresía debe tener signos, pero entonces debe haber alguna ley, debe haber hechos, ¿dónde están sus signos? Si él es malo, como malo él, debe haber otros signos. De acuerdo a esta ley de alquimia, me gustaría ahora que comenzaran a cernir, a cernir interiormente. Cuando los astrónomos observan el cielo, eligen las noches tranquilas, cuando el aire no sopla en absoluto. Entonces la observación es mejor. Y nosotros cuando hacemos ciertas observaciones, el tiempo debe estar tranquilo. Si dichos espíritus se mueven en nuestra mente, nuestras observaciones no serán correctas. Debemos poner nuestras mentes en paz y con una mente tranquila ponernos en contacto con la conciencia Divina dentro de la cual vivimos. Ahora, no vivimos dentro de la conciencia Divina. Debe existir un método de trabajo entre ustedes. Deben estar juntos - dos, tres o cuatro de ustedes, estar en armonía y ser capaces de ayudarse. ¿Cuál es la utilidad si andamos por el camino Divino sin ayudarnos? Algunos de ustedes elijan estudiar la ley de la armonización. Debemos armonizarnos. La gente vieja necesita armonizarse. Ustedes siempre deberían armonizarse. Arréglense, afinénse. No digo que ustedes no estén armonizados. Frecuentemente, cuando visito alguna familia, la madre dice a su hijo: “Vamos, toca ‘Flor bonita’.” Escucho, la ‘flor bonita’ toca muy bien. Entonces voy a otro lugar: “Vamos, querido, canta ‘Flor bonita’ para el señor.” Bueno, yo digo, basta de esto. Una constante repetición de la misma cosa no es conocimiento sino pérdida de tiempo. Decimos nosotros: “Dios es bueno”. “Dios es bueno”. Pero tú toca la segunda cosa que viene después de ‘Flor bonita’. Esto es: ‘El viento resuena, el Balcán* gime’**. Pues, la florecita bonita es para el corazón y el viento truena para la mente. Y ahora, ¿cuál es la tercera canción que los niños deben tocar? Les hago este comentario porque veo que algunos de ustedes piensan que este no es aún el camino. Ustedes todavía no saben lo que es la vida espiritual. Ni han experimentado todavía la vida Divina. El tercer paso que debemos dar es: entrar en la Vida Divina. Renuncien al sagrado egoísmo de afuera y tendremos la mitad del trabajo hecha. Examinando el Evangelio verán que Cristo comienza de las reglas pequeñas y llega a la perfección: “Sed perfectos como vuestro Padre es perfecto que está en el Cielo”. Hay prosélitos, creyentes y discípulos. Los prosélitos son la gente materialista, creen en las grandes riquezas; los religiosos son gente creyente, creen en el sagrado egoísmo, en tanto que los discípulos están en la Enseñanza Divina. Es a ellos a quienes se refería Cristo cuando dijo: “Reparte todas tus propiedades, deja a tu padre y madre.” - por los discípulos. Y conocerán la ley de cómo dar y no sólo vanamente. San Pablo dice: “Incluso si doy toda mi propiedad y no tengo Amor, no soy nada.” Y si doy mi cuerpo a quemar, es decir, puedes sacrificarte y esto también es el sagrado egoísmo. También, es sagrado egoísmo cuando nos consideramos el centro del Universo. Puedes no expresarlo pero este es el pensamiento. No lo expresamos por fuera, pero está escondido en nosotros. Quien ha entrado en la vida Divina está tan elevado que nadie lo toca. Un escritor dice: “Una persona que insulta a Dios es como un mosquito escupiendo el Monte Blanco, ¿qué dejará sobre este? Cuando entramos en el mundo Divino y alguien nos dice algo, es como la saliva del mosquito, aún pueden no notar si el mosquito ha escupido o no. En el mundo Divino no hay saliva, ella aun no puede caer allí, porque constantemente hay lluvias que la lavan. Hemos llegado a la situación de acuerdo a la ciencia oculta que aplicamos las reglas a la vida real. Esta aplicación determinará nuestra futura vida. Ahora se determina cuál será la futura situación. Cualquier cosa que hagas ahora, la haces por tí mismo. Y debes saber cómo hacerla. Debes vivir dentro de la vida Divina, debes saber las características relevantes de la Vida Divina en qué consisten. Esto es necesario para tí mismo. En esta pequeña sociedad ocurren ciertas desarmonías que pueden muy fácilmente arreglarse. Pero pueden arreglarse sólo de acuerdo al método Divino. En la vida religiosa, el sagrado egoísmo arregla tanto como daña; en la vida materialista da cinco y toma cien. En la vida Divina todo se resuelve. Y no hay cosa más grande que el hombre está en armonía con Dios, sentirLe en tí mismo, y estar en armonía con todos los seres supremos. No hay cosa más grande que esta. Encuentras a un hombre, lo Divino en él responde a lo Divino en tí y tú le recibes. ¡No hay cosa mejor que esa! Ahora, quiero que hagan un análisis, que ciernan sus pensamientos y que dejen sólo lo esencial. Que permanezca sólo un pensamiento, pero que sepan que es Divino; un pensamiento en el que puedan contar. Esto es posible, para todos ustedes es posible. Cualquiera puede hacer esta prueba, no es necesaria una gran filosofía. Ni es necesario un gran esfuerzo, pero es necesario que se aplique una ciencia. Deben aplicar las reglas Divinas, así como también en la música y en el arte. En todas partes ellas están definidas y quien las sabe siempre obtendrá resultado, pero no material. Primero, no busquen mejorar su medio exterior. ¡No! Mejoren el estado de su mente, esto es lo primero. La segunda cosa es mejorar su corazón, y luego estarán en condiciones de mejorar su vida material. Ahora están haciendo lo opuesto y por eso no obtienen resultado. Ahora algunos de ustedes están trabajando en esta dirección pero aún dudan. Aquel equilibrio de la mente, aquella fe que tienen, llega a ser subjetiva. Deben saber que han tenido una experiencia positiva, que lo que creen lo han probado y que su experiencia ha sido vivida. Hay dos tipos de experiencia: la primera es cortar una flor y perderla, otra experiencia es la flor que crece en su jardín, permanece viva – es lo que los hindúes llaman Loto. Cuando hablo acerca de la experiencia Divina, es la que crece siempre en el jardín Divino. Ahora, aquellos de ustedes que sienten alcanzar una determinada elevación, procedan a dar un paso más arriba. En el futuro no deseo que estén desordenados. Porque nosotros debemos aproximarnos a Dios y no Él aproximarse a nosotros. “Acercaros” dice Él, “para acercarMe.” Ahora, piensan que dando este paso ocurrirá un cataclismo entero. No, este estado es uno de los más agradables. Se encontrarán como una mujer que da a luz, se lamenta, grita, pero una vez que da a luz olvida todos los sufrimientos y dolencias. Habrá llanto, pero una vez que den a luz alcanzarán uno de los mejores estados que no habían experimentado. Tal llanto será excepcional. Acá, se necesita heroísmo. No es una tarea fácil y tampoco es difícil. Sólo de esta manera podemos llegar a ser fuertes. En la Biblia está escrito: “uno perseguirá mil y los dos perseguirán 10 000.” Ahora, a menudo me preguntan: “¿Por qué trabajamos y no obtenemos resultado?” Porque hemos permanecido en el sagrado egoísmo. En el sagrado egoísmo hay una pregunta: “¿Cuál es tu fe?” En lo Divino no hay semejante pregunta, allí dicen: “Hermano, hermana”, nada más. Al encontrarte uno te dice “hermano”, tú estás en lo Divino; si te dice: “Señor”, “Más Honorable”, “Su Alteza”, “Tengo el honor de encontrar a usted”,“Reverendo”, etc., esto es una enseñanza del sagrado egoísmo. En lo Divino sólo hay fraternidad. Entonces sentirás que toda la gente está cerca de tu corazón. En el estado presente algunas gentes no les gustan y dicen: no puedo soportar a éste. Bueno. Ahora, aquellos de ustedes con sagrado egoísmo, ¿están preparados para terminar con el? Si les pregunto que voten ¿cuántos de ustedes son prosélitos, cuántos son creyentes y cuántos son discípulos? ¡Algunos están listos para la vida Divina! ¿Qué creen? ¿que esta votación se realizará con la mano? Con la mano no se realizará. La harían muy fácil con la mano. Llegando a votar, les crearía un gran problema, como no han visto jamás y si pudieran salir de este problema, está bien. En el mundo muy fácilmente lo harían. Les daré un ejemplo que he dicho a los jóvenes: uno de sus dedos les duele, las articulaciones, la espalda y se ponen nerviosos, se forma un gran forúnculo y entonces dicen: “¡Ya es bastante, si sólo fueran los dolores previos!” ¡Extirparán este forúnculo! Hemos alcanzado el estado del sagrado egoísmo y Dios nos formará un gran forúnculo de manera que el sagrado egoísmo será expulsado a través de este. Entraremos en esta conciencia Divina, no estaremos nerviosos. Ahora deseo que todos tengan no muchas enfermedades, sino sólo una enfermedad; si ha de ser que sea. Ahora, quiero que se organizen, pensando en el trabajo, en el método de trabajo. En el presente nosotros pensamos: “Cuando el tiempo llegue; cuando hable Dios; todavía no hay condiciones, no tenemos conocimientos, esperaré hasta que haya estudiado el ocultismo, etc.” Pueden estudiar ocultismo, pueden conocer la Biblia de muy bien, citar todos los versos y todavía permanecer en el sagrado egoísmo. Por ahora existe un espíritu de crítica entre la fraternidad, ven los aspectos negativos más que los positivos. Y algunos frecuentemente se quejan ante mí: “Antes hubo un tiempo en que nos amábamos mucho, pero ahora nos hemos enfriado.” Algún anciano una vez dijo: “¡Qué fuerte soy!” Y para saltar encima de una zanja, corrió y cayó en esta. Entonces dijo: “Bueno, cuando estaba joven era mucho más fuerte.” Aunque cuando escaló fuera de esta, admitió: “Fue igual que cuando estaba joven.” Joven o viejo, es lo mismo. El hombre no cambia, sólo crece. Los impulsos que ha tenido en su juventud permanecen. Si fue noble, así permanecerá. ¿Puede cambiar la semilla de trigo? Ahora nosotros creemos en que en la juventud la persona religiosa había sido trigo, pero ahora se convirtió en cebada. Los turcos dicen: “¡Aunque veas, no creas!” Uno de los hermanos preguntó: “¿cómo ocurrirá el nacimiento espiritual?” El forúnculo te hará nacer. Les daré el siguiente ejemplo: una sirvienta va a un montón de basura hedionda y comienza a excavar, porque su ama ha perdido una piedra preciosa. ¿Qué está buscando ella? Aquí entre la basura hay algo valioso. Nosotros hemos perdido muchas cosas valiosas. La piedra preciosa siempre es valiosa, quien lo entienda la encontrará y la limpiará, quien no lo entienda no la buscará. Quien sepa esto, lo encontrará, lo limpiará, pero quien no sepa no lo va a buscar. El nuevo nacimiento no es un principio, este concierne sólo a la parte exterior. El alma sólo desarrolla lo que fue plantado, nada nuevo le añade. También la dinamita necesita un detonador para explotar. El espíritu ha salido de Dios, lo nuevo son las condiciones que dan la posibilidad de desarrollo al este espíritu. El alma del niño no se divide del alma de la madre, la madre sólo puede dar los materiales para que se desarrolle. Debemos hacer contacto con la conciencia Divina. Para este enlace hay muchos métodos en el Evangelio y en el ocultismo: para despertar lo Divino existen varios métodos. Ahora, debemos reunirnos, trabajar para Dios. Algunos dicen: “Abandonemos nuestro trabajo para ir y trabajar para Dios.” No, sépamos que todo en el mundo es Suyo. Todo lo que nosotros poseemos es Suyo. Sepamos el hecho de que lo que tenemos ahora es Divino y comencemos a usarlo como la Ley Divina lo exige. Esta es la nueva concepción. Ahora dicen: “Esta es mi enseñanza.” Estos pensamientos son Divinos, existían en Dios y en quien las haya expresado, nosotros decimos: “Esto es Divino y lo aplicamos.” No importa en lo absoluto quién las haya expresado. Aquellos que ya estén listos para salir afuera de sus capullos, dejen su lugar, después de ustedes habrán de venir otros, ellos vienen en serie. Si fuésemos sometidos a un examen, explicar nuestra enseñanza - ¿Tú en qué crees? ¿Cómo vives tu vida? ¿Cuál es tu enseñanza? Definirlo breve y claramente. Para alguna reunión próxima pensarán en los métodos prácticos según los cuales podemos trabajar. Digamos que podemos tener una reunión en la que nos olvidemos de nosotros mismos y seamos uno con la conciencia Divina, fusionarnos todos. ¡¿Saben qué armonía se creará?! Ahora, estamos sentados en esta reunión, alguien habla, miramos nuestro reloj. Cuando rezamos varias veces abrimos nuestros relojes, pensando que esto es una oración. ¡Esto no es nada de oración! Los cuáqueros tienen una reunión en completo silencio. Son muy pocos - unas veinte mil gentes. Inglaterra debe su grandeza a estos veinte mil cuáqueros. Tenemos que empezar a trabajar. Ahora la cuestión se queda así: ¿Podemos entrar concientemente en lo Divino? La gente que se lamenta por algo, se lamenta por la vida perdida. Muchos ven que la vida espiritual no les ha dado lo que deseaban. Se pusieron mustios porque su hijo no llegó a ser lo que esperaban que fuera. Lo Divino le da significado a nuestra vida, aspiremos a aquello. Muchos han experimentado un poco de este estado. Nadie debe hacerse la ilusión de que pueden entrar en la nueva vida mientras no se hayan despedido de su karma, mientras no hayan cumplido con la ley de Moisés. La vida física, es una gran ilusión. No resolvemos nada con esta. Pues, pensamos que arreglamos algo, no arreglamos nada. Algunos dirán: “Entonces dejemos de trabajar.” No, no, esto es una ilusión también. La esencia de la vida es que la gente se ame unos a otros. Te alegra una sociedad donde hay gente sensata. Yendo al cielo, buscamos lo racional de nuevo. Cuando hablamos de Dios tenemos en mente lo superior, lo racional. Todas las necesidades exteriores, aspiraciones, estas nada significan. El significado de la vida está cuando tú amas y te aman. Esto es el significado, ello es lo correcto y lo permanente. Todas las demás posiciones son sólo ilusiones temporales. Este Amor pasará de un mundo al otro. Tú sientes una limitación si alguien te utiliza. El ideal de la Tierra es: el Amor que podemos tener unos a otros desinteresadamente. Sin este Amor, el mundo físico pierde su sentido. Y el amor humano sin el Amor Divino también pierde su sentido. Las cosas tienen algún valor debido al amigo que las da. El anillo de tu amigo es valioso porque amas a tu amigo, pero el día en que le odiaras, odiarías a su anillo también. Amas a alguien y por esta razón lees sus libros. ¿Qué transformación tiene lugar? Bajo la palabra “ilusión” entiendo: No deberíamos hacer del alimento el centro de la vida. Que comerás, comerás pero el alimento sólo es una condición. Porque llegará un tiempo en que nos alimentaremos sin trabajar. Nadie trabajará, todos descansaremos. Nosotros decimos: Sin trabajo es imposible vivir en la Tierra. Es posible, entonces llegará el trabajo agradable. En el presente las necesidad físicas nos compelen a trabajar. Mientras la gente viva de este modo, vivirán en una enseñanza falsa. No es necesario trabajar. Esto es una ilusión, como el briago dice: Es necesario beber. Y de esta manera, la Tierra está llena sólo con cementerios y huesos. Nosotros hemos creado esta necesidad, hemos desobedecido la ley. Dios dijo a Adán: “He aquí el jardín, lleno, arreglado, sólo de aquel árbol no toques.” Pero él comió de él y le expulsaron afuera. Está bien, si volvemos y cumplimos la ley Divina, ¿qué sucederá? De nuevo estaremos en el Paraíso. El espíritu humano de nuevo puede volver a su estado primigineo. Fuera del Edén comenzó la lucha. Que no nos preocupen muchas cosas. Si todos aceptamos el Amor y lo aplicamos, el mundo se arreglará. Pero no con un interesado fin. Creen que las cosas no se arreglarán. Trabajaremos, no nos chantajearemos. Vendré al campo para ayudarte, pero no me pagarás. En el presente sistema se paga. Pero nosotros naceremos, saldremos de nuestros capullos. Es posible ver una contradicción aquí, decís: “Creemos, pero sólo con creer nada se consigue.” La fe implica la inteligencia, pero es necesaria la mente también. El hombre sensato hará algo. Aquel que no tiene fe tampoco tiene inteligencia, siempre empujará el arado viejo. La nueva cultura necesita mucha gente inteligente. Pero con estas creencias e ideas que ahora tenemos, no podemos aplicar esta ley. Seguimos este método el cual es el natural. Existe un enlace entre todos ustedes. En primer lugar, nosotros debemos aceptar lo Divino y, recibiéndoLo, seremos capaces de hacer cualquier cosa. Pero hasta que no hayamos aceptado lo Divino, todos los problemas permanecerán sin resolver. Llamaré a todos ustedes que están listos de una manera especial, veremos cuántos responderán. Quién responda, le responderá Dios. Sólo de esta manera se dará un impulso. Han llegado a un callejón sin salida y ya he notado su experiencia, siempre hablan del pasado y no del futuro. Cuando la gente habla acerca de su pasada experiencia, los considero gente vieja. Nada me gustan cuando citan: “En el tiempo pasado fui más religioso.” Yo digo: “Eres un hombre viejo.” No qué habías sido sino qué eres ahora y en el futuro. Deja el pasado. Nuestro Dios no envejece. Nosotros no creemos en estas cosas. Este Dios habla ahora, y también hablará en el futuro. Pues el pasado sólo es una conmemoración. Alguien viene y dice: “¿Es posible que salga algo de mí?” Si crees - es posible, si no - no es posible. Y después otra ilusión: piensan que se conocen, no se conocen. Conocer a alguien significa amarle y no de una manera común, sino que estés preparado si es necesario a sacrificar todo por él. En el presente no nos conocemos como es debido. La vida es un continuo conocimiento. Cada día trae nuevo conocimiento. Cada día, cada año revela cosas nuevas. Esto es conocer a Dios. Cuando les hablo acerca del Amor, tengo en mente este estado ascendente: no llegarán todos a aceptar el Amor enseguida, es imposible. ¡Cuando hablamos acerca de lo Divino, no entendemos abandonar la vida! No, esto es un entendimiento incorrecto. Viviremos en el mundo, cumpliremos la Voluntad de Dios. Mejoraremos este mundo, no el exterior, sino corrigiendo nuestras mentes. Corrigiendo nuestras mentes y el mundo se arreglará también. Esmérense en establecer un orden en nosotros. No teniendo una ley, vivan de acuerdo a la ley. La gente de hoy tiene ley pero vive fuera de esta. Nosotros no tenemos ley pero vivamos de acuerdo a la ley. Ahora, anoten qué obstaculiza el trabajo: estos obstáculos deben superarlos razonablemente. Dirán: Viviremos de acuerdo a estas reglas. Piensen, en grupos de dos, tres, hasta veinte personas, cómo vivir de acuerdo a estas reglas. ¿Hemos sido discípulos durante tantos años, dicen, acaso no hemos aprendido algo? No sólo salir de Egipto, no sólo aceptar las leyes del Sinaí, sino que entremos finalmente en la tierra de Canaan – en lo Divino – que pongamos ley y orden y que vivamos como Dios quiere. Nosotros tenemos que dar un ejemplo. ¡Querría que ustedes den un ejemplo de la enseñanza Divina! Cada uno puede ser un ejemplo pero el que lo desea en absoluto. Yo les daré un semejante ejemplo en el que tenemos un fruto maduro del que se puede decir: “Aquí está uno de la Divina enseñanza.” Cualquiera puede ser un ejemplo pero sólo el que lo desea en absoluto. Este deseo, decidiendo cumplir lo Divino. Mientras no lo hayas decidido, todos están en contra, pero al decidirlo, dirás: “Ahora renuncio a todo lo demás. Pueden venir conmigo si quieren, y si no – ¡adiós!” Entonces ellos también dirán: “Iremos nosotros también.” Pero no tiene que haber nada de duda. ¡Decídelo! Así, pues comenzaremos no con lo grande, no con lo mucho, sino con un pequeño experimento, con lo más pequeño del mundo Divino. Pensarán. Yo les doy este pensamiento esencial. Cada día se preguntarán ustedes mismos esta cuestión: ¿Puedo servir a Dios? El viernes, podemos reunirnos, podemos guardar silencio, o resolver algún problema importante. Es necesaria aplicación. Los ejemplos saldrán a la escena. Entonces habrá dos reuniones: los jóvenes se reunirán antes de ustedes de 6 a 8 y los adultos, cómo quieran de 8 a 9:30. Yo determino: los jóvenes se reunirán más temprano. Los jóvenes son quienes van a la frente para combatir y los viejos cuidarán la retaguardia. Porque si la retaguardia no está organizada es difícil para quienes se encuentran en las líneas del frente resistir el combate. La gente de Sofía deben dar un ejemplo. Ustedes tendrán un método. Ahora los filósofos antes de exponer sus teorías, dan argumentos en contra de otros filósofos. Yo tomo este proceso que ocurre en la Naturaleza. Primero siembro la semilla y ella crece. En el segundo año aparecen las hojas. Cinco o seis años pasan, y aún no hay flores pero después florece. Sucede lo mismo con el hombre. Algunos de ustedes pueden florecer, no artificial, sino naturalmente. Si ocho años han pasado ya, florecerán. Es posible que florezcan porque tienen las condiciones. Si apenas ahora estás comenzando a crecer, digo: Tienes más tiempo, dos-tres años. Algún día este florecimiento vendrá. Ahora que nuestro desarrollo no va correctamente, porque todos los seres del mundo astral destruyen lo que has construido. A veces estás dispuesto agradablemente, trata de conservar esta disposición. Pasan una o dos horas y pierdes todo lo ganado y de nuevo estás pobre. Después de una semana de nuevo luchas, de nuevo haces el esfuerzo. Después de estas conferencias alguien de ustedes puede escribir algo que ha vivido. Alguien que describa una experiencia suya, aprobado, pero con argumentos, que describa su experiencia. El que la ha vivido, sabe cuáles son los signos. Si no ha perdido este estado, él lo llevará consigo. Lo principal es que podamos crear tal atmósfera, un poco más amorosa. Su Amor ha sido un poco superficial, debe acumularse y adquirir una inclinación. En una conferencia les hablaré acerca de los métodos del Amor; qué cosa es el Amor; cómo el Amor puede aplicarse; qué resultados puede producir él. De la manera como ahora se describe, el Amor es sólo unos sentimientos relacionados a la vida, a cierta buena disposición. Cuando llegamos a Amar esencialmente, esto es algo grandioso. Si es posible crear esta atmósfera, entonces se les puede hablar acerca de los métodos del Amor, pero como están ahora en esta desarmonía, nunca me permitiré hablar acerca de él, porque él es sagrado para mí. Puedo hablar de otras cosas, pero acerca de él dejaré hablar a otros en el futuro. Cuando se cree una atmósfera como es debida, se les podrá dar los pequeños métodos del Amor Divino. Es lo mismo como cuando ustedes cuentan a alguien una experiencia suya que consideran sagrada y sienten una herida sobre ella, entonces ustedes no la cuentan. Cristo dijo: Las cosas sagradas no se deben dar. Al Amor actual yo lo dejo, hablaré del Amor desde un absolutamente diferente punto de vista. Estas cosas serán únicamente una explicación. Y entonces en este Amor pueden hacer un experimento, si quieren. El es una conciencia Divina que produce todos estos estados. Ahora con nuestros pensamientos obstaculizamos lo Divino en nosotros, nosotros solos destruimos. Debemos todos parar de destruir, sino debemos construir. Si alguien te dice una experiencia y en ti aparece el deseo, la disposición a decir: “Esto no vale.” Entonces te causas daño a tí mismo y le causas daño a él. Si puedes soportar hasta el fin, tendrás una pena, pero después aparecerá una pequeña alegría. Debes tener una meta. ¿Para qué? Debes tener un objetivo. ¿Tienes un objetivo? Puedes tener a Dios como objetivo. Si no Lo tienes como un objetivo no puedes lograr nada. Si tienes a Dios como una conciencia universal, lo puedes todo. Si no lo tienes, siempre pierdes. Te cuelgan, si puedes concentrar tu conciencia hacia Dios fuertemente, la cuerda se romperá unas cien veces y no te colgarán. Pueden intensificar las vibraciones de sus células de tal manera que el acero más fuerte se convierta en polvo. Pero es necesario ser un gigante. Esperamos que Dios diga y que suceda. No, nosotros diremos y ello sucederá. Dios dice: “Decid vosotros también y sucederá lo que queráis.” Pero para que suceda esto, debemos saber cómo querer. Cuando el niño pequeño pide con Amor, su padre se moverá y le dará todo, pero cuando el hijo ordena a su padre, él no le da. Si nosotros vamos a Dios con Amor, todo puede suceder. Ahora, tanto los jóvenes como los viejos deben tener corazones, para aprender qué cosa es el Amor Divino. Se dice: “Pues Dios amó tanto el mundo que entregó a Su unigénito hijo, cualquiera que crea en El no perecerá.” Y tú dirás: “Yo también tanto amé a Dios así que entrego todo en sacrificio, para conocerLe.” Cuando transformes este versículo, entonces la fuerza llegará. Depende de nosotros. Dios ha hecho, ha dado el sacrificio, ahora nosotros si aceptamos también este sacrificio diremos así: “Amé a Dios tanto que sacrifico todo de manera que Le conozca. Este es un epígrafe sobre el que pueden meditar. Cuando comencé a hablarles, me resfrié. Yo interpreto esto: hablaré a esta gente, pero ellos tienen un resfriado. Yo sé cómo curar un resfriado. Cuando uno estornuda, esto significa que el catarro sale por la nariz. Tienen un catarro, esto significa que su mente está enferma y deben curar la mente. Todas las impurezas deben salir afuera, que no haya lugar para los microbios. Ahora yo tengo el resfriado y ustedes no tienen un resfriado. Entonces se me dice lo siguiente: Si tú no les enseñas el método verdadero, tendrás un resfriado. Me he unido con sus vibraciones y estas son bajas y por eso tengo catarro. En cinco minutos yo puedo terminarlo interrumpiendo mis relaciones con ustedes. Pero es tiempo para nosotros, ya podemos pasar a lo eterno - conocer a Dios. Algunos dirán: “¿No Le conocemos?” Cristo dijo primero si pueda retirar el cáliz, pero al final dice: “Ahora conocí que todo me es dado por Ti.” Pero lo dijo casi al final. Experimentando las cosas, conoceremos esta experiencia también. Debemos conocer que todo nos fue dado por Dios. ¿Están eligiendo ahora el Viernes? Se queda el Jueves. Quiero decirle a los jóvenes que no repitan los errores de los viejos, que sean diferentes de los viejos, porque si ellos cometen los mismos errores como los viejos, no serán diferentes de ellos, mas los jóvenes deben ser especiales. Porque todavía tengo mi resfriado, no quiero decidir sobre esta cuestión. En general, se debe hablar poco. Los cánones largos se meten rara vez. Las grandes obras no son fáciles. En estas reuniones hay también otra cuestión, pueden armonizarlos, hacerles vibrar. Este es el lado bueno. Algunas veces el mundo exterior exhausta y necesitas de algunas horas para descansar. La oración secreta. _________________________________________ * Es una cadena de montañas que divide Bulgaria en la parte norte y parte sur. ** Es una canción típica nacional búlgara renacentista revolucionaria.
