Sign in to follow this  
Followers 0
Ani

1925_04_21 LA BRIZNITA

1 post in this topic

LA BRIZNITA

 

Conferencia del Maestro PETAR DEUNOV

 

Conferencia del Maestro,

dada en Julio 13, 1925

en los Lagos del Musalá*

 

Cada tallo que brota de la tierra verá los rayos del Sol.

 

Pueden preguntar: ¿Por qué estamos sentados bajo la lluvia? – Este es un estudio de materias. Cuando el campo está sembrado, la lluvia es una bendición. Cuando el campo no está sembrado, la lluvia es una desgracia. Cuando el campo está sembrado y la lluvia cae en él, brotarán los granos. Cuando el campo no está sembrado y la lluvia cae, sólo cardos llegarán a crecer. Por tanto, cuando la bendición Divina llegue a sus vidas y no hayan plantado nada, las espinas y los cardos crecerán y las desgracias se sucederán una tras otra como la sombra sigue la rueda. No se engañen ustedes mismos. La vida no está en las manifestaciones externas. Lo exterior no trae lo Bueno. Es algo interno.

 

El hombre debe ser bueno de corazón. Si un hombre no puede amar la Vida que Dios ha depositado en él, si no puede apreciar su alma y si la Pureza como esencia le es desconocida, ¿cómo puede entonces enseñarle a otros? Si no pueden lograr la Pureza en ustedes ¿cómo la transmitirán a los demás? Es extraño que la gente quiera saber mucho, volverse sabios, volverse geniales y asombrar al mundo. Dios le dio mente a toda la gente. ¿Por qué hay algunos que son sabios mientras que otros no lo son? Porque unos han cultivado su mente mientras que los otros no la han cultivado. A quien Dios le dio sabiduría y no la ha puesto a trabajar, anda sobre el camino ancho y resbaloso. Decimos de tal hombre, que no es sabio.

 

Hemos venido a la Tierra a aprender. La Tierra es sagrada. ¡Esto necesita entenderse! La humanidad la ha profanado con su vida viciosa. Cuando la gente no entiende lo que la Tierra es, dicen: "La Tierra es impura, pecadora." Esto significa que atribuyen el pecado a la Tierra. Aún así, esta Tierra pecadora, sobre la cual se cometen todos los crímenes, todos los pecados, constantemente saca de sus entrañas algo valioso: trigo, manzanas, peras, patatas y otras. Todas las bendiciones que recibe de arriba, ella nos las da a nosotros. Más aún, muchos dicen: "esta Tierra pecadora" y escupen sobre ella. ¿Por qué? ¿De quién es la culpa? ¿Es culpa de la Tierra? No, el hombre no debe escupir. ¿Qué significa escupir? – Representa todo lo malo que el hombre ha acumulado en su mente y en su corazón. Es un fluido venenoso que se arroja al exterior. La escupida humana es venenosa, especialmente cuando uno está en un estado de irritación, de ira.

 

¿Por qué escalaron el Musalá? ¿Por qué fueron recibidos por truenos, lluvia, nieve? Este es el lenguaje del Cielo. Dios está diciendo: "Di a estas gentes que si cumplen Mi Voluntad, Yo derramaré todas Mis Bendiciones sobre ellos. Si caminaron contigo y subieron en lo alto, deben ser puros. Con sus enfermizos deseos, con sus enfermizos pensamientos, con su egoísmo, con sus pequeñeces, no pueden servirme." Hoy día, son mejor que la demás gente, pero comparados con los Ángeles que hacen la Voluntad de Dios, son débiles, no pueden servirle. Ustedes pueden ser demonios, o ángeles alados. Estas son las posibilidades para ustedes. Los ángeles son excelentes sirvientes. Ellos llevan la bendición Divina a través del mundo entero. ¡Es hermoso realizar los pequeños dones que Dios ha depositado en nuestras almas! Es hermoso hacer lo que Dios quiere de nosotros. Dirán: "¿Cómo te habla Dios." No importa cómo me hable Dios, pero han de saber que ya sea en un sentido directo, o figurado, estas son las palabras que Dios les está diciendo.

 

Veo que entre ustedes empieza a nacer un noble celo. El celo es algo hermoso cuando es por algo bueno. Cuando este celo viene de un campo sembrado es una bendición. Pero cuando viene de un campo sin sembrar, trae graves sufrimientos. Muchos de ustedes han dejado sus virtudes sin manifestar, es decir, muchas de sus semillas no han brotado en su campo. Les hablo ahora sólo de las virtudes. En mi opinión sus defectos se deben a sus insuficientemente desarrolladas virtudes. En la vida todos estamos conectados de cierta manera, los pecados de uno son los pecados de todos; y las virtudes de uno son las virtudes de todos.

 

¿Qué es el pecado? – Los pecados ocurren como consecuencia de la contención de los bienes Divinos. El hombre siempre sirve como conductor de la Bondad Divina. Por consiguiente si un predicador no cumple su obligación, si no viene a tiempo, cuando Dios le llama, todos sufrirán, porque están conectados con su vida. Si no quiere hacer la Voluntad de Dios, se encontrará a alguien más que la cumpla. En Dios siempre hay otras posibilidades. ¡En el caso dado, tú que eres llamado a ser el portador de la bendición de Dios, abre tu corazón y tu alma para que la Bondad Divina pase a través de ti y llegue a toda la gente! Dios quiere que Su Bondad pase a todas las almas. ¡No pienses que eres un pequeño ser insuficientemente desarrollado, que no vales nada, que no puedes hacer grandes cosas! Esto es incomprensión de las cosas. Es verdad que no puedes hacer grandes cosas pero puedes hacer cosas pequeñas. Cumple con hacerlas, esto es suficiente. Debes decir: "¡Ahora abriré mi corazón, mi mente, para que llegue la bendición de Dios!" Esta es la Voluntad de Dios: que Su Bondad venga a nosotros del modo que vienen los rayos del Sol. ¿Piensan que si alguien clava los postigos de sus ventanas serán capaces de recibir los rayos del Sol? Si los postigos están clavados desde el exterior, yo los abriré. Si están clavados desde el interior, esto está mal.

 

Algunos dicen que la gente no es buena. ¿Qué clase de filosofía hay en esto? Yo interpreto esto así: por miles de años la gente ha encerrado sus almas. En ellas han acumulado excesiva energía y si no pueden utilizarla sabiamente, se causan daño tanto como a los demás. ¿Qué tenemos que hacer? – Aprovecharemos esta energía y haremos buen uso de ella así como usamos los pinitos que ahora quemamos. Estos dirán: "Esta gente subió el Musalá. Les hemos ayudado, sacrificamos mucho, dimos la vida por ellos. Veamos qué harán ahora." Los pinitos serán testigos de su vida. Ahora son seres durmientes, pero un día cuando ustedes vean a Dios, los encontrarán y ellos hablarán. Recuerden – ellos son seres vivos. Ustedes piensan que los crímenes pueden ser escondidos. No, en la Naturaleza no hay nada escondido. Incluso las piedras dirán qué bien y mal han hecho. Ustedes piensan que la Naturaleza está muerta. Está viva. Todo lo que ven alrededor son seres durmientes. Cuando comiencen a hablar, dirán: "Hubo un tiempo en que nosotros, también, fuimos testarudos como ustedes pero ahora estamos aprendiendo la primera lección del silencio y la humildad." Desde hace millones de años el martillo Divino ha jugado con estas piedras pero aún no aprenden su lección.

 

Ustedes dirán: "Nosotros no somos seres durmientes, estamos vivos." Ustedes, los que están vivos, ¿para qué fueron guiados al Musalá? – Para conocer a Dios. Él les habla desde más arriba, pero no entienden Su idioma. El idioma de Dios no es difícil pero ustedes no lo entienden. Él les está diciendo: "¡Tienen que amarse los unos a los otros!" – "¿Cómo debemos amarnos los unos a los otros, Señor?" Les preguntaré a ustedes: ¿Cómo deben amarse los unos a los otros? – "Perdonándose todos sus errores y ofensas." Esta es la mitad correcta. ¿Son capaces de perdonar a quien no se arrepiente?

 

Ahora quiero interpretar sus palabras. ¿Qué le pasaría a un asno muerto si el Sol brilla sobre este todo el día? – Se descompondría y comenzaría a oler. ¿Qué le pasaría a un hombre muerto si lo conservamos durante mucho tiempo? Incluso si oramos por él, comenzará a oler. Tenemos que enterrar al muerto o llevarlo a cualquier lugar lejano para que se descomponga toda la materia y que se disperse en el espacio. Después de algún tiempo Dios reunirá esta materia y hará de ella un nuevo hombre. Algunas veces una persona viva, huele. Esto indica que en cierto sentido está muerto. ¿Qué debemos hacer con él? ¿Qué debemos hacer con nuestro amor por este hombre? – Si el asno está vivo le daremos algo de forraje y agua. Si está enfermo, lo curaremos. Tan pronto como sane rebuznará y el rebuzno del asno es una señal de que está sano y de que es capaz de trabajar. Pueden preguntarle: "¿Qué pasa? ¿Por qué rebuznas?" – "Ya puedes poner una carga sobre mi lomo." ¿Qué debes hacer con un hombre? Debes darle, también, lo que necesita.

 

Hoy subimos al Musalá. Está bien, pero esto es sólo una hazaña externa. Algunos se regresaron. Esto indica que no en todos hay completa disposición. Si no sabemos cómo subir alto, aquellos que regresaron nos obstaculizarán. ¿Cómo puede un hombre obstaculizarnos? – Si quien sube el Musalá tiene muchas virtudes pero al mismo tiempo tiene un gran defecto, este paralizará su actividad hacia el bien así como su aspiración hacia Dios. Por lo tanto, este defecto tiene que ser transformado en una virtud de manera que no te obstaculices, ni a los demás.