  8. EL ELEVADO IDEAL Conferencia del Maestro Beinsá Dunó a la Clase Oculta General dada en Septiembre 11, 1923, en Sofía La Naturaleza ama sólo a los hombres que tienen un elevado ideal. Ella les llama: “mis amados hijos”, y los conoce por su nombre. Quienes no tienen ideales no están anotados en su libro. Los descarta como desechos; los pone en su sótano para lejanos días, para tiempos lejanos. Así que, en aquellos tiempos cuando alguien siente que nadie le pone atención, o como si estuviese abandonado por Dios, “por la Naturaleza”, debe saber que la equivocación es suya, que carece de un elevado ideal. Esta es una ley. Por lo tanto, cada uno puede corregir su vida, liberarse de sus desgracias y sufrimientos; cada uno puede salir del olvidado sótano de la Naturaleza. Si uno de los más abandonados, “hasta el fondo del sótano”, algún día crea para sí mismo un gran ideal, comenzará a arrastrarse como un caracol y en no mucho tiempo se encontrará arriba, en la superficie de la Tierra. Y la Naturaleza dirá: “He aquí a uno de mis hijos quien ha resucitado.” ¿Qué representa la muerte y qué la resurrección? La Muerte se refiere a los niños olvidados en los sótanos de la Naturaleza, los niños sin un elevado ideal. La resurrección se refiere a los niños que están saliendo fuera del fondo de los sótanos del mundo material, es decir a los niños con un elevado ideal. Para arrastrarse fuera de dicho sótano es necesario tener voluntad y una fe incomparable. A menudo oirán decir: “Yo como cualquier cosa, no hago selección; me visto con cualquier cosa, no selecciono ni el color, ni la calidad de la materia.” Él quiere presentarse como una persona modesta que se resigna con las condiciones. No es así. El hombre que come de todo tipo de comida sin seleccionar, es un hombre sin ideal o con un bajo ideal. Así come el animal omnívoro, pero el hombre se diferencia del animal. Cuando comes tienes que seleccionar las comidas. La Naturaleza creó muchas comidas, pero tú elegirás la más pura y de buena calidad, la que actúa favorablemente sobre tu organismo. ¡Este es un hombre con un elevado ideal! La Naturaleza conoce quienes de sus hijos tienen un elevado ideal y quienes no. En cada momento ella los somete a un examen. Para ver lo que está escondido en los dobleces del alma humana, lo que está escondido en la profundidad de la mente humana y del corazón humano, qué impulsos y aspiraciones lo agitan, ella les permite entrar en su jardín, plantado con muchos árboles frutales, decorado con frutos diferentes, de varias cualidades y pone atención cuál de estos tomará. Si toma de los más buenos frutos, la Naturaleza escribe en su libro: “¡He aquí uno de mis hijos sabios, con elevado ideal! ¡Llegará a ser un Hombre!” Pero si ve que no sube al árbol por perezoso y toma un fruto de las ramas bajas, la Naturaleza se forma una opinión especial de él. Ella escribe en su libro: “¡No llegará a ser un Hombre! No tiene un elevado ideal.” – “¿Qué tengo que hacer?” – Subir al árbol y de allí recoger un fruto. – “Está muy alto, caeré.” – Aun si te cuesta la vida tienes que subir. Entonces la Naturaleza escribirá: “¡Este hijo es valiente, llegará a ser un Hombre!” Alguien mira hacia la punta del árbol, arriba, alarga la mano pero se asusta y mira abajo, hacia las ramas bajas o hacia la tierra donde ha caído un fruto, se inclina y lo toma. La Naturaleza escribe de él también: “Este es uno de los niños olvidados en mis sótano, no se hará Hombre.” Guárdenlo en la memoria: la Naturaleza toma en cuenta la aspiraciones internas del hombre. Ella sólo constata los hechos, los observa y anota lo que ve. Por lo tanto, si ella apunta lo mejor, ustedes son la razón de ello. Ella apunta los hechos como son, ni los aumenta, ni los disminuye y de ellos saca sus conclusiónes. Los resultados que influyen sobre vuestras vidas se deben a la selección que hayan hecho. Había una joven egipcia llamada Eltamar, hija de un pobre campesino, se distinguía de sus amigas por el elevado ideal que llevaba en su alma. Ella era sabia e inteligente, virtuosa y modesta. Cuando fue a la escuela su maestro le preguntó: “¿Te casarás, Eltamar o permanecerás virgen?” Ella respondió: “Tengo sólo un ideal en mi vida y siguiéndolo viviré. Si me caso será sólo con el hijo del rey. Quien sea, si no es el hijo del rey, lo rechazaré. Él será mi elección: me casaré con el hijo del rey o permaneceré virgen.” Diréis que esta selección es estúpida. ¡No es estúpida esta moza, ella tiene un elevado ideal! ¿Cómo se aplica este elevado ideal en la Vida? Si tuvieras un credo, si siguieras una enseñanza, si aplicaras alguna medida, si tuvieras alguna imagen en tu conciencia, todo esto respondería a un elevado ideal. Si tuvieras corazón, mente, alma y espíritu, ellos deberían estar inspirados por un elevado ideal. Que tu espíritu sea fuerte, que sea hijo de la Verdad. ¿Quién es el hijo de la Verdad? Es el hijo del rey, el ideal de cada alma. Por eso, si sales por la mañana muy temprano a recibir la salida del Sol, está allí a tiempo, antes de que aparezca en el horizonte. Recibe el primer rayo del Sol saliente. Este es el más importante, él es el hijo del rey, este es el hijo de la Verdad. Él esconde en sí mismo la fuerza y el poder del Sol. Si no recibes el primer rayo, has perdido la salida del Sol. Recibe el primer rayo y tranquilamente regresa a casa. El primer rayo trae la riqueza de todos los rayos. El primer rayo es el primer fruto del Sol saliente, del gran Árbol de la Vida. Los demás son los últimos frutos de este gran árbol. Si uno dice que puede recibir el Sol en cualquier momento o que puede observarlo a cualquier hora del día, la Naturaleza dice de él: “¡No llegará a ser un Hombre!” Si subes a la montaña y tienes sed, no bebas de cualquier agua. Detén tu andar, mira alrededor y encuentra el manantial más puro. Inclínate, tómala con tus manos y bebe del agua pura montés. Si actúas de esta manera eres un hombre con el elevado ideal, se puede contar contigo como una persona responsable. Si dices que puedes beber de acá y de allá, de cualquier lugar, la Naturaleza escribe que eres una persona sin carácter, con bajo ideal – no se puede contar contigo. El alumno oculto se distingue por su elevado ideal. Yendo al manantial, a pesar de cualquier tipo de dificultades que encuentres, te inclinarás y beberás del medio, del agua más pura. Yendo a la montaña, no te apresures en bajar pronto, sino elige el lugar más bonito y siéntate ahí para descansar. Examina todo el paisaje y conserva profundamente en tu alma la impresión de esa bella imagen. Cuando bajes al valle, lleva impresa en tu conciencia la imagen viviente de la cumbre que has subido. Las altas cumbres de las montañas, los manantiales puros, están vivos y dejan para siempre inolvidables imágenes en la conciencia del hombre. ¡Aplica el elevado ideal en toda tu vida! Si buscan libros para leer, encuentren los libros del más célebre autor, del predicador más elocuente. Si desean visitar a una galería del arte, acudan a la exposición del más notable pintor. - ¿No debemos mirar los cuadros del mediocre también? – Cada día encuentran cuadros de esos en su vida. Es suficiente observar a la gente para ver cómo comen, qué comida utilizan y cuándo comen, para tener cuadros comunes y corrientes delante de sus ojos. Más, si hacen una selección de cuadros siguiendo un elevado ideal, un cuadro es suficiente. Este debe ser obra del más destacado pintor – del pintor con elevado ideal. Cuando elijan un amigo, obedezcan la misma ley: elijan al más sabio, al más inteligente, al más bueno, al más franco. Cuando un hombre elija a una mujer o una mujer elija a un hombre, de nuevo deben guiarse por un elevado ideal. Quien se desvía del elevado ideal, él mismo hace su causa para las desgracias y sufrimientos en su vida. Ahora hablemos del ideal en la Vida, acerca de qué principios se deben aplicar cada día. Alguien que diga que su ideal no es el correcto, no llegará a buen final. Si tu ideal de ahora no es correcto, corrígelo. El momento siguiente está en tus manos – elije otro ideal. De esta manera llegarás al ideal de tu alma que es eterno y lleva al hombre por el camino correcto – por el Camino del Amor. Si hoy dejaron pasar el primer rayo de Sol, mañana podrá verle. Si mañana fallan, su día estará perdido. Si hoy recibieron el primer rayo, los demás días podrán recibirlo también. Sólo así podrán mejorar su vida. El pensamiento más luminoso, el sentimiento más elevado, el acto más gallardo, contienen en sí el primer rayo del Sol, que penetra en el alma humana. ¿Cómo puede corregir la vida humana? Toma tu mayor y tu menor defecto y guardalos en tu conciencia hasta que te liberes de estos. Si durante años los guardas en ti mismo y no retrocedes delante de estos. Al final tus errores dirán: “Tenemos delante de nosotros un hombre con carácter. que merece vivir. Te cedemos nuestra posición y nos hacemos tus sirvientes. Tú irás adelante y nosotros detrás de ti.” Algunos alumnos no son aprobados en los exámenes, no tienen éxito en su vida y rápidamente se desaniman. Abandonan el campo de batalla, niegan su ideal diciendo: “De nosotros nada saldrá”. Esta es gente sin ideal. ¿Para qué viene el hombre a la Tierra? ¿Para un banquete? El hombre ha sido llamado a la Tierra - una escuela de pruebas, para probar su carácter, para conocer su mente y su corazón, para conocerse a si mismo. Sentándote a comer a la mesa, la Naturaleza abre sus ojos ampliamente y observa cómo sostienes el tenedor y la cuchara, cómo comes, con qué pañuelo te sirves. Y de todo ello concluye qué será de ti. Si has sido invitado por el Segundo turno y comes del mismo plato del cual alguien ha comido, ¿piensas que eres un hombre que tiene un elevado ideal? ¿Qué hace el hombre que tiene un elevado ideal? Trae en su bolsa un plato limpio, una cuchara y un tenedor, y si no cambian el plato sucio con el limpio, él dice: “¿Me permiten usar mi plato, mi cuchara y tenedor?” De esta manera debe actuar el discípulo oculto. Si quieren agasajar a uno según el elevado ideal, deben actuar de esta manera: mandarán hornear diez panes redondos, de fresca harina, limpia, de buena calidad; con el más limpio, el mejor y más preparado maestro panadero. Después cubrirán la mesa con un mantel blanco y limpio, y delante de cada invitado pondrán un plato limpio y un pedazo fresco del pan redondo. En el plato pondrán un racimo de uvas, una manzana y una pera. Las uvas serán traídas del mejor viñedo, ubicado en un lugar limpio y bueno. Las manzanas y las peras serán de árboles cuidados según el elevado ideal. Después los invitados se sentarán tranquilamente y con disposición a la mesa y comerán. Todos darán las gracias, se levantarán y saldrán a pasear por el alrededor cercano, para beber agua del manantial limpio. Esto es una banquete según la nueva manera. Encontrarán gente rica muy exigente con respecto a los alimentos, pero con respecto a su vida mental y moral no tienen un elevado ideal. Ellos permiten la mentira y el robo en su vida, como cosas comunes. Ellos empiezan bien, terminan mal. En el mundo físico se guían por un ideal, pero en el espiritual – ningún ideal los guía. Para este hombre la Naturaleza escribe: “¡De ti no saldrá un hombre!” Si alguien dice que puede amar a cualquiera, no habla con la verdad. Hasta ahora no he encontrado a uno que pueda amar a cualquiera. De palabra todo es posible , pero en la realidad no es así. El Amor se experimenta en la Vida. Al decir “Amor”, debes sentir su significado interno y sentido. Quien sienta Amor, puede transformar su vida en un momento. ¿El hombre a quién puede amar? – a Dios. Primero amarás a Dios, luego – a tu prójimo y al final – a ti mismo. Esta es la gran Verdad en la Vida. Quien no comienza su vida con Amor hacia Dios, no llegará a ser un Hombre. Si deseas probar la verdad de mis palabras, examina la historia del desarrollo humano y mira si existe un hombre a la Tierra que haya rechazado el Amor hacia Dios y que hubiera sido célebre. La gente famosa, los genios, los santos y los Maestros de la humanidad son gente que aman a Dios. Algunos objetarán: “Si se predica Amor hacia Dios, olvidaremos a la gente y las relaciones con ellos.” No olvidaremos la gente, sino que introduciremos en su vida un elevado ideal. Si todos se hubieran esforzado en dirigirse hacia el primer rayo del Sol, hacia el gran Amor Divino, el mundo contemporáneo se hubiera desarrollado correctamente. La gente contemporánea estaría alegre, sana, fuerte y rica. Muchos dicen de sí mismos que tienen un corazón amplio que incluye a toda la gente, más aún a toda la humanidad. Estas son sólo palabras, que no responden a la verdad. Amar al hombre, significa conocerle. Amar a la humanidad significa conocer a toda la gente. Pero sólo quien puede corregir sus defectos conocerá a su prójimo. Por consiguiente, si amas a toda la gente, tú puedes corregir sus defectos. ¿Es así en realidad? Dices que amas a toda la humanidad pero no puedes soportar a tu mujer, que es miembro de esta humanidad. Tienes un hijo y una hija pero no te entiendes con ellos. Es imposible conocer al hombre, amarlo y no comprenderse con él. Pues, la afirmación de que amas a toda la gente no es correcta, no responde a la verdad. ¿Cuándo puedes conocer al hombre? – Cuando amas a Dios. El Amor hacia Dios causa el conocimiento del prójimo y de ti mismo. Esto hace al hombre feliz y lo prepara para cumplir la Voluntad de Dios. De cualquier modo que se hable al hombre contemporáneo de Amor, lo mezcla con los sentimientos y con su estado del ánimo diciendo: “Mi corazón arde de amor, conozco el amor.” Esto que arde y quema no es Amor. Estos son los rayos de la luz negra que lleva muerte y descomposición; estos manchan y trastornan el alma humana. ¿Piensan que el Gran Creador del Universo puede ser engañado por el amor de la gente? ¿Piensan que los actos de la Sabia Naturaleza Viviente pueden ser confundidos con los actos humanos? Dios conoce lo Suyo, es decir lo Divino, dondequiera que esté. Dios del bien eterno ama en el hombre lo Bueno y la Verdad. Está dicho en la Biblia: “Has amado la Verdad en el hombre.” Lo más sublime, lo más puro, lo más bello en el hombre, esta es la Verdad. Alguien quiere saber si el mundo Racional está interesado en su vida ordinaria. La gente puede interesarse por las cosas ordinarias en la vida pero no los seres Racionales. Si eres el primer sirviente de un amo rico y diez sirvientes más te sirven, ¿debe el amo ocuparse de ti? El sabe que otros sirvientes tienen a la vista tus necesidades y las satisfacen. Uno de los sirvientes limpia tu ropa, el otro – tus zapatos, el tercero arregla tu habitación, etc. - “¿Está contento el amo de mis zapatos lustrosos?” – El amo no presta atención a tus zapatos, sino que él se interesa por el sirviente que los lustró. Si él está guiado por un elevado ideal y pulió los zapatos de su prójimo según todas las reglas de su arte, él atrae la atención del amo que dice: “¡Este hombre tiene una idea, se puede contar con él!” ¿Cómo aplicarían el elevado ideal en su vida? Si la mujer desea coser una camisa a su marido y está satisfecha con el primer material que encuentra , y la cose de cualquier modo, ella no tiene un elevado ideal. Deseando coser una camisa a su marido ella debe recorrer el mercado entero hasta encontrar una tela, que responda a las exigencias del elevado ideal y de coserla según todas las reglas del arte. Esto es una mujer con un elevado ideal. El marido debe actuar también de la misma manera: deseando comprar tela para el vestido de su esposa, no debe satisfacerse con la primera que vea, sólo para mentir a su esposa, sino esforzarse por encontrar la mejor tela y llevarla con la mejor modista para que la cosa. Si la mujer y el hombre actúan según las reglas del elevado ideal, la Naturaleza escribirá de los dos: “¡He aquí gente con carácter que tiene un elevado ideal y hace la mejor elección!”. Tienes un amigo y deseas regalarle un libro para leer. Recorrerás todas las librerías para elegir el libro más valioso, el más interesante, para que lo lea, lo conserve y lo recuerde toda su vida. Tu amistad se basa en el elevado ideal. Quieres escribir algunos pensamientos como recuerdo a tu amigo. ¿Qué vas a escribir? ¿Copiarías algo de Petko Slaveikov* para el dinero: “Dinero, dinero, la más poderosa reina”, y te satisfacerás? El dinero no es un ideal y no puede guiar a la humanidad. Escribirás un pensamiento pero probado, vivido. Sacarás este pensamiento de lo profundo de tu alma. Leyéndolo tu amigo se admirará y te agradecerá. La Naturaleza escribirá: “Tú llegarás a ser Hombre.” Uno dice que ama a alguien. ¿Por qué le ama? – Por sus ojos y cejas buenas. Otro ama a su amigo por su linda boca, un tercero – por su guapa nariz. Esto es incomprensión del Amor. El Amor no es causado por alguna cualidad externa. Amar a alguien por sus cualidades externas, demuestra que tienes un bajo ideal. Amar a tu amigo, significa ver en él una cualidad en su carácter, que le diferencia de toda la gente. Esta cualidad es invariable – se puede contar con esta siempre. La buena cualidad en el carácter humano no está ni en sus lindos ojos, ni en su guapa boca o en su linda nariz. Está en el lugar más alto, en las cumbres de su vida. Encontrando la buena cualidad en tu amigo, la cogerás, la sostendrás en ti mismo como un don sagrado. Y luego la Naturaleza escribirá de nuevo: “Llegarás a ser un gran Hombre.” Tienes un profesor, le admiras y dices: “Mi profesor conoce muchas ciencias – física, química, matemáticas, astronomía – es una persona muy erudita.” El conocimiento no define el hombre. No hace de él un sabio. Otra cosa caracteriza a un maestro. Muchos conocimientos, no elaborados, son una carga superflua, la cual pocos dominan. El saber externo es sólo un adorno del sombrero; lo esencial es el sombrero no su cinta. Un maestro dice a su alumna: “Te comprarás el mejor sombrero, pero no tiene adornos.” Ella va con su amiga a comprarse un sombrero. Se compra el mejor sombrero pero la sombrerera le dice que sin listón el sombrero no resulta nada interesante. – “El maestro me ha dicho que me compre un sombrero sin adornos.” – “Él nada entiende de sombreros. Si pones un listón, el sombrero estará más bonito.” Su amiga insiste en poner un listón más. Y así la estudiante cede – pone un listón más en su sombrero diciendo: “El maestro ya va a estar satisfecho con mi sombrero.” No, el sombrero perdió su valor. ¿Por qué? – Porque imita ideales ajenos. Imagínate que eres un escritor y recibes de tu amigo una buena pluma con plumín de oro. Un conocido tuyo viene, ve la pluma y pone en ella una enorme piedra preciosa. Viene otro, pone una piedra preciosa más. Tú deseas escribir con tu pluma, pero experimentas dificultad – las piedras preciosas pesan sobre tu pluma y paulatinamente tu pensamiento se dificulta, no va ligera y suavemente, como antes. ¿Qué representan las decoraciones en la Vida? –Estas son los ideales provisionales de la humanidad contemporánea, de la gente, de estudiantes y religiosos contemporáneos. Ellos no comprenden la fuerza de lo Divino que penetra en el alma humano como chispa e inflama el fuego eterno en él. Dicen: “Ojalá me encuentre uno que me ponga un diamante en el cuello independientemente de que no responda a un elevado ideal.” No es así. Tiene sentido poner un diamante en su cuello pero que sea el mayor, el más lindo, el más puro. Tal debe ser su ideal. Si alguien desea poner alrededor de su cuello, un pequeño diamante, casi imperceptible, no lo permitan. Lo que llevan fuera y en sí mismo, debe responder a un elevado ideal o no ocuparse de él. Aspiran a lo más grande, lo más bello, lo mejor, lo más puro en el mundo. Esta es la Verdad que deben implantar en sus almas, en sus corazones y en sus mentes. Hablar a la gente del elevado ideal, esto significa caminar por la corriente del gran río de la Vida. ¿Adónde va este río? Esta tarde yo también les he hablado de un elevado ideal, expresado en lo más grande, lo más bello, lo más puro, lo mejor en el mundo. Este es el primer rayo que sale del Principio Divino. Si comprenden este rayo, ustedes serán discípulos y hombres. Ustedes son de los que entenderán la Verdad como un elevado ideal en vuestra alma. Si tardan y no reciben el primer rayo, estarán en la situación de los niños olvidados en el fondo del sótano. Este sótano es para los niños comunes y no para los excepcionales, es decir para los Divinos. Para estos niños justamente, está creado el gran mundo. Cada uno habla de lo que vive en él. El hombre con elevado ideal habla de un elevado ideal, el que ama habla del Amor, el que ama a la Verdad – de la Verdad, el sabio – de la Sabiduría. Porque el que ama, habla del Amor y el miedoso – del miedo. ¿Quién de los dos gana? - El que habla del Amor. El sabio habla de cosas sabias y el tonto – de tonterías. El sabio construye y el tonto destruye; el sabio escribe y el tonto copia. ¿Quién de los dos gana? – El sabio gana y el tonto pierde. Algún hijo rico dice que ha estudiado firmar los giros postales que su padre le envía. La vida de muchos consiste sólo en firmar. Ellos sólo firman por algo que han tomado de éste o de aquél. Cuando la Naturaleza observa a un hombre que sólo toma y no da nada, ella escribe: “¡De este hijo mío no saldrá nada! Ha aprendido a firmar pero nada puede escribir.” ¿Qué se exige del hombre contemporáneo? – Seguir el camino de los seres Elevados, de los Hermanos Blancos, de los estudiantes de la Fraternidad Universal. Ellos traen un gran ideal en su alma. Ellos piensan, sienten y actúan según las exigencias de este ideal. Cuando uno de estos Seres decide bajar a la Tierra, todos le aconsejan que vaya entre la gente mejor, es decir entre los que aspiran hacia el elevado ideal. ¿A quién va el Maestro? – Al discípulo cuya alma tiembla por su Maestro. Él le visitará y dirá a si mismo: “¡Acá vive uno de mis discípulos que tiene un elevado ideal!” Pasando por la casa de un estudiante que no tiene unión con su Maestro, este último dirá: “Aquí vive uno de los estudiantes olvidados.” Él pasará por su casa y seguirá adelante sin dejarle algo. Sólo algunas palabras expresan la idea de un elevado ideal: lo más sublime, lo más bello, lo más justo, lo que más ama a la Verdad – todo de primer grado. Depositan un elevado ideal en su alma para ver cómo mejorará su vida. Es necesaria su aplicación. Diciendo que tu corazón está vacío, sabrás que no tienes Amor. – “¿Qué haré para obtener el Amor?” – levántate cada mañana temprano y sal fuera para recibir el Sol. Recibiendo el primer rayo, has abierto ya tu corazón al Amor. El primer rayo, se entiende: el primer pensamiento, el primer sentido, que pasan por tu mente y tu corazón. Al levantarte por la mañana, escribe el primer pensamiento y el primer sentimiento, que te han ocupado. la Naturaleza es muy exigente. Al despertarse de su sueño, un niño, ella se para delante de él con el alma en vilo, escuchando con estremecimiento, para saber cuál será el primer pensamiento que pasará por su cabeza y el primer sentimiento, que moverá su corazón infantil. Si tú, el hijo de la Vida, también al levantarte de tu sueño, piensas primero en Dios, en Su Amor, en Su Voluntad – la cual cumple tu alma, y despiertas con gratitud por todos los bienes que se te dan, ella escribe: “¡Este hijo llegará a ser un gran Hombre!” Traducción: José de Jesús Saavedra Aceves Redacción: Zornitza Ganeva wb_translation_team@mail.bg Facturado y enviado por Donka Kalcheva ___________________________________ * (1827-1895) - gran poeta búlgaro
  9. LOS DOS CAMINOS Primera conferencia del Maestro a la clase oculta de Jóvenes, Febrero 24, 1922, Sofía. ¿Cuál es la principal idea que ocupa a un alumno cuando entra a la escuela? – Él quiere llegar a ser un científico, adquirir conocimientos, para hacer crecer lo que fue sembrado en su alma, en su mente y en su corazón. Y después que adquiere conocimientos, después que desarrolla sus talentos y habilidades, tiene que conservarlos. Se requiere buena tierra para este propósito de manera que cada pensamiento que caiga dentro pueda producir frutos. Por lo tanto, ustedes también quieren estudiar como alumnos, hacer tratos con la ciencia. ¿Qué significa la palabra "ciencia"? Si investigamos el sentido de las letras de esta palabra, escrita en latín y en algunas lenguas eslavas, veremos que dos diferentes nociones se esconden en esta. Se ve, a partir de la combinación de las letras en la palabra "ciencia", en lenguas Eslavas, que los eslavos buscaron un método en la ciencia a través del cual reconciliar las contradicciones en la Vida. Sin embargo, la raza anglo-sajona, que usa la palabra en latín "scientia" para señalar la noción de "conocimiento", "ciencia", muestra que su mente está interesada en estudiar las relaciones entre las diferentes formas, tanto como en los cambios perpetuos, que tienen lugar en la Naturaleza Viviente. La primera letra "s" en la palabra "scientia" significa, infinitud. Consecuentemente, desde el punto de vista oculto, ustedes pueden estudiar la ciencia con el propósito de encontrar un método, a través del cual reconciliarse con las contradicciones de la Vida, o con el propósito de encontrar la manera a través de la cual usar las fuerzas de la Naturaleza. Quien estudie la ciencia para usar las fuerzas naturales, pasará a través de un gran peligro. El peligro es que el sagrado egoísmo aparezca en él. Él se considerará más elevado que el resto, adquirirá mayor peso en sí mismo y dirá: "Tengo poderes a mi disposición, los cuales puedo usar a mi manera." De modo que hay dos categorías de gente: algunos tienen gran conciencia de sí mismos, piensan que pueden hacer cualquier cosa, que saben muchas cosas, etc. Sin embargo otros, como los eslavos, buscan en su vida un método a través del cual puedan reconciliarse con las contradicciones, a través de las cuales pasan y simultáneamente aliviar los sufrimientos de su corazón. A este respecto, los eslavos están más cerca de la Verdad. Así que, si quieren hacer tratos con la ciencia oculta, ante todo deben estudiarse ustedes mismos. "¡Conózcanse a ustedes mismos!" dijo Sócrates. ¿Qué significan las palabras "conózcanse a ustedes mismos"? ¿Qué tienen que llegar a conocer en ustedes mismos – lo Superior o lo inferior? Llegar a conocerse ustedes mismos significa llegar a conocer lo Superior, el principio Divino en ustedes mismos. En otras palabras, llegar a conocer a Dios en ustedes mismos. Una vez que lleguen a conocer a Dios en ustedes mismos, llegarán a conocer las circunstancias, en las cuales pueden crecer y desarrollarse de la manera correcta. Llegarán a conocer las circunstancias que por un lado dan la dirección de su crecimiento y desarrollo y por otro lado equilibran las fuerzas que actúan dentro de ustedes. Imaginen que una persona crece correctamente, su mente y su corazón se desarrollan bien y todos esperan que algo salga de él, pero algo inesperado sucede en su vida y su forma es destruida, nada queda de él. ¿Cuál es la razón de esta desdicha? La razón de esta desdicha es el maestro que hizo esta forma. Muchos dirán que esto es suerte. Cuando el alfarero hace una olla chueca, medio cocida ¿quién es culpable entonces? – del alfarero mismo. ¿Qué hace entonces? – rompe la olla en pedazos, la amasa en papilla y hace una nueva olla, pero esta vez la olla es mejor, firme y mejor cocida. Consecuentemente, siempre que el Supremo rompe las formas de lo inferior modelándolas, éste obtiene de ellas una forma más bella, más perfecta. ¿Qué otra cosa puede hacerse, con ollas que no están bien esculpidas, que destruir sus formas viejas para que puedan rehacerse y transformarse en formas nuevas, más resistentes y perfectas? Frecuentemente los jóvenes piensan que son más inteligentes que los viejos y dicen: "los viejos ya vivieron su tiempo, ahora les mostraremos cómo vivir." Sin embargo, alguna vez estos viejos dijeron lo mismo. Después de ellos, llegaron los jóvenes, quienes no aprobaron la vida de los viejos, y pensaron que podían enderezarla. Y envejecieron sin enderezar su vida. Así, las jóvenes generaciones van sucesivamente intentando mostrar a los ancianos cómo tienen que vivir, pero fracasan. ¿Por qué? – Porque ellos justo como los viejos, usaron viejos métodos. Les digo: los viejos métodos no pueden resolver las principales cuestiones de la Vida. Los jóvenes deben cuidarse de no repetir las debilidades de los viejos. Que aprendan de sus experiencias, ver qué les faltó y por eso su vida se tornó sin éxito. Las razones por las cuales los viejos fracasan son muchas y profundas. Ellos representan una historia completa que necesita ser estudiada. Ahora, les daré un tema en el que todos ustedes pensarán. Es el siguiente: "El más razonable método de trabajo." Cada uno de ustedes piense cuál es el más razonable método de trabajo. La ciencia oculta se basa en experiencias y esto es porque todo el conocimiento es valioso cuando puede ser aplicado en la Vida. Esto, a saber, determina su lugar como estudiantes. Cuando un estudiante quiere entrar a una escuela de música, para estudiar cómo tocar violín, le dan un violín para que toque y dependiendo de cómo toca el violín, deciden en qué clase estudiará él. Si el estudiante resulta mediocre, el profesor de violín le aconsejará inscribirse en otra escuela de manera que no pierda su tiempo. En una de mis siguientes conferencias hablaré acerca de las sensatas relaciones del hombre con la Naturaleza Viviente. Sin embargo, ustedes deben primero hablar del tema: "El mejor, el más razonable método de trabajo." Es un privilegio, una extraordinaria ocasión para una persona, hablar sobre un tema. Desde el punto de vista oculto, bajo "el mejor método" se entiende, aquél que puede ser aplicado en la vida real. Si un método dado no puede ser aplicado, conduce a la persona fuera de la meta de su trabajo, le lleva a algún lugar lejano sin darle ningunos resultados reales. Puesto que no todos ustedes están en el mismo nivel de evolución, cada uno de ustedes presentará un método específico de trabajo, propio, que pueda aplicar en su vida. Algunos de ustedes son materialistas-idealistas, dan prioridad a lo material en la Vida, mientras que otros son idealistas-materialistas, dan prioridad a las ideas. Esta es la diferencia entre toda la gente. Los idealistas apoyan que las ideas crean todo. ¿Acerca de cuáles ideas están hablando? No están hablando acerca de sus ideas, por supuesto. Hay ideas que son más elevadas que las de los humanos. Estas son ideas del Infinito, principio Divino. Así que, en esta Escuela ustedes tienen que aprender a usar los métodos, con los cuales la Naturaleza trabaja. Similarmente a la forma que las flores usan los rayos del Sol, así, ustedes tienen que usar las fuerzas de la Naturaleza Viviente. Entonces, lo que sea para lo que uno nació, eso hará. Esa ley tiene una aplicación en el cuerpo humano también. Cada parte del organismo humano hace un trabajo específico. Por ejemplo, las piernas caminan y mientras tanto cargan el peso total del cuerpo; las manos trabajan – toman, levantan, ponen diferentes pesos; los ojos ven; los oídos escuchan, etc. Consecuentemente, cada órgano en el cuerpo humano ejecuta una especial función. A este respecto, cada persona representa un órgano especial en el organismo común de la Naturaleza y tiene que cumplir su función. Quien encuentra su lugar en la Naturaleza y entiende su predestinación, será capaz de cumplir correctamente su función como un órgano del gran organismo Divino. Ahora, como estudiantes de esta Escuela, podrán plantear algunas preguntas que son interesantes para ustedes. Sin embargo, pueden plantear preguntas unidas a sus necesidades. Por ejemplo, ¿en qué se interesa una persona hambrienta? – En pan. La persona hambrienta quiere saber cómo está el pan que le será dado: caliente o frío, fresco o mohoso. La misma ley también tiene que ser aplicada al conocimiento si ustedes quieren crear algo fuerte en ustedes. Ustedes, los jóvenes, no tienen que repetir el error del gitano que primero se comió las hojas y luego se comió un poco de pan y queso. Se fue a un viñedo a trabajar y llevó en su bolsa un poco de pan y una pieza de queso para desayunar. Luego de trabajar durante un rato, le dio mucha hambre. Vio el pan y el queso y observó que estos difícilmente satisfarían su apetito, esta es la razón de que arrancara algunas hojas de parra y comenzó a comer. Al final comió el pan y el queso y se dijo a sí mismo: "¡Excelente comida!" No, no les aconsejo que primero traguen las hojas de parra y luego den una mordida al conocimiento oculto. ¡Tengan cuidado con este error! Los errores no están permitidos en el trabajo. ¡Si cometen un error, corríjanlo! No es un crimen que cometan un error sino que no lo corrijan. Cuando cometan un error, corríjanlo. No hay nada criminal en que un pensamiento torcido cruce su mente, pero este pensamiento torcido tiene ser enderezado. El anhelo de su mente, de su corazón y su voluntad debe estar dirigido hacia la corrección de errores. Sólo de esa manera crearán en ustedes mismos un carácter, en el cual puedan siempre confiar. Ahora, deben tomar en consideración la siguiente situación: cuando los alumnos entran a la escuela, al principio el profesor es amable, atento con ellos. Cuanto más entran en el conocimiento y se pone difícil el material, tanto más el profesor requiere de los alumnos y especialmente de aquellos que no estudian. Así que, el profesor cambia su actitud hacia los alumnos que no estudian. La primera cosa que se requiere de un alumno es que sea capaz de estudiar. Consecuentemente, ustedes deben estudiar y de una manera muy seria. Cada ciencia tiene sus reglas que necesitan ser conocidas y tenidas. El autocontrol se les pide a los jóvenes – no el ficticio, exterior, sino un verdadero autocontrol. Hay dos tipos de autocontrol: uno es externo, autocontrol ficticio cuando el equilibrio interior del hombre está siempre alterado; el otro autocontrol es interno, profundo, donde el equilibrio del hombre nunca es roto. Les daré un ejemplo de autocontrol externo. Un joven se comprometió en matrimonio con una bella muchacha que hacía cualquier cosa con gran nobleza y autocontrol externo. Él frecuentemente presumía a su prometida delante de sus amigos y un día invitó a uno de ellos a la casa de su prometida y se la presentó. Tomaron asiento, hablaron durante un rato, luego del cual la prometida trajo una charola con golosinas para darles gusto. Su prometido le puso una zancadilla, a propósito, para ver cómo reaccionaba ella en este caso. Como ella sostenía la charola con las golosinas y los vasos con agua, todo esto cayó al piso, las golosinas y el agua se esparcieron por el suelo. La prometida mantuvo completo autocontrol y presente de espíritu y dijo: "¡Nada!" Ella calmadamente se inclinó, juntó los vasos, trapeó el agua y fue a la otra habitación. El prometido volteó hacia su amigo y dijo: "¡Este es un ejemplo de autocontrol y nobleza de carácter! ¡Esta es la mujer ideal!" Sin embargo, una vez casados, las cosas no resultaron de la manera que él pensaba. Una vez le preguntó a ella: ¿Adónde se fue tu autocontrol? ¡Debiste entrar a la otra habitación para ver lo que ahí estaba sucediendo. Sólo la madera de la mesa puede decirte qué difícil de digerir fue aquello para mí!... Yo digo: esto no es autocontrol. Alguien quiere abrir la ventana: empuja la ventana, esta no se abre; empuja una segunda, una tercera vez – de nuevo la ventana no se abre. Se pone nervioso, enojado, comienza a empujar más fuerte, como si la ventana fuera culpable de eso. Primero que nada, la ventana no es consciente, no puede entender que alguien está irritándose por ella. La misma cosa puede decirse de las fuerzas ocultas: algunas fuerzas ocultas son conscientes, razonables, en tanto otras son medio conscientes, irracionales. Cuando digo que, algunas fuerzas son razonables, esto significa que van en la misma dirección, en la cual nosotros nos movemos. Las fuerzas irracionales se mueven en una dirección opuesta a nuestro movimiento. Consecuentemente, cada uno debe saber si una fuerza dada va en armonía con su desarrollo. De la misma manera ustedes deben considerar si sus pensamientos, sentimientos y actos van de acuerdo con su desarrollo. Cuando por ustedes pasa un pensamiento o un sentimiento, deben inmediatamente vigilar en su interior: dónde colocarlo – a la izquierda o a la derecha. El alumno tiene que comprender cómo seleccionarlo, dónde exactamente colocar cada pensamiento suyo, cada sentimiento suyo y cada acto suyo. Algunos alumnos tendrán éxito en este campo veinticinco por ciento, otros – cincuenta por ciento, aún otros – setenta y cinco por ciento y los más capaces – cien por ciento. El alumno tiene que trabajar sobre sí mismo e incrementar constantemente este porcentaje de manera que no caiga en errores y engaños. Así que, después de cada lección enseñada procedemos a los experimentos. Esto significa: después de cada lección enseñada ustedes serán puestos ante un examen, no sólo teoríco sino también práctico. Cada conocimiento teórico debe ser aplicado en la Vida, aquí, este tiene que ser desarrollado y probado. Quien quiera hacer tratos con el ocultismo, tiene que saber que será sujeto de ciertas pruebas y contratiempos que necesita resolver correctamente. Dicen: "Tenemos padecimientos de todas maneras." Sí, pero ahora comprenderán el significado de esas dificultades. Cuando ustedes comprenden su significado, serán capaces de usarlas como métodos de tratamiento. Por ejemplo, alguien se queja de dolores en todo su cuerpo: sus manos, sus piernas le duelen, dolor de cabeza, su columna vertebral le duele, su estómago está trastornado. De todos estos dolores el mundo Invisible creará para él sólo un dolor, pero uno mayor, hacia el cual dirigirá su mente y lo hará tratarse a sí mismo. De esta manera olvidará los pequeños dolores y comenzará a trabajar intensamente en una dirección. Así, una gran apuración unifica las fuerzas en un centro. De otra manera, hay dispersión, disgregación de fuerzas y de la atención de la persona. La Naturaleza actúa también de la misma manera. Ella crea un gran dolor para la persona, en que todo está siendo tratado. Ustedes no han llegado aún a los grandes dolores. Mientras piensan en el tema que les he dado, escriban lo menos posible, sólo la idea principal. Cada uno responda por sí mismo cuál es el mejor método de trabajo. Lo que está escrito por los científicos en esta cuestión no es importante para ustedes; algunas veces esto corresponde a su comprensión, a su naturaleza, algunas veces no corresponde. Para ustedes es importante alinear su trabajo de acuerdo a los métodos de la Naturaleza Sensata y no de acuerdo a los de los científicos ordinarios. Sólo así podrán obtener los principios comunes de la Vida. Así que, cada uno aplicará, trabajará según el método que conoce y que es específico para él. Esto depende de su conciencia, de su sinceridad en el trabajo y de su profundo deseo de adquirir algo valioso. Muchos dirán que no tienen las condiciones para trabajar. A este respecto, los americanos están en primer lugar. En América encontrarán alumnos, estudiantes, quienes trabajan en las cocinas y en diferentes oficios como sirvientes y de esta manera terminan la escuela o la universidad. Es bueno cuando las condiciones favorables en la Vida llegan, pero aun todas las condiciones deben ser razonablemente usadas. Incluso en las más difíciles condiciones, una persona puede encontrar por lo menos diez-quince minutos de tiempo libre para leer, para ocuparse de sí mismo. ¿Qué se interpone en el camino de una ama de casa mientras corta cebollas, mientras cocina, para leer durante algunos momentos? Ambas, buenas y malas condiciones apuntan a colocar al alumno en una posición como para superar los problemas. Sólo de esta manera, puede crecer y evolucionar correctamente. Traducción: José de Jesús Saavedra Aceves Redacción: Zornitza Ganeva wb_translation_team@mail.bg Facturado y enviado por Donka Kalcheva