 

He dicho que un hombre puede tener algún defecto. Es verdad, pero ¿cuándo? – En tanto él se encuentre en la ley del desarrollo. Cuando llegue al estado de servidor de Dios tiene que ser perfecto, sin ningún defecto. Cuando hablo del servicio a Dios implico el sagrado momento del alma cuando avanzamos hacia Dios con toda nuestra Pureza y Perfección, con Pureza y Santidad en nuestros pensamientos, deseos y actos. Sólo en la Perfección de nuestro espíritu y en la Pureza de nuestra alma entendemos lo que Dios exige de nosotros en un momento dado.

 

Les pregunto: ¿Cómo van a traer la nueva Enseñanza al mundo? – Sus almas deben estar abiertas. Si ustedes entran en el mundo con sus defectos, si tienen los mismos deseos que la gente del mundo, ¿qué bendición les van a llevar? Si predico la Palabra de Dios y espero ser pagado de modo que me vista con bellas ropas de acuerdo a la última moda ¿piensan que Dios estará complacido conmigo? ¿Piensan que de esta manera predico el Reino de Dios correctamente? Díganme: ¿Qué ama de casa, trabajando en su casa o yendo al campo se pone su vestido de novia? El ama de casa prudente va a trabajar con sus ropas viejas. Esto es lo correcto. Ella guarda sus ropas nuevas para ocasiones especiales. ¿Cuáles ocasiones? – Cuando va con Dios. Hemos de ir con Dios con nuestras ropas más bellas, más limpias, sin mancha alguna.

 

Recuerden: cuando el campo está sembrado, la lluvia es una bendición. ¿Por qué está lloviendo hoy? – Porque el hombre tiene muchos defectos, es muy egoísta. ¿Es malo el hombre? – No, es bueno pero sólo para él mismo. Entonces, seamos buenos. ¿Con quién? – Si hemos de ser buenos consigo mismos, sean tales. Es importante ser buenos con respecto a Dios y para Él. El bien se manifiesta de tres maneras: el hombre puede ser bueno consigo mismo, puede ser bueno con su prójimo, pero lo ideal es ser bueno con respecto a Dios. El hombre ha aprendido el arte de ser bueno consigo mismo, también – a ser bueno con su prójimo, pero ahora tiene que estudiar el arte de ser bueno con respecto a Dios. Es lo más importante que se requiere de ustedes. Vean a la madre que cría a su hijo, para él, ¿no es buena? – Es buena. ¿No es buena con sus prójimos la abejita que viaja kilómetros de distancia alrededor colectando polen y preparando miel para éstas? – Es buena. Pero la abeja aún no ha aprendido, no ha entendido la gran ley de ser buena con Dios. Si tomas un poco de miel, inmediatamente te pica – ella no da nada por Dios. Ha arreglado todo perfectamente para sí misma, también ha arreglado y limpiado su casita, es trabajadora, pero no conoce la ley de que tiene ser buena con respecto a Dios. Nosotros, también, somos como las abejas. Somos muy buenos con nosotros mismos, con nuestros prójimos pero cuando viene Dios a pedirnos la más pequeña cosa, Le mostramos nuestro aguijón.

 

Así que, a partir de ahora ustedes estudiarán la ley de ser buenos con respecto a Dios. Esta es la cosa más grande. Cuando aprendan y apliquen esta ley, su vida tendrá significado, la Naturaleza Viviente comenzará a hablarles y de todo esto sacarán una moraleja. Si estas piedras empiezan a hablar, ¿qué sucedería? – Se les erizaría el cabello de horror y este bello sitio no les cabría. ¿Saben qué terribles cosas verían y escucharían? ¡Todo sería un infierno para ustedes! Si estas montañas les narran su historia, Sofía entera no cabría. Aquí pueden ver dos gigantes, la gente del pasado, matándose unos a otros. ¿Qué aprenderían de ello? – Sólo se asustarían, nada más. Se necesitan miles de años antes de que estos héroes del pasado progresaran. Todo a su alrededor están los huesos de los héroes muertos, de dioses, han vivido del pasado. Ahora por miles y millones de años el Sol tendrá que brillar, muchas lluvias tendrán que caer de manera que los pecados de la gente se laven y aprendan la ley de servir a Dios. Ellos se han servido a sí mismos, también han servido a sus prójimos pero no han trabajado para Dios.

 

Dicen: "¿Venimos de Dios, no es verdad?" Existe la venida de abajo, también existe la venida de arriba. – "¿Entonces qué debemos hacer? ¿No lo está diciendo la ciencia?" – Sí, hay una ciencia humana, pero de la que estoy hablando no es humana. Existe la ciencia de los santos, de los ángeles, pero también hay la ciencia de Dios. Dices, "Yo sé mucho." Me alegra que sepas, pero tu conocimiento es humano. ¿Has estudiado la ciencia de los santos? ¿Has aprendido la ciencia de los ángeles? La ciencia de los ángeles es para un lejano futuro. ¿Has aprendido la ciencia de Dios? Yo no comienzo con la ciencia angélica, no comienzo con la ciencia de los santos sino que comienzo desde arriba – con la ciencia de Dios. Este es uno de los más sensatos métodos con que distingue mi ciencia. Comienzo con la ciencia más difícil. La gente comienza con los números más pequeños. El maestro pregunta:

 

— Ivancito, dime ¿cuánto es uno más uno?