  10. EL DESPERTAR DE LA CONCIENCIA COLECTIVA Una conferencia ante el consejo dada por el Maestro En Agosto 19, 1921 en Veliko Tarnovo Por favor, sean tan amables de escucharme, no voy a hablar mucho. Una persona inteligente no necesita que se le hable mucho, necesita que se le hable poco, pero sensible y comprensiblemente. Porque los respeto tienen mis consideraciones y respetos, yo querría hablarles breve y comprensible como a gente sensata. La vida en la Tierra es música. Esta Vida va en tres direcciones. Expresándome en lenguaje musical: una vía entra en una dirección mayor, como dicen los militares; otra vía va en una dirección menor, la forma en que se expresa la tristeza; y otro camino va sobre una escala cromática en la que entran las dos primeras escalas. Estos son los tres grandes métodos, tres grandes leyes, que regulan nuestras vidas. Cuando no comprendemos el profundo sentido interior de la Vida, nos concentramos sobre las cosas poco importantes y nos preguntamos por qué la Vida está construida como és y no de otra manera. Tengan en cuenta que apoyo, esa opinión positiva de la ciencia experimentada, de la experiencia en la Vida, la cual hemos comprobado noventa y nueve veces y de la que no tenemos ni siquiera una cien millonésima parte de duda de lo que estamos hablando. La incertidumbre es una indicación de la ignorancia en el mundo. No digo que la ignorancia sea mala sino que ella es un proceso de desarrollo. Todos los niños pequeños, que nacen, son ignorantes y su conciencia necesita despertar y desarrollarse paulatinamente. De manera que, la conciencia humana (para decirlo en un idioma estrictamente científico) pasa por tres etapas: la etapa esencial; la etapa sustancial y la etapa material. La parte esencial incluye los principios de la Vida, la parte sustancial incluye las leyes de la Vida y la material incluye los hechos de la Vida. Por lo tanto, la agrupación de los hechos en el mundo, es decir nuestras pequeñas experiencias personales que recibimos, cuando éstas toman forma, construyen una ley y decimos que la ley se expresa de una u otra manera. Ahora, los científicos contemporáneos dicen que una ley es algo mecánico, pero la ley es una esencia viva. La ley sólo puede existir en seres que son sensibles, cuyas conciencias se han ido del lado material – desde los hechos, a las leyes, de lo personal – a lo general y de lo general al todo. Nos preguntamos ¿qué es lo más importante para nosotros estando aquí en la Tierra? En las actuales condiciones la gente considera que lo más importante es la vida en la Tierra, cuando están asegurados materialmente; todos los pueblos individual y generalmente están esforzándose por su mejoramiento material, aseguramiento. Y, hoy día, tenemos la así llamada lucha económica. La aspiración de los pueblos por el estado material es una corriente. Esto significa que la conciencia humana pasa de lo material a lo sustancial, este es un despertar de la conciencia colectiva del hombre. Hasta ahora la humanidad ha estado viviendo en la subconsciencia colectiva, como los animales, pero a partir de ahora, toda la humanidad pasa a la conciencia colectiva, es decir, la gente comienza a tomar conciencia de que se necesitan los unos a los otros. Hasta ahora, cada uno ha estado viviendo para sí mismo únicamente, cada uno ha buscado salvación para sí mismo. Actualmente, en toda la humanidad hay un impulso interior para mejorar el estado, no sólo de una clase social sino de todas las clases sociales que se mejore la situación. Y, de una manera sensible, no pensando que nosotros mismos mejoraremos nuestras vidas. No, hace miles y miles de años la humanidad por sí sola destruyó su propio estado. Existen razones para esto, pero no voy a detenerme para dar explicaciones acerca de éstas. Hubo un tiempo en que la Tierra era como un Paraíso, la vegetación era tan abundante que había miles y millones de frutos y la gente comía sólo de los frutos. Pero una época de hielo vino a la Tierra debido a ciertas razones físicas. Entonces, esa capacidad de dar frutos de la Tierra se redujo debido a lo cual la gente comenzó a comer carne, a matar no sólo animales sino a matarse entre sí, a comerse los unos a los otros. Por eso entre la gente todavía hay esta expresión – "drenaré tu sangre". Bueno, les pregunto: si uno drenara la sangre de alguien – ¿Qué ganaría de esto? Si uno matara a otro, ¿qué ganaría de esto? Esto es entender mal la Vida. No sólo en general, la gente no se entiende, sino entre los religiosos, entre espiritualistas que están al frente, pensando que tienen relación, comunicación con Dios, que piensan que tienen el derecho de dirigir, y han perdido la correcta comprensión de la Vida. Yo les digo la Verdad. No digo que otros no quieran decirles la Verdad y se la escondan a ustedes intencionalmente, esto es natural para ellos. Si alguien se ha enterrado una espina en su pie, se pone nervioso. Extráigase la espina y volverá a calmarse. Por lo tanto, si la gente contemporánea es mala, es debido a que cada uno tiene una espina clavada en su carne que no le deja permanecer en calma. El Apóstol Pablo dice que él tenía una espina, que no le daba calma. No he conocido a nadie sin una espina clavada. Mientras esta espina esté dentro de nosotros no podemos pensar sensatamente, no podemos meditar correctamente. Nuestra filosofía está torcida debido a esta espina. Extráigan la espina y tendrán una correcta filosofía de Vida. Un comerciante inglés le pidió a un predicador inglés que le explicara acerca de qué enseña la Biblia. El le dijo esto y lo otro. El comerciante dijo: "No, no, dígame concretamente, en pocas palabras, de qué trata esta enseñanza". El quería entender esta enseñanza, como se puede ver la nuez en el nogal. El predicador finalmente le dijo: "Cómprate la Biblia y muchas cosas entenderás de ella." El comerciante compró la Biblia y leyó, leyó muchas cosas de ella, pero desde que la compró su negocio comenzó a ir atrás, muchas cosas perdió. "Desde que compré este libro sólo desgracias me han sucedido" se dijo, disgustado, el comerciante. Y un día lo arrojó al fuego. Quemando la Biblia, un pedacito pequeño de una hoja cayó fuera y se conservó. Tomó este pedacito de hoja y lo leyó: "Dios es Amor". Ahora los cristianos contemporáneos cuestionan ¿qué cosa es la Cristiandad, qué religión es ésta? Y cuentan, que la Cristiandad es esto y aquello. No, no, Dios es Amor, el cual tiene que unir a la gente para vivir en el Amor, en la Paz y en la Fraternidad y si son reyes, gobernantes o el puesto que ocupen – estas son cosas secundarias. Toda la gente tiene que vivir de acuerdo al Amor, fraternalmente, tienen que tener respeto mutuo. Tienen que compartir todo fraternalmente; no de una manera violenta, sino de una manera voluntaria y consciente. Conforme abordamos este tema, otras cuestiones surgen: hay vida después de la muerte o no, cuál religión es la más buena y otras semejantes. Yo digo: sólo existe una Enseñanza en el mundo, la cual es capaz de mejorar los hogares y ésta es la enseñanza del Amor sensible, no del amor de hoy día, que clasifica. Amor de principios, Amor que incluye en sí mismo el auto-sacrificio, Amor, que incluye en sí mismo el amor de madre, el amor de hermano, el amor de amigo, el amor del santo, el amor de la más iluminada gente en el mundo. Y cuando este Amor nos inspire, nuestros ojos se abrirán. Hoy día, hay mucha gente en el mundo, que no cree si el hombre posea un sexto sentido o no, si pudieran ver con éste. Cada uno puede ver. Cuando un joven se enamora de una chica fea, él ve en ella lo que nadie ve. Él dice: "Ésta moza es una piedra preciosa". Cuando amamos a alguien, vemos sus cualidades, sus talentos. ¿Dónde están éstos? Hay un lugar donde vemos estos talentos. Cuando no amamos a una persona, copiamos a él las más malas cualidades, que él fue esto y aquello. Una gran ley está comenzando a actuar en el mundo ahora. Consideren, que el mundo ha pasado a una nueva etapa y en diez años esta corriente se incrementará. Esta gran ley trabaja ahora en toda la gente, trabaja en las mentes humanas, en los corazones humanos. Que esta ley está trabajando, se ve por que toda la gente no está en calma. ¿Por qué están tan molestos? Si fueran pobres, diríamos, que están trabajando mucho y por eso se irritan. Esto, lo comprendo. Pero ¿por qué los científicos, por qué los ricos están irritables? Y unos y otros, y la gente religiosa – todos están preocupados. ¿Por qué? Porque sólo tienen creencias pero no tienen fe. Si hoy día aparecieran persecuciones por la fe, no sé quienes podrían soportarlas. Toda la gente ahora es Cristiana porque no hay quién les persiga, pero la fe de uno se examina, se conoce a través de los sufrimientos. El auto-sacrificio se prueba a través de la pobreza, en la miseria, cuando venga un momento difícil. Si uno sacrifica su vida, entonces se prueba su caracter. Ahora, ¿cuál es el bien más grande en el mundo? – ¿el bien del individuo, el bien de un pueblo, el bien de toda la sociedad o el bien de toda la humanidad? Estos son la misma cosa. Uno es una miniatura de toda la humanidad. Por lo tanto, un pueblo representa en su desarrollo a la humanidad de una forma más pequeña. Esto es por lo que cuando hablamos acerca del individuo, entendemos al hombre como una semilla. Cuando hablamos acerca de una sociedad, entiendo que esta semilla ha comenzado a crecer. Cuando hablamos acerca de un pueblo, entiendo que esta semilla ha comenzado a crecer y cuando hablamos acerca de la humanidad como un todo, entiendo que esta semilla ha dado ramas, flores y frutos. Si entendemos la Vida de esta manera, conoceremos que cada uno de nosotros es un factor necesario en la humanidad. No entendemos a la humanidad como si hubiera sido creada para vivir con una de sus mitades en el Paraíso y la otra mitad en el infierno. Sé que cuando consideramos a Dios como Amor, todos vivimos en el Paraíso y afuera de éste todo está vacío. Pero para conocer a Dios, debemos tener Amor. En este Amor, cada hombre, cada forma es un factor. Estas formas en que existimos ahora, no están terminadas. ¿Piensan que han venido a la Tierra por primera vez, que por primera vez ahora han nacido? No, todos ustedes tienen larga historia y si alguien les escribiera la historia, sería muy interesante para ustedes ver qué fueron antes y qué serán en el futuro. Este es un gran proceso por el que estamos pasando. Cuando uno está desarrollado correctamente y es noble, por ejemplo, es consciente de que toda la gente tiene que vivir en el Amor. Cualquiera que sea, aplicará todas las condiciones de Vida y ayudará al bien común. Sólo el Amor da todas estas condiciones. No voy a detenerme a explicar acerca de las razones por las cuales vienen las luchas en el mundo. Para mí, ellas vienen de manera natural. Las explico a través de este ejemplo: tomen dos árboles, que han sido plantados cerca uno del otro. Estos dos árboles con sus hojas innumerables, flores, ramas, viven bien juntos, fraternalmente, se hablan; pero en un momento sopla el viento y estas ramitas y hojas se entretejen entre sí, se atan. El viento se vuelve más fuerte, aparece una tormenta, las ramitas se empujan unas a otras. Se preguntan unas a otras: ¿En qué se han metido? Pregunto ¿dónde está la causa de esto, en el exterior o en el interior? La causa está en el exterior. Hoy día, del exterior también son las causas del malentendido de la gente – éstas son las condiciones económicas. Este es el viento que hace que la gente se mal entienda y que se pelee. Algunos preguntan ¿cuánto tiempo va a durar esta tormenta? Una tormenta puede durar 24 horas, 48 horas, no más de tres días y todas las hojas estarán en paz luego. Hoy día hay una tormenta en el mundo que nos está empujando, cerniéndonos, habrá algunas piernas y cabezas fracturadas. Y, por eso no se enojen, esta tormenta terminará pronto. Esta tormenta social va a terminar luego de 45 años sólo si la gente se vuelve más sabia. Pero si ellos no aprenden la moraleja de sus propias experiencias y mejoran sus vidas, la tormenta irá en aumento. En caso de que ellos aprendan de sus experiencias, para mejorar sus vidas, esta tormenta seguirá durante mucho tiempo. Si toman la moraleja de sus experiencias, el plazo de la tormenta se cortará porque la gran ley que dirije el mundo es sensata – no importa si uno cree o no. Hay una fuerza razonable, una gran ley en el mundo que hace a la gente – creyentes y no creyentes – pensar y actuar de manera similar. He visto muchas veces gente, que no cree en Dios, ni va a la iglesia, pero que se meten al agua, arriesgando su vida, para salvar a alguien. En semejante hombre no hay la ley mecánica sino otra ley – él ha nacido poseyendo la ley del auto-sacrificio. Así que, lleva dentro de sí mismo algo mucho más grande que la religión formal. La religión aparece en el mundo más tarde. Algunos podrían preguntar: "¿eres religioso?" Uno puede ser religioso y ser deshonesto. La religión no es una firma que señale si uno es honesto o no. Para probar que esto es así, visiten a todos los comerciantes, por ejemplo, que van a la iglesia y creen en Dios y vean cómo hacen sus negocios y cómo venden. La ley que dirige al mundo es diferente. El Amor tiene que existir en sus corazones y que tengan la conciencia como la gente, que no mientan a su hermano. Ésta es lo que los obligará a que miren los intereses de la otra gente, como a sus intereses y no vender mercancías malas a su hermano. Seremos capaces de entendernos sólo si vemos nuestros tratos de esta manera. Tampoco nos entenderemos si consideramos la nacionalidad – nos preguntamos ¿Eres búlgaro, eres inglés, francés, alemán? Decimos "El búlgaro es cosa mala". Estas son ideas individuales, estas no son conciencia colectiva, ni aún ley Divina. Entre los pueblos todavía el principio Divino no aparece. En estos pueblos cada uno mira por su propia economía. Ninguno de los pueblos tiene privilegio antes que otro, cada quien tiene su lugar. Si, por ejemplo, levanto mi mano y alzo uno de mis dedos arriba y este mismo dedo decide que tiene la primacia entre los otros, ¿qué pasará? Un dedo muestra sólo la dirección de las cosas, pero no es posible trabajar sólo con el; hacemos el trabajo con todos los dedos, cada dedo está en su lugar en la mano. Sólo cuando todos los dedos están unidos, sólo entonces tenemos una mano completa, la cual es un emblema de la voluntad y puede cumplir su deber. De este modo, cuando un pueblo está consciente de su lugar dentro de la humanidad como una parte, como un órgano de todo el organismo que tiene que hacer su trabajo exactamente a tiempo, entonces, estará en su lugar. La gente contemporánea quiere apoyar al viejo dios. Sabemos quién es este viejo dios. No se ofendan. Este viejo dios trajo todas las guerras, todas las violencias, todas las desdichas. En el Dios de Amor, sin embargo, no hay absolutamente mentira alguna. Este Dios de Amor está viendo hacia toda la gente, hacia los seres más pequeños también, con igual Amor, con igual compasión y está listo a ayudar a todos. Y cuando un pequeño ser viene hasta Él, cuya forma ha sido destruida, Dios le da otra forma y dice: "Continúa tu trabajo, no temas, sigue adelante". Ahora les pregunto: ¿después de vivir en la Tierra por 50 – 60 años, y terminamos nuestras vidas, qué hemos ganado? Supongamos, que una madre ha dado a luz a una bellísima hija, excelente moza, se viste bien, que está feliz teniendo alrededor a muchos jóvenes – pregunto, ¿por cuánto tiempo seguirá así – cinco, diez, quince años? Paulatinamente su cara se arruga, pierde su belleza y su frescura, se vuelve fea y los jóvenes la abandonan. Otras bellas aparecerán y la sucederán de manera que en ella al final aparecerá un disgusto de que su vida no tenga significado, de que no sea feliz. En el principio ella estuvo satisfecha pero luego su vida pierde sentido. Ella se parece a aquél autor europeo, que escribió un libro señalando que no había ser más noble en la Tierra que el hombre y que la vida es buena; pero después de que sufrió una crisis, por una decepción de la gente, escribió en otro libro que no hay ser peor que el hombre y que el mundo es malo. Así que, cuando todo va como miel sobre hojuelas, decimos que "todo está bien, Dios es muy bueno". En caso de que nos encontremos con un desastre, una desgracia o una acción, que no pensábamos, decimos: "no hay un Dios más injusto en el mundo que el nuestro." El mundo sigue su camino definido. Hace algún tiempo una señora muy inteligente y educada vino a mí y quería que le resolviera una cuestión, un malentendido, lo siguiente: durante una exhibición Anverce, su esposo actual, cuando joven, estuvo en Anverce. Él oyó que había un hombre en esta ciudad que dormía y en este estado decía a la gente el futuro. Él se interesó en visitarle, que le dijera algo a él también y fue a su casa. El hombre durmiente le dijo así: "te vas a casar muy joven, tendrás cuatro hijos, uno de los hijos morirá. Te casarás con tu mujer por amor y vivirás con ella una feliz vida familiar durante diez años. Pero después, una rubia mujer entrará en tu casa, ella destruirá tu vida y vivirás con ella. Si pasas esta prueba, regresarás a tu primera esposa después de quince años y vivirán muy bien." "Y de hecho -dijo la señora- uno de nuestros hijos murió. Muriendo el niño, encontré entre los papeles de mi esposo esta nota en la que se decía su futuro. Esta rubia mujer entró a nuestra casa, destruyó nuestra vida." Después, ella me preguntó qué hacer, si dejar a su esposo. Le dije que observara, que viera si el resto de la predicción se hacía realidad. Ella me preguntó ¿cómo habían sucedido estas cosas? Le dije así: "La Vida está predeterminada, no fatalmente, sino que existen algunas razones, que predeterminan el destino humano." Y nuestra vida, así como es ahora, también está predeterminada por muchas razones precedentes. Si utilizamos estas razones, podemos mejorar esta vida, podemos luchar contra el mal en el mundo, podemos vencerlo. Los hindúes llaman a esto karma o caída. Podemos luchar contra la caída. Un hombre que puede caer, pecar, puede levantarse y vencer. Pero la gente religiosa de hoy día, en sus creencias, van al otro extremo: dicen que la religión mejorará nuestra vida por completo. Esto es correcto en un 50%. La religión no puede mejorar la vida totalmente. Y su afirmación es sólo 50% verdadera, porque somos un 50% de factores en nuestro destino y existe otro 50% de factores, que regulan nuestras vidas. Yo digo: en nuestras vidas influye en un 50% el destino, la Naturaleza; en un 25% nosotros mismos y en un 25% – la sociedad. Entonces, cuando estos tres factores se ponen a trabajar juntos, en los aspectos oculto y moral vendrá un auge, una mejoría. Para que esta suceda, es necesario que mucha gente deba aparecer para trabajar en una dirección. Cuando llega la primavera, ¿llega ésta con una flor? – No, con millones, con muchas flores. Luego vienen las abejas, comienza esta agitación en la Naturaleza. Y de esta forma se crea una unidad. Esto significa que desde el punto de vista oculto, somos como a pequeñas flores, que ahora han florecido, es decir, nuestra conciencia está en un nivel de desarrollo en que apenas ahora hemos comenzado a diferenciar entre el bien y el mal. Ustedes dicen: "Bueno, uno siempre debe mentir un poco." No, en la vida consciente no está permitida absolutamente ninguna mentira, así como en matemáticas no se permiten algunos errores, porque cualquier error, permitido en la arquitectura y en las técnicas traería consecuencias indeseables. Y también, la mentira que permitimos en nuestras vidas, causará resultados en nuestra construcción como muestran los cálculos equivocados de un arquitecto. La gente espiritual contemporánea por lo menos necesita tener leyes/reglas como las tienen los músicos. Den una pieza musical a esta gente, y todos mantendrán el compás durante la presentación. Den una pintura a algunos pintores notables y todos la pintarán de acuerdo a la misma ley. Den un problema a algunos matemáticos y ellos lo resolverán de acuerdo a la misma ley. Cuando consideramos a la vida espiritual, decimos: "no necesitamos música, no necesitamos los cálculos, Dios arreglará las cosas." No, amigos, en la vida espiritual se exige una matemática severa, allí todas las cosas están determinadas precisamente. Para que uno o un pueblo sea feliz o infeliz, depende de algunos hechos que están permitidos. Así que, esta gran ley, que regula la vida de los pueblos europeos contemporáneos, les ha puesto en su lugar. Esta civilización actual, que está casi llegando a su fin, comenzó en Egipto, pasó por Siria, Persia, Roma, Inglaterra, Alemania, América; va ahora por Rusia de nuevo y de vuelta al continente Occidental. Y de ahí irá en otra dirección. Esta ola, que viene por el mundo y mueve a la humanidad, no es mecánica. Todos ustedes están determinados para tomar parte en ella, no importa si lo quieren o no. Y tenemos que participar conscientemente. ¿En qué radica la nobleza de un pueblo? ¿Por qué los ingleses son nobles? ¿Por qué hay una conciencia colectiva despierta en ellos? Aun cuando cometen errores, los corrigen fácilmente. La mayor parte de los ocultistas se encuentran entre ellos. Cada pueblo, en que esta conciencia colectiva se despierta, está consciente en cierta medida que todo debería subordinarse a la meta general. Los ingleses han comprendido esto en cierto grado. Esta conciencia está naciendo no sólo entre los ingleses sino por todas partes alrededor del todo el globo terráqueo. En toda la gente pobre, en todas las pobres viudas, huérfanos ha penetrado esta conciencia. ¿Saben en qué situación se encuentran ustedes hoy día? En la situación de aquél predicador americano, que acostumbraba invitar niños pobres a su casa todos los días y darles comida. Acostumbraba leer con ellos la oración del Señor. Un día encontró a un huérfano, un pequeño niño, lo llevó a su casa para alimentarlo, diciéndole con antelación: — Vamos a leer juntos La oración del Señor. Ellos comenzaron: — Padre nuestro, Que estás en los Cielos. — Santificado sea tu Nombre. – el niño se detuvo en silencio. — ¿Por qué guardas silencio? El niño preguntó: — Entonces, ¿el Señor es nuestro Padre? — Sí, Él es. — ¿Entonces tú eres mi hermano? Con estas palabras el niño quería decir: "Eres un predicador, duermes en una cama blanda, tienes buena comida y ¿qué hay de mí, hermano? – yo me estremezco de frío, voy a la cama hambriento." El predicador comprendió su situación. Así estamos nosotros. Cristo vino a salvar al mundo. Leemos: "Padre nuestro que estás en los Cielos"... ¡En ningún pueblo debería haber gente pobre, es una vergüenza tener pobres en estos días! ¡No debería haber viudas pobres en ninguna nación! ¡Es una vergüenza que nuestros hermanos y hermanas vendan su honor por un pan! Millones de nuestros hermanos y hermanas están en burdeles vendiendo su honor. Y nosotros decimos: "en la iglesia, en el Cielo está Dios, ahí está Cristo." Sí, este Cristo vino por estos disolutos – para salvarles, no vino por los rectos. Entonces, debemos ahora tener la valentía para corregir nuestros errores del pasado. Debemos corregirlos de cualquier manera. Tenemos que darle la mano a nuestros hermanos y hermanas, que han caído. Toda la gente en estos días sufren debido a un malentendido Amor. Retiren la luz del Sol a cualquier flor, a cualquier vegetación, verán la aguda diferencia que sucederá. Retiren el Amor a cualquier ser, la misma ley actúa. Así que, debemos hablar de Dios del futuro, no como de un ser distante sino como de un Ser que trabaja en nuestros corazones, para que podamos de cumplir voluntariamente, sin presión Su Voluntad y Su Ley. Todos ustedes están llamados ahora a esta gran mesa en el mundo. Este Señor de Amor les ha llamado, cuálquiera sea su situación, cuálquiera sea su fe. Él los está llamando hoy día a pasar, a dar un paso hacia arriba: no como búlgaros, no como evangelistas, no como ortodoxos, no como católicos, no como musulmanes, sino como seres sensibles, como hermanos, que han nacido de un Padre y que por sus venas corre la misma sangre. La misma sangre fluye en las venas de toda la gente. Si comprendemos este hecho, ésta será la Nueva enseñanza, y esta es la manera en que la religión debe ser reformada. Si la futura religión no comprende esta gran ley, sobre ella caerá la condena durante cien años de escribirle "Dios dice adiós." Estoy diciendo una gran Verdad. Esto, deberían saberlo los clérigos y poner un letrero en su iglesia: "Dios es Amor y todos nos vamos a sacrificar por Amor." Y todos los obispos, sacerdotes, madres, profesores, jueces tienen que escribir esta ley. Y esto tiene que ser el principio general – el Amor. Y cuando nos encontremos todos, que nos reconozcamos que somos hermanos. Entonces, tendremos diferentes conocimientos, diferente ciencia y estas fronteras que ahora existen entre nosotros, desaparecerán. Y una Nueva vida comenzará que traerá Paz y Alegría: Paz – dentro de las mentes, Alegría, – dentro de los corazones y Fuerza – dentro de la voluntad humana. Ahora es el tiempo, cuando todos nosotros tenemos que vivir dentro de esta conciencia colectiva de la humanidad, saber que no existe la muerte. El alma humana, la conciencia humana no muere. Sucede un cambio en el cuerpo humano, la forma cambió, pero eso no es esencial. El hombre cambia muchos cuerpos, muchos órganos, pero él como un alma, que se desarrolla, como una conciencia en la Naturaleza, no se pierde. Este es un hecho sin ninguna excepción. Averigüen la Verdad y verán. Así que, les digo: averigüen la Verdad, que ha sido puesta en el interior de ustedes, busquen su ideal dentro de ustedes mismos, en sus almas. Este ideal no lo encontrarán afuera. El ha sido puesto en sus almas, él ha sido puesto en sus mentes, él ha sido puesto en sus cuerpos, como la energía ha sido puesta en la semilla y la semilla es puesta en la tierra. Esta extrae los jugos de ella y crea todos los órganos. De esta manera, todas las energías han sido puestas en nuestro cuerpo, de acuerdo esta ley se usan por el espíritu humano para crear todos los órganos del cuerpo humano. Mencionaré el hecho siguiente: ¿cuántos años han sido usados para la creación de su mano? Estos círculos o articulaciones de los dedos, muestran cuántos millones de años ha vivido el hombre; ellas muestran la historia de la humanidad, la historia del desarrollo humano, el estado por el que ha pasado toda la humanidad. Si les dijera que el dedo humano cuenta toda la historia del hombre, ustedes dirían, que esto no es posible, que esto es una fantasía. Sí, para el que no entiende las leyes de la Naturaleza, así es. Algún día paseaba con amigos por un bosque de pinos. Nos detuvimos frente a un pino y dije: "Las articulaciones de este pino muestran durante qué años hubo mayor humedad y en cuales menos. Eso puede conocerse a través de estas articulaciones." Ustedes pueden probar este hecho. De este modo, cuando durante el año había abundancia de lluvia, los espacios entre estas articulaciones son más grandes y al revés – cuando en el año hubo escasez de lluvias, ellas son menores. Por lo tanto, es posible contar matemáticamente y determinar aproximadamente cuál fue la cantidad de humedad. Así que, la humedad afecta de esta manera. En nuestros cuerpos también afectan algunos eventos – individuales, públicos y sociales. ¿Saben ustedes esto? Nosotros llevamos los pecados de toda la humanidad? No piensan que nosotros, que estamos lejos de África, no llevamos los pecados de los africanos. Si, los llevamos. Existe una fuerza interior, que une a la gente y entreteje sus vidas. Y así que en el futuro, cuando tengamos conciencia de esta gran ley, llegaremos a comprender, que toda la gente debe establecer las buenas condiciones, para que se eviten todas las infelicidades contemporáneas. Y no sólo una vez he dicho que sólo las madres son capaces de crear esto. Cada madre cuando concibe un niño, varón o hembra, que dirá: "Hija, hijo, querría que tu vivieras en el futuro de acuerdo a la ley del Amor y presentar su Abundancia." Si ella dice esto, ella tendrá una hija o un hijo héroes, que vivirán en la ley del Amor. Cada madre deberá sugerir esto a sus hijos. Los jóvenes que se casan, deben decir así: "Nuestros hijos e hijas tienen que vivir para el Amor, para el Señor de Amor, que unifica a la gente." La nueva generación será portadora de nuevas ideas, de Amor Divino. Pero del modo como vamos ahora, si nacemos de esta débil manera y queremos reeducar a la gente, que ha estado trabajando así por miles de años, no podemos hacer nada. Uno puede ser reeducado sólo en el útero de su mamá – en el Amor de Dios, pero por sí mismo no puede reeducarse. Sólo una madre es capaz de recrear al hombre, de reeducarlo. Él en sí mismo es, en un 50%, un factor de su reeducación. Él es semejante a una nave sin timón que por todas partes puede ser empujada por las olas. Por lo tanto, en el futuro las condiciones de las mujeres deben cambiar. Las mujeres que conciban debe estar en las mejores condiciones, también las condiciones de los niños deben cambiar. Y comenzaremos no mecánicamente, sino de acuerdo a esa ley, que actúa en la Naturaleza Viva. Esta Naturaleza está viva, es perfecta; ¡leo en ella los bellos métodos que tiene! Si los búlgaros aplicaran los métodos de la Naturaleza, mejorarían su situación. ¡Qué riquezas tan grandes se esconden en ella! Podrían pagar sus deudas en diez años. Pero deben comenzar a estudiar esta Naturaleza Viva. ¿Qué están haciendo ahora los búlgaros? – Están esperando que venga su salvación de alguna parte, la están esperando de un lugar, de donde no vendrá. Pues la salvación está en su interior, en esta Naturaleza Viva que ha puesto sus fuerzas. Y la gente debe ponerlas en acción, trabajando de acuerdo según la ley del Amor para el bien de los demás. Esta es la forma en que su bendición llegará. Así que, esta gran ley llama ahora a la gente a la fraternidad. Sólo entonces tendremos una Nueva ciencia fraternal. ¿Qué parece ahora nuestra ciencia? El pequeño cordero al que el niño está mirando, está besando y haciéndole unas coronas, un día la madre dice: "Para que el niño de mamá viva, debemos matar este cordero." El pequeño niño está llorando. Ustedes dicen: "No, así debemos vivir." Bueno, ¿piensan que este niño será educado? Él se preguntará: "¿Cómo es posible que este Dios, Quien es tan bueno, pueda permitir matar a este corderito?" – "Bueno, niño mío, así lo ha arreglado Dios." No, no arregló así Dios, nosotros arreglamos la vida de esta manera. ¡Y liberémonos ahora de nuestras ilusiones! No pensemos que Dios ha arreglado al mundo de esta manera. No, estos corderitos no deberían ser matados. Y ahora tenemos una cultura para la muerte, para dejar inválido las piernas a éste o a aquél. Sólo se oye "pum-pum". Todos dicen "esto es por el país." Pero ¿a qué beneficio han contribuido a la humanidad las guerras? – Absolutamente ningún beneficio. La gente se ha vuelto ensañar y hoy día las guerras han traído este libertinaje. Las futuras guerras tampoco traerán algún bien. Tenemos que luchar, pero ¿de qué manera? – Luchar, pero no asesinar. Esta ley del Amor ya está llamando a la gente. Deben venir a los más capaces, los más grandes, la gente mejor – madres, padres, maestros, sacerdotes, gente desinteresada, para cumplir esta gran tarea. Si ellos no vienen a tiempo, otros vendrán. Generalizaré ahora mis conclusiones en lo siguiente: no tengo como fin imponerles que confíen, me gustaría que ustedes lo probaran. ¡Pruebas, pruebas son necesarias y ninguna otra cosa! Existe una prueba interior. Así como cada planta debe encontrar su suelo, encontrar todas las condiciones convenientes para su crecimiento, así es para cada uno en el mundo, debe encontrar sus condiciones favorables para crecer y desarrollarse. Nunca piensen que las condiciones en las que viven son inadecuadas. Estas sólo son entendidos subjetivos interiores. De acuerdo al desarrollo de la conciencia colectiva, cada uno está en el lugar correcto. Pero estamos equivocados al decir: "¿por qué no soy como ese señor?" No miren hacia el exterior de ese hombre; él puede ser rico, puede tener comida a plenitud, pero puede ser infeliz, su vida interior estar destruida, tener alguna lesion cardíaca, su estómago estar indispuesto. Pero aquél pobre no tiene abundancia semejante, pero está sano, puede comer bien. La felicidad de uno está definida por la actitud de su espíritu – que esté contento de lo que ha aceptado en el momento dado. Y cuando esta gente se una, tendrán las mismas ideas. Las ideas de todos nosotros deben ser las correctas. No digo que éstas son correctas siempre, sino que estas son individualmente correctas. Así que, en las opiniones individual, social y pública tenemos que corregir nuestras ideas y contribuir a las Nuevas ideas, que están llegando al mundo de arriba. Como una planta construye sus formas, así nosotros tenemos también que crear correctamente nuestros pensamientos y sentimientos. Alguna gente dice: "ahora la vida es muy dura." No, les he dicho muchas veces que también ustedes tienen ahora las más favorables condiciones de Vida. Ustedes están en la situación de los judíos que salieron de Egipto. En el desierto ustedes podrán no tener carne u otras cosas, pero tendrán agua y aire puro y no estará el faraón para darles órdenes. Es mejor para uno estar libre en el desierto, que ser un esclavo y comer carne, tener todos los placeres y al faraón empujándolos con su látigo y ordenándoles: "¡Harán tejas y ladrillos!" Y nosotros decimos: "Qué le vamos a hacer, los haremos." No, ya no vamos a hacer más tejas y ladrillos. Nos espera un largo camino delante de nosotros en el desierto de la vida Divina. Todos los jóvenes que puedan caminar, tienen que tomar una mochila y avanzar hacia adelante. ¿Sabes qué serás tú entonces? – Cuando conozcas a alguien por su camino, libremente continuarás tu camino. Ahora, si conoces a alguien, te acurrucas, te escondes para que no te robe, para que no meta la mano en tu bolsillo. Dices: "es un apache." Digo: el mundo hoy día está lleno de apaches. Díganme quién no es un apache, ¿quién de ustedes no ha metido su mano en el bolsillo de su padre? ¿Quién no ha tomado del fruto prohibido? En el futuro, cuando vayamos a un jardín frutal, diremos de acuerdo a la ley del Amor: "¿Hermano, puedo tomar de los frutos de tu jardín o tú lo harías por mí?" Y él dirá: "¡Sí, hermano, por favor!" Cuando vaya con un amigo, diré: "¿Puedo hermano, pasar la noche en tu casa?" – "Puedes." Esta tiene ser la Nueva enseñanza. Y, ¿qué dices ahora? – "Señor, hay hoteles, vaya para allá, no disponemos de cuartos libres, hay una crisis de viviendas y etc." Y se acabará la cuestión. Ahora, cuando conoces a alguien, comienzas a preguntarle: "¿Eres búlgaro, crees en Dios, a qué partido perteneces, etc.?" No digo que estas cosas son malas, pero estas no son esenciales. En nosotros debe penetrar ese noble sentimiento de fraternidad y conociendo a una mujer o a un hombre, ver en su cara a nuestro hermano. Si ustedes pudieran educar este sentimiento de fraternidad, colocarían a la humanidad en una nueva etapa. Y entonces no existiría entre nosotros ete malentendido, sino una recta aspiración. Esta es una Divina enseñanza, que ahora está llegando al mundo. Los niños pequeños la han tomado y en diez años los niños pequeños la predicarán. Después de diez años las orugas saldrán de sus crisálidas y volarán con sus alitas. Dirán: "No, no hacen falta vellones." Esta ley está llegando al mundo. Los hechos se agrupan ahora y las leyes se están estableciendo. Nosotros estamos pasando del mundo material al espiritual, todo va de lo privado a lo social, es decir, no pensar sólo acerca de esa ley de seguros – cada uno se ocupa de dejar una herencia de algunos millones después de morir: de tal cantidad, con un tanto de aquello, hace "beneficencias" para que otros digan, que aquel hombre murió, dejando tanto dinero, era una persona noble. No, en el futuro la gente no morirá, no necesitará monumentos. Por lo tanto, pongan al Amor como una aspiración en su corazón, como sentimiento en su alma, como fuerza en su mente y como un principio en su espíritu. En esto está la salvación del espíritu humano. En estas tres cosas tenemos que entender al Amor: como una aspiración en el corazón, una irresistible aspiración hacia abajo; como un sentimiento en el alma – hacia arriba; y como una fuerza, que da una expansión a la mente, que tiene en si misma el sensible principio; saber por qué vivimos, por qué hemos venido, de dónde hemos venido y cuál es nuestro propósito en la Tierra. Traducción: José de Jesús Saavedra Aceves Redacción: Zornitza Ganeva wb_translation_team@mail.bg Facturado y enviado por Donka Kalcheva
  11. ЕL AMOR UNIVERSAL Conferencia pronunciada ante el Consejo, por el Maestro Beinsa Douno 19 de Agosto de 1919, ciudad de Veliko Tarnovo El tópico de mi conferencia será el Amor Universal. Utilizo esta palabra en un sentido más amplio del que se entiende usualmente. Os preguntaréis que tiene que ver con vosotros el Amor Universal. Os responderé: el Amor Universal es la esencia de la Vida. El Amor crea las condiciones para la Vida – él es el principal estímulo en la Tierra, es decir, un ideal al que todos nosotros aspiramos. La Vida misma, a fin de expresarse completamente, asume la libertad de acción. Se desarrolla en cuatro direcciones: social, política, cultural y espiritual. Éstas áreas son una misma realidad. Por la palabra "Amor" no entiendo el amor acostumbrado que se apaga como carbón encendido en el agua. Eso no es Amor. El verdadero Amor es como un carbón, pero un carbón vivo que ha hecho realidad el sentido de la vida terrestre. Esta es la razón por la que los antiguos sabios y los viejos alquimistas intentaron estudiar y llegaron a conocer la esencia de este carbón vivo. Aquellos que no estáis familiarizados con sus propiedades decís que el Amor quema a la gente. Sí, hay cosas, que se queman, pero hay cosas, que no lo hacen. Es lo mismo que con los metales, algunos de los cuales pueden oxidarse u otros no pueden oxidarse, por ejemplo: éstos arden sin consumirse, esta es la razón por la que son llamados "metales nobles". Me preguntaréis otra cuestión: "¿Por qué deberíamos estar interesados en cualquier ideal, cuando vivimos en tan malas condiciones?" Pero, yo les pediría a vosotros si de verdad podríais probar que vuestras condiciones de vida son malas. Esto último es sólo una presunción. En la Vida hay tantas malas situaciones como buenas, tantas caídas como ascensos, tantas perdidas como ganancias. Ambos tipos de condiciones se equilibran al final. Lo que llamamos malas condiciones de Vida son nuestros subjetivos puntos de vista – especulación humana. La gente dice que actualmente la humanidad está enferma, mas yo no estoy de acuerdo. La enfermedad es un anacronismo, algo temporal, que depende de la persona misma, porque uno tiene la misma posibilidad de estar sano o enfermo. Las enfermedades no son otra cosa que una manera de rectificar, porque el desarrollo inicia sólo cuando existe una oposición a la voluntad humana. Esto puede siempre probarse en la Vida. Toda gente notable ha sufrido, y estos mismos sufrimientos han sido el estímulo para su ascenso. Y aquellos que no han encontrado obstáculos, por el contrario, han tenido todas las condiciones a su favor, se han quedado atrás. La gente moderna quiere ser rica, pero tienen que tomar una decisión porque existen dos tipos de riqueza: una riqueza que puede hundiros hasta el fondo del océano y otra que os ascenderá. Si vosotros estáis a bordo de un trasatlántico de línea, como el Titanic por ejemplo, con una mochila llena con 40 kilogramos de oro; y si junto a vosotros hay alguien sin semejante cargamento, ¿quién tendrá mayor oportunidad de salvarse, si el barco comienza a hundirse? ¿Quién sois, el que lleva una mochila de oro, o la otra persona, que no tiene nada? Responded por vosotros mismos. Yo entiendo la palabra "oro" en un más amplio sentido de lo que la gente común lo hace. El oro para mí es un símbolo del conocimiento – para entender las leyes, por las cuales puedes trabajar en el mundo; para dominar las fuerzas naturales y dirigirlas, de manera que puedan ser útiles para ti y para los demás. Significa que el conocimiento que posees no se oxide, que no se consuma, sino que sea conservado y utilizado para el bien. Os narraré una historia oculta. Érase una vez, todos los hombres y mujeres en un reino vivían felices. Vivían como hermanos y estaban contentos, porque su rey aún no se había casado. Pronto los ciudadanos preguntaron, "¿Por qué debe nuestro rey estar solo?; encontrémosle una hermosa doncella y casémosle con ella para tener un descendiente en el futuro – de otra manera nuestro estado acabará." Así que eligieron a la más hermosa doncella y casaron al joven rey con ella. La reina dio a luz a dos hijas. La primera de ellas era tan hermosa que atraía a todos con su belleza. La otra era tan fea que todos le huían. Pero la desgracia era que cuando la hermosa hija posaba una mirada sobre cualquiera de los ciudadanos, sus ojos enfermaban; cuando ella tocaba a alguien, éste quedaba tullido; cualquiera que ella encontrase en la calle durante su recorrido nunca regresaba sano a casa. De esta manera, todos los ciudadanos de este país quedaban tullidos. Pero cuando la hermana fea salía, cualquiera que ella mirara volvía a quedar sano. Cualquiera que ella tocara era curado. Podréis decir que esta es sólo una historia, no la realidad. Esta no es una historia, es la pura realidad – es la vida actual. Si vuestro hijo – virtuoso y honesto – mira a una hermosa doncella, su carácter cambiará inmediatamente, su mente se oscurecerá, su corazón se estrujará, porque la belleza estimula sólo el lado exterior de la vida humana, es decir, su puro lado físico. Vosotros queréis ser hermosos, ricos, fuertes, etc., pero os pregunto: ¿Hay algún hombre hermoso, rico y fuerte que no haya muerto? Alguien podría responder: "la gente moriría de hambre con sus ideas." Bien, ¿qué hay de vuestras ideas entonces, no vais a morir de hambre teniéndolas? Me gustaría ver a alguien no muriendo de una u otra manera. La gente no sólo muere, sino que algunos se echan a perder. Otras gentes quieren ser buenas a fin de evitar el sufrimiento. No, mientras más bueno seas, mayor será el sufrimiento que tendrás. Alguien podrá preguntar entonces cuál es la solución de este problema. Esta consiste sólo en el hecho de que el hombre bueno es consciente de por qué está viviendo, por qué está sufriendo y muriendo, en tanto el malo lo ignora. Esta es la diferencia. No penséis que la muerte es algo natural, inherente a la Naturaleza misma. Hubo una vez en que los humanos fueron inmortales. Nosotros ahora también somos capaces de evitar la muerte. Pero, ¿sabéis qué significado doy a las palabras "no morir"? Quiero decir, no pecar. Un humano, si está pecando, está muriendo de hecho. Nosotros morimos, porque nuestros padres y antepasados han pecado. Nosotros estamos pecando todo el tiempo, porque tomamos la carga de nuestros anteriores pecados. Esto es llamado "karma" por los pueblos orientales o "la ley de causa y efecto". Estas causas conciernen no sólo a la persona individualmente, sino también a la sociedad y a la humanidad como un todo. Cuando os digo esto, considero una gran Verdad que todos vosotros podéis verificar. No quiero decir en teoría, sino a través de la experiencia. Puedo someter la Enseñanza que os doy, a pruebas en vivo. Hoy día la gente pregunta una a la otra: "¿Eres o no creyente?" Toda la gente en el mundo cree en algo. No he conocido a una persona que no crea. Pero hay diferencias en estas creencias. Un día un gran sabio llegó al reino, donde la gente sufría a causa de la hermosa hija real, acerca de quien he hablado; él llevaba una semilla de manzano y dijo a la gente: "Tengo el remedio para sus males. Un árbol crecerá de esta pequeña semilla – diez metros de alto, dará jugosos frutos – medio kilogramo cada uno; y todo aquél que pruebe estas frutas no será afectado por las miradas de la hija del rey. Este es el Árbol de la Vida". Sin embargo, la gente no plantó la semilla ni espero a que diera frutos, sino que sólo la tomaron, pasándola de mano en mano, diciendo: "¿Han escuchado?, si se planta, ésta semilla crecerá hasta ser un árbol muy grande, que dará dulces frutos – medio kilogramo cada uno, y estos curarán los males." Todos ellos empezaron a hablar acerca de la semilla, creyendo en el poder curativo de sus frutos. Finalmente, perdieron la semilla y entonces comenzaron a decir que todo lo que se les dijo acerca de ella era falso y estúpido; ¿cómo era posible que semejante gran árbol existiera, dando tales frutos?; eso era una mentira. Así que dejaron de creer. Cuando alguien en la actualidad afirma que él no es un creyente, le digo: "Amigo, has perdido la semilla." Puedes ser persona educada, seria, pero si no tienes esta semilla – el Amor – en ti, serás sometido a miles de sufrimientos. No me enfocaré en una explicación de lo que la religión es. La encontraréis vosotros mismos, porque ahora estoy hablando acerca del Amor. Me pregunto si tenemos esta semilla. ¿Quién entre los grandes científicos de siglos pasados y del presente, han llevado esta semilla? Algunos pueden replicar que Cristo. ¿Dónde está, podemos verle? Jesús Cristo sufrió, resucitó, pero veamos el fruto de su sufrimiento y de su resurrección. ¡La semilla se ha perdido! Continuaré con mi historia. El mismo sabio apareció por segunda vez en ese reino y dijo: "Como habéis perdido la semilla la primera vez, esta vez no os la daré para sea pasada de mano en mano, pero cuando encuentre al más digno ciudadano de aquí, le diré: "Amigo, tienes un bonito jardín y voy a plantar esta semilla en él, mas tú debes verter agua y cuidar de ella, y en cinco o diez años obtendrás frutos para curar a todos." Debéis plantar esta semilla y utilizar sus frutos. El primer fruto de esta semilla es el Amor que debe reinar sobre toda la gente, independientemente de su fe o nacionalidad. Debéis ir más allá de vuestra propia casa, sociedad y nación. El Amor debe abarcar a la humanidad entera, porque todos somos sus miembros. Es un solo organismo viviente y cuando se siente bien, será igual para la nación, para la sociedad, para el hogar, para un individuo también; y viceversa. No quiero interferir en absoluto con vuestros puntos de vista. No es mi intención. Estoy hablando de principios. Esto es por lo que no quiero mezclarme con las crisis – social, política, cultural o espiritual. No es mi deber y ello no resolvería el problema. Visitando un hogar, donde la gente esté hambrienta, no voy a predicarles que Dios se acordará de ellos, dejándoles hambrientos con este pensamiento. No les diría: "Crean en Dios, tengan confianza en Él". Me atengo al siguiente principio: llevar siempre conmigo una bolsa llena de pan y cuando visite un hogar donde la gente está hambrienta y los vea quejándose, les diré: "Pongamos la mesa y comamos juntos." La paz y la calma serán restauradas en ese hogar. En estos tiempos la gente tiene una idea equivocada de la Vida. Dicen: "pongamos la sociedad y el mundo en orden." Estas son tareas ideales, pero ¿cómo educaríais a la sociedad, a vuestros hijos e hijas, a los políticos, a los maestros, a los sacerdotes, a los predicadores? Os aconsejaría a todos vosotros ir a estudiar la vida de las abejas. Ellas os enseñarán cómo debéis educar. Cuando las abejas quieren crear una reina, preparan un alimento especial para ella; preparan otro alimento para las obreras y un tercero – para los zánganos. Las abejas son buenas estableciendo su vida mucho mejor que la gente, la cual sólo está filosofando. No es un reproche, pero sí una indicación de que deberíamos estudiar la Naturaleza en un sentido más amplio, ya que ha permanecido frente a nosotros con todas las leyes y ejemplos de prosperidad grabadas en su interior. En el Amor Universal lograremos alcanzar un nivel más alto de nuestra conciencia. Para sentir las vibraciones o escuchar la voz de toda la gente sufriente y ayudarles – esto es, ayudarnos a nosotros mismos, a nuestra nación y a la humanidad simultáneamente. Aquél, en quien este sentimiento ha sido despertado y activado, y quedado libre de todos los obstáculos materiales, puede transportarse a cualquier parte en el espacio para ayudar a quien sea. Diréis: "¿Cómo es posible ayudar a alguien sin tocarle?" A esta pregunta responderé con otra: "¿Acaso el Sol, que está a noventa y tres millones de millas alejado de nosotros, nos toca con sus manos?" – No, es sólo cuando él posa una mirada desde tan remota distancia, que todo en la Naturaleza comienza a temblar, a crecer y dar frutos. Algunos diréis: "levantemos las manos para bendecir." Muy bien, pero cuando levantéis las manos tenéis que dar algo, de la misma manera que el Sol levanta sus manos cada día, enviando energía y fuerza sobre las criaturas enfermas y las sanas. Algunos podrían decir: ¿Por qué debemos ocuparnos del Sol?" No os digo que os ocupéis de él, sino que lo utilicéis. Si alguien está indispuesto, dejadle tomar un baño de sol; si ha perdido su propia energía, dejadle permanecer un rato bajo su brillo, si está decepcionado de su ideal, si no puede decidir cómo trabajar, dejadle salir a calentarse bajo los rayos de sol. Alguien respondería: "Es Dios quien ayuda." Cuando habláis acerca de Dios, os pregunto ¿qué es vuestro Dios? Dios está en nuestro interior. Cuando Le sentimos, cuando Él comienza a hablar dentro de nosotros, entonces nos enamoramos de toda la gente por igual y estamos preparados a sacrificarnos por ellos. Cuando Cristo dijo: "No existe Amor más grande para un hombre que dar su alma por un amigo", El quería decir, un hombre que provee a su amigo de las condiciones necesarias para vivir. Nuestro amor por aquellos cercanos a nosotros no debe ser tal que les consideremos pecadores y queramos salvarlos, sino que debe ser amor basado en la consideración de ellos como hermanos, como amigos y darles todas las condiciones para vivir y desarrollarse. No penséis que vais a trazarles un nuevo sendero de Vida. No, el sendero de Vida para todos ha sido ya trazado y está estrictamente determinado matemáticamente. Está definido para todos lo que ha de venir, la forma como deberá vivir y cómo su vida se desarrollará. Es la eterna ley de causa y efecto. En la Divina Ley de Amor no hay desarmonía. Cuando nos demos cuenta de que el Amor es semejante a una Fuerza, éste nos inspirará. Entonces seremos más fuertes para corregir todos los defectos sociales no mecánicamente, sino a través del Amor. Cuando la sociedad orienta su Amor hacia alguien, éste cambiará su mente y le dará un rumbo a su vida. Esta es la razón por la cual cuando decimos que Dios es Todopoderoso, queremos significar: Toda la Existencia, de todos los seres, cuyos pensamientos se dirigen hacia nosotros como una Fuerza Creadora. Cualquier cosa mal en nosotros – no es Divina, nos pertenece. Nosotros mismos hemos creado la mala vida y el desorden presente. Si me preguntáis por qué Dios ha creado el mundo de esta manera, os contestaré lo que sé: el mundo fue creado de otra manera, y descubrí que ha sido destruido por los humanos – tal como lo estoy viendo ahora. Todos vosotros que estáis aquí, escuchándome, tenéis distintos enfoques a propósito de la Vida. No sólo vosotros tenéis vuestros propios enfoques, sino que las especies de mamíferos, los pájaros, las hormigas, las plantas – todos ellos viven de acuerdo a su propio entendimiento. Pero este no es el verdadero sentido de la Vida, el cual es más rico y amplio. Varias capacidades o fuerzas están escondidas en el alma humana, que deben ser despertadas bajo circunstancias especiales. Cada uno de vosotros puede hacer una pequeña prueba: ¿Cómo? – De la siguiente manera: primero, pensad que todas las condiciones para llegar a ser un verdadero hombre están grabadas en vuestro interior. Si no sois capaces de utilizar estas condiciones, esto no prueba que no tengáis semejante potencial; demuestra que no habéis encontrado e implementado los métodos apropiados. Ambos, los científicos contemporáneos y los antiguos filósofos se han estado esforzando durante miles de años para descubrir estos métodos para saber ascender a la humanidad. No contamos con una religión capaz de traer la inmortalidad al hombre. Yo digo que la religión Ortodoxa aún no existe actualmente en el mundo. Cuando digo esto, algunos me preguntaréis a qué religión pertenezco. Yo respondo: a ninguna de las actuales religiones, vacías, sin contenido. Os diré cuál es mi religión y definiré lo que la religión es – la más corta definición: la religión es la conexión entre el Amor y la Sabiduría. No existe mejor definición de religión. Aquél, que ha encontrado esta conexión – Amor, para crear en su alma, y Sabiduría, en su mente – tiene una religión; ha realizado la ley y la inmortalidad en sí mismo. Tal religión nos hará semejantes a Dios. ¿Cómo puede el hombre semejarse a Dios? – si él no muere, puesto que Dios es inmortal. Y Jesús dijo: "sed perfectos, como vuestro Padre es perfecto." El hombre no puede ser inmortal sin ser perfecto. Alguien podría preguntar: "¿Por qué entonces los santos mueren?" – porque ellos cargan los pecados de la gente. Cuando quedemos libres de nuestros pecados, no moriremos, ascenderemos a un estado que es el corazón de esta Enseñanza – en el cual se vive en el Amor y la Sabiduría. El hombre que no posea este Amor, no podrá ser religioso e inmortal. De acuerdo a esta definición (entendedme bien), 'no morir' significa que debéis volveros maestros de todas las situaciones de la Vida: debéis estar igual de alegres cuando sufráis que cuando estéis contentos; debéis sentiros igual cuando perdáis que cuando ganéis. ¿A quiénes debemos elogiar en el momento presente en nuestras vidas? – a todos aquellos héroes que han sufrido y perecido, ¿no es así? ¿A quiénes debemos levantar monumentos y depositar guirnaldas? – a los ladrones, que roban lo ajeno, a los ricos, que acumulan millones, o a los filósofos, que han sido honrados por su conocimiento? – no, a ellos no, sino a aquellos que han sufrido y se han sacrificado por la humanidad, ésta última les debe respeto y gloria. Hoy día la gente frecuentemente gusta de cuestionar y especular con frases sofisticadas acerca de la existencia de Dios. Yo no resuelvo esta cuestión de una manera filosófica, nada más digo que Dios existe tal como el Sol brilla. Imaginad que estáis despiertos siempre durante la noche, y durante el día, cuando el Sol está brillando, dormís; que siempre despertáis al ponerse el Sol. Exploráis el mundo siempre de noche y en veinte años decís: "No existe el Sol". Yo objetaría: cambiad vuestro estilo de vida, dormid de noche y manteneos despiertos durante el día, cuando el Sol brilla – y le veréis. Sucede lo mismo con la gente rica que se ha hundido bajo el peso de su cargamento. No les juzgo, pero hago notar su infelicidad. Se encuentran en el fondo del océano y esto es por lo que los rayos del Sol no pueden penetrar hasta ellos. ¿Cómo podrían salvarse a sí mismos? Deben dejar su oro en el fondo del océano. Pero, ¿existe Vida en la superficie? Una Vida mucho más magnífica. Esos millones pueden ser simbólicamente vuestros pensamientos de volveros ricos, de tener una más alta posición o de conquistar el mundo. Liberaros vosotros mismos de estos pensamientos. Sólo decidme ¿qué ministro tiene a Bulgaria en el buen camino, cuál tiene a Inglaterra en el buen camino, dónde está la antigua Grecia, dónde la Roma con su gloria? No discuto que el hombre debe esforzarse por conseguir algo, pero digo que nos movemos en la dirección equivocada, que tenemos una errónea comprensión de la Vida y es tiempo de poner fin a esta equivocada percepción. Dos escultores griegos querían mostrar su habilidad artística; cuál de ellos tenía un mejor conocimiento. El primero creó un racimo de uvas, tan natural, que incluso los pájaros eran atraídos; y el segundo creó una diosa, tan hermosa, que cuando colocó un velo sobre sus delicadas formas, el otro escultor dijo: "¡por favor, retira el velo para mirarla mejor!" Este ejemplo muestra que quien creó a la diosa fue más hábil. Pero os pregunto ¿cuál de los dos artistas también murió? Ambos murieron. Podéis entender muy bien cualquier ley, podéis ser un filósofo, un gobernante, etc. – pero es como el arte de esos dos escultores, la sombra de las cosas, no es la esencia de la Vida. La esencia de la Vida es entrar en armonía con ella. Pero no hemos entrado en esta armonía aún. Me opongo a la opinión de la gente de hoy de que ellos viven la verdadera Vida. Ellos no la viven, puesto que sufren y luchan por su vida. Según yo, existen: la lucha por la vida, el esfuerzo y el trabajo. Aún estamos luchando por la vida, pero la Vida inicia con el trabajo. Y el trabajo es Vida consciente – realizaros como maestros de vosotros mismos, de vuestras mentes y vuestros corazónes, de modo que nadie pueda alteraros. Esto significa tener un gran Amor que os inspire. Y no sólo inspiraos, sino llegar a ser un estímulo permanente en vosotros como el calor y la Luz lo son para las plantas. La gente moderna me parece (os pido perdón por esta comparación): como aquél hombre muy educado, pero loco, que permanecía en un salón del manicomio, donde otros 50 locos pasaban el tiempo. Él pasaba el suyo juntando pajas y haciendo montones de ellas, luego las acarreaba de una esquina a otra durante el día y al día siguiente repetía lo mismo. La gente se parece a éste hombre y se pregunta por qué es infeliz. Pues, porque ellos hacen montones de paja. Aquél aliento a favor llegará y se llevará las pajas y los infortunios, juntos, con él. Debemos comportarnos con la gente cercana a nosotros del mismo modo que el santo, que fue a hablar con Dios. Pasaba delante de un hombre rico y éste último le dijo: – Decidle a Dios, que estoy harto de esta opulencia. Dejadle que Él me la quite, para vivir como la demás gente lo hace. Muy bien, – dijo el sabio – diré esto a Dios. Más allá, encontró a un hombre pobre, quien le dijo: – Decidle a Dios, que estoy harto de esta vida. Ya es suficiente de andar desnudo y descalzo. Dejadle que me dé ropa y cambie las condiciones de mi vida en general. – Presentaré vuestra petición – dijo el sabio. Fue con Dios y Le dijo acerca de los dos hombres. Dios contestó: – Decidle al rico que se muestre insatisfecho y comience a murmurar en Mi contra y le quitaré toda su riqueza, y decidle al pobre que esté satisfecho con la Vida y todo le será dado. El sabio regresó y le dijo al rico lo que Dios había ordenado, pero el rico objetó: – ¿Cómo puedo hacer eso? No puedo. – Entonces vuestra riqueza será conservada. Pasó al lado del pobre y le dijo lo que Dios había ordenado, pero el también objetó: – ¿Cómo puedo estar satisfecho con semejantes malas condiciones? Entonces, el sabio le dijo: – Andaréis desnudo y descalzo y así seréis enterrado. Decís que los muertos están con Dios, pero vais a los cementerios, rezáis plegarias y vertéis vino por ellos.[1] ¿Pueden ellos estar simultáneamente en los cementerios y con Dios? Él que está arriba debe decir a los que están abajo: "Pensáis que estáis muertos, comenzad a dar gracias y seréis resucitados." No toméis mis palabras como un reproche, no deseo culpar a nadie por sus creencias. Sólo pongo luz en aquellos falsos juicios sobre la Vida que están insertados en nosotros, empujándonos en una dirección equivocada, de manera que caemos en desarmonía con la Vida misma. Queremos vivir mientras nos preparamos para morir. Aquél que ha encontrado la ley del Amor Universal, de la Conciencia Cósmica, no morirá nunca más. Podéis clavar sus manos y pies, podéis crucificarle, podéis ponerlo en una tumba – él es capaz de resucitar. Aquél, que no ha aprendido la gran ley del Amor, su lapida jamás será quitada del sepulcro. Hoy día, la gente dice lo mismo: "Somos pecadores, somos pecadores". ¡No quiero escuchar más esto! Lo que sé es que la gente es buena por naturaleza, es buena en el alma, pero debido a sus engaños y perversos deseos, son malos. Buscan la felicidad, creyendo que la encontrarán por el camino que han tomado. No la encontrarán ahí, porque sus padres y ancestros buscaron también en la misma dirección, pero no la encontraron. Cristo dijo: "¡Cualquiera que escuche la voz del Hijo del hombre, sobrevivirá!" ¿Qué significa: "El Hijo del hombre"? – El Hijo de la Sabiduría y del Amor. Aquél que una la Sabiduría y el Amor, sobrevivirá. Y vosotros también sobreviviréis y resucitaréis cuando escuchéis esa voz. Así es como Cristo lo enseñó. Si plantáis la semilla, de la que os he venido hablando, no sólo pasándola de mano en mano; si la plantáis en vuestros corazones, entonces el despertar religioso y la resurrección, que aguardasteis tanto tiempo, vendrá. Entonces, la Vida entrará en su sendero natural Divino. Daré una regla a todas las madres, que me escuchan: cómo tener los hijos e hijas que quieran. Puedo decirles a las doncellas y jóvenes, que me escuchan, cuál es el significado de sus vidas. Os casaréis. El matrimonio es un acto sagrado, pero hay tres tipos de matrimonio. El primer tipo puede ser llamado un contrato comercial; el segundo – el matrimonio de un maestro y su servidor, por ejemplo: de un hombre-maestro y su mujer-servidora o viceversa; y el tercer tipo presenta una unión, en la que el hombre y la mujer viven con Amor y Sabiduría, viven el uno para el otro y la mujer no sólo no dice una sola palabra amarga a su amado, sino más aún – no levanta una mirada de enojo hacia él, continúa canalizando amor a su pareja, incluso en ocasión de sus más grandes defectos. Sólo este tipo de matrimonio en el mundo puede dar a luz buenos hijos: los sabios y los santos – servidores de la humanidad entera. Si la madre ha concebido a su hijo y se inspira con grandes ideas respecto a la humanidad, ella, durante su embarazo, transferirá a su hijo todas las virtudes. Ella es como Dios para el hijo y puede hacer con este 'barro' todo lo que quiera; porque toda vez que el hijo salga de la matriz, él o ella llegará independizar sus pensamientos y sentimientos. Si la madre introduce todas sus cualidades de Amor y Sabiduría en su hijo durante los nueve meses de embarazo, el hijo tendrá una muy buena actitud hacia ella durante toda su vida y estará siempre preparado para sacrificarse por ella. Si un hijo pregunta a su madre por qué le ha dado la vida, sé que la madre pensó cosas desagradables mientras estaba embarazada o que su padre se encontraba en el mismo estado. Los hijos e hijas llevan consigo los pensamientos de sus padres. Esta es la conclusión, a la que la ciencia contemporánea también ha llegado. En una conferencia de esta índole no puedo en realidad discutir más este asunto y desarrollar estos principios detalladamente. Se necesitan escuelas – escuelas donde los jóvenes serán educados en el espíritu de estas grandes leyes – cómo llegar a ser buenas madres y padres así como los constructores de la futura sociedad. Hay un libro, escrito pienso, por un búlgaro, con un título apropiado: "Los constructores de la Bulgaria contemporánea". Pero saber cómo construir – es un muy, sagrado trabajo. Quizá algunos de vosotros tengáis dudas sobre lo que os he dicho. Las dudas no son necesarias aquí. Estáis equivocados cuando tenéis dudas. Arrojad las dudas de vuestras almas, porque dudar de vosotros es dudar de mí mismo y vuestras dudas de mí son dudas de vosotros mismos. Yo no tengo dudas respecto de vosotros. Tengo toda la fe en que todos vosotros llegaréis a ser buena gente en el futuro. Algunos de vosotros estáis en una etapa temprana. Algunos de vosotros aún no estáis en el terreno, pero dentro de mil años, cuando os vuelva a encontrar, una considerable diferencia se observará en comparación con vuestro presente estado. Diréis ¿es posible encontrarse en tantos años?" Por supuesto, nos encontraremos y nos entenderemos mutuamente mucho mejor que ahora. Ahora vosotros tenéis una mirada crítica, diciéndoos: "esta persona vino aquí para hablarnos y puede confundir nuestras mentes. Es un asunto peligroso, así que debemos estar alerta." Estáis en lo cierto. Si estuviera en vuestro lugar, haría lo mismo. Ahora, cuando viajaba de Sofía hasta aquí, me senté junto a un hombre. Noté como tocaba su cartera en el bolsillo, al mismo tiempo que me miraba a mí y a los otros pasajeros y probablemente divagaba si no éramos de la gente que toma y no da; si 'entraría en nuestro bolsillo' o si 'entraríamos en su bolsillo'. Yo no pertenezco a los que entran en sus bolsillos. Más os puedo permitir entrar en mi bolsillo y tomar lo que podáis. Sólo cuando comencemos a pensar de esta manera, el mundo estará bien. La abundancia existirá sobre todo el mundo, abundancia en las mentes, abundancia en los corazones, para libremente abrir vuestros corazones unos a otros. No considero a la sociedad contemporánea como vosotros lo hacéis. De cualquier modo morirá – nadie puede ayudarla creando semejantes pensamientos. De hecho pudo haber sido ayudada, pero, ¿cómo? – Si las condiciones hubieran cambiado. Os daré un ejemplo de esto. Cuando la enfermedad Española[2] estaba en su pico y seis millones de gente muerta por todo el mundo, fui solicitado por algún tratamiento. Respondí que yo no era un doctor, pero de acuerdo a las leyes que conozco, los enfermos debían tomar agua hervida caliente y tomar papas hervidas calientes – y en una semana o diez días la crisis pasaría. Cierta gente dijo: "¡Piensa usted que somos tan estúpidos para comer papas y tomar agua!" No quiero decir que seáis estúpidos – sólo estoy diciéndoos un método de tratamiento. ¡Aplicadlo! Dejad que todos aquellos que lo aplicaron compartan cuáles fueron los resultados. ¿Qué hicieron los doctores en tanto? – aplicaron inyecciones y la mayoría de los enfermos pasaron a mejor vida – mil setecientas gentes murieron en Sofía en diecisiete días. Y los doctores explicaron: "Bueno, hubo una crisis, complicaciones, etc." Les dije: "esta gente debió tomar agua hervida caliente y comido papas hervidas calientes." Tomar agua hervida caliente es también una inyección, pero aplicada desde el interior, no desde el exterior; la cuestión es saber dónde aplicarla. Y ahora, si me preguntáis cómo Bulgaria puede ser curada, os diré: "Tomando agua hervida caliente y papas hervidas calientes". Cuando digo esto, debéis conocer las fuentes de agua, cuáles utilizar. Tomad agua de los lugares donde los asnos beben, porque ellos seleccionan las fuentes de agua buena. Si utilizáis agua hervida, introducirá en vosotros ciertos elementos, de modo que el noventa por ciento de las crisis actuales, que están corrompiendo a la sociedad, desaparecerán. El agua hervida caliente y las papas hervidas calientes – simbolizan la Vida con Amor y Sabiduría. Por lo tanto, el Amor Universal nos conectará a la Vida para entender el significado de cualquier cosa – de cada flor, cada árbol, cada fuente, cada montaña, cada hogar u hombre. Nos revelará el gran secreto de la Vida para entender nuestras mutuas relaciones. Interiormente nos hará poderosos y heroicos para vencer. No sólo un intento debe hacerse, sino al menos noventa y nueve intentos, de manera que el centésimo sea exitoso; y no será la excepción. Así que debéis ser persistentes. Todo esto es verdad incluso en la Vida. Si alguien está enfermo o tiene ciertas desgracias – está calculado matemáticamente por cuanto tiempo más continuarán. Porque todos los tipos de enfermedades son debidas a ciertas criaturas vivientes – microbios – cuya vida está en contradicción con la del enfermo. Las enfermedades existirán hasta que impidamos a esos microbios vivir en nosotros y dejar sus residuos en nuestros cuerpos. Si alguien me pregunta: ¿Por cuánto tiempo los asesinatos continuarán en el mundo?, responderé: mientras existan los asesinos. ¿Y, por cuánto tiempo los robos existirán? – Mientras existan ladrones. Pero los ladrones no nacieron ladrones; fueron creados por su equivocada percepción de la Vida. Los homicidas son niños de una antigua cultura. Son las malas ideas, que una vez penetrando en un hombre, pueden matarle. La ciencia contemporánea demuestra que el hombre puede ser hipnotizado, los pensamientos pueden serle transferidos para cometer crímenes. Estáis informados de muchos experimentos que han sido llevados a cabo con gente joven, que no se encuentra en condiciones favorables, y los resultados muestran que su moral no puede pasar semejante prueba. Y el Amor Universal crea esas condiciones favorables, que limpian todos los venenos de la sociedad. Cualquier mal humor, pensamientos, sentimientos o actos son causados por las vibraciones de ciertos tipos de materia que existe en nosotros y que se manifiesta en nuestras vidas. Por tanto, para ser bueno, para manifestar buenos deseos y pensamientos, uno necesita reunir materia sutil, pura, así como organizar sus propias fuerzas. La materia burda es como una base para la comisión de crímenes. Donde está dicho: "...Aquellos que escuchen la palabra del Hijo del hombre sobrevivirán..." significa que los que entiendan la ley de la Sabiduría y del Amor no estarán sujetos a malas condiciones. Si vivís en una especie de sótano, donde la luz del Sol no penetra, es natural en esas condiciones tener reumatismo o consunción, hipocondría u otras enfermedades. Salid al Sol, porque las condiciones favorables están sobre la superficie del suelo. Liberaros de la excesiva humedad y entonces traeréis nuevas condiciones a vuestras vidas. ¿Qué es humedad en el hombre? – los excesivos deseos crean humedad. Y los excesivos pensamientos extremos crean sequedad. Ambos, humedad y resequedad extremas conducen a un mal resultado en la vida. Ahora, los puntos básicos para el desarrollo del hombre se encontrarán en el Amor Universal, donde la conciencia ha sido elevada. ¿Por qué ciertos dedos son más largos u otros – cortos, y por qué el pulgar se encuentra tan lejos? Cuando la mano entra en acción, todos estos dedos se unen y el pulgar viene del lado superior a ayudarles; entonces el hombre toma el arado o cualquier otra herramienta para trabajar. En una sociedad, digamos, concebida como una mano, algunos podrían ser comerciantes. Los dedos pequeños – son los comerciantes, les llamamos "barzirgyani"[3] o las gentes contemporáneas orientadas de manera práctica; los cuartos dedos – son los artistas y científicos; los dedos del medio – la gente de justicia y los políticos; los índices – la gente religiosa y civiles; el pulgar representa la gente del Mundo Divino o el ser racional en el hombre. Todos estos dedos deben estar unidos y trabajar juntos. Hasta que la sociedad – los políticos, la gente preparada y los Espiritualistas se integren, no podrán crear el efecto producido por la mano: unir todos sus dedos para trabajar. El hombre necesita tener voluntad para unir su mano. Y tendrá voluntad cuando introduzca pensamientos dentro de las áreas que acabo de mencionar, solicitando ayuda; y reuniéndose con todos, como los dedos de la mano, hará milagros. En consecuencia, existe una gran filosofía introducida en la mano del hombre. Cada día, cuando miráis vuestros dedos, considerad vuestras relaciones, las relaciones del Amor a la Sabiduría. El pulgar representa el principio Divino que debe ser utilizado por la gente eminente para el bien de toda la humanidad; el índice – para el bien de la religión y la vida privada; el dedo medio aplica la justicia y la política para el beneficio de todos, éste da cuenta de la maldad en la Vida y crea las leyes; el cuarto dedo introduce la cultura; el dedo pequeño crea los beneficios materiales. El pulgar está preparado para sacrificarse y dice a los demás dedos: "si vosotros cuatro os unís, os apoyaré también y se hará el trabajo". Algunos oradores, mientras hablan, levantan y hacen muchos gestos con sus manos, yo también alzo y os hago señas con las manos. ¿Por qué? De esta manera os expreso, cómo encontrar las relaciones del Amor a la Sabiduría para realizar vuestros derechos y obligaciones relevantes ante vuestros allegados y cómo encontrar e implementar los grandes principios de esta ciencia Divina para beneficio de la sociedad y elevación de la juventud. De esta manera mejoraréis vuestras condiciones económicas: tendréis una abundancia de mantequilla, vegetales, trigo, frutas – plenitud de todo. Este es el significado de los dedos de la mano humana. Si toda la gente supiera cómo dar forma a los dedos de la mano, estarían en una diferente posición. Pero los búlgaros alzan su mano empuñada, así, diciendo: "puedo romperos la cabeza", mientras los ingleses y americanos abofetean sus narices. A una persona que levantase su puño en mi contra, le diría: "Ven a mí, podemos hacer mucho trabajo juntos, porque podemos entendernos el uno al otro." Me gustaría tener trabajo en común con una persona que cierre sus puños. Un niño nace con las manos empuñadas, lo que significa: "¡creceré y conquistaré el mundo!" Y un hombre que agoniza abre sus manos, como diciendo: "¡estoy muriendo, y no pude hacer nada. Señor mío, por favor perdóname!" Pero, ¿sabéis qué responde Dios a semejante hombre?: "no supisteis cómo apretar los puños." ¿Por qué estáis sufriendo así? Sufrís, porque no sabéis cómo empuñar las manos. ¿Por qué está la infelicidad en nuestro hogar? ¿Por qué sufre Bulgaria? ¿Habrá ahí alguna colaboración? Si dejáis vuestras manos abiertas, habrá alguna colaboración, pero si las cerráis – no habrá ninguna colaboración. "Y, ¿cuál será nuestro estado en el futuro?" Si sabéis cómo empuñar vuestras manos seréis una gran nación, libre; pero si no lo sabéis – seréis esclavos como antes. Diréis que sois libres, pero no sois libres. Hasta que no os entendáis el uno al otro y venguéis al otro, hasta que no os améis el uno al otro y vosotros no estéis preparados para sacrificaros por el otro, no seréis libres ni como individuos, ni como sociedad, ni como una nación, ni como hombres. Ahora quiero dejar la siguiente idea en vuestras mentes: todos los búlgaros deben comenzar a flexionar apropiadamente los dedos de su mano derecha primero, comprendiendo su significado; concentrarán sus mentes en la mano y se dirán a sí mismos: "voy a hacer cualquier cosa que pueda estar asociada en estos dedos" Quiero dejar esta idea en sus mentes: todos los búlgaros deben comenzar a empuñar apropiadamente sus manos: primero la mano derecha que pertenece a la Sabiduría y luego de la mano izquierda que pertenece al Amor. Haced este experimento durante un año. Proyectadla en vuestros pensamientos y actos a voluntad y veréis el resultado. Diréis: "no somos tan estúpidos." Habéis hecho muchas cosas estúpidas. ¿El hombre que se sienta en el bar y bebe cerveza, el hombre que prende un cigarrillo y fuma, hacen cosas muy inteligentes? ¿Hace el hombre que está leyendo los periódicos, cuyas noticias difícilmente son uno por ciento verdaderas, cosas inteligentes? Mas, lo que os digo acerca de la mano es noventa y nueve por ciento verdadero. Cuando leéis los periódicos y bebéis cerveza, también empuñáis los dedos, pero entonces decís: "¡no voy a beber, no voy a fumar, no voy a enfadarme, no voy a vengar a mi amigo!" Flexionad vuestros dedos y decidle: "voy a hablarte amablemente" ¿No es ésta una gran Sabiduría? Os enseñaré una ley de la gran Vida – cómo empuñar vuestras manos para dirigir cualquier cosa hacia el bien. ¡Introducid este gran pensamiento y por lo menos intentadlo! No penséis que os quiero engañar. Haced una pequeña prueba y en un año cuando nos volvamos a encontrar, me diréis acerca de vuestro experimento. Y este es el más sencillo. Puedo daros además otros, pero ¡cuánto os costarían! Quiero que no sólo empuñéis vuestras manos, sino que también penséis cuando hacerlo. Si estáis desilusionados y queréis suicidaros o matar a alguien, empuñad vuestros dedos y decid: "¡No!" Si estáis pusilánimes, haced lo mismo. Todo el secreto está escondido en vuestra mano. Tener manos significa tener el mayor bien en el mundo físico. ¡Qué cosa no está al alcance de las manos del hombre! ¡Qué encantadores sonidos salen bajo la mano de un violinista, cuando toma el arco, y bajo las manos de un diestro pianista, tocando el piano! Si vosotros entendéis esta ley – empuñar vuestros dedos como es debido y enviar el apropiado torrente de pensamientos a través de cada dedo; si introducís todas vuestras fuerzas en ellos, ejercerán tal efecto, que no podéis imaginaros. Escribimos con tres dedos, pero si les introducimos toda la fuerza de nuestros pensamientos, entonces algo completamente diferente saldrá bajo nuestra pluma. Estos son los grandes secretos que la humanidad conocía antes de la caída, y que hoy día están olvidados. Necesitáis no sólo empuñar, sino también abrir vuestras manos. Levantar las manos hacia el espacio ¿qué significa? – Recepción de energía. Introducid esta fuerza en vosotros, de inmediato flexionad vuestros dedos y proyectad esta fuerza en vuestros pensamientos y deseos. Así daréis un fuerte impulso a vuestras vidas. Decid: "Quiero que mis manos sean polarizadas desde el vasto almacén de la Naturaleza, donde gran Sabiduría y Amor están depositados, de manera que pueda reconocerles, reconocer el Bien – el enlace unificador que sirve a toda la gente de la Tierra." Y, el abrazo significa lo mismo – dar a alguien algo de ti, de tu amor y sabiduría. Cuando abrazas a alguien como a un hermano, proyectándole tu amor y pensamientos, introducirás vida en él. Un chico, que abrace a su amada de tal manera, le traerá inspiración y vida. Aquel, cuyo abrazo parece el de un pulpo y esté con mal ánimo, no tiene nada y nada puede dar. Nuestros abrazos, nuestras manos abiertas o flexionadas no son sólo eso – tienen un significado, que fue inicialmente dejado por Dios en ellos y que también está en la Naturaleza. Si tuviera la oportunidad de hablaros sobre este tema de nuevo, pero debo proseguir mi conferencia. Ahora os dejaré con este pensamiento: vosotros, que estáis escuchándome, enseñaos unos a otros y a vuestros vecinos a empuñar las manos y a abrazaros con Amor y Sabiduría. Sólo de esta manera, los individuos, las familias y la sociedad como un todo seréis mejores en los aspectos político, cultural y espiritual. Debéis rechazar vuestro pasado y comenzar la Vida sensitiva que he mencionado y que es anunciada ahora al mundo. Quien no observe esa gran ley de aquí en adelante, no tendrá las condiciones para vivir en la Tierra. Las leyes de la Naturaleza instruyen al respecto que quien no quiera cumplir con la ley, debe marcharse de la Tierra. Si no creéis ahora en lo que os digo, verificadlo y me diréis en diez años si mis palabras eran verdad o no. La Gran ley ha quedado ahora establecida sobre toda la humanidad, la Gran conciencia está despertando ahora en el mundo – algo que jamás había sucedido. Es el ardor de todas las almas humanas anhelando la Libertad. Y esta Libertad no es buscada por unas cuantas, sino por la humanidad entera – por cada individuo, cada hogar, cada cultura y religión. Es un ardor Divino, elevando a toda la humanidad. Y los religiosos no sólo no deben detener esta corriente, sino que deben darle curso, de otra manera los arrastrará. Esta corriente lleva tantos bienes, que el mundo no ha visto aún, pero también semejantes sufrimientos, a los que jamás se han enfrentado, quienes se le opongan. La Tierra se verá sacudida de tal modo, que la gente se dará cuenta de que es algo distinto, que no habían percibido hasta ahora. La Naturaleza también tiene un límite a su paciencia. No pensaréis que el mundo futuro seguirá el mismo camino que hasta ahora ¿O sí? ¡Decid, adiós, a vuestro pasado! Algunos diréis: "he ganado mucho, así que dejaré dos mil levas[4] para el entierro." Siento mucho que dejéis dinero para el entierro. "dejaré dinero para las sociedades de caridad." Siento mucho, que dejéis dinero en testamento, sin haber hecho nada en vuestras vidas. Cualquier cosa que queráis hacer, hacedla vosotros mismos mientras estáis vivos. Cuando paséis a mejor vida, cualquier cosa dejada ya no es vuestra y no tenéis ningún derecho a legarla. Cuando muráis, la gente hará lo que quiera con la propiedad y el dinero que habréis dejado. Estos son los pensamientos impropios por los que estáis viviendo y muriendo, y luego os preguntáis por qué suceden todas estas desgracias. Dejad el Amor y la Sabiduría en las mentes y los corazones de vuestros vecinos – son de verdad valiosos. Las cosas valiosas están ocultas en vuestros corazones y vuestras cabezas. ¿Sabéis cuánto cuestan? Mil millones. ¿Sabéis cuántos millones de años han pasado para su desarrollo? ¿Sabéis cuántos millones de seres inteligentes han trabajado en la mente? No os dais cuenta del tesoro oculto en el cerebro. Permanece vivo incluso después de que el cuerpo muere y comienza a decaer. Esta es la forma en que veo esto. También veo gente viviendo de otra manera. Me preguntaréis cómo puede el hombre vivir cuando está muerto. Por ejemplo, vivís como buzos y os preguntáis si es posible vivir en condiciones diferentes. Cuando alcancéis la superficie del agua y os quitéis el traje de buzo, estaréis preparados a vivir como la otra gente. Vivimos como buzos ahora, pero cuando alcancemos la superficie, viviremos de una manera diferente. Hay miles de oportunidades para vivir de otros modos. Y quien sea que le ponga obstáculos a la Vida, no ha entendido las mas grandes leyes del alma humana y del espíritu. Si el hombre naciera y muriera sólo una vez, si existiera sólo ahora por vez primera, sería un ser digno de lástima. El ser humano que veis ahora frente a vosotros ha existido por millones de años. Dios ha venido trabajando por millones de años sobre su alma y espíritu. El alma humana – quien es Su hija; el espíritu humano – quien es Su hijo. Le debemos rendir un gran respeto y reverencia. Esta es la nueva enseñanza Divina que ha sido comunicada a este mundo y que inspirará una Nueva vida a la sociedad contemporánea. Traducción: José de Jesús Saavedra Aceves Redacción: Zornitza Ganeva wb_translation_team@mail.bg Facturado y enviado por Donka Kalcheva ______________________________________ [1] Tradición Ortodoxa de llevar algo de comida y vino para facilitar la paz en las almas de los muertos. [2] nombre de una gripe. [3] Comerciantes, en Turco. [4] Unidad monetaria de Bulgaria, cada lev equivale a 100 stotinki.