 

— Uno más uno es igual a dos.

 

— ¿Dos más dos?

 

— Cuatro.

 

— ¿Tres más tres?

 

— Seis.

 

— ¿Tres por tres?

 

— Nueve.

 

Este es el camino fácil – el camino de la ciencia fácil. Hemos andado por miles de años en el camino fácil y por esta razón nada hemos logrado. El que anda por el camino fácil difícilmente consigue resultados.

 

Para que el hombre comience con pequeñas magnitudes debe tener la mente de Dios. Sólo Dios puede trabajar con pequeñas magnitudes. Nosotros, los humanos, tenemos que trabajar con grandes magnitudes. Aclararé mi idea con el ejemplo siguiente: tomen a un niño que está llorando. Si le dan una manzanita, ¿parará de llorar? – No parará. Pero si le dan 10 kilos de manzanas, por más furioso que esté, para de llorar. Esta es la ciencia de la Vida Divina, la ciencia de la abundancia Divina. En esta ciencia los números hablan por sí mismos. Es suficiente llamar al número uno, vendrá y les dará una excelente lección. Cuando llame al número dos, vendrá y les dará otra lección. Así es como todos los números hablan. De ellos, entenderán el sentido de la ciencia Divina que mantiene al Cosmos entero en armonía. En esto consiste la grandeza de Dios: que Él se ocupa de nosotros – las pequeñas magnitudes, los infantes – y actúa sobre nosotros con su abundancia. Incluso antes de nuestra partida de Sofía, Dios dijo a Sus sirvientes, por nosotros: "Preparen el camino para estos niños pequeñitos, limpien todo alrededor y en lo alto, del Musalá, recíbanlos como invitados bienvenidos." Por esto aquí tenemos a la lluvia, a la nieve, al granizo. En la ciencia de Dios, la cual trabaja con las pequeñas magnitudes, no hay comida ni bebida. En la ciencia humana sucede lo opuesto: por todas partes hay comida y bebida. La gente es buena cuando come y bebe.

 

Dicen que tenemos que perdonarnos. Es bueno para el hombre perdonar. Esta es la primera cosa. Es grande para el hombre perdonar. Dios se distingue justamente por esta cualidad, que Él es tolerante y comprensivo. Para ustedes es importante también amar como Dios ama y no como la gente ama. Si amas de la forma como aman los humanos, te corromperás. Si entran al mundo Divino con su amor humano, no lograrán nada. Por consecuencia, tan pronto como entres al mundo Divino amarás como Dios ama – estarás perdonando y trabajando sólo para Dios. Si el pensamiento de Dios está siempre en su mente, serán benditos. Cualquier cosa que hagan, siempre piensen en Dios. Si el pensamiento de que eres pecador cruza tu mente, di: "Sé que soy pecador, pero también sé algo más – que hay Uno en el mundo que me ama. Porque Dios me ama cumpliré Su Voluntad, Le serviré como es debido!" Si me preguntan por qué amo a Dios y por qué Le sirvo, responderé: "Porque Él, también, me ama." Al Amor con Amor se responde. Y el Amor se manifiesta a través del servicio y del trabajo. Si no Le amas no Le servirás. El Amor trabaja. Por lo tanto, el que está trabajando vive en el Amor. Al que no trabaja, es al que amamos. Dios trabaja desde arriba y nosotros – desde abajo.

 

Pues, el más alto pico que ven desde aquí, es el Musalá. Trabajen conscientemente de manera que entiendan el Bien que está siendo depositado en ustedes. Si estudian la gran ciencia Divina, avanzarán en su desarrollo, aprenderán muchas cosas que les son necesarias y terminarán así como fue definido para cada uno desde el principio de su creación. ¿Cómo van a terminar si comienzan con la ciencia de los ángeles y de los santos? (el Maestro tomó una ramita de hierba) – Van a crecer arriba como esta ramita de hierba. Cada flor tiene un doble significado. Si tomo una flor y me adorno, esto muestra que vivo de acuerdo a la ciencia de los ángeles y de los santos. Si estudias esta ciencia llegarás a la ley del crecimiento, del desinterés y del auto-sacrificio.

 

La briznita que tomé está contenta ahora porque se ha vuelto un objeto de instrucción para ustedes. Un día esta briznita de hierba los encontrará en presencia de Dios y dirá: "Testificaré por esta gente." ¿De qué será testigo? – De que han sido instruidos acerca de Dios y de la gran ciencia Divina. Esta briznita de hierba habla por sí sola. Por eso, ustedes abrirán sus corazones y los purificarán, se arrepentirán y corregirán cualquier pecado que hayan cometido. Abrirán el libro de su vida y revisarán detalladamente sus buenas y malas acciones. Tantos pecados como encuentren los corregirán. Si a pesar de sus esfuerzos, a pesar de su atención no tienen conciencia de algunos de sus pecados y no pueden corregirlos, nosotros los corregiremos. Algunas veces hasta el Maestro corrige los errores. No es importante quién los está corrigiendo. Si un estudiante corrige sus errores, hace muy bien. Si el Maestro los corrige, también está bien. Si un estudiante no ve lo suficientemente y no puede corregir su error, el Maestro lo corregirá. Siempre habrá alguien que corrija los errores. – "Pero yo tengo muchos defectos." – Está bien. Asume que estos defectos han sido permitidos por Dios. Por ejemplo, se ofenden fácilmente. ¿Por qué se ofenden?