  12. EL HERMANO DE LOS MÁS PEQUEÑITOS Conferencia del Maestro Beinsá Dunó, Dada en Enero 1, 1917, Sofía “Santifícalos en Tu verdad” Juan 17, 17 En el idioma original, el idioma del Divino Espíritu Virgen – el más alto en la jerarquía de los ángeles – Dios le dio un nombre diferente al hombre, no el que ahora conocemos. Esto sucedió en el consejo de Dioses, presidido por el Señor Jesús Cristo, llamado el Salvador de la Humanidad. Este consejo discutió la creación del hombre y la definición de su nombre. El nombre del hombre ha sido equivocadamente traducido, pero contentémonos con él por el momento. Entendamos por hombre, un ser que piensa. En esta etapa de la evolución humana la racionalidad del hombre toma dos direcciones – ascendente y descendente. La racionalidad descendente funciona para crear la personalidad humana y el cuerpo humano con sus siete envolturas. Las escuelas esotéricas de Oriente y Occidente difieren en la clasificación de las envolturas. Pero estas clasificaciones se refieren sólo al aspecto exterior, visual de esta enseñanza. Esencialmente, de hecho, no existe diferencia interior entre ellas. De acuerdo al sentido esotérico de la enseñanza de Cristo, el hombre tiene tres cuerpos esenciales inalterables y siete envolturas. La literatura teosófica menciona las siete envolturas del cuerpo humano, pero los tres cuerpos incorruptibles sólo están insinuados. Allí las envolturas son llamados cuerpos, pero no lo son. Envolturas, es un mejor nombre para estas. En realidad, el mundo humano es transitorio, y la evolución del mundo es un proceso Divino. Desde el punto de vista Divino, la aspiración del espíritu humano es obtener los tres cuerpos incorruptibles. Esta idea es tan vasta e ilimitada que incluso los genios, las grandes mentes científicas y del ocultismo, las jerarquías superiores de los ángeles, e incluso las jerarquías superiores de dioses, pasados y presentes, no pueden comprenderla completamente. Por “dioses” no quiero decir El Único Dios sino los miembros superiores de las jerarquías angélicas. Hoy día, el significado de la palabra Dios ha perdido su esencia, a través de su aplicación a seres que no son dioses pero que engañan a la gente. No hay nada Divino en ellos. Libérense de este falso concepto de Dios. La palabra Dios, tiene un especial significado en el idioma original. Hoy día el concepto se ha desvirtuado. Con la desvirtuación del concepto, también la gente desvirtuó su mente. Para formular un concepto correcto de Dios y comprenderLe, debemos regresar a nuestro estado original. Hay muchos que piensan de Dios como un ser que cambia varias veces al día, como lo hacen los hombres. Incluso algunos místicos de Occidente piensan de este modo. Esto no significa un reproche. Es el resultado del conflicto entre las dos logias – la Blanca y la Negra – que existen en el mundo. Estas han dividido a la humanidad en dos campos opuestos. Son la causa de los conflictos que existen en la política, en la sociedad, en las familias, e incluso en los individuos, entre la religión y la ciencia. Estas dos influencias están dividiendo las mentes humanas. Por dondequiera que haya división o dualidad, allí el Espíritu Santo no actúa. Tan pronto como te divides en tu propia mente sucumbiendo al conflicto, Dios está fuera de ti. Esta es una ley psicológica. Cuando les hablo acerca del hombre, deben concentrarse, deben imaginar al hombre creado a imagen y semejanza de Dios, es decir, de Verdad y Amor. Este hombre nunca manchó el nombre de Dios. Moisés, uno de los grandes iniciados, dijo: “No menciones el Nombre de Dios en vano”. Este es un mandamiento del primer místico que procuró estudiar la gran Enseñanza Divina. Él procuró santificar el Nombre de Dios. Esto es lo que significa ser un verdadero Hombre. Hasta que comiencen a santificar el Nombre de Dios en su gran significado, dado por los espíritus Divinos Vírgenes, nadie podrá elevarse más alto del peldaño en que está. Frecuentemente estoy observando cómo la gente en Bulgaria y en cualquier parte se encuentra dividida entre: grande o pequeño, mente abierta o estrecha, negro o blanco. Dicen: “somos abiertos y no de mente estrecha como los demás”. Está muy bien ser abiertos, pero no estén deformes, carentes de ideas. Yendo al extranjero entre ocultistas y teósofos, ustedes entenderán que son seguidores de la Fraternidad Blanca, trabajando hacía la renovación del pensamiento humano a fin de que en el futuro un nuevo impulso, una nueva actividad del Espíritu Divino pueda fluir. Hoy día, los teósofos están divididos entre los seguidores de Besant y los antropósofos seguidores de Steiner, pero en realidad ambos grupos son antropósofos. Así como la gente, ellos tampoco se llevan bien, se dividen en los de pensamiento estrecho y abierto. Los seguidores de Besant son mujeres, los de Steiner, hombres. Ambos discuten entre sí. Todos los movimientos de la Escuela Oriental son guiados por mujeres, y los de la Escuela Occidental, por hombres. Esta división se ve claramente, pero es sólo un aspecto exterior. Quien no sea un iluminado puede ser seducido por ellos. Y quien es seducido no puede entender a Cristo. Tal como en los tiempos de Cristo algunos fueron tentados, así hoy día se tienta a la gente. Desde el momento en que el hombre cometió un error y deformó el Nombre de Dios, no ha parado de caer en tentación. Quien cae en la tentación no puede elevarse hasta la situación de un hombre pensante, no puede entender las leyes básicas internas, sobre las que reposa el espíritu humano. Para transformar su vida social e individual, como también la vida de toda la humanidad, uno debe entender las grandes leyes del pensamiento Divino. Los teósofos llaman mente superior al manas superior. A la mente natural o inferior le llaman manas inferior. Pero no mencionan la mente media, manas media, que es la más importante. El manas inferior es la base sobre la que es creada el pensamiento humano. Esto significa que es la tierra del mundo Mental. Si están familiarizados con los elementos que componen este suelo, sabrán qué plantar en él. Cualquier pensamiento contiene el germen de una acción. Aprender a pensar correctamente significa saber qué semillas plantar en las diferentes estaciones del año. Está dicho en la Escritura: “Cualquier cosa que siembres, eso cosecharás”. Lo que significa, es la siembra en la mente. Hay tantos conceptos erróneos y tantas acciones erróneas entre la gente, que si no escuchan la voz del Gran Maestro, se exterminarán unos a otros. El dice: “A partir de ahora no permitiré que nadie vaya un paso adelante. Si no cambia su manera de pensar, si no santifica el Nombre de Dios, ¡ay de él! Puede tocar a mi puerta durante miles de años. Recogerá los frutos de su karma a lo largo de milenios.” ¿Qué es karma? – La consecuencia de todos los malos frutos, sembrados por ti solo en el pasado. Cristo vino a la Tierra sólo con un propósito – salvar a la gente. Por salvación, quiero decir, enseñarlos cómo santificar el Nombre de Dios en sí mismos, como en el mundo. La base de nuestra existencia descansa sobre este Nombre. La santificación del Nombre de Dios es lo más grandioso. Representa la filosofía del futuro. Algunos de ustedes se quejan de que ninguna enseñanza secreta les ha sido revelada. ¿Qué quieren? ¿Que les dé un arma para que se aniquilen unos a otros? En Europa Occidental existen varias enseñanzas y fraternidades cuyos miembros aspiran a descubrir los secretos de la Naturaleza. A este aspecto, semejan mujeres vengándose de sus amantes con cáustico. ¿Por qué les vengan? Porque han sido engañados por ellos. Hasta que desfiguran a sus amantes con cáustico, estas mujeres quedan satisfechas y dicen: “Ahora no será ni mío, ni de otra mujer.” De igual manera se comportan los hombres también. De igual manera se comportan los religiosos. Cristo se aflige por a los actos de la gente. Si no corrigen su conducta Dios ha decidido castigarles. Según la Ley Divina ya no se puede cometer errores. La gente debe renunciar a lo Viejo, porque ya viene la Nueva era, el nuevo desarrollo. El Divino Espíritu Virgen desciende en forma de onda circular a través de siete planos, es decir, a través de siete mundos. Durante el período de Saturno, el Divino Espíritu Virgen descendió al mundo Mental y formó el cuerpo mental o intelectual del hombre. Durante el Segundo período, es decir, el período del Sol, el Espíritu descendió al mundo astral, creando el cuerpo de deseos. Durante el Tercero, el período de la Luna, el Espíritu descendió al plano etérico del mundo físico, creando la envoltura etérea del hombre. En el Cuarto, el período Terrestre, el Espíritu descendió al más bajo plano del mundo físico y creó el cuerpo físico. En cada período de descenso y ascenso, el Espíritu pasa a través del día y la noche Espiritual. En el Primer período, cuando el Divino Espíritu trabajó para crear al hombre a imagen y semejanza de Dios, el hombre no conocía el pecado. En el Segundo período el hombre comenzó a caer. En el Tercer período el hombre llegó a la completa decadencia. En el Cuarto, el período Terrestre, más bajo de descenso, la caída llegó a su fin. ¿Por qué es necesario para el hombre descender y hundirse en la materia? – Para que se vista a sí mismo con todas las envolturas, cada una sucesivamente más densa, hasta el punto en que se comienza a elevar y adquirir formas superiores. Durante cada período existe una elevación y descenso parcial en forma de onda oscilante. El movimiento final será ascendente. Cualquiera que no desee entrar en contacto con Dios será echado por la onda fuera del flujo común del día Divino, donde tendrá que esperar por otro período de descenso y ascenso, es decir por otra ola. A diferencia de quienes se están moviendo hacia arriba y en dirección a Dios y entrando al Cielo, aquel permanecerá debajo, afuera de Dios. La puerta estará cerrada delante de él y escuchará la voz de Dios diciendo: “No te conozco”. Un día, cuando Cristo llame a sus puertas, los que atienden sólo sus asuntos personales, hacen cosas triviales, se encontrarán afuera, no tendrán aceite en sus lamparillas. Recobrarán el juicio más tarde, pero el Divino barco habrá partido, sin esperar por nadie. Por lo tanto, cualquiera debe estar preparado para subir a bordo a tiempo. Hablando de esta manera, no quiero moralizarles, sólo explicar lo que es ley, lo que Dios dice. El no detendrá la embarcación por nadie. Y así, la onda sigue su curso, por ahora son afortunados de contar con las más favorables condiciones para el crecimiento. Cuando un mal pensamiento entre en su mente, recuerden que viene de su pasado lejano – no es un pensamiento del presente. Es un hijo ajeno abandonado, no le reciban. No quiero que me traigan hijos abandonados, nacidos de padres ajenos. Como Maestro, mi misión en la Tierra no es criar y educar semejantes hijos. Criar a un pecador es una cosa, pero educar un hijo ajeno es otra. Si el pecador recobra el juicio y se arrepiente de sus pecados, podrá salvarse. Se esfuerza por hacer la Voluntad de Dios. Cristo bajó para salvar a dicha gente. Cualquiera puede ser salvado. El pecador también puede salvarse, con excepción del ilegítimo abandonado. Es una víbora que crece más fuerte cuanto más es alimentado. Un día se enrollará a alrededor del hombre y le quebrará los huesos. Para ustedes personalmente, para su buen futuro, es necesario que nutran sólo los grandes pensamientos, los cuales Dios implantó en ustedes al comienzo del tiempo, a través del Espíritu Santo. No nutran los pensamientos negativos plantados en ustedes por la logia Negra. La madre dice: “Pasé tiempos difíciles con este niño, me causa dolores de cabeza y preocupaciones, pero un día él cuidará de mí”. No, un día este niño, como una víbora, quebrará tus huesos y te arrojará fuera de esta onda. “Santifícalos en Tu verdad.” Nadie puede aprender la Divina ley sin antes santificar el Nombre de Dios. Cuando santifican el Nombre de Dios, sus pensamientos se vuelven puros y luminosos. Con ellos pueden construir la envoltura con la que será concebido el cuerpo de Verdad que les liberará. La Verdad, es el primer cuerpo sobre que deben trabajar. En este cuerpo vive el alma humana. Sin la Verdad no hay Libertad. No importa cuántas lágrimas derramen, no serán libres si la Verdad no está en ustedes. Llorar no les ayudará. Algunas veces es bueno llorar, pero otras no lo es. El llanto es la lluvia; si han sembrado buenas semillas, cuando crezcan se elevarán. Si han sembrado cardos, en cuanto maduren se sofocarán. Si lloran por Dios, benditos sean; si lo hacen por el mundo, les compadezco. En este caso sería preferible una sequía. Los pensamientos luminosos y agradables les elevarán. Con ellos entrarán en el cuerpo de Verdad y serán libre. De esta manera llegarán a conocer a Cristo y Él les conocerá. Algunos quieren encontrar a Cristo en mí. No, encontrarán a Cristo en Su Enseñanza. Si desean saber quién soy yo, se los diré. Soy el hermano de los más pequeñitos del Reino de Dios. Yo, el más pequeño, quiero cumplir la Voluntad de Dios como lo ha ordenado. Santificar Su Nombre como Él me ha santificado. Dios ha sido muy bueno conmigo que yo, el hermano de los más pequeñitos, quiero retribuirle con toda mi gratitud. Desearía que ustedes también siguieran mi ejemplo. Algunos de ustedes podrían tener el deseo de ser más grandes que yo, tomar el primer lugar. Esto es una tentación. Cristo dijo: “Es suficiente para el discípulo ser como su Maestro.” No deseo nada más. Este pequeñito lugar es suficiente para mí. No lo cambiaría por ningún otro. El lugar que ocupan no es importante. Es importante la manera en que cumplirán sus obligaciones hacia Dios. Ustedes quieren ser reyes. Es bueno para uno ser rey, pero no hay peor infelicidad que esta. Un rey puede hacer miles de buenas obras, puede beneficiar toda la sociedad o la nación entera, pero también puede arruinarlos. Esta es la razón por la que Cristo dijo: “Aquel a quien mucho le ha sido dado, también mucho se exige de él.” Cuando quieres llegar a ser grande, esto prueba que en ti se revela el sentimiento de orgullo y vanagloria. Los grandes comerciantes que operan con grandes capitales de cientos de millones, también corren con grandes deudas y algunas veces llevan a la ruina mucha gente. Si tienen cien millones y los pierden, experimentarán grandes tormentos. He tomado el número cien pues representa una jerarquía superior de ángeles. No existen palabras para expresar la angustia y el sufrimiento de un negociante que ha perdido sus cien millones. Lo contrario también es verdad: no hay palabras para expresar la alegría de un hombre que tiene a su disposición cien millones de levas y sabe cómo usarlos sabiamente. Esto último es tan grande, como lo anterior, terrible. “Santifícalos en Tu verdad.” La primera cosa que tienen que aprender de las enseñanzas de Cristo, es la humildad. Es la madre del verdadero conocimiento positivo. El orgullo es la madre del conocimiento transitorio, temporal. Puedes tener muchos conocimientos pero si eres orgulloso, estarás en el mismo sitio que uno de los engañados hermanos de la logia Negra. Si obedecen las leyes Divinas, incluso si están entre los más pequeñitos, ascenderán. Si quieren llamar la atención y atraerse bendiciones del Cielo, deben ser humildes en el más alto sentido de la palabra y no como se predica en sentido común y corriente. La humildad es un bello ángel, un gran espíritu. Quien lo ha visto en seguida le ha amado. En la humildad están concebidos todas las virtudes Divinas que anhela el alma y el espíritu humanos. El ángel de la humildad está vivo. El trae consigo caridad – el hijo del Amor, la hija más joven de Dios. El Amor permanece entre los espíritus Vírgenes y promete un brillante futuro para toda la humanidad y todos los que le buscan. Si quieren que Cristo permanezca en ustedes, inmortal y poderoso para elevarlos, deben abrirle paso al Amor en sus almas. Esto significa darle a Cristo el más elevado lugar en sus almas, santificar Su Nombre en sus corazones. Algunos piensan que se encuentran cerca de Cristo. Cerca de Cristo puede estar sólo el pequeñito, es decir quien ha aprendido el arte de hacerse pequeño. Dicen que quieren ser como Cristo, pero al mismo tiempo quieren dar órdenes. Para ser como Cristo y estar cerca de Él deben aprender la regla del servicio desinteresado, deben aprender a pensar correctamente. Al odio responderán con Amor, y al Mal - con Bien. Entonces no importa a quién sirves – a Ivana o a Dragana*; servirás a Dios. Los nombres importan tanto como estos correspondan a su contenido. El nombre Cristo, no es singular, sino colectivo. Es como el aire y la luz. Cualquiera tiene derecho a beneficiarse de ellos. Piensen racionalmente, filosóficamente y no se confundan con las formas exteriores de las cosas, ni con las palabras exteriores. Buscan el significado interno de las palabras. Si hubiera pensado como ustedes, hace mucho hubiera caído desde lo alto de mi posición. “Santifícalos en Tu verdad.” Quiero que vayan ahora en ascendente línea recta, para santificar el Nombre de Dios en ustedes. Este Nombre les elevará, para ser como dijo Cristo, Sus co-herederos y co-participantes. Hoy quiero implantar en sus mentes y corazones la Luz Divina a través de la cual podrán librarse de todos malos gérmenes. La espada del Espíritu fue sacada y aflige a quienes son enemigos de la Verdad. Debemos luchar con las armas descritas en 2 Corintios 10: 4-5: “Porque las armas de nuestro arsenal no son carnales, sino poderosas en Dios para destruir fortalezas. Deshacemos sofismas y toda altivez que se levante contra el conocimiento de Dios, y sometemos todo pensamiento a la voluntad de Cristo.” Esto es teosofía, ocultismo, espiritismo, Sabiduría Divina. Desearía que tomaran el siguiente versículo como credo: “Las armas de nuestro arsenal no son carnales, sino poderosas en Dios.” De esta manera podrán liberarse de los pensamientos del manas inferior, del pecado, a quien incluso ahora la gente paga diezmo. Cristo dijo: “Dad al César lo que es del César, y a Dios lo que es de Dios.” El manas inferior es el César en el hombre. Este versículo significa: mientras pagan tus deudas al manas inferior, pagan también sus deudas al manas superior. ¿Qué significa dar al César lo que es del César, y a Dios lo que es de Dios? Significa destruir los gérmenes dañinos para que no vuelvan a crecer de nuevo, liberarse ustedes mismos de todos los pensamientos impuros, y decir: “Ahora, César, toma lo que es tuyo.” Entonces tomen los Divinos pensamientos elevados, almacénenlos en el granero Divino de las almas diciendo: “He aquí, Dios, lo Tuyo.” Después entrarán en su cámara secreta y dirán una plegaria a Dios sin mezclar lo que pertenece al César con lo que pertenece a Dios. Mezclar ambas cosas, no es orar. La oración es poderosa cuando el corazón es puro y entregado completamente a Dios. Mientras el hogar del corazón no se encienda, la oración no puede alcanzar a Dios. ¿Saben cuál será su estado cuando sientan el calor Divino en su corazón? Un americano escuchó a Camila Rousso, alumna de Paganini, interpretando “El Sueño de la Vida” y dijo: “En ese momento estaba preparado para hacer las paces con el mundo entero, a perdonar a todos mis enemigos”. El americano había escuchado a predicadores eminentes, pero ninguno lo había conmovido como Camila Rousso. Por lo tanto, cuando la humildad penetre sus corazones dirán: “Señor, estamos preparados para hacer las paces con todo el mundo”. Les pregunto: ¿Han escuchado la voz de la humildad? Yo sí. No conozco música más hermosa que el canto de la humildad. ¡Qué armonía existe en la humildad! Yo lo he escuchado. Mejor música que la de la humildad no conozco. ¡Qué armonía hay en la humildad! ¡Qué Amor brota del corazón del humilde! Con sus rayos este Amor baña los corazones de toda la gente. Cada día envía sus buenos pensamientos y consuelo a todos los que sufren y están agobiados, a toda la humanidad. Dice: “Tengan esperanza. Les ayudaré a santificar el Nombre de Dios en sus mentes y corazones. Les daré todas mis bendiciones”. Hoy día, Cristo quiere unir todas las fraternidades y religiones del mundo entero. Este es el motivo por el cual deben refrenarse de juzgar a la gente. No conocen las razones profundas detrás de cualquier cosa. “Santifícalos en Tu Verdad.” ¿Cómo actúa Dios para su elevación? Por el camino de las tristezas y de las alegrías. He recorrido toda la vida humana, he escuchado a los sublimes Espíritus Divinos y de la experiencia adquirida he llegado a entender que toda la gente debe andar por el camino de las alegrías y las aflicciones. No existe mejor camino que este. ¿Quién puede discutirlo? El camino no es malo pero la mayoría de la gente ha servido y aún sirve al César. Una mujer se queja de su marido, diciendo: “Ya no lo amo, me ha hecho infeliz”. Entonces, déjalo. - “Pero, ¿quién me va a mantener?” - ¡No, este ya no es un matrimonio, es un concubinato! El matrimonio es una institución ideal, Divina. Cuando deseen entrar en el Reino de Dios, no deben quejarse de que Dios les ha dado aparentemente un mal marido. Si se quejan, Dios les responderá: “Han elegido este marido ustedes mismas, Yo no se los di. Quieren que yo lo mejore mientras que ustedes no tratan de mejorarse”. Cuando hablo sobre el concepto “mujer” tengo en mente un concepto común, no tengo en mente personalidades definidas. Para mí cualquier mujer y cualquier hombre son rayos, es decir, partes de un todo. Utilizo estos conceptos como hechos reales aprobados en la Vida misma. Y así, el camino de las alegrías y las aflicciones es el camino para obtener la paciencia. El paciente obtiene gran experiencia y riqueza interior. Esta es la única manera para que uno entienda los grandes caminos de Dios, como también la gran Providencia de Dios para futuros bienes del hombre. Si desean progresar este año, nunca se quejen. Al decir que no deben quejarse no hablo del ruido alrededor suyo, sino quiero decir que no permitan que esos ruidos penetren en ustedes. Su corazón debe permanecer en calma y silencioso. Si alguien está arrojando piedras, rompiendo las ventanas, no es culpa de ustedes. Pero cuando ustedes empiezan a quebrar las ventanas desde dentro de su casa, de su alma, les diré: “Amigos, todavía no han aprendido a servir a Dios; no han aprendido todavía a pagar al César”. Cualquiera puede arruinar las vidas de miles de seres. ¿Saben cuántos siglos son necesarios para corregir los errores de la gente? Algunas veces el deseo de venganza surge en ustedes; se dicen a sí mismos: “¡Le aplastaré la cabeza, le pondré bajo mis pies. ¡Que sepa quien soy yo!” No, concéntrense en ustedes mismos y digan: “El espíritu que ha entrado en mi es demoníaco. Le atraparé y le ordenaré guardar silencio. ¡Vete de mi santuario! ¡Te prohíbo profanar la imagen de Dios!” Le dices a alguien: “No puedo pensar bien de ti”. Te compadezco. Si no puedes pensar bien de tu prójimo, tampoco puedes pensar bien de Dios. ¿Entonces cómo puedes amar a Dios? Hay tres caminos que pueden seguir: el camino del Amor, el camino de la Sabiduría y el camino de la Verdad. Este último es el camino Angosto de la Vida. Cristo dijo: “Pocos son los que andan por el camino Angosto.” Pero cualquiera puede andar por el Camino del Amor. Si no pueden andar en el Camino de la Sabiduría, entren en el Camino del Amor. Si no pueden entrar en este Camino, entonces entren en el camino de la Verdad. Por lo tanto, los Caminos del Amor, de la Sabiduría y de la Verdad son los tres caminos que deben andar. No se enfaden si alguien no sigue el camino en el que ustedes andan. Caminen hacia adelante. El resultado de los tres caminos es el mismo; la diferencia está sólo en los vueltas que cada camino da. Esto es lo que Cristo enseñó cuando estuvo en la Tierra; esto es lo que ahora enseña. ¿Si son incapaces de comprender las cosas terrestres, cómo podrían comprender las del cielo? ¿Si son incapaces de entender lo fácil, cómo podrían entender lo difícil? “Díganos algo grande”. Esto es lo más grande que el hermano de los más pequeñitos, el hermano de sus ángeles, que les guían en el camino Correcto les puede decir. Dicen: “Tú eres nuestro hermano”. Si piensan que soy su hermano carnal, se equivocan. Si piensan que soy su hermano en espíritu, están en lo correcto. - “No nos amas.” Si hablan de amor terrestre, no les amo. Si dicen que no les amo como sus ángeles os aman, se equivocan. No existe hombre alguno en la Tierra que ame sus almas como yo lo hago. Desearía que ustedes también amen las almas humanas del mismo modo. ¿Está claro esto? Sé que sus ángeles hoy día están muy felices por ustedes. ¿Está claro esto? He querido hacerles un favor. He venido a la Tierra a servir a los ángeles y a ustedes. Cuando acabe mi trabajo ustedes dirán que partí a algún lugar. ¿Adónde habré partido? No, no iré a ninguna parte. Regresaré a Él Que me ha enviado y preguntaré: “¿Cumplí la misión que tenía?” Si hay alguna cosa que no haya terminado, vendré de nuevo. Si no concluyo mi trabajo también la segunda vez, habré de regresar, regresaré hasta que por fin me sea dicho: “Has hecho bien tu trabajo”. Esta es la ley para el hermano pequeñito del Cielo - hacer lo que Dios solicita de él. Esta es la Gran enseñanza que no habían escuchado hasta ahora. Lo que ahora escuchan nunca antes lo habían experimentado. ¿Por qué no lo habían escuchado? Porque esta Enseñanza es de los ángeles pequeñitos que han venido a la Tierra a elevar a la humanidad. Ahora, no os bendeciré; no lo haré. ¿Por qué? - Si envío mi bendición y todavía hay mala hierba en ustedes, esta crecerá también. Actúo racionalmente de acuerdo a la ley de Dios. Cuando vean que han sembrado buenas semillas, todos los Hermanos del Cielo enviarán sus bendiciones de modo que esas semillas crezcan y den buenos frutos. ¡Con estos frutos, Dios que crezca y resucite en ustedes, y que santifiquen el Nombre de Dios! Ésta será mi alegría porque estarán cerca de Dios. Les revelo esto para Año Nuevo: no he terminado, apenas acabo de comenzar. Deben saber esto. Lo que les digo es un principio. ¡¿Cuántas otras cosas hay más grandes que esta?! Si escuchan lo que estos pequeñitos les dicen, sentirán el Poder de Dios. La Sabiduría vendrá a ustedes, reforzarán su voluntad y los asuntos en el mundo mejorarán. De aquí en adelante mucho trabajo aguarda a los pequeñitos. La enseñanza de los pequeñitos es grande. Ella es la más oportuna para ustedes. Es la base de lo que trae el gran futuro para vuestra alma. Es el pensamiento Divino para 1917. No me refiero al año terrestre, sino al Divino. Comienzo con 1914, 15, 16 y 17 los cuales forman la Nueva era. Estos son cuatro años Divinos, formando un ciclo de bendición Divina. El número uno en 1917 implica el principio de justicia, y el siete, la ley del reposo y de las bondades. Ahora les dejaré pensar acerca de la humildad, la paciencia y el Amor. A través de ellos, intenten suavizar las superficies ásperas en ustedes, que están perturbando a la armonía Divina en sus vidas. Llamen, cada uno de ustedes, con la ayuda de su ángel, a Dios en ustedes y pregúntenLe: ¿“Señor, qué deseas hacer para que triunfe el Reino de Dios en la Tierra y para santificar Tu Nombre entre la gente?” Lo primero que se os dirá, es: “¡Reconcíliense!” Esto fue lo que propagó Cristo. Lean los Evangelios de Mateo y de Lucas. En ellos está dicho: “Si trayendo tu ofrenda hasta el altar, entonces recuerdas que tienes algo en contra tu hermano, deja tu ofrenda y va a reconciliarte con tu hermano; si él se niega a reconciliarse, toma dos gentes más y regresarás a él.” Cualquiera que va al altar debe hacer las paces con todos. Nadie puede ir hasta el altar si antes no se ha reconciliado. Dicen para unos: “Vamos a reconciliarnos con ellos”. ¿Cómo pueden reconciliarse con ellos cuando no van al altar? ¡Deben reconciliarse! Dirás: “Hermano, reconciliémonos!” Si se niega a reconciliarse, irás con un par de hombres más. Si vuelve a negarse, irás con toda la iglesia. Si incluso entonces se niega, dirás: “Eres como un publicano y como un pagano.” Esta es la enseñanza de Cristo. Las disputas que existen en el presente no son compatibles con Su enseñanza. Ahora, no tengo la intención de juzgar a nadie. Para mi todos ustedes son iguales. Se los digo: si no aceptáis esta Enseñanza, el resultado no será nada bueno. ¿Por qué debe causarse sufrimiento innecesario en el mundo? Son suficientes los sufrimientos del pasado. A partir de ahora permitan que las alegrías y las bendiciones lleguen a la humanidad. Lo que les dije hoy está dicho dondequiera. Dios lo dice, los ángeles lo están diciendo, lo están predicando todos sus sirvientes en la Tierra. Cristo lo dice también. Yo creo que esto pasará. Como se ha dicho, así pasará, no tengo ni sombra de duda. Un día todos nos encontraremos; naturalmente, no en la misma situación que ahora, sino diez veces mejor que esta, y todavía aquí en la Tierra. Después de diez años estaremos cien veces mejor. Luego de otros diez años estaremos mil veces mejor. Después de diez años estaremos diez mil veces mejor. Después de otros diez años - cien mil veces mejor. Después de otros diez años - un millón de veces mejor. Después de otros diez años – diez millones de veces mejor. Después de otros diez años – cien millones de veces mejor. Y al final de este período, o al principio del nuevo, seremos uno con Dios. ¡Mi paz esté con vosotros! Traducción: José de Jesús Saavedra Aceves Redacción: Zornitza Ganeva wb_translation_team@mail.bg Facturado y enviado por Donka Kalcheva ______________________________________________ * Ivana y Dragana son los típicos nombres personales búlgaros.
  13. NUEVA HUMANIDAD Conferencia por el Maestro Beinsá Dunó, Dada ante el Consejo en Agosto 19, 1920, en Velico Tarnovo Hoy, el tópico de mi conferencia será la Nueva humanidad. Abordaré esta cuestión desde un nuevo punto de vista. Lo nuevo en el mundo es la salida del Sol, y lo viejo, la puesta de Sol. Esta es una ley de la Naturaleza. No sólo yo hago valer esta ley, cada madre y cada padre también. Cuando una doncella y un joven se casan, el primer hijo que nace de ellos es el sol naciente, la esperanza de su futuro. Si pensamos que lo nuevo produce la discordia, que desorganiza la sociedad y a toda la humanidad, esta es una visión distorsionada de los grandes principios que gobiernan a la Naturaleza Viviente. Entonces, si tenemos tales conceptos, ¿para qué nos sirven esos hijos, quienes traen desgracias a sus padres? ¡Cuántos días, cuántas noches las madres han pasado sin descanso y sin dormir debido a este nuevo hijo, quien todavía no sabe hablar, debido a esta nueva idea! La nueva idea está al principio indefinida, pero la madre tiene la habilidad de captar, de escuchar y comprender el idioma de este nuevo ser, de este pequeño niño. Así también, en una sociedad, en un pueblo, hay personas con almas sensitivas, en quienes la conciencia está desarrollada, el corazón elevado hasta un alto nivel y comprenden esta nueva idea, de la que son hijos, de la que son portadores. Y la gente contemporánea que no comprende a los portadores de esta nueva idea, dicen: “Estos hombres son anarquistas, comunistas, herejes, sectarios, etc.” Pero estos nombres carecen de sentido. Si razonamos así, les pregunto: “¿Entonces cuál es la diferencia entre un comunista que vive de acuerdo con su propia comprensión u otro que vive de acuerdo a su vieja comprensión y, entre un tercero que vive de acuerdo a su nueva comprensión? La diferencia es que quien vive de acuerdo a sus nuevas ideas siente en su interior una elevación, una energía, una vida – un crecimiento. Y el otro, que vive de acuerdo a sus viejas ideas se siente viejo, las fuerzas le fallan, está exhausto, tiene miedo del futuro, piensa en su vejez y por consiguiente quiere ser rico y comienza a asegurarse en diferentes bancos, en diferentes compañías de seguros. Yo digo: esto es gente vieja, esto es la muerte, estos son los cementerios de la humanidad. ¡Pero los cementerios no traen nuevas ideas a la humanidad, sólo producen sufrimientos y desgracias en el mundo! Ahí, en los cementerios están enterrados reyes, y sacerdotes, y predicadores, y músicos, y poetas – todos por sus pecados. Si me preguntan porqué la gente muere, responderé: la gente muere por sus viejas ideas. Entonces, ¿cómo resucitará la humanidad? Yo digo: sean jóvenes, sean portadores de la nueva enseñanza Divina, el emblema de lo que es fraternidad. Una fraternidad, pero ¿en qué consiste la fraternidad? Quien se llame a sí mismo tu hermano debe estar preparado para sacrificar su vida, su bien y su honor – todo por ti. Cuando un gran pueblo comprende las ideas de esta clase de fraternidad, debe estar preparada para sacrificarlo todo por estas ideas. Donde no hay sacrificio, no hay ni fraternidad ni igualdad. Cuando alguien predica la gran idea de que hay Dios pero no sacrifica su vida, su bien y su honor por Él, no ha comprendido la gran enseñanza de la Vida. Esta es fraternidad e igualdad, esto es lo que Cristo predicó. Regresemos atrás, apliquemos la enseñanza de Cristo, porque en ella está la salvación del mundo. ¿Qué enseñó, qué predicó Cristo? Él enseñó esta gran idea de la Nueva Humanidad. ¿Cuáles son las características distintivas del hombre de la Nueva Humanidad? Los profetas judíos, hace dos mil años, con perspicacia, dijeron que Dios crearía nuevos corazones, hechos de carne y en ellos Su Espíritu se establecería y todos, grandes y pequeños, llegarían a conocerLo. Por eso no se hablaría si hay o no Dios. Cada uno estaría bajo su higuera sin temor. Entre todos reinarían la paz y el Amor, las armas de guerra serían convertidas en herramientas y arados y no se golpearían. Las guerras serían excluidas. Cristo estableció dos principios, estos son, la Nueva y la vieja humanidad, en la siguiente proporción: el sabio que había entendido el significado de la Vida, construyó su casa en la roca. Vinieron ríos y vientos, pero no pudieron destruirla. Por “roca” se entienden, los profundos principios de la Naturaleza Viviente. Y el hombre insensato, quien no había entendido el significado de la Vida, construyó su casa en la arena pero vinieron ríos, tempestades, vientos y se la destruyeron. Los ríos, las tormentas son aquellas personas quienes viven sin principios. Ellos provocan las perturbaciones en la vida social; ellos son los que destruyen la casa construida sobre la base de arena. Por tanto, estas dos culturas, la vieja y la nueva, están fundadas en dos principios. La vieja humanidad contemporánea todavía sirve a su egoísmo y esto es por lo que no puede haber fraternidad. La Nueva humanidad sirve al altruismo. El egoísmo está predestinado a ser el sirviente de la humanidad. Por lo tanto, las nuevas ideas incluyen no sólo el bienestar del individuo o de la sociedad, sino el bienestar de todos los seres conscientes. Bajo ser “consciente” quiero decir todos los seres, porque no existe un ser que no sea sensciente. Si son sordos y alguien les dice algo, no lo escuchan, y se preguntan por qué no entienden a esta persona; ¿dónde está el defecto? El defecto no está en el que habla sino en quien su oído no es sensible para entender lo que se dice. Viene un ciego que no puede comprender al mundo, pero el mundo no es oscuro, sino los sentidos de este hombre no están desarrollados. Por lo tanto la presente sociedad necesita desarrollar estos sentidos. Ahora, esta sociedad evoluciona de acuerdo a una gran ley. Hoy día la Naturaleza no es lo que era hace un millón de años. Cada 100 millones de años un gran cambio sucede en el interior de la Naturaleza. Si les pregunto desde hace cuántos millones de años existe nuestro sistema solar, me dirán que algunos de los científicos contemporáneos le dan 100 millones de años; otros, 200 millones; otros más, 500 millones, etc. La ciencia oculta dice que a partir de la creación de nuestro sistema solar a la era presente han pasado 250 mil millones de años. Estos datos no pueden probarse ni refutarse. Son sólo afirmaciones. Estas sólo pueden probarse bajo ciertas condiciones, aceptando algunos axiomas y máximas. Pero en general, para que sea comprendida una verdad, algunos datos son necesarios. Las verdades probadas son muy pocas en el mundo. Por ejemplo, supongan que quieren probar una idea muy cercana a ustedes: si el hombre tiene o no alma. Yo digo que la mitad de los intelectuales contemporáneos niega esta idea y la otra mitad la acepta, más ambos no pueden probarla ni refutarla. Cuando le preguntamos a alguien si existe el alma, qué forma tiene, responderá: “Existe el alma pero no sabemos qué forma tiene.” Podemos probar sólo cosas que tienen forma, contenido y significado, y las cosas que no tienen forma, ni contenido, ni significado, no podemos probarlas ni refutarlas. Les hablo de una idea que está cerca de vuestras almas. Esto que digo ha sido heredado por ustedes. Tienen algunos ideales, aspiraciones, añoranzas, pero las manifiestan de diversas maneras. Y cada uno de ustedes tiene sus propias aspiraciones. El joven, por ejemplo, busca a su amante. El viejo dirá: “Estos son disparates. Hace tiempo, yo también me ocupé con semejantes cosas pero ahora no necesito ninguna moza.” Pero esto no es así para el joven. Noche tras noche sin dormir, se levanta temprano, camina aquí y allá, buscando a su moza con ojos negros. La madre y el padre se preguntan qué estará pasándole a su hijo. El hijo dice: “Una nueva idea es lo que traerá en mi una nueva vida, eso es lo que estoy buscando.” ¿Quién está en la dirección correcta, el viejo o el joven? Yo digo: el joven. Había una vez una zorra que pasó delante de un manzano y en la rama más alta vio colgando una pieza de buen queso. La miró, pasó y dijo que nada valía. ¿Por qué? – Porque estaba lejos, no podía alcanzarle. Pero si hubiera estado abajo, a su alcance, hubiera dicho que no existía mejor queso que este. Hay indicios acerca de la Nueva humanidad en el Nuevo Testamento, en Revelaciones. Juan el Evangelista, hace dos mil años, vio a la mujer preñada con esta gran idea – la Nueva humanidad y estableció el número de los elegidos, los portadores de esta idea, en 144 000 personas. Su sumáis estos números 1 + 4 + 4 = 9. El número 9 es el resultado de una evolución de la gente que tiene todas las cualidades positivas, nobles. Algunos dirán que estas 144 000 personas están en el Cielo. No, ahora esta gente está aquí, en la Tierra, ellos han venido ya a la Tierra y están encarnados entre la gente inteligente. Algunos de ellos son escritores; otros, poetas, científicos; y todos ellos empujan a la humanidad hacia la nueva idea, hacia lo Divino. Estos son los enemigos de la oscuridad, de los grilletes que encadenan a la humanidad. Esta transformación y este gran cambio que viene ahora, se debe a ellos; ellos podrán transformar radicalmente este mundo. No tomen esto como un mal presagio. Cuando una persona bebe mucha agua y se ahoga, los búlgaros tienen la costumbre de voltearle colocando su cabeza hacia abajo de modo que vomite el agua tragada. Así mismo, la gente de la cultura contemporánea también ha tragado mucha agua sucia por eso deben ser volteados cabeza abajo para que esta agua pueda fluir hacia fuera. Después de que todo lo sucio fluya hacia fuera, de nuevo serán volteados cabeza arriba y la Nueva vida comenzará. Algunos de ustedes pueden decir: “Qué importa esta Nueva humanidad, viendo los presentes sufrimientos.” Pero debemos saber que los sufrimientos son necesarios para el desarrollo del hombre. Apenas ahora, en esta era, hemos comenzado a sufrir y hemos llegado a ser más sensitivos. Es verdad que la gente contemporánea sufre más, pero estos sufrimientos son nobles y ellos son los que transformarán a la sociedad. ¿No pasa cada madre embarazada a través de ciertos sufrimientos, de cierta experiencia dolorosa? Ella sufre mientras que el bebé se está formando en su matriz, pero cuando este ha nacido, ella se libera de todos los sufrimientos. Por lo tanto, el sufrimiento muestra que estamos preñados por una gran idea Divina y cuando el niño haya nacido y estemos preparados como una madre para sobrepasar todos los sufrimientos, en nosotros cesará el dolor y llegará la Alegría. A menudo nosotros mismos nos causamos los sufrimientos. Por ejemplo les contaré una anécdota de la vida búlgara. A un campesino les gustaban mucho los huevos y buscaba frecuentemente el momento oportuno para comerlos, pero era muy difícil porque su mujer era muy avara. Ella era enorme, robusta y cuando su marido se atrevía, sin que ella supiera, a comer uno o dos huevos, ella le pegaba bien. Un día ella se desmayó y murió. El campesino se dijo a si mismo: “Gloria a Dios, ahora ya puedo comer huevos libremente, no hay quién me pegue.” Tomó siete huevos y los enterró en su hogar. En ese momento llegaron alguna campesinas, vecinas, para compartir su dolor. El, oyendo pasos, se sobresaltó de repente y al olvidar que su mujer había muerto, para que no le fuera a pegar, sacó rápidamente los huevos y los puso en su seno. Las campesinas le dijeron: — Un gran fuego arde en tu casa. — Sí, es grande pero el que arde en mi pecho es mayor – respondió él. La gente contemporánea dice “tenemos grandes sufrimientos”. Digo de nuevo: los huevos asados en su seno son la razón de estos sufrimientos. Saquen los huevos de su pecho y los sufrimientos terminarán. En la ciencia contemporánea esto lo denominan idee fixe. ¿Saben qué significa idee fixe? Les daré un ejemplo de un hombre que sufría de idee fixe. Un señor puso el índice de su mano derecha en medio del círculo que formó con la unión del índice con el dedo pulgar de su mano izquierda, y así, durante uno o dos años trató de cogerlo. El sufría por su fracaso y por eso fue con un médico que enseguida se acordó cómo curarlo. El médico puso su índice en la mano izquierda del paciente, quien inmediatamente lo agarró alegrándose porque logró coger el dedo. Con esto él se curó y se liberó del pensamiento que durante tanto tiempo le molestaba. De la misma manera, también la gente contemporánea, que tienen idee fixe, desean coger su dedo, pero no pueden. Pues el dedo fue creado para otro trabajo, no para ser agarrado. Si quieren pueden cogerlo de otra manera pero no así. En el presente, a la Tierra está llegando una Nueva era, el ocultismo contemporáneo dice que una nueva ola viene del Sol. Si me expreso en términos nuevos, no los entenderían y mi conferencia sería abstracta. Esta ola que viene ahora toca los cerebros humanos y algunas gentes bajo su influjo se vuelven excéntricas. Excéntrico es, el hombre que está muy callado, o si habla, habla mucho, y su habla es incoherente. Estos son extremos que existen entre la gente, pero un correcto desarrollo tiene su norma. Algunos dicen que el habla debe ser siempre lógica. Según mi concepción, en el mundo deben existir tres tipos de lógica: a la primera le llamo lógica puramente materialista, la segunda – la lógica de la vida consciente, y la tercera – la lógica Divina. En la lógica Divina absolutamente ninguna mentira está permitida y por consiguiente, para que el hombre pueda trabajar con las otras dos lógicas, debe tener un alma noble y elevada, es decir, debe estar preparado para sacrificarse a sí mismo por sus hermanos, no vivir sólo para si mismo. Otra cosa que es necesario definir, probar: ¿dónde está la Verdad? Para que se pruebe la Verdad es necesario tiempo y experiencia. Todos los eruditos contemporáneos nos presentan diferentes teorías, investigaciones en la medicina, en la técnica, física, química o en otra esfera, se necesita tiempo para aplicar las teorías en la práctica. Una teoría puede ser exacta en sus cálculos matemáticos, pero si se aplica y no da el resultado, esta no es aceptable. Por ejemplo, un inglés, durante 25 años se ocupó de una cuestión, analizaba la construcción de un máquina voladora. Con este fin hizo exactamente todos los estudios y sintiéndose seguro de sus cálculos, hizo un anuncio a los periódicos. Pero, omitió una cosa – no probó todo esto en la práctica. Cuando empezó a poner en práctica esta máquina voladora, según los datos y cálculos que presentó, esta no funcionó: la hélice giró, pero la máquina no voló. Le silbaron al investigador y con esto terminó su trabajo. Pero la gente nueva que vinieron después de él, empezaron a estudiar la Naturaleza Viviente, a estudiar la construcción en el organismo de las aves, de sus alas, sus colas. La gente aprendió los métodos de volar y tomándolos como base construyeron la máquina voladora. ¡Qué grande fue la alegría de la humanidad contemporánea cuando se descubrió la manera cómo volar en el aire! Pero estas máquinas voladoras – globos, aeroplanos, zeppelines – no se usaban para el bien de la humanidad, sino que ustedes han visto lo que se ha hecho con ellas durante las últimas guerras y lo peligroso que son estas máquinas. Hoy día la gente me dice: “Descubra usted uno de los grandes misterios.” Digo: uno de los grandes misterios es que el hombre sepa curarse; cuando esté enfermo, que vuele. Cuando la gente está neurasténica se puede curar de esta manera. Una mujer está enferma; que trate de volar en el aire en media hora y volverá sana. Mañana, su marido es el enfermo; que lo suba y ella con él, en el globo, que les dejen volar en el aire y él también volverá sano. La curación de esta manera es fácil porque el aire en las esferas superiores es más puro. Acá, donde vivimos, nos encontramos en un medio ambiente aéreo, en el que hay mucho bióxido de carbono. Y si estamos nerviosos hoy día, se debe a la gran cantidad de bióxido de carbono en el aire, el cual inspiramos y espiramos y que casi envenena nuestro organismo. ¿Saben qué sentirían al entrar en una ciudad? ¡Si en ustedes estuviera desarrollada la intuición u otro sentido psicométrico, con el que algunos están dotados, y observaran alguna ciudad, sentirían repugnancia por la atmósfera y no desearían vivir más allí debido al hedor! Nuestras ciudades y casas son para la humanidad contemporánea, que tiene semejante olfato. Por eso la vida se hace más insoportable. Pero estas nuevas ideas, Divinas, que ahora llegan, traen la vida Nueva al mundo. La muerte que existe, las desgracias, los sufrimientos, el volverse locos, se deben a causas psíquicas absolutamente diferentes de las que dicen. La vida de hoy día debe ser transformada en sus formas y el orden contemporáneo debe cambiarse también. Y está en lo justo la gente con ideas nuevas que exigen este cambio. Esta transformación en la Naturaleza puede producirse sucesivamente, pero se realizará en la vida también – sucesivamente o de repente. Por este motivo los turcos dicen: “Allahán zoru da var”, es decir, cuando a un hombre cabezudo Dios le dice una o dos veces qué debe hacer, y él no lo hace, se le aplicará la ley de la necesidad. Y en consecuencia, la idea fundamental de la Nueva enseñanza es la fraternidad. La fraternidad debe aplicarse al interior de los hogares. Las madres y los padres deben entender esta ley fundamental de la fraternidad para que puedan crear nuevas condiciones para el crío y para la educación de los hijos. Algún joven es impetuoso, causa daños; ¿cómo le tratan de acuerdo a la vieja educación? – Le castigan y le apresan. Pero en la prisión pierde su salud y el estado debe hacerse cargo de él. Este joven pudo llegar a ser un buen ciudadano. En él hay una explosión de energía que debe ser sabiamente canalizada hacia el trabajo. Dicen acerca de él: “Sí, pero es un pecador, un criminal.” La sociedad ha creado condiciones con las que no puede arreglárselas. Y en lugar de estudiar al Dios Viviente, la Naturaleza Viviente y de actuar de acuerdo con ella, nos oponemos, pensando que existen muchas leyes en el mundo. No, la Naturaleza Viviente tiene sólo una ley que aplica a todos, ricos y pobres. El pobre dice: “El rico tiene para comer, para beber, vive en la opulencia y para mi no hay nada.” Pero no sabe si los sufrimientos de este hombre rico le han sido guardados para luego de transcurridos cuarenta – cincuenta años. ¿No toma la Naturaleza de igual manera la obesidad del rico y del pobre? ¿Qué quiere decir la Naturaleza con tomar la obesidad de la gente? La Naturaleza quiere dicirles: “No han aprendido la ley de la fraternidad.” Cuando lean el primer capítulo del Génesis, verán que Dios le dice a Adán y Eva: “Comeréis de todos los frutos excepto de uno. Y el día que comieréis de este fruto prohibido, moriréis.” El fruto prohibido es el egoísmo contemporáneo. Una persona que quiere que trabajen para él, que vive a costa de los demás, una persona que desea comer por cuenta de las viudas y de los pobres huérfanos, una persona que quiere pelear contra muchas naciones – come del fruto prohibido. Por consiguiente, todos debemos ser seguidores en esta Gran Enseñanza. ¿Enseñó Cristo alguna vez a hacer la guerra, a pelear o, a orar para que Dios ayudara a uno de las bandos combatientes? Hace unos mil o dos mil años esto tendría algún significado, pero ahora ha pasado su tiempo. ¿Dónde está esa ortodoxia que ostentan, dónde está el verdadero cristianismo? Les hablo a quienes se llaman a sí mismos verdaderos cristianos. Deben actuar de acuerdo a ley de Cristo. Los que no son cristianos, deben actuar de acuerdo a sus creencias y leyes. Alguien dice: “No soy cristiano.” ¿Cuáles son tus leyes y creencias, de acuerdo a las cuales vives? – “Soy un librepensador.” – Actúa de acuerdo a tu libre pensamiento. Debemos conceder el derecho a cualquier persona, porque hay en él algo bueno, algo noble en cada alma. Denle la oportunidad a cada hombre y él podrá elevarse. Si vive bajo condiciones no favorables, caerá. He dado anteriormente el ejemplo de un pintor italiano y lo daré de nuevo. Un célebre pintor italiano quería pintar la imagen de Cristo y caminó alrededor de la ciudad mirando atentamente todos los rostros, esperando encontrar al más conveniente. De veras, encontró un joven de aproximadamente veinte años y pintó la imagen a Cristo sobre él. El trabajo fue exitoso. Diez años después, el mismo pintor decidió pintar la imagen de Judas y buscó un rostro conveniente. Encontró a un hombre joven que le dijo: “¡Señor, esto es extraño; hace diez años posé para usted para la imagen de Cristo, ahora quiere que pose para pintar a Judas!” Dentro de estos diez años la vida de pecador que llevó había cambiado tanto el rostro del joven que se parecía en su aspecto externo a Judas. Piensan que si una moza recorre el camino del pecado y llega a un burdel, ¿no estamparía su rostro este tipo de vida? Una mujer disoluta similar, me dijo un día que mientras tuvo dinero su marido vivió con ella, más luego que él bebió todo su dinero, la dejó a su suerte y ella se fue por malos caminos. Ella dijo: “Quiero ir a la iglesia, pero no me admiten ahí.” Esta mujer tiene el anhelo de vivir una vida pura y cuando las condiciones cambien, ella se levantará. Y de aquellas mujeres libres que quieren servir a sus deseos, la gente dice: “De estas mujeres también necesita el mundo.” Digo: no, debemos sacar de los burdeles a estas nuestras hermanas; no deben ser violadas sino colocadas en el camino correcto y mostrarles cómo vivir. Ahora están llegando los portadores de las nuevas ideas, de los sentimientos altruistas, de las ideas de la Divina Enseñanza, y son la gente que intercederán por todos los injustamente tratados y caídos. Esta gente no es casual, tienen signos en sus rostros, en sus ojos, en sus manos. Ustedes les reconocerán. Aquí están sus signos: si esta persona, portador de la Nueva Enseñanza, es doctor, cuando visita tu casa te traerá todas las medicinas y no tomará de ti ningún dinero sino que te dirá: “Yo sirvo gratuitamente.” Si es un sacerdote, cuando le pidas que bautice, que celebre la misa de cuerpo presente, no aceptará ningún dinero, sino que dirá: “Sirvo a la Nueva Enseñanza.” Si es un comerciante, como persona de la Nueva Enseñanza, hará negocios honestamente. Si es un maestro, trabajará gratuitamente. Objetarán: “Si todos trabajan gratuitamente el mundo se irá a la bancarrota.” Sí, el mundo presente cambiará, pero nuevas creencias vendrán. Algunos preguntarán: “¿Cómo es posible trabajar gratuitamente, cómo se va a vivir sin dinero?” Pregunto: ¿Cuántos miles de levas se le pagan la madre y al padre por criar, alimentar y educar a cuatro o cinco hijos? ¿Existe una ley que decrete que la madre y el padre deben levantarse cinco o seis veces por la noche para cuidar a sus niños pequeños? No existe semejante ley ni tal constitución y a pesar de esto, semejante trabajo se regala tranquila y naturalmente más que todos otros trabajos que estén sujetos a las leyes promulgadas por el estado. Por consecuencia, la madre y el padre nos muestran la primera ley que debemos obedecer. Les digo: si como padres e hijos viven en casa, si viven como hermanos y hermanas, están en el camino correcto. Desde el punto de vista de la Nueva humanidad ninguna gran catástrofe nos espera. Es verdad, una gran colisión/catástrofe está por llegar al mundo, pero es para todas las construcciones que no tengan cimientos sólidos, para todos esos árboles podridos que no tengan raíces sanas. Una Gran idea está llegando, la cual les derribará, pero esta es una ley, aire fresco que limpiará todo lo podrido y sólo lo sano permanecerá en el mundo. Cuando el sufrimiento llegue a su camino, no pregunten cúal es la causa. Les digo: “El Sol es la razón de todos los infortunios en la Tierra, de nuestros sufrimientos y nuestras alegrías. El Sol produce las inundaciones, las epidemias y todas las enfermedades en el mundo, provoca los terremotos, en general es la razón de cualquier cosa que se hace en toda la Naturaleza. Pero el Sol dice: “Si eres sabio, usarás sabiamente mi energía, derramaré en ti toda bendición; si no eres sabio, te causaré los más grandes sufrimientos.” El Sol puede cambiar su energía, pero siempre brillará y la Tierra siempre girará. Les diré lo siguiente: en la elevada mecánica de la ciencia oculta hay la afirmación de que en el movimiento de una rueda, en uno de cada 100 millones de giros existe una excepción. Nuestra Tierra también es como tal rueda. Y si ella gira alrededor del Sol 100 millones de veces, una excepción tendrá lugar también en su movimiento, desastrosa o por una línea ascendente – benéfica. Semejantes excepciones han sucedido muy a menudo, tal excepción está llegando ahora. Nuestra Tierra ha hecho muchos giros y está muy cerca de la excepción. No fijaré la fecha cuando esta excepción vaya a tener lugar. Ahora, pueden no creer, pero cuando el día llegue, lo aprobarán. Podemos aplicar al Sol también está ley oculta. Cuando haga 100 millones de giros, una excepción ocurrirá. Los científicos contemporáneos dicen que el Sol necesita veinte millones de años para dar una vuelta. ¿Saben lo que sucederá al mundo cuando el Sol haga semejante excepción? Si esta excepción cae en línea descendente, todo el sistema solar será extinguido, nuestro Sol se oscurecerá y con esto cesará toda la vida. Si esta excepción cae en línea ascendente, la energía solar se incrementará diez veces y entonces la gente en la Tierra deberá tener cuidado. Por consecuencia, está a la mano una coincidencia aproximada: Sol y tierra habrán hecho sus 100 millones de giros y estas dos excepciones están por llegar. Esta es una declaración que puedo demostrar matemáticamente con hechos y datos pero no en este grupo. Se necesita tiempo para demostrar las fórmulas y los hechos que la ciencia oculta utiliza. Con esto no intento infundir miedo, pero digo que hay excepciones y cada hombre debe estar en su puesto preparado para enfrentarle. Cristo dijo: “Bendito sea el sirviente que se mantiene despierto y vigilando de modo que cuando su Señor viene no le encuentre dormido.” Si piensan que en comer y beber, la vida fluirá pacifica y silenciosamente, están decepcionándose. Los hombres científicos contemporáneos declaran que el hombre no ha vivido en la Tierra por más de ocho mil años, pero aquí la ciencia oculta también varia. Aprueba que el hombre ha vivido mucho más de lo que los científicos contemporáneos insisten. Que el hombre ha vivido por más de ocho mil años de esto hablan los cráneos dejados desde aquellos tiempos. Pero que ha vivido aún mucho más – tales datos no pueden hacerse públicos. Incluso si tales datos fueran hechos públicos, la conexión entre ellos es tan fina que puede decirse que no hay conexión. Y cuando en una de mis conferencias dije que el pulgar define el desarrollo de la voluntad humana algunos dijeron que esto es ilógico. Pero realmente, el pulgar es el resultado de la voluntad humana. En antiguos tiempos, cuando deseaban castigar a algún testarudo, hacerle parar sus delitos, le cortaban sus dos pulgares. Pregunto entonces: ¿Por qué el pulgar de ciertas personas es más largo que el de otras? – ¿Por qué algunos tienen pulgares mejor formados que otros? Todo esto tiene un significado, señala el desarrollo de la voluntad y la razón en el hombre. Si uno observa el pulgar de un hombre verá cómo marcha el desarrollo de su alma. Si su desarrollo es correcto, el pulgar está correcto, no existen curvaturas. Si existen curvaturas, existen algunas deformidades en este organismo. Si tu nariz, tus ojos y boca están curvados, esto es significativo. El doctor dice: “Aquí existe una anormalidad, una apoplejía.” Yo digo: “Aquí hay una desarmonía entre los órganos del cuerpo, entre la conexión de las fuerzas, entre los pensamientos y sentimientos que actúan en el hombre. Si yo desarrollo esta Nueva ciencia sólo teóricamente y no incluyo la aplicación práctica, no tiene sentido. Cada realidad debe tener alguna forma. Hablo de realidades que son cantidades determinadas, de igual modo que un matemático trata con fórmulas, un químico – con moléculas y átomos, un físico – con fuerzas, con cosas definidas, no abstractas. Ahora decimos que el hombre tiene alma. ¿El alma es una unidad determinada, dónde vive? ¿En el cerebro, en el corazón, en los pulmones o en el estómago, dónde se encuentra en general? La ciencia contemporánea no puede decir nada acerca del alma. Ahora permitánme regresar en dirección de mi pensamiento. La Nueva Humanidad primero debe comenzar con la anatomía humana. Por eso quiero que todos se interesen por la anatomía. Cuando comienzan a construir una casa, primero establecen las vigas, preparan el andamiaje de la casa y luego construyen. El andamiaje – es la anatomía. Algunos dicen: “¡No necesitamos anatomía!” No, no pueden avanzar sin ella. No existe un niño, ni una madre o padre que no hayan aprendido anatomía. Cuando cosen una prenda, comienzan de nuevo con la anatomía. El patrón es un signo anatómico y de acuerdo a este cortan. Por consecuencia, la gente contemporánea estudia la Vida anatómicamente, siempre están cortando. ¿Qué cosa es una incisión? En la Nueva Humanidad estudiarán no sólo anatomía sino fisiología. ¿Cómo aprenden fisiología cuando construyen sus casas? Colocan ventanas, chimeneas para que se produzca una mayor corriente en ella, que le entre más aire. ¿Cuál es el tema del que se ocupa la fisiología? De las funciones de los diversos órganos, de las funciones del corazón – de la circulación de la sangre. Para obtener condiciones favorables en nuestra vida, la fisiología es necesaria en cada hogar. Ustedes, que ahora construyen sus casas: ¿tienen grandes ventanas? Les recomiendo sólo esto: hagan puertas más grandes, abran chimeneas más grandes. Me gustan las chimeneas grandes y estoy en contra de esas estufas que usa ahora la gente. Dicen: “Mi abuelo y mi abuela fueron una vez personas muy sanas.” Sí, pero tus abuelos tenían chimeneas grandes en su casa, la ventilación era buena, pero tú te deslizas hacia atrás, vives en el bióxido de carbono y, por supuesto, no estás sano. Una buena ventilación es necesaria. ¿Qué hacen los búlgaros? Clausuran sus ventanas con papel de modo que no entre aire, para no contraer un resfrío. Es mejor contraer un resfriado que respirar bióxido de carbono. Los hombres de la Nueva Humanidad están viviendo, se incrementarán para llevar por el mundo las nuevas ideas. Todos vosotros pueden llegar a ser miembros de la Nueva Humanidad. ¿A quiénes de ustedes no les gusta la fraternidad y la igualdad? ¿Hay algún padre que no quiera que su hijo llegue a ser educado, y no permanezca ignorante? La Nueva Humanidad requiere que cada hombre responda a lo siguiente: que sea honesto, es decir que domine su egoísmo, que sea justo, sabio y bondadoso. Y no sólo superficialmente que responda a estas cuatro cualidades, sino que tenga estas cualidades absolutamente; que sea tan honesto que nunca sacrifique los intereses de nadie más, por su propio bien, sino que siempre sus intereses sean para el bienestar de sus prójimos. Dirán: “Si aplicamos esto, sobre nosotros llegarán sufrimientos, desgracias. ¿Pues, aplicando las ideas de estos presentes días dónde está la felicidad? ¿No hay treinta millones de muertos, no están llenas las prisiones? Y hoy día, la gente está muriendo porque sirven a esta vieja cultura, la cual dice que el hombre es el lobo del hombre. Pero Cristo dijo: “Todos vosotros sois hermanos.” ¿Creé yo esta enseñanza? Les digo: si no desean obedecer la enseñanza de Cristo, obedezcan la de Moisés; si no desean obedecer a Moisés, entonces obedezcan las leyes de su país; de cualquier manera, actúen como un hombre honesto y justo, no rompan su palabra. Pero ustedes obedecen ya a Moisés ya a Cristo – mezclan estas leyes. Algunos me preguntan: “¿Siempre dices la verdad? – Sí, he pensado cada palabra que he dicho. Yo hablo honestamente, justamente, hablo en mi beneficio porque no quiero manchar mi honor; no quiero deshonrar a mis hermanos, no quiero deshonrar al Nombre de Dios. Quiero, cuando los vuelva a encontrar algún día, saber que siempre he sido justo en mi alma y mente, y que ustedes también andan por este Camino. Sólo así, a través de esta Enseñanza, pueden mejorarse las madres y los padres, ¡cualquier otra enseñanza trae sufrimientos, sufrimientos, sufrimientos! Esta fraternidad tiene su práctica. En la ciencia oculta hay formas y leyes determinadas. Las leyes de la Fraternidad Blanca, de estas 144 000 almas luminosas no han cambiado ni una 100 millonésima parte durante estos 100 millones de años. Por eso digo que las leyes de la Naturaleza son sabias e inalterables. Cada pensamiento puede dar resultado miles de años después. Si siembras un mal pensamiento, este puede causarte la muerte. Si les explico la Vida con sus incidentes cotidianos, puedo considerarla desde el punto de vista de los hindúes, desde el punto de vista de los ocultistas y también desde el punto de vista cristiano. La verdad permanecerá una y la misma. Por ejemplo, encuéntras a un hombre y te asesina, en este caso, nosotros, los cristianos contemporáneos, decimos: “Dios lo escribió así.” Les digo: Dios nunca dijo, nunca escribió que matara a alguien, pero yo hice esto y Dios sólo lo permitió. La ley hindú lo explica de esta manera: lo mataste antes algunas reencarnaciones anteriores y por consecuencia, hoy, en esta vida, el mismo a quien mataste, te matará a ti. Pues, pueden aceptar una u otra explicación. Dirán: “Esta es una enseñanza herética, ¿puede renacer un hombre?” Puede y no. Tan correcto es uno como lo otro. La creencia en esto es de importancia secundaria. El alma tiene la fuerza para crear todas sus formas: de ella depende venir y vivir en la Tierra tantas veces como lo desee. Si ella quiere venir a la Tierra, Dios firmará. Esa alma que desea reencarnar, reencarnará. Por consecuencia, a este respecto, ambos, los hindúes y los cristianos están en lo correcto. Por “alma” quiero decir el alma consciente, Divina, que puede retornar aquí cuantas veces lo desee. Además existe otra ley en el mundo la cual explica las cosas de otra manera, de modo que estas resultan claras y una moral común se origina. Por ejemplo, alguien comete un crimen – robó a alguien y dice: “¿En la oscuridad quién vio que robé algo?” Sí, pero después de robar, mira a su alrededor, se atemoriza. ¿Por qué? – La conciencia lo fastidia, le perseguirá. ¿Qué es la conciencia? Estas 144 000 personas, miembros de la Blanca Hermandad, dicen: “Señor, observamos el crimen que has cometido y de acuerdo a nuestra ley, que jamás cambia, te sentenciamos y sufrirás las consecuencias de tus actos.” Entonces este caballero para aliviar su conciencia, se aisla del mundo, pasa diez o veinte días ayunando y luego de esto va con un sacerdote para que éste lea algo sobre su cabeza, con el fin de calmarle. El sacerdote debe actuar de acuerdo a la ley de la Nueva enseñanza, y dirá: “Hermano, te confesarás ante Dios. Queriendo redimir tu crimen con un ayuno de diez o quince días, no estás bien a los ojos de Dios.” Les dire cómo deben confesarse ante Dios. Por ejemplo, has quemado la casa de tu prójimo; corregirás tu error yendo con la víctima: le pedirás perdón, le comprarás una casa nueva y muebles nuevos y le cubrirás sus deudas. Si no actúas así, no hay ningún perdón. Dios dice: “Si has violado a una mujer, en tu segunda reencarnación la tomarás por esposa o será tu hijo, la cuidarás y así pagarás tus pecados.” Pero los mozos de hoy día dicen a si mismos: “¿Qué hay con esto de que he violado a una moza?” En Estados Unidos un mozo joven, hijo de un comerciante rico, violó a una moza, la abandono después, se hizo prostituta y luego murió. El mozo estudio teología y se hizo un célebre predicador. Todos le consideraban un hombre piadoso y bueno. Se casó, tuvo un hijo, que a la edad de 16 años se convirtió en un holgazán. La gente se asombraba que de éste, tan piadoso padre, hubiera salido un hijo tan malo. Digo: este hijo, es su pensamiento perverso. Por la tarde el padre iba a buscarle para que regresara a su casa, pero hasta después de decenas de años logró corregirle. Así, él pagó su deuda. Este hijo suyo es la amante que violó. Dios dirá al padre: “Aquí está tu amante, págale tus deudas.” Tu hijo dirá: “Ahora reconozco que eres noble porque sabes amar, pero tu amor pasado no fue como debía haber sido.” Por eso tenemos que apreciar el amor maternal que da todo. Recomiendo a las mozas y los mozos contemporáneos, habiéndose dado palabra entre sí mismos, que la guarden, que estén listos a morir por esta palabra dada y que digan: “Yo te amo, por ti sacrifico el honor, la vida y toda mi riqueza, pero nunca te rechazaré.” ¡Esto lo entiendo como hombre de carácter! ¿Y qué pasa ahora? – Hoy se casan, mañana no se aman, quieren divorciarse, van a la sede del registro civil – que esta resuelva el problema. Digo: los sacerdotes no tienen derecho de divorciar a nadie, no tienen derecho tampoco de casar. Si alguien viene a mi para casarle, yo no tengo derecho de hacerlo, pero sólo le preguntaré al mozo si está listo a sacrificar su propiedad, su honor y su vida en nombre de su amada. Preguntaré también a la moza si está lista a sacrificar su propiedad, su honor y su vida en nombre de su amado. Si ambos me contestan que están listos, sólo entonces puedo casarlos, de otro modo no les caso y no tengo derecho de casar. Así debe ser, para que se corrija esta sociedad y este pueblo. Y así, Cristo debe penetrar en el mundo. Esto es lo que trae la fraternidad, lo que Cristo predica. Y aquellos Brillantes hermanos están bajando ahora. Utilizarán estas dos excepciones – la excepción del Sol y de la Tierra. Un nuevo milagro será realizado como está escrito en la Biblia que viene un Nuevo cielo y una Nueva Tierra – una Nueva Humanidad. Yo digo: pongamos fin a la vieja humanidad, que Dios la perdone. En el futuro viviremos bajo las leyes de la Nueva Tierra, de la Nueva humanidad. Esto es lo que la Fraternidad proclama. Yo no predico algún Dios muerto, sino al Dios viviente. Si me preguntan: “¿Dónde está Dios?”, responderé: no está en el cielo que observan. Algunos dicen: “Muéstranos dónde está Dios.” Dios no necesita ser demostrado. La hormiga con su conciencia inferior no dispone de órganos con los cuales sepa que la gente existe. Cuando toman una hormiga entre vuestros dos dedos o cuando sube hasta la cabeza de un hombre, dice: “En qué elevada colina he trepado.” Echa un vistazo al mundo desde esta altura y cuando regresa con sus camaradas, les dice: “Hoy he subido a una montaña muy alta.” Así, Dios también nos toma con sus dos dedos, pero preguntamos: “¿Existe un Dios?” Sí, Él es estos dos dedos y nos dice: “A mi cabeza no puedes subir.” Si no miran al Dios viviente en las caras de sus hermanos, no comprenden esta Enseñanza. Si yo no veo a Dios en su cara, mi enseñanza es mentira. Si no les amo y no estoy preparado para sacrificarme a mi mismo por ustedes, predico una enseñanza falsa. Y deben sacrificarse ustedes mismos. ¡Debe haber fraternidad en este mundo! Deben aceptar esta Enseñanza. Se está predicando a toda la buena gente, a todas las madres y padres, a todos los hermanos y hermanas. ¡Este mundo necesita auto-sacrificio, basta de mentiras! Algunos dicen: “¿Cuánto me pagarán si sirvo?” No hay necesidad de paga. Hablo por quienes se consideran cristianos, no hablo por los demás. Por esto Cristo dice: “A quienes no son cristianos, dejadles marchar, de modo que se conozca quiénes son, a favor de quién están y en contra de quién.” La gente mundana dice para alguien: “Estos son cristianos devotos.” ¿En qué consiste su devoción? – “Van regularmente a la iglesia.” – No, no, la iglesia, esto somos nosotros; estos cuerpos vivos, estos son las iglesias. ¿Si no podemos vivir una vida pura y honesta, qué pasará con nuestras iglesias? ¿Qué pasó en Rusia? Rusia no oyó la voz de Tolstoy, que fue la voz de Dios Viviente. Y el clero llevó al bolchevismo. El bolchevismo, este es el azote de Dios en la mano de Cristo. Y hoy Él nos pregunta: “¿En tantos años creen esto?” Cristo es el que actúa en Rusia y no la sotana. Cuando un cirujano toma su cuchillo para hacer una operación, él sabe cómo usarlo para cortar sólo la parte enferma y cómo ayudar a la parte sana. Cualquier cirujano que no es experimentado, no sabrá hacer la operación, independientemente de que pase a los ojos el mundo por experto en este