 

¿Cuando regresen a Sofía qué llevarán consigo? – El deseo de corregir sus errores. Amaremos a nuestros hermanos así como Dios nos ama. Trabajaremos en el campo Divino y cavaremos una zanjita a través de la cual fluiremos la Bendición Divina para Sofía. Todo lo que piensen ya se ha proyectado. Todo lo que digan se hará realidad. Así es en la ciencia Divina. El flujo irá a Sofía pero el campo debe estar sembrado. ¿Quién abrirá los postigos de nuestras ventanas? – Esta mañana yo las abrí. No sólo abrí los postigos de sus ventanas sino que también abrí los techos de sus casas. Más aún, derrumbé sus gruesos muros. Cuando miren alrededor verán que ya no tienen postigos, ni muros, ni techos. ¡Esto es Luz! ¡Esto es Libertad! Quiero que protejan su Libertad, que no pongan su cabeza sobre un yugo y digan: "Señor, ¿Hasta cuándo voy a tener esta vida, esta carga, estos defectos, estas desgracias? ¿Para qué me dio a luz mi madre?"

 

Ahora, recordarán al Musalá. Sabrán que aquí y en toda la Península Balcánica hay almas, encerradas por siglos, esperando su liberación. Ellas les causan daos. ¿Quién no quiere libertad? Dos personas se pelean, riñen. ¿Por qué? – Luchan por la libertad. Cuando se dan mutuamente una paliza, dicen: "¿Ahora sabes quién soy?" Algunas veces los espíritus que causan las discusiones vienen, les piden ayuda. No sabiendo cómo ayudarles ustedes comienzan a discutir y pelear entre sí. Esto indica que ustedes necesitan más Luz. Cuando vayan a algún lugar, comiencen abriendo los postigos de las ventanas, los techos y los muros de las casas.

 

Hoy, les voy a dar a todos como recuerdo una briznita de hierba, una pequeña ramita. Les servirá como símbolo. Tan pequeña como es cuando la miren, díganse: "Tengo que estudiar la ley del crecimiento, la ley de los ángeles." Cada briznita de hierba lleva oculta en sí misma la fórmula: "La gran ciencia de la Vida es servir a Dios."

 

Aquí, les doy a todos una briznita de hierba. ¿Deberíamos dar de ella a los otros? – Denles, pero prometerán servir a Dios. Sin embargo, ustedes tienen que aprender la ley "servir a Dios" como una importante ley y meditar en ella. Si no tienen esta idea consigo, por sí misma la hierba no tiene significado. Incluso si les diera una canasta llena de hierba.

 

Y así, en la gran ciencia Divina el servicio a Dios les es requerido a todos. Si dicen que servirán a Dios, tienen que sembrar algo. Cuando tomen una hoja tiene que representar una imagen de la idea "Palabra Divina." Esta hierbita que sea una imagen, un símbolo de la idea "servir a Dios." Si ustedes traen esta hierba sin el contenido de estas palabras, será como un libro sagrado sin los contenidos de la Palabra. Cuando en esta están inscritas las Palabras Sagradas, será valiosa. Cuando en un futuro se sienten sobre el césped, tengan en mente la idea "servir a Dios". Ella les hablará de la ley del servicio. Entendiendo esta ley, tan pronto como se sienten en el césped, les dirá "bienvenidos". Esto significa que las ventanas y las azoteas de quien tenga esta hierbita, estarán abiertas. Quien se ocupe de estudiar la gran ciencia Divina debe tener el techo y las ventanas de su casa abiertas, el Sol le iluminará desde todos lados y la Tierra será su fundamento. Y así, a quien den algo de esta hierba, díganle estas palabras que les he dicho a ustedes.

 

Ahora, que terminemos nuestro trabajo. A la luz de esta gran ciencia – la ciencia Divina, con la palabra "terminar" se entiende el inicio de otro, de un nuevo trabajo. Y cuando les digo: "vamos terminando este trabajo", quiero decir iniciar otro. Cuando terminamos un trabajo dado no descansaremos sino que iremos a cultivar el viñedo. Después de cultivarlo otro trabajo está aguardando. Un día iremos al viñedo a probar las uvas. Cuando terminemos el trabajo mundano, iniciaremos el gran trabajo de Dios. Dirán: "nos libramos del mundo." No hay necesidad de liberarnos. Tan pronto como trabajamos para Dios somos ciudadanos libres. Pero, si no creemos en esta ciencia, el mundo tendrá influencia sobre nosotros. Por lo tanto, si mantenemos el pensamiento de liberarnos del mundo, nos consideraremos débiles.