campo. Los búlgaros también tienen que agradecer a los bolcheviques. Pero este asunto no entra en mi tema. ¿Qué han hecho los americanos? Nos han enviado durante muchos años a misioneros para predicar la enseñanza de Cristo, pero en tiempo de guerra vendieron a los búlgaros 10 millones de kilos de harina, a dos levas de oro por kilo. ¿Hoy día cuánto vale un lev de oro? – Diez levas. Por consecuencia un kilo de harina costaba veinte levas. ¿Pues, piensan los americanos que actúan según la enseñanza de Cristo? Ellos han perdido la oportunidad de dar un buen ejemplo. ¡No, esto no es cristianismo! ¡Así habla Cristo, así hablan los hermanos Luminosos! Si los búlgaros piensan seguir por este camino, que ya recorren, no les espera nada bueno. ¡Esta cultura no los ayudará! En el mundo todo debe transformarse. Ninguna nación debe violar a otra nación, ninguna sociedad debe violar a otra sociedad y ningún hombre debe violar a otro hombre, sino que todos deben vivir según esta gran ley del Amor. Si aceptan esta Enseñanza, todo se transformará y serán bendecidos como nación. Y esta ley vendrá. Si ustedes no la reciben otros la recibirán. Les daré un ejemplo: en tiempos antiguos, en el así llamado Siglo de Oro, había dos reinos: el reino de los espertitas y el reino de los menezitas. El rey de los espertitas tuvo un hijo y de acuerdo a la costumbre de aquél tiempo, llamó a los sabios para que averiguaran el futuro destino del hijo. Uno de aquellos grandes sabios hizo sus cálculos y dijo al rey: “A la edad de veinte tu hijo pasará por una gran crisis, por esta razón debes mandarlo a otro reino para que aprenda las grandes leyes de la Naturaleza Viviente.” El padre creyó las indicaciones del sabio y dijo a su hijo: “Hijo, de ahora en adelante debes ganarte la vida con el sudor de tu frente.” Y lo envió para que fuera pastor en el reino de los menezitas. Allí, el joven vivió por diez años, estudió las leyes de la Naturaleza. Durante el onceavo año de su estancia, un día, la hija del rey de los menezitas vino a pasear a este lugar montando un caballo blanco. Estaba acompañada por sus guardaespaldas, pero tentada por las bellas flores campestres y la naturaleza bella, bajó del caballo y se alejó un poco de ellos. En este momento salió una cobra de entre las piedras y mordió la mano derecha de la hija del rey. El pastor, el príncipe, viendo esto y conociendo las leyes, corrió hasta la hija del rey, puso su boca sobre su mano y succionó el veneno. Sus guardaespaldas, observando desde lejos pensaron que el mozo agraviaba a la hija del rey, por eso armaron contra él su arco envenenado y lo hirieron en su mano izquierda. Cuando la hija del rey vio esto se acercó hasta él, rompió rápidamente la manga de su vestido, puso su boca sobre su herida y succionó el veneno. Pregunto ahora: ¿Quién salvó a quién? El joven salvó a la doncella del veneno de la serpiente, pero la doncella lo salvó a él del veneno de la flecha de los hombres. El joven le dijo a la doncella: “Tu sufres por el veneno de la serpiente y yo por el veneno de los humanos.” Ahora, las mujeres sufren por el veneno de la serpiente. ¿Saben qué es la serpiente? Es su extremo egoísmo. Las mujeres y los hombres deben salvarse de este veneno. La mujer debe succionar el veneno del egoísmo del hombre y el hombre debe succionar el veneno del corazón distorsionado de la mujer. Sólo de esta manera las mujeres y los hombres podrán unir sus manos, sabrán que viven juntos y podrán comprenderse. Y todos los cristianos contemporáneos deben unir sus manos. Cuando llegó a Tarnovo, ¿cómo me recibieron? No, amigos, yo vengo para succionar vuestro veneno. Si ustedes succionan el mío, esto es otra cuestión, el tiempo mostrará esto. Si succionan mi veneno, les diré “ustedes son mis hermanos.” Esta es la revelación de la ley del Amor que está trabajando en el mundo. Cualquiera que succione el veneno de su hermano, le darán un beso, pero al que no hace esto, le echan fuera. ¡Jóvenes, en ustedes está el futuro! ¡Hombres y mujeres, vivan según la ley del Amor! No vivan por el camino de los envejecidos en el pecado, rechacen los muchos amantes que tenéis. Un amante y una amante son suficientes: una moza pero guapa; un joven pero excelente. Ellos son suficientes; no son necesarios ni dos hombres ni dos mujeres. Entonces, que haya libertad interna en ustedes y que no se relacionen con la esclavitud. Piensen de esta manera y apliquen esta ley en todas partes – en la vida social, política y religiosa para adquirir la enseñanza de Cristo. Sólo de este modo la nación búlgara puede elevarse. ¡Solo siguiendo esta moral! Yendo ahora por Tarnovo, observo a la gente, encuentro sacerdotes, jueces, profesores, agentes de policía, sirvientes y me digo a mi mismo: hermanos, así como viven, no andan por el camino correcto, esta no es la Enseñanza de Cristo, esto no es hermandad. Yo encuentro muchos sacerdotes, predicadores, profesores, agentes de policía y otra gente noble pero encuentro y no nobles entre ellos. Esto no es un reproche sino sólo constato un hecho. Y digo que debemos levantarnos hasta esta altura, hasta esta moral pura que la Hermandad Luminosa señala. ¡Que no mintamos! Las madres y los padres no deben mentir. Lo que dice la madre, el padre, el cura, el juez, deben cumplirlo, morir por su palabra. Si yo cumplo mi promesa, puedo llamarme “hombre”; si no la cumplo en mi no hay nada de humanismo, nada de hermandad. La ciencia futura está de parte de la gente que vive de esta manera. Yo veo en la generación joven un anhelo hacia ideas nuevas. Siguiendo a los comunistas no les reprocho, veo que sin proclamarse cristianos, hacen buenas cosas, hacen grandes sacrificios. Y los cristianos que hablan de Cristo, miran cómo asegurarse. Pues, los comunistas son no creyentes sin dinero, y los cristianos – creyentes con dinero. Querría encontrar a una persona que sepa que existe Dios en el mundo, que tenga verguenza cuando mienta a alguien, que sepa que será condenado si insulta a alguien, y que sea sincero al pedir perdón. Ahora, cuando cometemos un crimen, decimos “yo tengo derecho.” Sí, todos tenemos derecho de hacer crímenes, todos tenemos derecho de mentir, todos tenemos derecho de hacer bondades, de hablar con la verdad, todos tenemos la libertad, pero debemos saber que cada uno se debe responsabilizar. Si robas te van a robar; si causas daños te van a causar daños a ti; si violas te van a violar. Lo que haces esto vas a encontrar. “Con tal medida con que mides, con ella te medirán”, dice Cristo. La ley es verdadera. Ahora, les voy a pronosticar algo. No adivinaré. ¿Qué tiempo hace hoy? – Hace buen tiempo, está claro y templado; el sol brilla perfectamente. El tiempo claro demuestra que todo se va a desarrollar bien en el futuro, hará mucho calor y pronto entre los búlgaros habrá una corriente de bondad. Las mentes de la gente se transformarán, se calentarán y empezarán a pensar correctamente. El tiempo silencioso demuestra que los búlgaros llegarán hasta la conciencia, no harán intentos de nuevas guerras, no cometerán el error de 1912 y 1915. Ahora, ya los búlgaros no van a luchar con armas sino con Amor, seguirán una neutralidad severa y dirán: “Hasta ahora servimos a las fuerzas Centrales*, pero ahora ya deseamos probar la vida Nueva de Dios y de construir nuestra vida siguiendo Su voluntad.” Sólo de esta manera llegara la conciencia en los búlgaros y se alzarán como pueblo. Entonces se volverán hacia los comunistas, socialistas y dirán: “Hermanos, nosotros les amamos, nosotros vemos en sus aspiraciones ideas buenas que son necesarias; no hay que dividir, todo en la Tierra es nuestro, vamos a trabajar juntos.” Algunos me objetarán: “Bien, pero ellos no creen en Dios, ellos no aman a la gente.” ¿Cómo que no creen? Ellos tienen Dios; si aman, tienen Dios. Si me encuentra uno y me roba, me estropea la pierna, creyendo en Dios, ¿qué provecho tengo yo y la demás gente de su creencia? Si me encuentra uno y me hace bien no creyendo en Dios, él sera más util que el primero que se queda sólo con su teoría. El que cree y me roba, le escupiré; el que no cree y no me roba, le daré dos besos porque él no mancha el Nombre de Dios y cumple Su Voluntad. Esta es la Nueva enseñanza que la generación de hoy día deberá tener en vista. Esta lepra social debe quitarse completamente. De este modo deben predicar todos los sacerdotes, de este modo deben predicar todos los búlgaros. Si predican de esta manera, ¡mi bendición caiga sobre ellos! Pero si no creen y no predican de este modo, se escupirán solos. Que los sacerdotes digan: “En el nombre de Cristo serviremos a Dios, sin dinero viviremos.” Pero me objetarán que tienen mujeres, hijos. ¿Pues, que esas mujeres no pueden vivir como ustedes? ¿La mujer de un pope no puede vivir como ustedes? – Puede. Ella tiene que dar primera el ejemplo de desinterés, pero ella debe asegurarse de ser la primera. ¿A un Obispo y a un pope para qué les sirve el dinero? ¿Cómo desean asegurarse ellos? Cristo no estuvo asegurado. ¿A Cristo, cuánto le pagaron por Sus sermones? Les hablo en el nombre de Cristo. ¿Ustedes sirven en el nombre de Cristo, no? Véanlo de esta manera, este trabajo es serio. Llegan dos excepciones. Deseo que me comprendan correctamente. No tengo el más mínimo deseo de ofender a ninguno de ustedes. Sus creencias, sus profundas convicciones, cualesquiera que sean, para mi son sagradas. Pero sus malas acciones, son otra cosa, estas no las puedo compartir. Yo no puedo soportar el mal en el mundo, no puedo mirar tranquilamente cuando uno ofende al otro. Puedo callar pero en mi alma se alza un gran dolor y me digo a mi mismo: esta gente es cristiana; ¿cuál es este engaño que los ha paralizado?, ¿cuál es este momento sicológico, cuando ellos salen fuera de si mismos? Pero yo creo que un gran calor está llegando, el cual fundirá los hielos. En las montañas se elevarán grandes vapores, arroyos puros y claros fluirán. Luego una fastuosa vegetación crecerá, las semillas y frutos plantadas desde hace miles de años en el pasado saldrán, florecerán y darán fruto, y las naciones de toda la raza Blanca unirán sus manos, una con la otra. Vendrá al mundo esta Nueva cultura, la cual nadie esperaba y nadie ha visto. ¡Y todos serán ciudadanos de la Nueva cultura, de esta Nueva Humanidad! Me gustaría que todos ustedes fueran invitados a la mesa de esta Nueva Humanidad. Están todos invitados, pero por favor, no se nieguen, como hace dos mil años, cuando Cristo invitó a mucha gente a la fiesta, se negaron bajo muchos pretextos: algunos tenían que trabajar sus campos, otros se compraron cinco pares de bueyes y tenían que probarlos, aún unos terceros se casaron. Todos respondieron: “¡Renunciamos a la Nueva cultura!” Cristo viene de nuevo y pide una vez más toda la raza Blanca que tome esta Nueva enseñanza. Ahora tomaremos como Divina a toda la buena gente que durante cinco siglos pastó rebaños y los usaremos para construir este gran edificio Divino. Porque la Vida no se construye con una roca y cuando la construyamos sólo entonces vendrán la Sabiduría y el Amor. Sólo entonces habrá música, poesía, arte, sólo entonces habrá órden y sistemas, sólo entonces habrá comprensión entre toda la gente. Sólo entonces nos daremos un beso sagrado, a través del cual sentiremos la Alegría que los ángeles sienten. Traducción: José de Jesús Saavedra Aceves Redacción: Zornitza Ganeva Wb_translation_team@mail.bg Facturado y enviado por Donka Kalcheva ____________________________________________ * Las fuerzas Centrales fueron una coalisión internacional durante la Primera Guerra Mundial
  14. Conferencia ante el Consejo Por el Maestro Espiritual Beinsá Dunó Dada el 24 de Agosto, 1919 en la Ciudad de Veliko Tarnovo Observación: En la fecha que se dio esta conferencia, no existían todavía aparatos de grabación. Las conferencias del Maestro PETAR DANOV, era recopiladas o estenografiadas por sus discípulos. Después mecanografiadas en búlgaro y finalmente traducidas al castellano. En su lectura se deberá tener en cuenta esta observación. Gracias. EL AFECTO CÓSMICO Cuando escuchan las palabras “Afecto Cósmico”, de pronto les puede parecer extraño y se preguntarán: ¿Cómo es posible que el Afecto sea Cósmico? Es posible. Yo utilizo esta palabra en un amplio sentido. Utilizo la palabra “Amor” significando una energía que viene del Centro del Universo y va a la periferia, en tanto que utilizo la palabra “Afecto” con el significado de una energía que viene de la periferia y va al Centro de la Existencia. Describo al Amor como un proceso constructivo, creativo, mientras que al Afecto – como un proceso que va de abajo hacia arriba, un proceso que edifica. Cuando hablamos de cultura, sociedad, política y de la vida espiritual entiendo al Afecto, manifestado en su más grande actividad, es decir, manifestando un proceso consciente, que desarrolla individualmente en el Universo. Me gustaría pedirles dejar por un momento sus convicciones, cualquiera que estas sean, y razonar junto conmigo, sin críticas. Si quieren beneficiarse, colóquense a sí mismos en una postura fotogénica para tomar fotos correctamente, como son en realidad, y después de esto criticar. Si se colocan en una posición crítica de antemano, no aprehenderán las cosas correctamente y por eso sus críticas serán irracionales. Hablo acerca del Afecto porque es un elemento necesario para cualquiera de ustedes. Quien quiera estar sano y feliz, debe darse cuenta del poder interior del Afecto. Mucha gente habla acerca del Amor y del Afecto, pero los confunde. El Amor crea, pero el Afecto construye. En muchos casos sin embargo, el Amor también destruye. Los gatos comen ratones por amor, porque ellos comprenden y manifiestan el proceso del Amor de esta manera. Más aun, saben cómo se come el gato al ratón – no le quita su piel, no arroja sus impurezas, sino que se traga entero al ratón junto con estas. Y esto nos extraña, ¿cómo es posible que el gato, que es un modelo de limpieza, siendo tan refinado en ese aspecto, no sepa cómo comer? Mucha gente también tiene el hábito del gato – no saben cómo comer. Cuando alguien se traga un pensamiento en su mente con todas sus impurezas – con su piel, sus tripas, su estómago, etc., demuestra que no sabe cómo comer. Semejante hombre tiene la glotonería y el amor del gato. Nosotros también, matando y comiendo animales, demostramos nuestro amor por ellos. Si los animales nos preguntaran porqué los matamos y nos los comemos, tendríamos que contestarles que lo hacemos por nuestro gran amor por ellos – porque queremos ponerlos dentro de nosotros, no sólo mirarlos desde el exterior. El Amor dice: “No reconozco ninguna otra existencia excepto la mía, ni a ningún ser que se encuentre fuera de mi, tiene que entrar en mí.” Los viejos acostumbran comprender al Amor de este modo, la joven generación lo entiende de la misma forma. Si tratamos de comprenderlo de otra manera, pensamos que caeríamos en una contradicción. En la sociedad, la política y la vida espiritual contemporáneas, toda la gente sufre por Amor extremo, del cual todos están hartos. Dicho más sencillo, las cosas se parecen a esto: si una mujer tiene mucha lana y la deja sin tejer, la lana comienza a oler. En otras palabras: su Amor comienza a oler. Ella tiene que encontrar el proceso del Afecto, comenzando a lavar, desmadejar, hilar y tejer la lana. De manera similar a esa mujer ustedes pueden tener mucha lana, ser hombres ricos, comerciantes, filósofos, eruditos, predicadores. Todo esto está muy bien, pero si no hilan y tejen con sus conocimientos, les diré que son predicadores de lana, comerciantes de lana, filósofos de lana, eruditos de lana, etc. Sólo tienen madejas de lana. La lana debe ser hilada, lo cual sucederá cuando llegue el gran proceso del Afecto Cósmico, cuando la fuerza Cósmica despierte en nosotros o como los filósofos contemporáneos dicen: cuando la Conciencia Superior despierte en nosotros y nos demos cuenta que tenemos que trabajar por el bienestar común de toda la humanidad, de todos los seres vivientes, no importa si les vemos o no. Dirán que mi punto de vista es un poco extraño. Realmente es extraño, pero al mismo tiempo no todas las cosas extrañas son falsas, ni todas las cosas comunes, bien conocidas, son verdad. Para aclarar mi punto usaré una imagen. En el pasado, en la Edad de Oro de la cultura humana, en la así llamada Primera Raza de dioses, vivió un gran sabio. Un discípulo llegó hasta él con la petición siguiente: “Quiero que me enseñes uno de los grandes secretos de la Vida, esto es – ser capaz de transformarme en cualquier forma que yo quiera: de enorme tamaño – llegar a ser tan grande como el Sol, para llenar todo el espacio y así ser visible a todos.” El sabio dijo a su discípulo: “Cúmplase tu deseo.” El discípulo quedó muy satisfecho y se dijo a sí mismo: “Por fin he aprendido el gran secreto de llegar a ser visible a todos y ahora seré el más feliz de los seres.” Pero olvidó preguntarle a su Maestro cómo hacerse pequeño cuando quisiera. En realidad llegó a ser enorme, fue visto por todos, pero no pudo comunicarse con la gente, él no les veía, porque estaba muy por encima de ellos, no podía hablarles, esto es por lo que fue a todas partes solo y se sintió muy solitario. Todos lo vieron extremadamente enorme y muchos eruditos, filósofos, físicos y astrónomos comenzaron a estudiarle, buscando las razones por las cuales la Naturaleza le había hecho tan grande. Miles de teorías y leyendas fueron creadas sobre su origen. El gran sabio, su maestro, sólo dijo: “La razón de ese tamaño es nada más que el deseo del discípulo de llegar a ser grande, para ser visto por todos. Y yo cumplí su deseo.” Otro discípulo fue con ese gran sabio y dijo: “Maestro, quiero que me enseñes el secreto de llegar a ser tan pequeño que nadie en el mundo pueda verme.” El sabio cumplió su deseo y el discípulo llegó a ser muy pequeño, invisible. Pero, como el primer discípulo, también olvidó preguntar cómo regresar a su forma inicial, porque después de hacerse invisible y bajar a las grandes profundidades de la Existencia, no pudo regresar, cuando quiso. Los dos discípulos representan los dos polos opuestos en el mundo – uno forma los grandes mundos, el otro – los pequeños, es decir los microbios, ese nido invisible que por doquier se encuentra torturando a la gente hoy día. Después de algún tiempo otro discípulo fue con el sabio y dijo: “Maestro, quiero que me enseñes las propiedades de la Luz y del Calor, para ser simultáneamente visible como la Luz e invisible como el Calor. Visible como la Luz para iluminar los grandes mundos e invisible como el Calor para calentar aun las más pequeñas criaturas vivientes bajo la Tierra.” Su Maestro le contestó: “Cúmplase tu deseo” Por consiguiente, hay tres procesos en el mundo presente, que están trabajando simultáneamente. Cumpliendo uno de los procesos, algunos quieren llegar a ser ricos, eruditos, filósofos, ministros, generales, formar un gobierno. Esta gente es llamada grande, porque han aprendido el arte de llegar a ser grandes. Conocen el secreto del engrandecimiento, atrayendo a toda la gente, a toda la sociedad alrededor de ellos, pero no han aprendido lo principal – el arte de organizar a la gente y las sociedades como unidades conscientes. También el imán atrae las virutas de hierro, pero no sabe cómo organizarlas. Organizar aún no significa educar, educar aún no significa enseñar la Ley del Afecto. En consecuencia: cuando hablamos acerca de la Luz implicamos el proceso, en que la mente de los humanos se expande y adquiere autoconciencia interna; y cuando hablamos de Calor – se entiende un proceso de condensación, de construcción interna. La Luz es un proceso que viene del centro a la periferia, el Calor – el proceso que viene de la periferia al centro. Yo le llamo Luz, a la sangre arterial y Calor – a la venosa. Porque cuando el Afecto pasa a través del corazón de una persona, ya que representa a la sangre venosa, toma y elimina todas las impurezas. Por eso decimos que el Afecto cura. La Luz y el Calor, es decir, la sangre arterial y venosa en el cuerpo humano están en constante intercambio y a través de estos dos procesos el cuerpo humano es edificado y construido. Estas dos corrientes, estos dos procesos se encuentran por doquier; pueden encontrarse en la mente, en el corazón y en el alma de todos los hombres. En consecuencia, para estudiar la Vida debemos estudiarla tal como la Naturaleza la creó, no como ahora la vemos. La gente contemporánea puede discutir si hay o no alma; es una cuestión de comprensión. Puesto que los humanos tienen conciencia, también tienen alma; puesto que tienen pensamientos, también tienen mente; puesto que tienen sentimientos, también tienen corazón. ¿Es posible ver algo fundiéndose sin pensar en calor? ¿Es posible ver algo iluminado, sin pensar en luz? Nuestras desilusiones son causadas por las sombras proyectadas en nosotros, por esto debemos introducir más Luz y Calor en nosotros mismos para hacer el progreso visible. Para aclarar esta gran idea, usaré una historia oculta. Si les hablara filosóficamente, el tema no sería interesante para vosotros. Quiero hacer accesible la Verdad a sus mentes, por esto usaré el idioma que tenemos a nuestra disposición. En el antiguo reino, que ya les he mencionado, el rey tenía dos hijas y una de ellas era muy bella. Un día ella fue con el gran Maestro de Sabiduría y le dijo: “Maestro, quiero que me hagas tan bella, que cualquiera que pase junto a mí sea seducido; que me hagas tan buena, que cualquiera que me vea no quiera dejarme. Y al mismo tiempo quiero que mi hermana sea despojada de estas características, de modo que nadie la ame y que permanezca siempre en casa sin molestarme.” El sabio le dijo: “Cúmplase tu deseo.” La hija del rey montó a caballo, miró alrededor de ella orgullosamente y dijo: “¡Soy la hija del rey!” La gente, los caballos, los bueyes, las moscas – cualquier cosa que ella encontró a su paso comenzó a reunirse alrededor de ella. Cuando muchos caballos se reunieron a su alrededor, comenzar a darse de coses unos a otros, peleando un lugar más cercano a ella, con lo que levantaron una polvareda. Los bueyes comenzaron a 5 cornearse entre sí y a pelear un lugar más cercano a ella. Las abejas como las avispas comenzaron a picar. Se armó un terrible escándalo y una paliza, los animales uno a uno comenzaron a caer a tierra, muertos. La hija del rey, viendo todo esto, se dio cuenta de cuán equivocadamente había percibido la Vida en el Universo, estrechándose la cabeza, fue con su hermana y le dijo: “¡Hermana, por favor ayúdame, porque he cometido un terrible crimen!” Les pregunto: ¿Si semejante hija de rey viene a ustedes y provoca tanto pataleo y pleito entre ustedes y si toda la gente comienza a jalarse los cabellos y a pelear una contra la otra, les dará la hija del rey el significado de la Vida? No. Si están desunidos y no pueden encontrar sentido a la Vida, buscarán la razón en el hecho de que han sido negligentes con su alma. La bella hija del rey, es nuestro cuerpo, por el cual sacrificamos cualquier cosa en la vida. Los filósofos, escritores, políticos, predicadores, todos ellos viven sólo para su cuerpo, porque para nosotros la cosa más importante en la vida es satisfacer al cuerpo – lo que comemos y bebemos, cómo es cocinado y qué – carne o vegetales, si horneado o hervido etc. – en nombre de lo cual hacemos banquetes, diciendo: “Esa es la filosofía de la vida.” Respondo: esa es la filosofía del estómago. Dicen: “Mejoraremos la vida social.” Sí, ustedes piensan a arreglar el estómago social. Cuando su estómago está trastornado, la sociedad y la política están trastornadas también. Pregúntenle a algún doctor si el estómago de alguien está trastornado, éste es capaz de filosofar y politiquear. Hace algunos años, en mi camino de regreso de la villa de Kniazhevo, vi un banquero en el tranvía y le escuché quejándose con su amigo que por un tiempo no le estuvo permitido comer nada, sólo beber un poco de leche. Su amigo le preguntó: — ¿Por qué? ¿No eres acaso amo de ti mismo? — Sí, pero mi estomago está trastornado. — Bien, entonces, debes atenerte a las consecuencias. Cuando su amigo escuchó, que su estómago estaba trastornado, se entregó a cualquier otra filosofía. El estómago es el que dirige los sentimientos y actos de mucha gente. El Afecto Cósmico es una gran ley que distribuye tan armoniosamente las actividades de todas las fuerzas en nuestra conciencia, que da la nutrición necesaria a cualquier cosa que crea: a la mente – los pensamientos apropiados; al corazón – los deseos apropiados; a la voluntad – las acciones apropiadas. Pero sólo una madre puede enseñar el Afecto: cuando una madre crea el cuerpo de su niño, da al niño Afecto a través de su amoroso auto-sacrificio. Sólo aquel hombre que puede sacrificarse está vivo, porque siente alegría, lo cual le revive. Muchos búlgaros ricos de aquellos tiempos no viven más, pero Botev*, Rakovski** u otros que se han sacrificado a sí mismos aún viven, porque ellos aprendieron la ley del Afecto. Mas, algunos objetarán: “Sí, pero Botev no fue un creyente”. No es importante si alguien no cree como nosotros; lo que importa es si ha entendido y aplicado la ley del auto-sacrificio por sus prójimos. Esto es lo importante y necesario para nuestra creación final. Cuando se me dice que alguien no cree y que tiene ideas excéntricas, pregunto: ¿Esas ideas le elevan, elevan a la sociedad? Si lo hacen, entonces no importa, sin embargo, que sea considerado un incrédulo en los ojos de la gente. Si llevo una vela encendida, y alguien más lleva una apagada, les pregunto: ¿Cuál de los dos tiene la fe correcta? Los verdaderos creyentes son quienes llevan velas encendidas. Cuando ven a alguien llevando una vela apagada, díganle que la encienda, entonces llegará a ser un verdadero creyente. Les digo también a los sacerdotes, a los predicadores, a los ciudadanos, a los socialistas, a los comunistas, a todos – enciendan sus velas y vuélvanse verdaderos creyentes. ¡Enciendan sus velas – todos ustedes desde los más viejos hasta los más jóvenes, de tal manera que no haya nadie sin una vela encendida, porque el mundo necesita Luz! Cuando la Luz comience a brillar, el Calor llegará al corazón y así todos los odios que ahora existen y nuestro deseo de ser pequeños o grandes desaparecerán. En la conciencia Cósmica resolvemos ese problema no desde el punto de vista de una nación, sino desde el punto de vista de esa gran ley que nos da impulso y significado a nuestras vidas. Cualquier padre y cualquier maestro, que enseñan a un niño, aplicarán con éxito los nuevos métodos de educación y enseñanza, de modo que él pueda ayudar a sus descendientes. Los padres y madres, que envían a su hijos a la escuela, los envían no sólo para adquirir conocimientos, sino además para aprender a poner en práctica estos conocimientos. Los maestros tienen que enseñar a los niños primero cómo comer, qué comer, cuáles son las propiedades y características de los alimentos, cuáles alimentos son los más sanos; entonces tendrán que enseñarles como respirar para tomar aire puro. Por ‘aire’ quiero decir todos los pensamientos, cualquiera que sean, pero que provean al alma humana de estímulos y nobles impulsos. No piensen que quiero hacerlos verdaderos creyentes. Ustedes son libres para hacer y sentir, como quieran. Sólo quiero darles nuevos métodos de Vida, para que nunca más se encuentren a sí mismos en contradicciones. Comparo la situación, en que se encuentra ahora a la sociedad contemporánea con la etapa de la oruga comiendo hojas. Pero llegó el tiempo en que la oruga debe volverse mariposa. ¿Cuál será entonces su alimento? No más será comer hojas, sino que aprenderá el arte de hacer alas para volar y tomar la savia de las flores. La sociedad moderna pasa de un estado a otro, de acuerdo a la ley de la evolución. No piensen que vivirán de la forma vieja. No, Dios ya les ha privado de las hojas – así está escrito en la Ley Divina. Dios no permite que coman hojas nunca más, cuando el período de las mariposas venga a ustedes – tendrán que volar y recoger savia, tendrán que usar vuestra probóscide. En otras palabras – la gente deberá aprender a amar. Esa Enseñanza trae la Nueva Cultura, la cual también creará a la Nueva Raza, sin embargo la humanidad contemporánea no tiene idea acerca de ésta. La gente que viene será grande en cualquier aspecto: en Virtudes, en Justicia, en Amor, en Sabiduría, en Verdad. Abrirán sus hogares para ellos, estarán sin miedo delante de ellos, no necesitarán policía o ejército para custodiarles; no les impondrán sus convicciones violentamente; de manera que las contradicciones presentes no existirán más. Habrá entonces una Nueva Cultura. Algunos de ustedes serán honrados con entrar a esa Cultura, otros permanecerán en el estado de la oruga si están todavía con esta mentalidad. No estoy reprochándoles con esto, sino que les digo que sepan que hay una gran Ley que la Naturaleza aplica implacablemente, porque esta es absolutamente justa en sus acciones. Cuando coloca al hombre en una cierta fase de desarrollo, quiere resultados y no esperará por él, más bien él tiene que esperarla. Cuando les hablo de esta manera, no consideren que quiero hacerlos adeptos de esta Enseñanza, sólo les digo que un gran desastre vendrá a ustedes; si se forjan ilusiones, permaneciendo otros diez años en forma de orugas, ya no habrá hojas echadas para que coman. Les aconsejo, diez años antes, que se transformen en mariposas, comenzando ya a comer de otra manera. Si dejan que una enfermedad avance demasiado y la sangre de todo su cuerpo se envenene, ¿qué les dirá el doctor?: “Es muy tarde, debiste llamarme más pronto.” Muchos políticos entretienen a los búlgaros con lo que no necesitan en el momento dado. Entiendan que cada nación tiene su misión predestinada, la cual si no se lleva a cabo, como debería, se pierde – nada puede salvarle. Cada individuo tiene también su misión destinada. Objetarán: “Recuperemos Macedonia, Tracia, Dobrudga, no necesitamos nada más.” ¡No, gente, se necesita gente para dirigir este gobierno de la manera correcta! Cuando les digo esto, no estoy diciendo, que todos se precipiten en algún partido político. Veo la vida desde un amplio punto de vista. La vida humana y la sociedad representan un enorme árbol para mí. ¿Tendrá un árbol sólo una hoja, una flor? No, tiene miles de ramas, grandes y pequeñas; miles de hojas, grandes y pequeñas; miles de flores, grandes y pequeñas; miles de frutos también. Si tuviera el tiempo suficiente, les diría con más detalle a qué se parece cada uno de los distintos partidos. Cada partido con sus convicciones y deseos corresponde a una ramita, hoja o fruto de un enorme árbol. ¿Cuánto tiempo será capaz una hoja de este árbol de vivir sin su rama? Cuando el otoño comienza – se marchitará; o cuando el viento sople, se alejará. Las hojas caídas aún están vivas, pero ahora están a merced del viento, se mueven, cuando este sopla. Ahora les pregunto: ¿Cómo quieren vivir – arriba en el árbol o abajo en la tierra? Se dice de alguien: “Ese hombre vive”. Vive, pero abajo en la tierra y a merced del viento. Un hombre que tiene Vida en sí mismo está siempre animado y alegre. Cuando alguien dice que no se encuentra bien dispuesto, esto significa que ha caído del árbol abajo. Ha caído para renovarse, para que las raíces del árbol puedan succionar su savia y reencarne una vez más como una hoja nueva y joven. Esta es la reencarnación que es embarazosa para mucha gente y disputada en contra. Cristo dijo: “Si no renacéis, no veréis el Reino de Dios.” Esto significa: si no reencarnan no entrarán en la Nueva Cultura, no llegarán a ser miembros de la Gran Raza, la cual traerá condiciones para la evolución y Vida de todos. El Reino de Dios está en esa Cultura. No habrá gente muriendo, servicios funerales, sepulcros, monumentos en ese Reino, sino que toda la gente estará feliz. Todos los hombres como Paisii***, Botev u otras grandes personalidades aparecerán en esta cultura, trayendo nuevas ideas, llevando a cabo la nueva enseñanza. Dicen: “Botev no está aquí en realidad, pero su espíritu está aquí.” ¿Dónde está su espíritu? ¿Qué debemos entender por ‘un espíritu’? La ley fundamental de Lavoisier es bien conocida: nada se pierde en la Naturaleza, esto es porque cualquier cosa que alguna vez ha aparecido, existe. Algunas cosas pueden ser visibles para uno, pero invisibles para otro. Si no veo una cosa, ¿significa esto que no existe? Muchos teólogos, filósofos se ocupan con el completamente abstracto asunto de si Dios existe o no. Dios existe para mí, Él es el Afecto, al cual veo dondequiera y al cual entiendo muy bien. No sólo yo, sino cualquiera que sirve a Dios, puede verLe y hablar con Él a diario. Este Dios está viviendo en ustedes. No existe un hombre sin Dios viviendo en él. No tienen que decir nada malo de mí, ni yo de ustedes, porque Dios vive en mí tanto como en ustedes, y nada malo puede ser dicho acerca de Él. El hecho de que hayan venido a escucharme, muestra que Dios ha venido con ustedes. Lo que les digo no es nada nuevo, pues lo han tenido en ustedes mismos por siglos. Alguien dice: “El Sr. Dunov está predicando una nueva Enseñanza.” Es nueva sólo en el tiempo en que es revelada. Estoy viajando, por ejemplo, de Sofía a Tarnovo por tren y los objetos están volando rápidamente enfrente de mis ojos. Algunos de ellos llegan a ser el pasado, otros – el presente y los terceros – el futuro. ¿No existen estos objetos simultáneamente? Por lo tanto, el pasado, el futuro y el presente existen simultáneamente, presentando una realidad en el mundo. Quienes, han muerto, quienes están vivos ahora y quienes vendrán en el futuro, también presentan una realidad. Pero debo dejar esta pregunta, tienen 350,000 años para solucionarla y creo que ustedes lo conseguirán. Luego de este plazo vendré de nuevo a ver cómo la resolvieron. No debemos tratarla ahora, porque me parece que está más allá del tiempo ya que necesita muchos miles de años para ser resuelta. Los problemas contemporáneos son tales que la gente está privada de pan, madera, sal, azúcar, casas higiénicas, etc. Algunos piensan y especulan que para satisfacer a la sociedad y hacer a otros más razonables, los culpables deben ser colgados, las mujeres que crean disensiones u otros daños deben ser golpeadas y debemos librar las guerras contra nuestros enemigos para vengarnos de ellos. ¿No ha sido la mujer golpeada ya? ¿No ha habido masacres, ejecuciones, guerras, ya? – “Cambiemos a los jueces.” - ¿Serán mejores los nuevos jueces? Hay algo más que está equivocado. Si me embriago y las cosas me parecen extrañas, esto se debe a que mi vida personal es la de un alcohólico, no porque todas las cosas en el mundo sigan mis pasos. Somos como el búlgaro Iván, quien visitó una familia y le fueron ofrecidos algunos tragos. Bebió lo más que pudo, pero entonces fue convencido de beber a favor de la madre, a favor del hijo mayor, luego – de la hija mayor. De esta manera Iván bebió a la salud de todos y se embriagó tanto, que difícilmente pudo llevarle agua a su caballo. Cuando el caballo tomó agua y dejó de beber, Iván le insistió: “Bebe a mi salud” pero el caballo retrocedió y se apartó. Entonces Iván le dijo al caballo: “Tú entiendes la vida mejor que yo. Tu no bebes de más a la salud de nadie.” Nos comportamos como Iván: cuando hay una fiesta en algún lado, tomamos a beneficio de un partido político, a beneficio de una organización femenina, a beneficio de las mujeres, etc. Nos comprometemos y cedemos hasta que comenzamos a parecernos como el briago Iván y luego decimos que no entendemos nada. El hombre contemporáneo deberá entender sus obligaciones para con la sociedad, a fin de servirle como debe ser. Cuando se le pregunta a alguien: “¿Eres búlgaro?” responderá: “Sí, porque hablo el mismo idioma y tengo la misma religión que todos los búlgaros.” Un búlgaro no debe ser reconocido de esta manera. Pienso que debe ser honesto y justo, instruido y bueno. Si posee estas cuatro cualidades, es un búlgaro. Si no las posee, no es búlgaro. Alguien dice: “Es un sacerdote.” Yo pregunto si es honesto, justo, instruido y bueno, si posee estas cualidades, es un sacerdote. Otro puede ser un abogado, una madre, un padre, un maestro o cualquier otra cosa; pero debe corresponder a estas cuatro cualidades. Son una necesidad incondicional en la vida social. Quisiera que todos los búlgaros las tuvieran y si lo hacen, los felicitaré. Todos deberán estar vestidos brillantemente por dentro y por fuera, siendo puros en cuerpo y en espíritu, tal como la Naturaleza adorna las flores con variedad y pureza. Digo que nosotros debemos ser honestos y rectos, instruidos y bondadosos en el más amplio sentido de estas palabras – en el alma, la mente, el espíritu y la fuerza. Debemos además tener un fuerte deseo de ayudarnos unos a otros. Pueden tener siempre el Afecto Cósmico en ustedes. ¿Son infelices?, ¿su hijo ha muerto, o han perdido un tesoro? ¿Por qué son infelices? La razón es que el Afecto Cósmico no está actuando en ustedes. Alguien se puso furioso, otro está desanimado - ¿Por qué? – Porque han perdido el Afecto Cósmico. Cuando llega a nosotros el Afecto, seremos poderosos como para hacer cualquier cosa. Quienquiera que tenga al Afecto actuando en él, nunca estará desanimado, dirá que todos los problemas y desastres sólo son sombras en la Vida. No tengan miedo de estas sombras. Yo comparo los problemas en la vida con lo siguiente: imaginen un enorme árbol con miles de hojas, que viven pacífica y tranquilamente. Cuando llega la tormenta, comienzan a empujarse y a reñir: “¿Por qué eres tan rudo y me empujas?” Cuando la tormenta se ha ido, comienzan a vivir pacífica y tranquilamente de nuevo. En este caso la razón de su riña es externa. Si este árbol ha comprendido la gran ley del Afecto Cósmico como para evitar las riñas, gradualmente se transformará en un animal; si un animal ha comprendido el Amor Cósmico, será transformado en un ser humano y el ser humano – en un ángel. Y cuando el hombre esté vestido en esta más elevada forma, podrá controlar las fuerzas de la Naturaleza y dominar todos los sufrimientos. Ustedes tienen que aprender esta ley de sus niños pequeños. ¿Qué hace ellos cuando quieren algo de su madre? La abrazan, comienzan a acariciarla y besarla y a decir tiernamente: “¡Mamá!” ¿Qué significa este abrazo? El niño introduce su afecto por su brazo izquierdo, y su mente por su brazo derecho. Así, el niño deposita su fuerza en la madre y así ella está lista para hacer cualquier cosa por él. Esto es por lo que los niños son amados. Los adultos dicen: “¿Le besaré o no?, puedo adquirir una enfermedad.” Los niños no filosofan; si deben besar a alguien le besan y eso es todo. Si mi beso es capaz de sanar a alguien, voy a besarle. Si no es capaz, no le besaré. Cada beso deberá llevar cierta bondad en sí. Cuando visitan a alguien, no deben ir con las manos vacías, sino con un obsequio. Cuando visiten a una mujer pobre, no llenen su cartera con billetes, sino llenen su bolsa con pan y frutas. Las organizaciones de caridad deberían hacer lo mismo. Ahora algunas de ellas toman dinero de aquí y de allá, haciendo obras buenas con este. No, amigo, no puedes hacer nada a expensas de alguien más, no puedes vivir en la Nueva Cultura a cuenta de alguien más. Las instituciones de beneficencia dan dinero a los pobres, pero luego quieren cobrar por esta tarea. Nada les será remunerado. Cuando sirvo, sirvo con Afecto. Cuando visiten mi casa les recibiré bien, les alimentaré, lavaré sus manos y pies, les procuraré todos los medios que necesiten, les haré todos los favores lo mismo que a un amigo. Esto es lo que se requiere para la Nueva Cultura. Ahora, cuando venga alguien de viaje, va de visita a alguna parte por un día, pero luego debe tomar un cuarto en un hotel. Los turcos dicen: “Han eri, baba eri.” Los hoteleros son buenas personas, tienen una más elevada posición que la gente común. Al principio son muy diplomáticos, pero cuando parten, inmediatamente les detienen, diciéndoles: “Tienes que pagar.” ¿Saben en qué situación estamos ubicados nosotros, la gente de hoy? Utilizaré de nuevo un ejemplo para presentarles esto. Un derviche**** fue a unos baños, se lavó bien, pero al salir vio que no tenía dinero en su bolsillo para pagar. Entonces se dirigió al encargado, diciéndole “Gracias” y salió. — ¡Espera! ¿No vas a pagar? – preguntó el encargado de los baños. — No tengo dinero. — ¿Por qué entraste entonces? El derviche se preguntó qué hacer, así que dirigió su pensamiento a Dios y dijo: — ¡Mi Dios! Dame dinero o derriba estos baños. En ese momento un gran estruendo se escuchó. Los baños fueron destruidos y el encargado corrió a ver qué había pasado. El derviche se retiró tranquilamente. Cuando había caminado más allá, vio un imán, que estaba orando y le dijo: — Sé por qué haces oración, por – dinero. La sociedad contemporánea ha estado sufriendo siempre por el deseo de mucho dinero. Y recientemente Bulgaria ha emitido muchos billetes, pero, ¿dónde está el circulante activo? Debería haber dinero en efectivo. Sin embargo los productos de la Naturaleza están siempre en efectivo. Si hay trigo, frutas, patatas – hay cultura. Sin ellos no hay cultura. La cultura está determinada por el Afecto Cósmico, enviado a nosotros de lo alto. No piensen que el Sol y otros planetas no toman parte en nuestras vidas. El Sol está más que nada interesado en nosotros y cada año envía créditos por miles de millones para Bulgaria. Si ustedes van al Sol, verán que sus habitantes tienen energía con valor de muchos miles de millones para la cultura de Bulgaria, para el Afecto, para las creencias religiosas y para la elevación espiritual en el camino de la Verdad. Cuando ahora observamos el Sol por medio de un telescopio, decimos: “El Sol es fuego”. No estoy de acuerdo con esto, porque el fuego es una energía débil. Hay energía en el Sol, pero no es fuego. Es algo más poderoso, que no puede expresarse con palabras. El Sol no es un cuerpo caliente, sino un cuerpo con inmensa energía. No voy a discutir el aspecto oculto de esa energía, a explicar cómo se desarrolló y todo lo demás. Pues, ¿Me creerían si les dijera algo sobre el Sol, que está tan lejos de nosotros? No creerían en mi sinceridad, se preguntarían si no tengo motivos ulteriores, así que ¿cómo creerían éstas cosas acerca del Sol? Es obvio que el Sol está bien dispuesto hacia nosotros por la energía que está enviando a la Tierra, por las bondades que prepara para nosotros cada día, porque la vida sería imposible sin esta energía. La energía del Sol está viva, consciente. Si comenzamos a pensar acerca de ello de esta manera, seremos capaces de recibir esta energía y producirá un proceso consciente y apropiado de crecimiento en nosotros. Así, el Afecto Cósmico está diciendo: “Trabaja por tu corazón y planta buenos deseos en él, puesto que cada buen deseo dará buen fruto. Planta buenos pensamientos en tu mente, puesto que cada pensamiento bueno es un árbol frutal. Planta buenas acciones en tu voluntad, puesto que cada buena acción es un árbol frutal.” El Afecto Cósmico también está diciendo: “No dudes de ti mismo, puesto que cada duda es lepra.” El Afecto Cósmico está concluyendo: “Sea valiente y decidido en la Vida y en las batallas da la cara. No consideres la lucha como infelicidad, sino como un proceso de trabajo, permitiéndote comprender el significado interno de la Vida, encontrar esas leyes, a partir de las cuales el cuerpo está construido; esas leyes a las que el estómago, los pulmones, el cerebro, etc. se someten, para que puedas organizarlos apropiadamente.” Debemos tener condiciones apropiadas, de manera que el Afecto pueda revelarse en nosotros. Tenemos estas condiciones en la Vida, éstas nos son dadas. Si no las utilizamos, no podemos evitar las consecuencias negativas. Los sufrimientos demuestran que hemos perdido la energía de nuestras vidas. Sufriremos hasta que se restablezca el equilibrio perdido. Les daré un ejemplo, probando que nuestra creencia o incredulidad producen dos resultados opuestos. Había una vez un gran artista que vivió en Roma. Decidió pintar la imagen ideal de Cristo. Comenzó a caminar a través de la ciudad para encontrar a alguien que pudiera expresar esta idea. Encontró a un hombre joven de – veintidós – veintitrés años de edad y comenzó a pintarlo. La imagen resultó muy exitosa. Aproximadamente tres o cuatro años después decidió también pintar a Judas Iscariote. De nuevo salió por la ciudad para buscar una imagen adecuada. Por fin encontró a uno y le ofreció pintarlo como Judas. Estupefacto, el joven se volvió hacia él y dijo: “Señor, esto es muy extraño. Cuatro años antes me habló para posar para usted como Cristo, y ahora quiere que sea el modelo de Judas.” Este joven vivió tal vida de vicio durante los últimos años distorsionando tanto su imagen, que el artista no pudo reconocerle. Sí, uno puede ser simultáneamente Cristo y Judas con respecto a sí mismo y a su pueblo. Creamos nuestro carácter y tenemos que ser maestros de nosotros mismos, sin esperar la salvación del exterior. La salvación está dentro en nosotros. No es otra cosa, más que ir superando todas las cosas malas que se nos oponen y entorpecen nuestro desarrollo. Madres son quienes reclutan miembros para los distintos estratos y grupos sociales. Ya he mencionado que una madre es capaz de crear cualquier hombre que ella quiera mientras está embarazada, mientras el embrión está todavía en su útero. Depende de ella crear buenos o malos miembros de la sociedad. Si ella ha concebido, pero creado sin Afecto Cósmico, no será capaz de crear lo que quiere. Si durante su embarazo fue a bailes, conciertos y gastó su tiempo en frívolos entretenimientos, ella será la causa de que aparezcan humanos como Judas y luego se preguntará ella misma cuál es la razón de la perversión de su hijo. La madre fue la razón. Ella no estableció las condiciones para crear algo bueno. Si unos niños son talentosos y nobles, esto se debe a que su madre ha entendido la Ley Cósmica apropiadamente y le ha dado una oportunidad a su hijo de utilizarla. El carácter y la fuerza se pasan de padre a hijo, mientras que la mentalidad – de la madre. La honestidad – del padre, la rectitud – de la madre. Sólo el padre puede hacer honesto a su hijo o hija. Sólo la madre puede hacer justa a su hijo o hija. Algunas veces hay niños honestos e instruidos, pero no son justos ni buenos. En semejantes casos les digo que uno de los padres ha cometido errores. Si todas estas cuatro características están disponibles en un niño, es un signo de que ambos, la madre y el padre han actuado en complicidad con el Afecto Cósmico y han fincado esas cualidades en su niño. El Afecto Cósmico es un trabajador excelente y lo que se le da, es lo que hace, hilará la lana que le den, diciendo: “Me dan esto y yo lo hago”. Haré una comparación para aclarar mi pensamiento con la historia siguiente. Un joven, cuyo nombre era Stoyán, servía a un rico mercader. El sirviente trabajaba honestamente, pero todo lo que ahorraba (sesenta levas al mes) lo daba a los pobres. Su amo, viendo lo que su sirviente hacía, siempre le hacía comentarios de que tenía que ahorrar algo para cuando estuviera anciano, porque no habría nadie que cuidara de él. Stoyán guardaba silencio ante esos comentarios o decía: “Dios es misericordioso”. Un día su amo cayó en profundo sueño y vio un sueño muy vívido: estaba caminando por un bello lugar entre una magnífica naturaleza y vio una casa maravillosa. Le preguntó a alguna gente de por ahí, de quién era esa casa. - Es la casa de tu sirviente – le respondieron. - Pero él es pobre, ¿De dónde tomó tanto dinero para comprar una casa tan bonita? - El es pobre en realidad, pero todo lo que ahorra en la Tierra lo envía para acá, así, él ha hecho esta magnifica casa. Caminando más adelante, el amo llegó hasta un lugar árido y estéril y viendo una pobre y pequeña choza, preguntó: - ¿De quién es esta casa? - Es tuya, porque no hiciste nada por los necesitados – le contestaron. Esta historia es verdad en el sentido de qué y cuánto dé la madre a sus hijos en este mundo, eso recibirá; y de acuerdo con esto ella edificará en el mundo Racional una bella casa o una pobre choza. Si ella es generosa en darle su amor a su niño, ella tendrá un palacio. Por palacio quiero decir, carácter humano. Si introdujéramos esta ley en la vida contemporánea muchos sufrimientos desaparecerían. Terminaré mi conferencia con otro ejemplo para puntualizar lo que necesitamos. En el tiempo cuando Bulgaria estaba bajo el yugo turco, había un joven búlgaro que era aprendiz de un artesano alfarero. El había aprendido alfarería durante muchos años, pero se le ocurrió que podría trabajar por su cuenta. Así que le dijo al maestro que quería dejarlo. Su maestro estuvo de acuerdo y comenzó a trabajar por su cuenta. Hacía objetos de barro, los secaba al Sol, y finalmente los colocaba en el horno, mas cuando los sacaba, siempre se quebraban. Él trabajó de esta forma por algún tiempo, pero se desanimó, porque toda su alfarería se quebraba. Fue con su maestro de nuevo y se quejó ante él: “No sé cómo es mi trabajo, pues mi alfarería se quiebra cuando la saco del horno.” El maestro le dijo: “Te diré el secreto, pero tendrás que trabajar conmigo durante tres años más.” El joven estuvo de acuerdo pero mientras estuvo ahí observaba de cerca qué hacía su maestro, de este modo vio que sacaba las piezas fuera del horno y soplaba ‘¡hu!’ sobre cada una de ellas. Entonces el sirviente se dijo a sí mismo: “¡Así que he trabajado todo un período de tres años más, por un ‘hu’!” Todos ustedes se encuentran en el horno como estas piezas. Si un maestro les saca ningún daño les alcanzará, pero si lo hace un neófito, su pieza se quebrará. Ustedes son esta pieza. El horno representa las privaciones en el mundo. El maestro representa su espíritu. Stoyán o Iván representa su alma, que está aprendiendo a crear. Por consecuencia, si no enseñan a su alma a soplar, a apretar el puño, no saldrá nada. Apretar el puño significa que den oportunidad a su voluntad para actuar de acuerdo a las reglas de la ley. Cada uno de ustedes deben pararse frente al horno y decirle al maestro: “¡Por favor, sopla!” El soplo representa al Afecto. Si el Afecto Cósmico llega a ustedes, su espíritu transformará su cuerpo. Entonces serán dignos miembros de la Nueva Cultura, de la Nueva raza. Quisiera felicitarles a todos ustedes como miembros de esta Nueva cultura, deseando le sirvan con alegría – sean portadores y trabajadores del Afecto Cósmico. Sólo de esta manera una nación puede llevar a cabo bien su misión. Sólo de esta manera Bulgaria puede elevarse como nación y como estado. Estén seguros de que si aceptan al Afecto Cósmico, todo se solucionará a su favor. Nada malo ocurrirá en Bulgaria, los cambios ocurrirán sin choques ni cataclismos. Lo Nuevo vendrá y la energía se derramará de la pieza impura a otra que esté pura. Y nosotros, como representantes de la Nueva cultura viviremos sin odios, sin malicia. Que el Amor y el Afecto sean las dos estrellas polares que guíen nuestra vida en la Tierra. ___________________________________________________ * Hristo Botev (1848-1876) - poeta y revolucionario búlgaro nacional. ** Jorge (bg. Georgi) Stoikov Rakovski (1821-1876) - revolucionario nacional búlgaro. *** Paisii Hilendarski (1722-1773) - el primer búlgaro nacional ideólogo del Renacimiento **** Un monje, en la religión musulmán. Esta conferencia del Maestro PETAR DANOV “BIENSA DOUNO” Obsequio del hermano GUEORGUI de BULGARIA * * * Os ha sido ofrecida por Centre OMRAAM Institut Solve et Coagula Reus
  15. EL FRUTO DEL ESPÍRITU Conferencia dada por el Maestro Beinsá Dounó el 9 de agosto 1939, Los Siete lagos de la montaña Rila, a las 5 de la mañana La gente contemporánea se enfrenta a grandes pruebas. Hoy día, en ninguna parte encontraréis una persona tranquila. Quien ha vivido en la Tierra, al fin y al cabo ha terminado de manera fatal. Independientemente, toda la gente piensa que va a terminar bien. Estando en la Tierra, todos, píos y pecadores, sufren. Cuando el pecador sufre todos creen que esos sufrimientos están donde corresponden, pero se preguntan por qué el pío tiene que sufrir. Sufriendo, el pecador corrige sus errores, paga sus pecados. Sufriendo, el pío se eleva. Así pues, unos sufren para pagar sus deudas. Otros sufren para desarrollarse. Hay un tercer tipo de gente que no quiere sufrir ni por la primera razón pero tampoco por la segunda. Sin embargo, para ellos no está previsto ningún presupuesto. ¿No hace lo mismo el estado? El estado actual ha previsto un presupuesto para dos clases de gente: aquellos que se corrigen, que están listos para liquidar sus deudas, y para aquellos que quieren desarrollarse. Para la primera categoría, el estado construyó cárceles y hospitales; para la segunda construyó escuelas. Para los que no quieren estar ni en las cárceles ni en los hospitales, y tampoco quieren estudiar, el estado no otorga presupuesto alguno. Actualmente toda la gente se esfuerza por conseguir felicidad. Cada uno quiere darle sentido a su vida pero no sabe cómo hacerlo. Para concebir su vida, el hombre tiene que crear una filosofía que tome en cuenta todos los casos. Tiene que saber de dónde viene y para dónde va. No sabiendo de dónde viene ni para dónde va, el hombre se encuentra en el lugar de quien tiene un violín bueno y caro, pero no sabe tocarlo. Lo saca del estuche, empuña el arco, toma el violín entre sus manos, pero cuando empieza a tocar no sale nada. Para él, el violín es inútil. Sería mejor venderlo para mejorar su situación financiera. Por lo tanto, la vida tiene sentido cuando el hombre la entiende. Entendiendo la vida y las leyes que la dirigen, el hombre puede gozarla. La gente de hoy no puede gozar la vida por completo porque sólo entiende su aspecto material, o sólo su aspecto espiritual, o sólo su aspecto mental. Por sí mismo, el hombre es una criatura compleja compuesta de materia y fuerzas heterogéneas; además, por pensamientos y sentimientos heterogéneos. Por lo tanto, para entender la vida en su complejidad, ante todo, el hombre tiene que entenderse a sí mismo. Estudiando y conociéndose a sí mismo, entenderá la vida y la concebirá. En la Biblia está escrito que Dios creó al hombre con barro, inspiró en él su hálito y se hizo un alma viva. Estando en la Tierra, creado a imagen y semejanza de Dios, el hombre tiene que estudiar. Si ha venido a la Tierra con una misión más grande, ayudar a la humanidad, tiene que estudiar por sí mismo, adquirir conocimientos y al mismo tiempo ayudar a sus prójimos. ¿No hizo lo mismo Jesús? Por un lado estudió y por otro, ayudaba a la humanidad. Como estudiantes, tienen que estudiar gozando los conocimientos adquiridos. Dirán que se van a graduar gratuitamente. No, si el alumno no estudia en la primaria tampoco puede pasar la secundaria; si en la secundaria no estudia, tampoco puede pasar a la preparatoria; si en la preparatoria no estudia, tampoco puede pasar a la universidad. En la vida nada se da gratis. Viviendo, el hombre tiene que gozar las lecciones de la vida: las alegrías y los sufrimientos. Las alegrías y los sufrimientos representan los dos lados de la vida. Muchos no saben por qué se alegran y por qué sufren. Sin alegrías y sufrimientos la vida no puede manifestarse. Cuando no hay alegría, no hay sufrimiento; cuando no hay sufrimiento, no hay alegría. Estos son polos sin los cuales la vida no puede revelarse. ¿La muerte y la vida acaso no van juntos? La muerte es la parte oculta de la vida, y la vida – su cara. Cargar el caballo, esta es la parte correcta de la vida – su cara; descargar el caballo, es la parte opuesta de la vida. Por lo tanto, mientras vive el hombre se carga continuamente; al morir se descarga. Así, viviendo el hombre se carga pero al mismo tiempo se desarrolla; desarrolla su vista gracias a que adquiere impresiones verdaderas del mundo externo. Cuando sus impresiones son verdaderas, sus dificultades son menores. Desarrolla su oído para percibir correctamente los sonidos y para escuchar lo que le dicen. Al mismo tiempo desarrolla su intuición, su olfato y su sabor para percibir correctamente todo lo del exterior. Si el hombre guardara memoria de sus impresiones y sufrimientos, cometería mucho menos errores y crímenes. Quien no guarda memoria de los sufrimientos vividos, está en el lugar de un animal carnívoro. Por ejemplo, el lobo ataca las ovejas, se las come sin pensar en el sufrimiento que les causa. Piensa que Dios creó las ovejas para él. De otra 3 manera se condenaría a muerte. El lobo se adueñó del derecho de comer ovejas. Olvidó el alimento original que acostumbraba. A la oveja y al lobo le fue dado comer hierba y raíces. Más tarde el lobo se desvió del modo correcto de alimentarse. También el hombre se desvió de la manera correcta de comer. Dios había indicado al hombre que comiera frutos, sin embargo violó la ley. Desde el punto de vista de higiene la carne es un alimento impuro. En las jaulas de los animales hay mucha suciedad, microbios, excrementos, por esta razón el hombre se encuentra enfermo frecuentemente. Es imposible que el hombre coma carne y esté completamente sano. Los fisiólogos y los higienistas contemporáneos dicen que el hombre tiene que cambiar el alimento que utiliza actualmente. Para cambiar su alimentación el hombre debe estar convencido. Además, tiene que saber qué alimentos debe utilizar. Por ahora no hay comida más higiénica que el trigo. Sin embargo, del modo en que hoy día se muele el trigo y se prepara el pan, una gran parte de las sustancias nutritivas se pierden. Para poder gozar de todas las sustancias nutritivas del trigo, el hombre tiene que labrar su campo con Amor, sembrar y segar el trigo con Amor. Por otra parte, al ponerle la yunta al ganado para trabajar, debe comportarse con éste con Amor. Pocos creen en esto, pero un día todos se convencerán de la verdad de mis palabras. Estando en la Tierra, el hombre tiene que saber para qué ha venido. Llegó a la Tierra para estudiar, para adquirir la vida eterna, la vida de la inmortalidad. Para adquirir la inmortalidad, tiene que luchar por liberarse de la esclavitud, de las limitaciones de la muerte. Por ahora nadie en la Tierra es libre. Para ser libre el hombre simultáneamente tiene que ser amo y siervo de sí mismo. Si no lo consigue, no entenderá la libertad, ni las leyes de la vida. Para ser servidor en el mundo espiritual el hombre tiene que terminar por lo menos cuatro facultades. Para el trabajo más común y sencillo allá, son necesarias cuatro facultades. Conseguir un alto puesto allá requiere especialización. No es fácil para el hombre ocupar algún puesto en el mundo espiritual. Por lo tanto, queriendo comprender en parte la vida física, tienen que terminar por lo menos cuatro facultades. Entonces las piedras les hablarán como hoy hablan y cantan los discos en el gramófono. Lo que para una persona es imposible, para otra es posible. Llegará el día en que toda la gente hablará con las piedras. Para la gente de hace tiempo no era posible que un disco hablara y cantara; pero hoy esto es algo normal. Lo que se graba en el disco es lo que se puede reproducir. Los eruditos saben muchas cosas independientemente, y para ellos existe una parte invisible no comprendida. Esta parte invisible no es otra cosa que la vida espiritual. Para comprender esta vida, el hombre tiene que estudiar sus posibilidades internas y externas. En cada persona hay posibilidades y riquezas ocultas que él mismo tiene que descubrir. ¿Cómo aprenderá esto? Con la ayuda de un maestro instruido. El hijo nunca será sabio si no tiene una madre sabia y un padre sabio. La madre y el padre sabios, representan las condiciones para manifestar las posibilidades internas del hijo. La vaca da a luz un ternero y no otra cosa. Ella tiene posibilidades externas pero no tiene condiciones para manifestarlas. El mundo necesita madres y padres geniales para dar a luz hijos geniales. Además, el mundo necesita maestros geniales. El hombre tiene que nacer muchas veces para ser genial. Por eso Jesús dice: “Si no nacéis de nuevo no entraréis en el Reino Divino”. Para que sea ciudadano de la Tierra, el hombre tiene que nacer de una madre y de un padre. Para ser ciudadano del mundo espiritual, el hombre tiene que nacer del agua y del Espíritu. El Espíritu es el principio razonable y poderoso que introduce al hombre en el Reino Divino. Lo que el agua, el aire, la luz, la vida y el Espíritu pueden hacer para el hombre, nadie es capaz de hacerlo. El Espíritu da al hombre lo más grande. Está dicho que el fruto del Espíritu es el Amor. Mientras no entre en contacto con el Espíritu, mientras no coma de su fruto – el Amor, el hombre no puede conseguir los secretos del Reino Divino. Deseo a todos que coman del fruto del Espíritu – el Amor, lo único que libera al hombre de todas las contradicciones y limitaciones. ¡Aliméntense del Amor para que sean amos y servidores de ustedes mismos! Siendo amos y servidores de ustedes mismos, serán servidores deDios. ¡Dios quiere servidores que sirvan con Amor y amos que gobiernen con Amor! ¡Escuchen la lección del Espíritu Que habla por dentro y por fuera! * * * * * * Centre OMRAAM Institut Solve et Coagula Reus
  16. LA PAZ DESEADA Conferencia del Maestro Beinsá Dunó ante el Consejo el 28 de agosto 1938, en Sofía, a las 10 de la mañana Hoy, más que nunca, el mundo contemporáneo necesita paz. ¿Por qué? Porque la paz asegura los mayores logros de la cultura. La raza blanca está a punto de conseguir la paz. Hoy, más que en otro tiempo, hay gente sensata, que toma conciencia de que la primera condición para un desarrollo normal de la humanidad es la paz. Por eso, hoy toda la gente consciente y razonable, está trabajando para obtener la paz. En los tiempos y razas pasadas, los líderes de la humanidad pensaron que el mundo se podía mejorar sólo gracias a la guerra. Después, todos los líderes de la humanidad se convencieron de lo erróneo de esta concepción. La raza blanca, portadora de la paz, lucha por ésta, para que sea la madre de la sexta – raza de la hermandad entre los pueblos. La sexta raza llevará el Amor a toda la gente y a todos los pueblos. Entonces todos los pueblos convivirán unos por otros: los pueblos mayores van a ser los hermanos mayores en la familia, los pueblos menores – los hermanitos menores. Unos u otros vivirán en paz y de 2 mutuo acuerdo entre sí. Esta es la voluntad de Dios, el Creador del mundo. ¿Cuándo llegará esta era? En un futuro cercano. La humanidad contemporánea se encuentra en la entrada de la nueva era, porque el sistema solar ha entrado ya en la zona de la aurora Divina. Cuando se instale esta era, para la gente mala no habrá condiciones para vivir. Uno tras otro, morirán y la Tierra se liberará de ellos. Las condiciones nuevas que vienen no sustentarán el mal. Ellas mismas lo destruirán. La oscuridad levantará sus velos y se irá a otro lugar. El mal retirará sus capitales y se irá a otro lugar, donde fundará sus bancos y oficinas. Basta leer los Libros Sagrados para que se convenzan ustedes mismos, que la era futura no está lejos de ustedes. Hoy, de toda la gente se exige una sensata fe consciente. ¿Cómo reconocerán la llegada de la nueva era? Así como reconocéis la salida del Sol. ¿Es necesario probar al hombre que después de despuntar el alba sale el Sol? Cuando la aurora de la nueva vida empieza a despuntar, el Sol ya está saliendo. En la Biblia está escrito que cuando ésta época venga a la Tierra, el Sol empezará a oscurecerse y la Luna perderá su luz. Entonces, el Hijo del hombre entregará su enseñanza a la Tierra. Según las palabras: “El Sol oscurecerá”, entendemos el momento cuando la gente deje de pensar que un pueblo puede someter a otro gracias a su fuerza. Según las palabras: “La Luna perderá su luz”, entendemos el momento cuando las religiones y los sistemas religiosos dejen de pensar que pueden arreglar el mundo. Y así, cuando todos los pueblos, todas las religiones, todos los países dejen de pensar que tienen el poder de arreglar el mundo, entonces el Hijo del hombre aparecerá en la Tierra con Su sabiduría. Sin prueba alguna los el hombre mismo lo verá. ¿Cómo probar al hombre la salida del Sol? La salida del Sol no hay necesidad de probarla, basta que los el hombre mire por la ventana o que salga para que vea y se convencerá por sí mismo que en verdad el Sol está saliendo. El hombre tienen que dar paso al nuevo corazón, en sí mismos, el cual está tejido de una materia blanda y no es de piedra como el actual. El corazón blando está tejido con la materia de la caridad. Por lo tanto, aquél cuyo corazón es misericordioso, es candidato a la nueva raza. La blandura del corazón es uno de los rasgos de la gente de la sexta raza. En La Escritura está dicho: “Les arrancaré el corazón de piedra y les daré uno nuevo”. Los 3 duros corazones de piedra de la gente se usarán como pavimento para las calles y los corazones blandos vibrarán mostrándole al mundo lo grandioso y bello de la vida Divina. Justamente para ese día, en la Escritura está dicho que Dios derramará su Espíritu en los corazones blandos de la gente y Le reconocerán pequeños y grandes. La conciencia de la gente poco a poco se despierta como los brotes de las flores salen en primavera para florecer y ofrecer sus frutos. Lo importante en la vida de la gente consiste en el despertar de la conciencia y en su liberación de los apuros y dificultades en los que se encuentran. En la vida del hombre hay miles de cosas que pueden turbarle, pero hay también miles de cosas que pueden alegrarle. Quien entiende las grandes leyes Divinas, debe alegrarse al encontrarse con una persona buena, erudita y sabia; debe alegrarse al encontrarse con un poeta, un escritor, un músico, un pintor, un labrador, un cantero, etc. ¡Alégrense cuando se encuentren con una persona que trabaja para la elevación de la humanidad! Al no entender qué representa el hombre se comportan con desprecio hacia él, dicen: “Este hombre es un labrador, un cantero.” Aquel que ennoblece la tierra, es un labrador; aquel que refina las piedras, es un cantero; aquel que ennoblece las caras humanas, es un pintor; aquel que corrige los errores de la gente, es un escultor. En general, cada persona que crea algo valioso con lo que ennoblece, eleva y alegra a la gente, está en su lugar. Una fuerza potente está escondida en las palabras de todos los escritores, poetas, científicos, filósofos. ¡Qué poder hay en las palabras! Un joven mozo desesperado de la vida decidió suicidarse. Tomó un revolver en su bolsillo y fue a un bosque para cumplir su decisión. Sin que él lo sospechara una joven moza lo siguió. En el momento en que se iba a suicidar, la joven moza se acercó a su oído diciéndole silenciosamente una palabra. Al oír esta palabra el joven mozo inmediatamente arrojó lejos de sí el revolver , diciendo: “No voy a suicidarme. Voy a vivir para mí, para toda la humanidad. ¡La vida tiene sentido, el hombre merece vivir!” ¿Qué palabra dijo la moza al mozo? Ustedes lo saben, no hace falta que se las diga. Hay casos en que una sola palabra es suficiente para liberar al hombre de la dura situación en la que se encuentra. No hace falta hablarle mucho al hombre. Es suficiente decir una sola palabra, pero 4 que sea Divina. Y lo que se dice tiene que suceder. Dios dijo: “¡Que sea luz!” – y fue la luz. Durante cada uno de los seis días en que creó al mundo, Dios dijo sólo una palabra, pero estas palabras fueron omnipotentes por ser palabras de la lengua Divina. Lo que Dios dijo, todo sucedió. En el día séptimo Él no dijo nada porque descansó. Ya es tiempo de que toda la gente se unifique en mente, corazón y voluntad y que trabajen unidos para establecer la paz. Toda la gente, religiosa y mundana, tiene que estar compenetrada por esta idea. En la Escritura está dicho: “Quien soporta hasta el final, será salvado”. Es decir: “Quien triunfe en la lucha por la paz, será salvado”. Los religiosos contemporáneos hablan del Amor pero no lo ponen en práctica. Quien tenga Amor en sí mismo debe elevar y descender su temperatura hasta los grados centígrados que quiera y cuando quiera. ¿Quién puede contradecir a alguien con 10,000 grados centígrados de temperatura? Cualquier obstáculo que encuentre en su camino, inmediatamente él lo eliminará. De este modo él demostrará a la gente lo que es el Amor Divino. Por donde pase, su camino estará libre. Quien tenga Amor puede aumentar no sólo su calor, sino también su luz para que sea mil veces más fuerte que la del Sol. Esta luz puede cegar al más numeroso y poderoso ejército. Uno no puede imaginarse una luz cien veces más fuerte que la del Sol. Con esta luz todo se puede lograr. Cada uno de aquellos que tengan calor equivalente a 10,000 grados centígrados y una luz mil veces más fuerte que la del Sol, puede fundir las cajas fuertes de todos los bancos, calentar todos los corazones helados, eliminar todos los obstáculos en el camino, puestos en el camino por el egoísmo humano. Abundante calor y luz se vienen al mundo. Estas son fuerza Divinas que van a derretir y a educar los corazones y las mentes humanas. Cuando la luz y el calor del Amor se instalen en el mundo, van a fundir, a abrasar a toda la gente mala y criminal y quedarán vivos sólo los puros y buenos para que se entienda que con el Amor no se juega. No está permitido al hombre jugar con el Amor. Hoy la gente se horroriza con la idea de que puede ser expuesta a una temperatura de 10,000 grados centígrados, pero ¿cuál será su postura cuando Jesús venga a la Tierra? Entonces, la temperatura será mucho más alta que 10,000 grados. Jesús dice: “Mi paz os dejo.” Pues Jesús también está a favor 5 de la paz. Se manifiesta a favor de la paz basada en el Amor, en la hermandad entre todos los pueblos, las sociedades y la gente en la faz de la Tierra. El Amor entre hermanos y hermanas no es nada más que las ramas de la cultura venidera. Este Amor se encuentra en una posición más elevada que el Amor maternal. Por grande que el Amor maternal sea, en él hay todavía un poco de egoísmo. Por ejemplo, tomad el Amor de la tigresa hacia sus cachorros. Por Amor a éstos, en cada momento está preparada para matar a cualquier criatura viva que obstaculice su camino. En este sentido, el Amor maternal representa las raíces de la vida, pero el Amor entre hermanos y hermanas, representa las ramas. El Amor Divino representa los frutos del Árbol de la Vida. De las raíces del Amor maternal provienen los frutos del Amor Divino. De estos frutos, justamente, va a comer la gente futura, adquiriendo la inmortalidad. Estos frutos serán portadores de la nueva vida. Dondequiera que ustedes vayan por el mundo, encontrarán por todas partes gente de la nueva vida. Esta gente se distingue por la suave y agradable luz que sale a través de sus ojos. Nosotros llamamos a la nueva gente: “hermanos y hermanas de la humanidad”, portadores en sí mismos del principio Divino. Jesús es de la nueva gente. Él dice: “No vine a cumplir mi voluntad, sino la voluntad de Aquél que me envió. Yo vine para traer la paz al mundo.” Hasta la llegada de Jesús, el pueblo judío respetaba la ley de Moisés al pie de la letra. Hasta entonces los judíos mataban corderos, ovejas y bueyes sacrificándolos a Dios. Con la llegada de Jesús su vida cambió radicalmente. De un golpe Jesús arruinó la antigua vida. Ellos se dieron cuenta de que el verdadero sacrificio consistía en buenos pensamientos, buenos sentimientos y buenos actos. ¿En qué consiste la nueva religión? El primer artículo de la nueva religión dice: Yo creo que el Amor de mi madre y de mi padre es la raíz del Árbol de gran Vida – la vida del Amor. El segundo artículo dice: Yo creo que el Amor de mi hermana y de mi hermano es la rama del Árbol de la gran Vida – la vida del Amor. El tercer artículo dice: Yo creo que el Amor Divino es el fruto del Árbol de la gran Vida. Todo lo que sale de mi mente y de mi corazón, se convierte en frutos del Amor. Quien coma de estos frutos adquiere inmortalidad. Jesús dice: “Quien come mi 6 carne y bebe mi sangre, tiene la vida en sí mismo”. Entonces, quien come del Árbol de la Vida, es decir, del Amor maternal y paternal, como del Amor entre hermanas y hermanos, tiene la vida en sí mismo. Ahora, sabiendo en qué consiste el nuevo credo, sean breves y decídanse a poner en práctica este credo. Muchos están esperando algo nuevo. Lo nuevo consiste en la resignación de la gente. Lo nuevo reconcilia todas las contradicciones. ¿Cómo se va a dar la resignación entre la gente? Fácilmente. Quien tiene que tomar, que perdone la deuda a su hermano. Quien tiene que dar, que esté listo a pagar su deuda. Yendo a su acreedor para pagar, que le diga éste que en nombre de la fraternidad, le perdona sus deudas y le reconoce como hermano. Cuando dos personas se declaran hermanos, sus deudas por sí solas cancelan, acaban las contradicciones y desaparecen las equivocaciones. Yo querría que la gente sólo discutiera acerca de: quién da y ayuda más a su hermano. Cuando alguien perciba que su hermano está demasiado cansado y no puede alzar y poner la azada, que éste la tome de su mano terminando la labor en lugar de él. Viendo que su hermano se agota bajo el peso de su carga, que la quite de su espalda, que la ponga en la suya y que los dos sigan su camino charlando como hermanos. Al encontrar a su hermano en la calle y se entere de que éste tiene hambre, hace tres días que no ha comido, que le invite a su casa, le agasaje bien y le diga que cuando quiera puede visitarle de nuevo. Estas son relaciones fraternales. Hoy día la gente espera que Jesús venga por segunda vez a la Tierra, que arregle el mundo. No, de una manera externa el mundo no se puede arreglar. Jesús tiene que venir interiormente, en cada uno. Sólo de esta manera el mundo se arreglará. Si ponéis miles de virutas de hierro una junto a la otra, éstas no van a unirse para formar un todo. Pero si las ponen bajo cierta temperatura éstas se derretirán, se fundirán, creando una masa líquida. En este caso, el fuego representa la fuerza interna, que une las virutas de hierro convirtiéndolas en un todo. Por lo tanto, Jesús tiene que venir en los corazones y en las mentes de la gente como una fuerza interna uniéndolos en un todo. Esta fuerza interna es el Amor que lleva la vida para las almas humanas. Sólo gracias al Amor la gente puede trabajar unida. Quienes no comprenden el Amor están listos a juzgarlo. Ahora, hablando de Amor, yo sé que pueden realizar en la práctica. En general, yo sé que cosas puede realizar en la práctica el hombre contemporáneo y qué cosas no se realizarán. Por ejemplo, cuánto se habla del Sol al hombre, de las posibilidades de visitarlo, el hombre contemporáneo no puede hacerlo. ¿Por qué? Las condiciones en el Sol son absolutamente diferentes de las de la Tierra. De ninguna manera el hombre puede ir al Sol con su cuerpo actual. Si un hombre pesa 60 kilogramos, en el Sol, su cuerpo pesará miles de kilos. ¿Cómo se podría mover en el Sol con tan enorme masa sobre sí mismo? La vida en Sol es muy bella, pero todavía no es accesible para la gente de la Tierra. Mentalmente el hombre puede ir al Sol, mas no en realidad. ¿Saben cómo viven las criaturas en el Sol? ¿Saben cuál es su idioma? Para nosotros es suficiente que tenemos la posibilidad de utilizar los rayos del Sol. Si quieren curarse, expongan su espalda por la mañana a los tempranos rayos del Sol. Si quieren adquirir la paz interior, coloquen su espalda hacia la puesta de Sol y la cara hacia el este. En esta posición sentirán una profunda paz interior, entendiendo con esto que no tienen nada por qué inquietarse. Los habitantes del Sol viven en una gran abundancia y como consecuencia no se preocupan de nada. Su tarea es enviar bienes a todo el sistema solar. Ellos definen el presupuesto de todas las criaturas, de toda la gente, de todos los países y pueblos, de toda la humanidad, de todos los planetas. Hablando del Sol, yo no quiero que me crean a toda costa. Si creen o no, esto no me interesa. Me interesa una sola cosa: si es o no verdad lo que les digo. ¡Crean en lo que Dios creó! Creyendo que Dios creó el cielo y la Tierra, con todos los cuerpos de luz, con todas las criaturas vivientes, crean en su Creador. Creyendo en estas cosas el hombre tiene que estudiar el cielo y la Tierra; tiene que estudiar el Sol y la Luna y todas las estrellas del cielo, como lo hacen los astrónomos y los científicos. Para que comprenda la vida del Sol, primero, el hombre tiene que encontrar su sol. Cada quien tiene en sí mismo un sol pequeño localizado en el centro del cerebro. El tamaño de este sol es diferente en cada uno, depende del tamaño de los planetas en él. Precisamente gracias a este sol, el alma adquiere conocimientos. Entre el Sol externo y los planetas en el cielo, por un lado; y entre el sol interno y los planetas en el hombre, por otro lado, hay algo común; en la salida, en 8 la puesta, etc. Si el sol interno del hombre deja de salir, el externo carece de sentido para él. Pues entre el Sol externo e interno del hombre existe cierta dependencia. Si esta dependencia se interrumpe, el hombre no tendrá ninguna luz interior. Cuando el sol interno y externo brillan simultáneamente, el hombre tiene las condiciones para ver. Si el sol interno se apaga, el hombre pierde la vista. Se priva de las condiciones de ver, de percibir la sabiduría Divina. Pues, la sabiduría Divina, que muchos procuran conseguir, tiene como meta enseñar a la gente a apreciar el sol interno en sí mismo, gracias a ello su alma aprende y se desarrolla. Cuando alguien dice que en su alma hay oscuridad, esto demuestra, que el sol interno de esta persona dejó de brillar. Mientras su sol interno brilla, el hombre piensa y siente correctamente. Dejando de brillar este sol, junto con él, su mente y su corazón oscurecen. Por eso, para que no oscurezca este sol, el hombre tiene que vivir bien. La mala vida, expresada en malos pensamientos, sentimientos y acciones, provoca grandes pruebas que oscurecen el cielo donde brilla el sol interno del hombre. Mucha gente, tanto científicos como ignorantes, no entiende la enorme influencia que tienen los pensamientos y los sentimientos sobre la vida interna del hombre, y de allí – sobre su salud, y como consecuencia buscan su felicidad por una vía artificial. Ellos quieren ser ricos, casarse con una bella mujer y adquirir mucho conocimiento, sin sospechar que de esta manera ellos mismos preparan su desgracia. No está mal que el hombre adquiera conocimiento, fuerza, belleza, riqueza, pero tiene que saber cómo los va a dominar. Los turcos dicen: “Es una bendición cuando el hombre mira cosas bellas.” De verdad, es natural que el hombre se esfuerce por la belleza, que sea inspirado por ella, pero no de apropiarse de ella. En la Naturaleza la belleza y la fealdad tienen su propio lugar del mismo modo que lo tienen la luz y la oscuridad. La luz reina mientras el Sol brilla. Cuando el Sol se pone la oscuridad viene. Pero sin oscuridad las estrellas no van a brillar. Así mismo, en la vida humana la oscuridad es necesaria para que se manifiesten las virtudes – las estrellas. Ahora, hablando de lo Divino en el mundo, algunos se desaniman, pensando que no pueden alcanzarlo. Para que no se desanimaran Dios 9 les prometió que entraría en ellos mismos. El reino futuro se va a crear por dentro y no por fuera. A través del Amor de toda la humanidad se van a realizar todos los planes Divinos. Para lograr esto, se necesitan trabajadores. Hoy día, toda la gente tiene que trabajar en esta dirección, siendo portadores de las ideas Divinas, porque al entrar Dios en su sol, que se manifieste exteriormente. Cada quien tiene la misión especial de ser portador a su manera, del Amor Divino, de la Sabiduría y la Luz Divina, de la Verdad y la Libertad Divina. Sólo así el hombre realizará todos sus deseos. Todas las dificultades, todos los dolores y sufrimientos que el hombre vive actualmente, son las condiciones para el conocimiento de Dios, de lo grandioso en el mundo. ¡Dios estará con ustedes en todos sus caminos! Entonces dirán: “¡Nos alegra vivir en una era donde podemos probar y conocer el Amor Divino, donde podemos ser trabajadores en Su campo!” ¡Sean alegres y estén contentos para que logren los ideales de su alma! ¿Cuándo los van a lograr? Esto depende de ustedes. Aún hoy pueden lograrlos. Un día Divino es igual a mil años. Entonces, luego de mil años ustedes pueden hoy conseguir lo que desean. ¡Del hombre se exige un trabajo consciente! Lo Divino ya se encuentra delante del umbral de su casa. ¡Abran las puertas de sus corazones y mentes para que entren en ellos la luz y el calor Divinos! * * * ofrecido por Centre OMRAAM Institut Solve et Coagula Reus
  1. Load more activity