 

La idea fundamental de esta idea es: "servir a Dios." Comenzaremos con la ciencia más difícil – la ciencia Divina, la cual nos ensenará todas las cosas por las cuales nuestra alma está anhelando y hacia lo cual nuestro espíritu se esfuerza por alcanzar. ¿Por qué hay obstáculos tan grandes en el mundo? ¿Dónde se hacen los puentes más fuertes? – Sobre los grandes ríos. ¿Por qué? – Porque sobre los puentes grandes se pasan cargas pesadas. Mientras más fuerte es el puente cargas más pesadas se transportan sobre este. Mientras más fuerte, sano e instruido sea un hombre, Dios le pondrá a un trabajo más duro y de más responsabilidad. Dices: "¡No me volveré un puente!" Si puedes llegar a ser un puente de Dios a la gente, y que los ángeles pasen sobre tu espalda, ¿es malo? Cada ángel que pase te dará una bendición. Llegaremos a ser puentes no para lo humano sino para lo Divino. Si llegamos a ser puentes para lo humano nos deformaríamos. Siendo puentes para lo Divino, renaceríamos. La palabra puente, implica un enlace, un anillo entre lo Divino y lo humano.

 

Tengan en mente que sirven a Dios. Repítanse este pensamiento. Su conciencia debe estar presente en cada acción, por pequeña que sea, y saber que están sirviendo a Dios. No digan que no es fácil servir a Dios, que para esto se necesita grandes conocimientos. El que va a servir a Dios, puede carecer de conocimientos. Muy natural: cuando vas a un manantial, ¿llevas agua contigo? Cuando vas a un huerto con frutos, ¿llevas comida contigo? Pero si vas al desierto debes llevar agua contigo. La ciencia es alimento para la gente. Cuando digo que vamos con Dios, implico que no necesitamos ciencia. Por ciencia, quiero decir, ciencia Viva. Quiero significar que no necesitamos conocimientos humanos sino los conocimientos Divinos – conocimientos de la Naturaleza Viviente. Dices: "No quiero pan." Entiendo que no quieras pan ordinario preparado por la gente. Esto significa: que a partir de ahora querré pan de Dios, me alimentaré de Él. – "No quiero ciencia." – Entiendo que no quieras la ciencia mundana, ciencia humana, sino la Divina a la Luz de la cual te desarrollarás. Pensando así, llegarán a comprender lo grande y lo Divino en el mundo.

 

Ahora, no les estoy diciendo que deben ser buenos, sino que cada quien debe ser como Dios lo ha creado. En el mundo humano cuando no quieres a alguien, no le das nada, le dejas hambriento, le echas. Así es como la ciencia mundana resuelve un problema. En el mundo Divino sucede lo opuesto: cuando no amas a alguien, le das más comida y le cuidas más, y cuando amas a alguien le das menos. Si en el Cielo nada se te da de comer, esto es un privilegio, dado a pocos. Si en la Tierra no te dan de comer, te quejas y le dices a todas partes "me han dejado hambriento, no me han dado comida, me han apartado". Si en el Cielo no te dan de comer, estarás alegre. Esto pasa rara vez, uno cada mil años. Este es un privilegio especial. ¿Cómo entenderán esta profunda ciencia Divina? – Al que no se le ha dado comida tiene todo en sí mismo, puede dar a los demás. Dice: "Sea dado a todos y lo que sobre al final es mío. Sean todos alimentados. Estoy feliz de que reciban la bendición Divina." Traducido a nuestro idioma, significa que tenemos que renunciar. ¿En qué tenemos que renunciar? – En las Escrituras está dicho: "Orad unos por otros." Oramos por quienes amaos, que Dios les envíe Su bendición. Oramos también por los que no amamos, y que Dios dé que esto o aquello les acontezca; siempre les enviamos una bendición. Por tanto, oramos por los que amamos, y por los que no amamos. Pero hay algunos que están en la mitad; los olvidamos. Deseo recordarles a los olvidados – oren por ellos. Tan pronto como sé, ustedes oran mucho. Su oración debe ser de todo corazón. ¡Debe haber absoluta sinceridad en su oración! ¡Así es como tienen que orar! Dicen: "Se necesita esfuerzo, luchar hasta lograr esta cosa." – Lucharán hasta el punto en que sus virtudes tomen la delantera. Digan: "Puedo servir a Dios todo el tiempo y bajo toda condición." Llegarás a ser verdadero sirviente cuando superes todos los obstáculos en tu vida.

 

Nosotros, también, nos elevamos por encima de un gran obstáculo – hemos subido al Musalá lloviendo, nevando y granizando. Quien sabe de nuestra idea, se asombrará porqué partimos con semejante tiempo, en esta hora temprana, en oscuridad al Musalá. Dicen que somos temerarios. Pensamos de diferente manera sobre esta cuestión. Con buen tiempo cualquiera puede subir al Musalá. Subir con mal tiempo es importante. Si les preguntan que si era tan necesario subir al Musalá con semejante tiempo, digan: "Es una lección objetiva." Quiero que conserven en su mente esta excursión como una de las raras, memorables para ustedes. Si esta excursión permanece muerta en ustedes como recuerdo, como los monumentos en un cementerio, no han logrado nada. El algún monumento leen: "Aquí yace un joven héroe que participó en 25 batallas." No quiero semejantes monumentos e inscripciones. Los monumentos de nuestros héroes están vivos y no son de piedra . Cuando vamos con uno de nuestros héroes, decimos: "¡Sal y muestra tu heroísmo!" Quiero que ustedes también lleguen a ser monumentos vivos. Primero, quiero que se levanten; levantarse significa brotar, es decir, un proceso de crecimiento; después – volver a la vida y al final – resucitar. Cuando les guíe una vez más al Musalá, dirán: "Hemos aprendido cómo levantarnos y volver a la vida." Si les preguntan de qué clase son, contéstenles: "De aquellos que se han levantado."

 

Como ven estamos rodeados por niebla. ¿Qué significa la niebla? – Cuando Moisés subió al Monte Sinaí, una nube cargada lo cubrió, se oían los truenos, pero ninguno veía lo que estaba sucediendo ahí. Era mejor así. Ahora, también, Dios esta diciendo: "El mundo exterior aún no está preparado para ver Mi rostro, ni lo que está sucediendo aquí." Por esta razón tenemos niebla cubriendo nuestro alrededor.

 

Durante largo tiempo el arado debe trabajar sobre ustedes para que perciban la Luz Divina. Tal gran sacudida está llegando al mundo para que ninguno de sus techos quede sobre sus casas. ¿De qué techos se está hablando? – Estos son los grilletes, las cadenas de la gente. Cuando todos los techos se quiten, cuando los postigos de las ventanas hayan sido abiertos, entonces Dios vendrá y ustedes serán libres. ¿Hay algo malo en esto? ¡Las cadenas de sus manos y pies caerán! ¿Hay algo malo en que el caballo paste libremente en el bosque libre de cadenas y bridas? ¿Dónde buscar al caballo? – En el bosque. Cuando lo vea, le daré palmaditas en su lomo y le diré: "Soy feliz de que estés libre de las cadenas y bridas." Tan luego como paste me mirará, levantará su cabeza y continuará pastando de nuevo. Esto es un lenguaje. Estoy charlando con el caballo. Mediante el levantamiento de su cabeza el caballo quiere decirme: "¿Has estudiado la ciencia de los santos y de los ángeles? ¿Estás apacentado hierba como nosotros?" El buey dice lo mismo. Pregunto: ¿Por medio del estudio de la ciencia de los santos y de los ángeles saben ustedes por qué el caballo y el buey pastan hierba? Dicen que alguien mastica y rumia como buey. En mi opinión el hombre tiene que aprender a masticar y no tragar su comida. La masticación es símbolo de la Vida. Cuando vean un caballo en el bosque caminen hacia él, deténganse con respeto, palmeen su lomo, alcen su mirada hacia Dios y luego sigan su viaje. – "¿Qué será de nosotros?" – ¡Extraña interrogante, qué será de nosotros! – Lo Divino en ustedes se despertará y Dios comenzará a hablarles. Su alma se abrirá a lo Grande en el mundo y se regocijarán. Sólo así, llegarán a conocer a Dios. Sus oídos se abrirán para Su Palabra y sus mentes Le percibirán. Sólo así llegarán a ser hermanos y hermanas entre sí.

 

No estoy hablando de la fraternidad de hermanos y hermanas actual que en cuatro generaciones será borrada sin dejar traza. Hablo de una fraternidad de hermanos y hermanas que nada pueda borrar. ¡Esto es fraternidad! También la amistad que nada puede borrar es verdadera amistad.

 

¡Que la bendición Divina sea sobre ustedes! ¡Que el Amor Divino esté con todos nosotros! ¡Que anden con este Amor durante el año entero!

 

Ahora besan mi mano. ¿Por qué la besan? – Este es un acuerdo de que servirán a Dios. ¿Por qué se estrechan con la mano derecha? – Esto significa: cuando dos gentes racionales están juntas en algún lugar, pueden llevar a cabo cualquier cosa. – "Queremos tener esta conferencia." – Esto ya se hizo. Tan pronto como quieren algo se realiza. – "¿A quién debe dársele esta conferencia?" – A todos, los que se ocupen de la ciencia Divina. Dicho y hecho.

 

La hierba, es decir, la ramita que les he dado no se pierde. Siempre les hablará. Tan pronto como la busquen desde el fondo de su corazón, la encontrarán. Sean activos, alegres, felices. Se espera que sirvan a Dios. Seamos humildes como los niños.

 

No fue posible darles esta conferencia en el Musalá. Sus pies estaban fríos. Tan pronto como descendimos se dio esta conferencia. Lo bueno de ustedes es que tuvieron el valor de escalar con mal tiempo. Ya que fueron capaces de escalar el Musalá con semejante mal tiempo, esto indica que respecto de lo espiritual serán capaces de superar todas las dificultades e impedimentos. Su hazaña me alegra. Desde el punto de vista de la ley Divina el que da, siempre obtiene algo. Lo que decidan todo se realizará; es importante que su mente y su corazón estén abiertos. Decidimos subir hasta el pico y lo hicimos. Tan malo como estaba el tiempo, fuimos capaces de subir. Mientras más alto llegábamos, los truenos retrocedieron, disminuyendo gradualmente. Estaban diciendo: "¡Quienquiera que suba hasta arriba debe estar limpio como la nieve!" Ya en el pico hasta el Sol está brillando. Debemos subir hasta arriba una vez más para ver el Sol. Comúnmente la gente compite por la primacía, quién ocupe el primer lugar. Quien cumple la Voluntad de Dios es el primero. Quien no cumple la Voluntad de Dios es el último. Desde este punto de vista todos pueden ser los primeros.

 

Cuando estábamos subiendo al pico algunos estaban temerosos de que pudieran enfermarse y regresaron atrás. Otros querían bajar a Chamkoria* temiendo permanecer más tiempo entre nosotros. Me preguntaron: "¿Regresamos o permanecemos aquí?" Debido a que honro la libertad, dije: "Ya que temen resfriarse es mejor que se vayan." Les pude haber dicho: "quédense aquí todos, mañana habrá conferencia." Debido a que no se los dije, se fueron. Actué de acuerdo a la ley de Libertad.

 

En Dios, las decisiones opuestas no existen. Lo que Él promete sucede. Dios es el único Ser en cuyas palabras no existen las decisiones opuestas. Nunca es infiel a Sus promesas. Él no sabe "que no es posible". Si Dios no manifiesta Su misericordia es porque espera el momento cuando todos sean capaces de entenderle. Si Dios tolera a la gente, es debido a que espera, que despierten y entiendan porqué el mundo ha sido creado. Por ejemplo, ustedes no saben por qué la hierba fue creada. No es pecado que no lo sepan. Hoy, he abierto para ustedes una página del libro Divino, pero ¿cuántas más quedan? Hasta ahora, no sabían por qué los bueyes y los caballos pastan hierba. ¿Qué filósofo se los diría? Dirán: "¡Qué bueno sería que pudiéramos estar siempre con Usted!" En ningún momento dejé de estar en ustedes.

 

Como pueden ver el tiempo comienza a mejorar. El tiempo sonríe y ustedes se alegran. Cuando están alegres, el tiempo también, se alegra. Cuando lloran, el tiempo está sombrío y llorando.

 

Muchos se quejan de que nadie les ama. Hay un Ser que los ama – es Dios. Cuando dicen que nadie les ama quiere decir que no han encontrado al Uno que los ama. Tan pronto como Su Luz viene y colma su alma se vuelven alegres y gozosos.

 

Ahora, es importante para ustedes que aprendan completamente todo lo que han escuchado. Aquí están las cosas más importantes, son las siguientes: día luminoso, día alegre, día Divino. Cuando el día está alegre siempre es el día Divino. Cuando tienen un día Divino, todos los días llegan a ser como este.

 

Algunos se quejan de tener los pies mojados. ¿Qué quiere decir tener los pies mojados? – Lo Divino no puede obtenerse a menos que se mojen los pies de la gente. Los pies mojados representan las condiciones no favorables de la Vida. Tienes deseo de lograr algo pero un número de obstáculos llegan – estos son los pies mojados. Decides construir una casa pero no tienes dinero; esto es un obstáculo. Cuando comencemos a vivir en armonía con Dios tendremos mejores hogares que los actuales. Construiremos hogares de acuerdo a nuestras necesidades. Tendremos tanta Luz, como necesitemos.

 

Frecuentemente se desaniman y dicen: "Estamos viejos". ¿Qué significa la vejez? – Cuando un hombre pierde su fe envejece. Cuando pierde el significado de su vida, su anhelo de Dios, un hombre envejece.

 

Cuando el niño está alegre porque su madre lo saca afuera, es bueno. Ustedes están alegres hoy y deben estar alegres. ¿Por qué? – La alegría es semejante salida.

 

Y así, aquellos de ustedes que subieron el Musalá, hicieron bien. También, los que no subieron, hicieron bien. Al final de los finales todos bajaremos. – "¡Qué hermoso sería quedarnos aquí!" – Aquí, quiere decir con Dios y con Dios siempre estamos.

 

* * *

 

Centre OMRAAM
Institut Solve et Coagula
Reus
www.omraam.es

 

Equipo de traducción al español:

Zornitza Gáneva - Bulgaria

José de Jesús Saavedra Aceves - México

Todos los participantes en los equipos de traducción trabajan voluntaria y gratuitamente.

Agradeceremos cualquier tipo de ayuda, especialmente en la edición, publicación y distribución de las traducciones.

Share this post


Link to post
Share on other sites

Create an account or sign in to comment

You need to be a member in order to leave a comment

Create an account

Sign up for a new account in our community. It's easy!


Register a new account

Sign in

Already have an account? Sign in here.


Sign In Now
Sign in to follow this  
Followers 0